Enrique Benjamín Solís Arzola

Nacional Vie 5 septiembre 2014 12:31

La periodista Karla Janeth Silva fue atacada a golpes y amenazada por un grupo de sujetos quienes ayer jueves irrumpió en la redacción del periódico “El Heraldo” para agredirla.

La joven periodista fue hospitalizada con lesiones graves y con un edema cerebral.

ras el ataque, “El Heraldo” destacó que la periodista había recibido reclamos del alcalde del municipio de Silao, Enrique Benjamín Solís Arzola, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por su trabajo periodístico.
“Karla Silva ha sido crítica con la pésima administración que encabeza Benjamín Solís Arzola, al denunciar la carencia de servicios municipales, la inseguridad, falta de transparencia y el derroche de recursos en ese municipio, lo que ya le había valido reclamos directos y el bloqueo a su trabajo por parte de funcionarios municipales. La periodista reiteradamente había comentado, en ocasiones anteriores, su temor por ser víctima de represalias”, escribió “El Heraldo” en su página web.

– See more at: http://pulsoslp.com.mx/2014/09/05/irrumpen-en-redaccion-de-el-heraldo-en-silao-y-golpean-a-reportera/#sthash.LL6r8Htg.dpuf

Nacional Vie 5 septiembre 2014 12:31

La periodista Karla Janeth Silva fue atacada a golpes y amenazada por un grupo de sujetos quienes ayer jueves irrumpió en la redacción del periódico “El Heraldo” para agredirla.

La joven periodista fue hospitalizada con lesiones graves y con un edema cerebral.

ras el ataque, “El Heraldo” destacó que la periodista había recibido reclamos del alcalde del municipio de Silao, Enrique Benjamín Solís Arzola, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por su trabajo periodístico.
“Karla Silva ha sido crítica con la pésima administración que encabeza Benjamín Solís Arzola, al denunciar la carencia de servicios municipales, la inseguridad, falta de transparencia y el derroche de recursos en ese municipio, lo que ya le había valido reclamos directos y el bloqueo a su trabajo por parte de funcionarios municipales. La periodista reiteradamente había comentado, en ocasiones anteriores, su temor por ser víctima de represalias”, escribió “El Heraldo” en su página web.

– See more at: http://pulsoslp.com.mx/2014/09/05/irrumpen-en-redaccion-de-el-heraldo-en-silao-y-golpean-a-reportera/#sthash.LL6r8Htg.dpuf

La guerra cristera

Roberto Cruz, el indio que mató al padre Pro

El fusilamiento del padre Pro. Foto: Archivo Compañía de Jesús
El fusilamiento del padre Pro. 
Foto: Archivo Compañía de Jesús
En octubre de 1961, en el periódico Excélsior se publicó en entregas la extensa entrevista que Julio Scherer García, fundador de Proceso, le hizo a Roberto Cruz, quien como inspector general de policía en tiempos de Plutarco Elías Calles se encargó de dirigir el fusilamiento de Miguel Agustín Pro. En esa conversación, transformada luego en el libro El indio que mató al padre Pro, el general Cruz dio su versión sobre el fusilamiento y ya vislumbraba la posible canonización del jesuita. “Si Pro es elevado a los altares… no será santo de mi devoción”, dijo.

Desearía que el protestantismo se mexicanizara conquistando a los indios; éstos necesitan una religión que les obligue a leer y no les obligue a gastar sus ahorros en cirios para los santos.

Benito Juárez



El Sinarquismo fue un movimiento político de nacionalismo revolucionario que se desarrolló durante la primera mitad del siglo XX en México. Es el homólogo mexicano del fascismo en Italia, del falangismo en España o los movimientos de Corneliu Zelea Codreanu como la Guardia de Hierro en Rumanía y el Rexismo belga.

La Unión Nacional Sinarquista (UNS) fue fundada en mayo de 1937 por un grupo de jóvenes activistas liderados por José Antonio Urquiza, quien fue asesinado en abril de 1938, y Juan Ignacio Padilla. En 1946 el movimiento crea el Partido Fuerza Popular. El Régimen censura y reprime al PFP y lo declara ilegal. El Sinarquismo entonces cambia de estrategia y se enfoca en construir Uniones de Colonos, agrupaciones sindicales, organizaciones campesinas, indígenas y de jovenes.

El sinarquismo revivió como movimiento político en los 70’s a través del Partido Democráta Mexicano, cuyo candidato fue Ignacio Conzález Gollaz, obtuvo el 1.8% de los votos en la elección presidencial de 1982. En 1988 Gumersindo Magaña Negrete obtuvo una proporción similar, pero entonces el partido se dividió y en 1992 perdió su registro como partido político. Fue disuelto en 1996.

En 1996, el Partido Demócrata Mexicano, brazo electoral del Sinarquismo, perdió su registro provisional, se dividió y con ello una crisis que llevó a la aparición de dos vertientes: la electoral, que funda al PAS (Partido Alianza Social) que postula a Cuauhtemoc Cárdenas en el año 2000 a la Presidencia de la República. Al perder registro, aun en 2007 quisieron unirse a funcionarios irritados de varios partidos para formar uno nuevo. Pero no lograron el registro.

La otra tendencia, de perfil social – comunitario, reconstruyen al Movimiento Nacional Sinarquista y le dan un enfoque de organización de masas:

  • Gestión de recursos a proyectos productivos de grupos campesinos, indígenas y de barrios populares, organizando con visión autogestionaria a cooperativas, empresas comunitarias y programas de Desarrollo Sustentable.
  • Realizan un amplio trabajo de base con sentido de ecología, sustentabilidad y promoción cultural.
  • Cuentan con poco mas de 30,000 afiliados.

Aunque al final, la mayoría asumió una actitud de franco rechazo a los partidos políticos contemporáneos y su participación política es a través de organismos vecinales, campesinos, ecologistas, culturales.


La guerra cristera contra la revolución mexicana

Por Pedro Fernández Barbadillo

Desde la independencia, en 1821, México vivió sumido en dos guerras casi permanentes: la exterior contra Estados Unidos, que le amputó la mitad de su territorio, y la interior, entre conservadores y liberales, católicos y masones. El que fue el virreinato más próspero y extenso de las Indias españolas se hundió en la miseria y el caos.

En 1873 los liberales que gobernaban el estado de Oaxaca, donde nació Juárez, expulsaron a los jesuitas, las monjas y los sacerdotes extranjeros. El sucesor de Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada, más anticatólico, llegó a expulsar a 410 hermanas de la Caridad que cuidaban de 15.000 desdichados. Ante el anuncio de nuevas medidas anticatólicas, los fieles se prepararon para la rebelión. En 1874 cientos de partidas de campesinos armados atacaron al Gobierno federal; se les llama “los religioneros”. La campaña se extendió desde 1873 hasta 1876.

A finales de 1876 accede a la presidencia el general Porfirio Díaz. Durante su reinado, la Iglesia recuperó gran parte de la libertad que había tenido, pero sólo porque Díaz la necesitaba para mantener la paz y porque guardó las Leyes de Reforma en un cajón. El régimen concedió permisos para erigir nuevas diócesis y parroquias y abrir seminarios y colegios.

Entre 1920 y 1928 gobernaron México los generales Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, del clan de Sonora. Ambos detestaban a la Iglesia. En 1925 Calles se decidió a crear una iglesia nacional: cerró docenas de colegios católicos y varias parroquias, expulsó a sacerdotes extranjeros y captó a misioneros protestantes. En el campo político, él y Obregón procedieron a la unificación de los grupos revolucionarios que culminó en los años 30 con la fundación del Partido Nacional Revolucionario, que posteriormente cambiaría ese nombre por el de Partido Revolucionario Institucional.

El 14 de junio se aprueba la llamada Ley Calles, que desarrollaba el artículo 130 de la Constitución (sólo en 1992 se modificó para permitir la libertad religiosa) y limitaba el número de sacerdotes autorizados para dar culto. En respuesta, el 31 de julio de 1926 el episcopado mexicano ordenó la suspensión del culto.

Desde la aprobación de la Constitución, los católicos estaban organizándose para defender su fe y sus derechos como ciudadanos. La Liga Nacional de Defensa Religiosa, fundada en marzo de 1925, comenzó un boicot económico.

El 3 de agosto se produjo una batalla en el santuario de la Virgen de Guadalupe tras difundirse el rumor de que el Gobierno iba a cerrarlo. A lo largo de ese mes se producen las primeras escaramuzas entre fieles y uniformados del Gobierno, que prosiguen en septiembre. El Gobierno responde con tal represión, que a finales de 1927 había en torno a 20.000 cristeros en armas.

Los cristeros eran en su gran mayoría campesinos, gente en absoluto rica, que sólo habían recibido del Gobierno de la capital y de los militares y funcionarios revolucionarios insultos, humillaciones, impuestos, requisas y persecuciones de orden religioso. Mientras el Ejército lo formaban mercenarios, conscriptos, delincuentes y hasta asesores de Estados Unidos, armados con ametralladoras, trenes, aviones y cañones, los rebeldes eran todos voluntarios, familias enteras, cuyas principales armas eran machetes, viejos fusiles y sus caballos. Su grito de guerra era “¡Viva Cristo Rey!”, por lo que se les conoció como cristeros.

El ejército cristero estaba mandado por líderes populares como los generales Jesús Degollado Guízar y Enrique Gorostieta y el coronel Lauro Rocha. Los brotes armados se dieron de manera espontánea, principalmente, en el centro y occidente del país (Jalisco, Zacatecas, Guanajuato y Michoacán), así como en Morelos, el Distrito Federal y Oaxaca

La Cristiada tuvo un carácter religioso innegable. El general federal Eulogio Ortiz hizo fusilar a uno de sus soldados sólo por llevar un escapulario al cuello. Al “¡Viva Cristo Rey!” de los cristeros durante las batallas y escaramuzas los soldados respondían: “¡Viva Satán!”. Cuando los militares entraban en una población abandonada la víspera por los cristeros, incurrían en represalias tales como el saqueo, la profanación de templos y objetos de culto, la ejecución de sacerdotes, el confinamiento en campos de trabajo o el bombardeo del lugar.

Los Arreglos

Después de casi tres años de campañas, la guerra resultaba ruinosa y vergonzosa para el Gobierno revolucionario: pese a contar con 70.000 soldados, no podía vencer a los que consideraba unos rebeldes analfabetos en alpargatas (“Una reacción de indios embrutecidos por el clero y sumidos en el fanatismo “, según la versión oficial), la producción agrícola se había hundido y la economía estaba estancada. De modo que en 1929 el nuevo presidente, Emilio Portes Gil, ofreció la paz. Los obispos se sentaron muy a gusto en la mesa de negociaciones, en la que también participó, como mediador, el embajador estadounidense, Dwight Whitney Morrow, que insistía al Gobierno y a la prensa para que no hablasen de cristeros sino de bandidos.

En los Arreglos, el Gobierno revolucionario mexicano sólo se comprometía a no aplicar la legislación anticatólica, pero no a derogarla, y a permitir la apertura de iglesias. Sin embargo, los sectores del clero y de los laicos de las ciudades opuestos a los cristeros aceptaron el ofrecimiento, que nunca se habría producido de no ser por la rebelión. Los obispos forzaron a los cristeros, a los que no se había invitado a las negociaciones, a rendirse y desarmarse.

Una nueva cristiada

En cuanto dejaron las armas, los cristeros empezaron a ser asesinados. En los años siguientes murieron unos 1.500, más que en toda la guerra. En 1932 Pío XI condenó, en la encíclica Acerba Animi, la ruptura de los Arreglos. Se produjo una nueva rebelión en 1932, que sumó 7.500 cristeros en 15 estados en 1935. Hubo entonces prelados que los desautorizaron y les culparon de los actos anticlericales cometidos por el Gobierno del general Lázaro Cárdenas.

Las partidas sobrevivieron en el norte de Puebla hasta 1938 y en Durango hasta 1941. El último cristero, Federico Vázquez, se rindió en Durango en 1941 y fue asesinado por diez sicarios enviados por el gobernador local, militante del partido que en 1946 pasaría a llamarse PRI.


La edición del 21 de septiembre de 2002 del diario londinense Guardian informa que en el aniversario de la fundación de la Legión Española de camisas azules, el orador estrella fue Blas Piñar, fundador de las Guerrillas de Cristo Rey, una pandilla de matones derechistas ultracatólicos que aterrorizaron Madrid en los 1970. “Su carismática fusión de la hagiografía de Franco, sus ataques a ‘los rojos’, citas de las Escrituras y referencias a los santos, fueron recibida con arrobamiento. Entre el público se encontraba un frágil veterano, bigote gris, de la Divisón Azul, el cuerpo de 40.000 voluntarios de Franco que pelearon por Hitler en Rusia”.
La traducción al español del libro cismático de Marcel Lefebvre Yo acuso al concilio se publicó en las oficinas de la Fuerza Nueva, el partido fascista franquista de Blas Piñar. En el acto, Lefebvre estuvo acompañado de Blas Piñar, presidente de Fuerza Nueva.

La traducción al español del libro cismático de Marcel Lefebvre Yo acuso al concilio se publicó en las oficinas de la Fuerza Nueva, el partido fascista franquista de Blas Piñar. En el acto, Lefebvre estuvo acompañado de Blas Piñar, presidente de Fuerza Nueva.

En oposición al Concilio Vaticano II, Blas Piñar favorece la preservación de la misa tridentina, la cual le autorizó a Lefebvre celebrar para Fuerza Nueva. Le da credibilidad a las “apariciones” marianas de los 1800, a partir de lo cual surgió el integrismo. De particular importancia son las apariciones de La Salette, en las que supuestamente la Virgen le explicó a dos niños que la Iglesia está en peligro debido a su jerarquía. Supuestamente, la Virgen hizo un llamado a los Apóstoles de los últimos días para que formacen un ejército para combatir por Cristo.
Se llegó a conocer a Blas Piñar como el caudillo del Tajo, luego de que el místico Clemente Domínguez, tuvo la visión que le decía que Cristo iba a enviar a “el gran caudillo del Tajo, el segundo Franco”, para salvar a España cuando desapareciera Franco.

Piñar fundó Fuerza Nueva en 1966, con el propósito de “mantener vivos los ideales del 18 de julio de 1936”. Durante el régimen de Franco, Piñar fue el director del Instituo de Cultura Hispánica, pero fue destituído por publicar un ataque virulento contra los EU. Era protegido del almirante Carrero Blanco, segundo en mando después de Franco.

En 1970, la ultraderecha española presentó candidatos a nombre de Unión Nacional, y ganó un escaño, el de Blas Piñar. En las tres elecciones subsecuentes, en 1977, 1979 y 1982, nuevamente la ultraderecha sólo consiguió un representante, Piñar.

El fundador del movimiento belga pro nazi Rexism, León Degrelle, estuvo en contacto con el movimiento de Piñar en España. Degrelle viajó a México en 1930, y se vinculó al movimiento cristero y a Bernardo Bergöend. Degrelle vivió en España al terminar la Segunda Guerra Mundial, y su hija se casó con Servando Balaguer, quien por un tiempo fue el jefe de la Fuerza Nueva de Piñar.

En 1976, Ernesto Mila presentó la tésis organizativa ante el Primer Congreso de Fuerza Nueva, a solicitud de Blas Piñar. Habló de la Guardia de Hierro rumana, de Cornelius Codreanu, como el modelo organizativo para el partido de Piñar.

En el público se encontraba Horia Sima, un miembro de la Guardia de Hierro, quien estuvo al frente de la Legión Rumana que combatió por Hitler contra la Unión Soviética. Según un autor, Blas Piñar encontró en la “Legión Rumana y en su catolicismo militante una confirmación de su ‘ultramontanismo’ “.

—William F. Wertz.

La guerra cristera: el sinarquismo entonces y ahora

por William F. Wertz

El propósito de este artículo es explicarle al joven líder potencial de México y otras partes, cómo el sinarquismo se ha usado para tratar de impedir el desarrollo de México, en particular, en tanto Estado nacional soberano independiente, dentro de una comunidad mundial de Estados nacionales soberanos, mutuamente comprometidos al fomento del bienestar general de sus respectivos pueblos, mediante el desarrollo económico. Ello se hace necesario ante la renovada amenaza que presenta para México, los Estados Unidos, y otras naciones, el que los sinarquistas de la actualidad —centrados en torno al vicepresidente Dick Cheney de los EU, y del Partido Acción Nacional (PAN) en México— impongan el fascismo internacional.

Como señala el libro El PAN, en 1926 Manuel Gómez Morín, fundador del derechista PAN, era el abogado de la embajada soviética en México. Ya en 1922 Gómez Morín había propuesto ante el Primer Congreso Internacional de Estudiantes, celebrado en México, D.F., “la abolición del actual concepto del poder público que, suponiendo al Estado una entidad soberana. . . se traduce en un derecho subjetivo de los menos sobre los más. . . Obtener, en oposición al principio patriótico de nacionalismo, la integración de las nacionalidades, en una comunidad universal”.

Gómez Morín admiraba a Vicente Lombardo Toledano, quien de acuerdo con el libro El PAN, era el principal agente de la Internacional Comunista en Iberoamérica. Así, el programa que Gómez Morín propuso en 1922, fue el que aprobó la Internacional Comunista en Bakú, URSS, en 1921: eliminar la soberanía de los Estados nacionales, e imponer una dictadura sinarquista hobbesiana a una multitud de comunidades tribales. Ese fue el programa que le encomendaron diseñar a Lombardo Toledano para Iberoamérica. Para 1926, el año en que empezó la insurrección cristera, elaboró una propuesta corporativista para organizar comunidades indígenas, basada explícitamente en un modelo medieval del siglo 13. En lo esencial, tal concepto no era nada diferente del que promovían los jesuitas fascistas que dirigían a los cristeros.

José Vasconcelos fungió como secretario de Educación Pública de 1920 a 1924. Contra él y sus planes educativos fue que organizaron a los cristeros, a favor de una educación “católica”. Y, no obstante, la revista Timón del “liberal” Vasconcelos era financiada por la compañía alemana Transozean GmbH, uno de cuyos directores era Hjalmar Schacht, el hombre de la oligarquía financiera angloamericana en Alemania responsable de llevar a Adolfo Hitler al poder.

Gómez Morín, el fundador del PAN, fue presidente del Banco de México durante el Gobierno de Plutarco Elías Calles y, desde esa posición, financió el movimiento que procuraba poner a Vasconcelos en la Presidencia de México.

Lombardo Toledano fue miembro destacado de la Confederación Revolucionaria Obrera Mexicana (CROM) de Luis Morones, organización que adversaba radicalmente a la Iglesia. No obstante, Gómez Morín, Lombardo Toledano y José Vasconcelos aborrecían la memoria de Benito Juárez, y se unieron a los sinarquistas de la Iglesia en oposición a la Constitución de 1917.

Según un documento confidencial elaborado el 31 de octubre de 1941 por el agregado naval adjunto de los EU en la capital mexicana, Harold P. Braman, Vasconcelos era uno de los subjefes de la Unión Sinarquista Nacional. Él y Gómez Morín eran miembros del Consejo Falange–Iglesia, también conocido como “Consejo de la Hispanidad”, o simplemente “La Base”, que controlaba a la Unión Nacional Sinarquista. René Capistrán, el comandante supremo de la Liga Nacional de Estudiantes Católicos (LNEC), y de los cristeros, fue miembro del comité central de la misma Unión Sinarquista.

Aunque historiadores como Jean Meyer pretenden presentar el conflicto religioso de México como resultado de los planes “regalistas” de los Borbones, la realidad es que el intento de establecer una Estado nacional soberano en México, como modelo para toda Iberoamérica, se basó en la Constitución estadounidense. Es más, la politica exterior de los EU fomentó ese plan. Por ejemplo, a principios de 1825, el presidente estadounidense John Quincy Adams propuso que los delegados al Congreso Anfictiónico de Panamá le aconsejaran informalmente a las naciones iberoamericanas abandonar la religión de Estado. Cualquier análisis de la insurrección cristera debe partir de esta perspectiva, contraria al concepto de que la rebelión la provocó de forma injusta el regalismo borbón, o alguna otra maquinación del demonio.

Como dice Meyer en La cristiada, el conflicto con la Iglesia en México devino en enfrentamiento en tres ocasiones: con los Borbones en 1810; con Lerdo de Tejada, el sucesor de Benito Juárez, en 1874; y con Calles en 1926. Con los Borbones, los jesuitas fueron expulsados en 1767, y en 1799 se canceló la inmunidad judicial de los clérigos.

Luego de la Declaración de Independencia de 1810, la de otra forma positiva Constitución de Apatzingán de 1814 proclamó al catolicismo como la única religión reconocida, y restauró las órdenes religiosas suprimidas por los Borbones.

Según Meyer: “Las guerra de la Reforma (1857, 1867 y 1876), y el anticlericalismo de la Constituyente de 1917, la persecución que se dio entre 1926 y 1938, y las rebeliones cristeras en el mismo período, todos estos hechos fueron consecuencia de la política regalista de los Borbones”. Además sostiene que las disposiciones de Lerdo de Tejada de 1859, “provocaron la insurrección de los religioneros, un movimiento semejante a la Vendée y al carlismo español”. Señala además que el intento por establecer un Estado nacional soberano basado en el modelo estadounidense era ajeno a la tradición hispana. Según Meyer: “El México moderno ha sido formado por hombres que despreciaban al antiguo México. En gran medida, esta fue la raíz del conflicto que enfrentó al nacionalista Calles contra los patrióticos cristeros”.

Así, el supuesto básico de Meyer es que la soberanía nacional es ajena a la “tradición hispana”, “patriota”, como se refleja en la rebelión de los “religioneros” contra la Reforma y la insurrección cristera contra la Revolución Mexicana. Asimismo, Meyer compara explícitamente la rebelión de los religioneros con el carlismo español. Es muy dicente también que al final del libro Meyer escribe: “Algunos han interpretado esta guerra como un movimiento similar al de Salazar o Franco, como precursora del sinarquismo, una variante mexicana del fascismo”. Por supuesto, según Meyer ese no es el caso. Para Meyer, el sinarquismo es un movimiento fundado en México en 1937. El único nexo que está dispuesto a reconocer entre los cristeros y el sinarquismo es que, según él, el fracaso de los primeros dio paso a los segundos, y posteriormente al PAN.

Pero la verdad es que la insurrección cristera fue la precursora directa del movimiento sinarquista oficial en México. La ciudad de Guadalajara y el estado de Jalisco fueron los baluartes, tanto de los cristeros, como de la Unión Nacional Sinarquista. Hasta la fecha, Guadalajara es un centro del sinarquismo a favor de los cristeros.

Meyer sostiene su tesis fraudulenta omitiendo cualquier referencia a los agentes jesuitas decisivos que participaron en la formación de los cristeros desde principios de los 1890, y el papel de estos mismos jesuitas en la posterior creación del sinarquismo mexicano en los 1930. El principal agente jesuita que omite es a Bernardo Bergöend, a pesar de que gran parte de los antecedentes sobre él que aparecen en este artículo derivan directamente de los libros que el mismo Meyer recomienda en su bibliografía. Como se detalla más adelante, Bergöend, quien primero pasó de Francia a México en 1891, por más de tres décadas fue decisivo en sembrar las semillas que más tarde produjeron la insurrección cristera. Al mismo tiempo, como documenta el libro El PAN, cuando concluyó la insurrección cristera en 1929 Bergöend encabezó a los intransigentes que rehusaron aceptar la política de reconciliación del Vaticano. También ayudó a fundar la Liga de la O, también conocida como la OCA (Organización–Cooperación–Acción), que mantuvo una resistencia armada. La OCA recoge al núcleo de militantes cristeros quienes, en los 1930, pasarían a formar la Unión Nacional Sinarquista.

Las raíces sinarquistas de la rebelión cristera

La insurrección cristera de 1926–1929 fue la continuación de las insurrecciones “religiosas” contra la Reforma de Juárez y Lerdo de Tejada, inspiradas en las guerras carlistas del siglo 19 en España, llevadas a la práctica por la oligarquía europea. Los carlistas defendían la política de la Santa Alianza: monarquía absoluta, despotismo feudal y rechazo a todo lo que semejase una república federal soberana.

Antes de la Revolución Mexicana de 1910, cuando el presidente Porfirio Díaz aún estaba en el poder, el sacerdote jesuita José Luis Cuevas lanzó un movimiento de Acción Católica sinarquista, con la formación de una Unión de Católicos Mexicana, para hombres, y la Unión Femenina Católica Mexicana. Esto llevó al Primer Congreso Católico en febrero de 1903, en la ciudad de Puebla. Uno de los delegados, un joven abogado de Jalisco, Miguel Palomar y Vizcarra, propuso la creación de un banco cooperativo rural. Posteriormente hubo congresos católicos en Morelia en 1904, en Guadalajara en 1906 y en Oaxaca en 1909. A la par, se realizaron congresos rurales en Tulancingo en 1904 y 1905, y en Zamora en 1906. Entre los dirigentes de los congresos, además del padre Cuevas y Palomar, estaban el laico José Refugio Galindo; un sacerdote josefino, José María Troncoso; el juesuita francés Bernardo Bergöend; y el obispo de Tulancingo, José Mora y del Río, quien posteriormente fue nombrado arzobispo de México.

Bernardo Bergöend fue la personalidad decisiva que, no sólo formó el sinarquista movimiento de Acción Católica que condujo a la insurrección cristera, sino que también, cuando concluyó la guerra, continuó con el proceso que llevó a la creación oficial del movimiento sinarquista.

Bergöend nació en Francia en 1871 e ingresó a la Compañía de Jesús a los 18 años de edad. A los 20, en 1891, fue enviado a México, donde cursó estudios en San Luis Potosí. En 1900 fue enviado a estudiar teología a España. Luego pasó a San Luis, Misurí, en los EU, donde se ordenó sacerdote. De ahí regresó a México, donde ocupó varios cargos en Puebla y en México, D.F., antes de que lo nombraran profesor de filosofía en el Instituto Jesuita de Guadalajara.

In 1905 José Refugio Galindo fundó el grupo de Operarios Guadalupanos. En 1908, el padre José María Troncoso fundó la Unión Católica Obrera. En 1906, Bergöend organizó los primeros “ejercicios espirituales” jesuitas, con trabajadores de Guadalajara. Ahí llegó a conocer algunos miembros de Operarios Guadalupanos de Galindo, y a dirigentes laicos como Palomar. Bergöend insistía en la necesidad de formar un partido político católico para promover la acción social, y redactó el proyecto y el programa del Partido Católico Nacional (PCN) basado en los preceptos del partido católico francés llamado Acción Popular Liberal. El 5 de mayo de 1911, por primera y última vez, se formó en México un partido político con el nombre de “católico”. En agosto de 1911 el PCN realizó su primera convención nacional. En su libro Christ and the Americas, la buckleyita Anne Carroll se refiere al PCN y a su apéndice, la LNEC, como “el grupo más constructivo” en México en esa época.

Asimismo, en 19ll Bergöend creó una nueva organización en México, copiada de la Asociación Católica de Jóvenes Franceses. Luego, en 1912, regresó a México, D.F., donde fungió como asesor del Centro de Estudiantes Católicos (CEC). Desde ahí procedió a crear la Asociación Católica de Jóvenes Mexicanos (ACJM); él mismo redactó los estatutos de la ACJM, establecida formalmente el 12 de agosto de 1913.

En un discurso ante la dirigencia del primer grupo local de la ACJM, Bergöend hizo la siguiente declaración a favor de un Estado teocrático:

“Todos son concientes de la triste situación en la que se encuentra el país. Después que se excluyó a Dios de las leyes, de las escuelas, y de la vida pública, el positivismo, ese cáncer del alma nacional, ha hecho del Estado una religión. Los resultados no se han hecho esperar: en el campo de las ideas, el caos de los errores y las desviaciones; en el campo de la acción, un cúmulo de calamidades. Aun entre los católicos, la indiferencia ha echado profundas raíces; para muchos el patriotismo ha venido a ser el egoísmo refinado. Nuestros trabajadores en el campo, al igual que en la ciudad, le han hecho caso a las doctrinas destructivas del socialismo, y no teniendo ya las restricciones de la religión, han llevado su odio hacia el capital y la sociedad a los hechos. No es de sorprender, entonces, que el llamado a la guerra fraticida que ha convertido el suelo fértil de la patria mexicana en un zarzal sangriento, haya hecho tan grande erupción y causado tantos estragos. . .[2]

“Oh, las cosas que pudiera hacer por la renovación de México un buen contingente de jóvenes, fuertemente unidos, quienes animados por una fe profunda en la causa de Dios, de la patria, del alma del pueblo, trabajarían como uno solo por Dios, por la patria y por el pueblo, amando a Dios hasta el límite del martirio, la patria hasta los límites del heroísmo, y al pueblo hasta los límites del sacrificio”.

Hoy día, la página de la ACJM en internet señala lo siguiente:

“El P. Bernardo proclamó ente sus muchachos la urgencia y el deber de hacer reinar a Cristo no sólo dentro del templo, sino también afuera, en el taller, en la escuela, en la calle, en el Congreso”.

En 1914, el Partido Católico Nacional, el cual, como dijimos, fue creado por Bergöend, procedió a consagrar a México a Cristo Rey, en una ceremonia en la Villa de Guadalupe. Esto fue una declaración de guerra contra la Revolución de 1910.

En 1916 la ACJM prendió como reguero de pólvora por todo Jalisco. En enero de 1917 René Capistrán Garza, quien más tarde sería el comandante supremo de los cristeros, fue elegido presidente del CEC de México, D.F., asesorado por Bergöend, y de este modo se convirtió en el presidente provicional de la ACJM.

El abogado Palomar y Vizcarra, nacido en 1880, era un asesor laico de la ACJM, dirigente del bloque católico en la legislatura estatal de Jalisco y profesor de la Escuela Libre de Derecho de Guadalajara.

El movimiento de acción social en México, se copió de los movimientos de Acción Social de Bélgica, Francia y Alemania, basados en las ideas fanáticas de Charles Maurras, creador del grupo seudocatólico l’Action Française. Se trata del llamado modelo belga–alemán del activismo social–cristiano, basado en una interpretación gnóstica de la encíclica del papa León XIII, Rérum Novárum, de 1891. En esencia, Bergöend y los demás jesuitas de la acción Social caracterizaban a la Revolución Mexicana como socialista y, con base en Rérum Novárum, alegaban que las instituciones de México eran incompatibles con el catolicismo. Irónicamente, muchas de las políticas positivas que alentaba el papa León XIII a favor de los trabajadores fueron incorporadas en la Constitución mexicana de 1917. Sin embargo, el movimiento de Acción Católica de Bergöend interpretaba Rérum Novárum desde el punto de vista del Sílabo de errores del papa Pío IX, y se concentraba de manera reduccionista en la condena del “socialismo” que hace el papa León XIII, y en su defensa de la propiedad privada. El modo en que Bergöend y otros interpretaban Rérum Novárum es análogo al modo en que los gnósticos del American Enterprise Institute de los EU, tales como Michael Novak, George Weigel y Richard Neuhaus, hoy día interpretan a su conveniencia las encíclicas del papa Juan Pablo II, tratando de presentar la doctrina gnóstica del libre comercio, como si fuera la doctrina social de la Iglesia.

La Constitución de 1917 vs. los teócratas

A fines de 1919 un grupo de católicos creó un nuevo partido político para intervenir en las elecciones venideras: el Partido Nacional Republicano. Sus dirigentes más prominentes estaban vinculados estrechamente con el antiguo Partido Católico y con el movimiento de Acción Católica de la época de Madero. El comité ejecutivo lo encabezaba Rafael Ceniceros y Villarreal (ex gobernador de Zacatecas), René Capistrán Garza y Luis M. Flores. Cuando Carranza escogió a Ignacio Bonillas como el candidato presidencial oficial, Álvaro Obregón, cuyo compromiso era con la Constitución de 1917 y el desarrollo de México en tanto Estado nacional soberano, encabezó el derrocamiento de Carranza, remplazó a Bonilla como candidato oficial y, en septiembre de 1920, derrotó fácilmente al candidato católico Alfredo Robles Domínguez.

Como la elección de Obregón vino luego de una sublevación militar, los EU no lo reconocieron al principio. El Gobierno de Warren G. Harding tenía especial interés en lo establecido en la Constitución de México sobre la expropiación petrolera. Washington se mantuvo sin reconocer al nuevo Gobierno hasta 1923, tres años después de Obregón llegar al poder.

Durante este período, Obregón no hizo nada por instrumentar los artículos de la Constitución que restringían la actividad política de la Iglesia católica. Aunque la política de largo plazo de la Iglesia consistía en exigir nada menos que el dominio clerical de toda la educación en México.

Obregón trató de resolver el problema de la tierra mediante el establecimiento de los ejidos (tierras comunales concedidas a los campesinos sin tierra). La Iglesia condenó estas reformas agrarias revolucionarias porque no tomaban en consideración el “justo derecho de los terratenientes”, es decir, de los hacendados.

En 1918 se formó la Confederación Revolucionaria de Obreros Mexicanos (CROM) para ayudar a los trabajadores urbanos. Los obispos mexicanos le prohibieron a los católicos unirse a esos sindicatos “socialistas”.

Para los obispos bastaba que el Sílabo de errores había condenado el socialismo. Los reaccionarios de la Iglesia mexicana, al igual que los carlistas del Christendom College hoy día, procuraban reconstruir el mundo medieval que existía antes del Renacimiento italiano. Con los gremios, esperaban restablecer el sistema de la Edad Media. Todas las organizaciones que se desarrollaron en el marco del movimiento de acción social se basaron en este concepto.

En 1920 los dirigente de la acción social organizaron una Confederación de Asociaciones Católicas de México. Las juntas locales fueron designadas por los obispos. En Jalisco, ocho sacerdotes dirigían la junta. En este mismo lapso, el cura jesuita Méndez Medina organizó el Secretariado Social de México, que difundió las enseñanzas de la Acción Social por todo el país.

Esta ofensiva teocrática por parte de los sinarquistas en la Iglesia chocó con las provocaciones de la izquierda sinarquistas, alimentando el clima de guerra religiosa que condujo a la insurrección cristera. El 24 de noviembre de 1921, por ejemplo, estalló una bomba de dinamita a los pies del relicario de la Virgen de Guadalupe, en la propia basílica de Guadalupe en México. El 1 de mayo de 1922, la CROM realizó un ataque armado contra la sede de la ACJM en la capital mexicana.

La columna vertebral del movimiento de acción social era la Confederación Nacional Católica de los Trabajadores, creada en mayo de 1922 en una convención en Guadalajara, donde tenía su sede nacional. Ese mismo año, la ACJM realizó su primer Congreso Nacional en la capital mexicana. René Capistrán Garza le manifestó ahí a los delegados que su tarea era acabar con la “descristianización” de México, producto, según él, de la Reforma de Juárez y de la Revolución.

Según una fuente en inglés, Capistrán dijo: “La obra de descristianización que empezó con la Reforma de Juárez, y que que hábilmente continuó el porfirismo, logró suprimir casi en su totalidad cualquier manifestación de vida religiosa. . . Y entonces vino el desastre; dadas las causas, los efectos tenían que seguir de manera inevitable; hizo erupción la revolución, derramando toda la maldad, toda la corrupción que venía formandose bajo el ala protectora del liberalismo y la protección del régimen. Querían a un pueblo sin Dios, y sólo lograron hordas de bandidos. Querían una nación sin religión, una patria sin historia, una civilización sin ética, y sólo lograron el desastre, la ruina, el deterioro. . . En medio del inevitable y aterrador derrumbe apareció una fuerza de singular vigor y extraordinaria potencia con la que no se contaba; a la hora del desastre apareció inesperada en la plaza pública, plenamente armada, la juventud católica; y con ella apareció, como si surgiera de lo más profundo del alma nacional, como un nuevo retoño fértil de las raíces de la patria, la civilización cristiana con toda la lozanía de su eterna juventud, elevándose por encima de las ruinas que parecían haberla demolido para siempre”.

En 1921 se inició un movimiento para erigir un monumento a Cristo Rey en el cerro del Cubilete, cerca a la ciudad de León, Guanajuato. Según el arzobispo de México, Manuel Mora y del Río, el monumento “entroniza al Sagrado Corazón de Jesús sobre toda la República”. Para la Iglesia esto significaba proclamar la ascendencia temporal de la religión católica en México. Es el mismo espíritu que llevó a los católicos a afirmar la primacía de la acción social sobre el programa del Gobierno. Los obispos decidieron colocar la primera piedra el 11 de enero de 1923. El nuncio apostólico, monseñor Ernesto Filippi, aceptó oficiar en el acto.

Dos días después, el secretario de Gobernación Plutarco Elías Calles ordenó la expulsión de monseñor Filippi por “extranjero pernicioso”, y el Gobierno ordenó suspender la construcción del monumento.

Como puede verse de este caso, así como de la política que siguió Calles en cuanto llegó a la Presidencia, Obregón tenía más disposición a ser conciliatorio que Calles, tanto hacia los EU en la cuestión petrolera, como hacia la Iglesia en la cuestión religiosa. Calles les hacía el juego a los sinarquistas desde el Gobierno con un enfoque mucho más provocador.

El mismo Obregón comentó una vez: “El presente programa social del Gobierno que emana de la Revolución esencialmente cristiano, y complementa el programa básico de la Iglesia católica”. Pero la Iglesia mexicana siguió viendo a la Revolución como enemiga.

El periódico católico El Obrero de Guadalajara, inició una campaña para adoptar el grito de batalla “¡Viva Cristo Rey!” Sin embargo, Obregón siguió conciliador, al igual que el Vaticano, que no emitió ninguna declaración de respaldo a los obipos mexicanos.

A fines de 1923 y principios de 1924, Obregón enfrentó y aplastó una rebelión armada encabezada por Adolfo de la Huerta, quien al igual que Calles, había sido su aliado en el derrocamiento de Carranza.

En octubre de 1924 se realizó un congreso eucarístico en la capital mexicana, en el que los obispos consagraron la ciudad al Sagrado Corazón de Jesús. Pero, debido a la amenaza de medidas legales del Gobierno, el congreso terminó sin la anunciada peregrinación a la basílica de Guadalupe.

A fines de 1924, Obregón le entregó el mando del Gobierno a Calles. En el otoño de 1925, el Gobierno de Calles presentó ante el Congreso su plan para poner en vigencia los controvertidos artículos 3, 27, 123 y 130 de la Constitución. Sin embargo, sólo se instrumentó la parte del artículo 27 relacionado con las propiedades petroleras.

La Liga Nacional de la Defensa de la Libertad Religiosa

Mientras aumentaban las provocaciones, tanto de los sinarquistas dentro de la Iglesa como las del Gobierno, se creó una organización que Bernardo Bergöend había concebido desde hacía tiempo, y que se convirtió en la organización que a la larga desataría la insurrección cristera: la Liga Nacional de la Defensa de la Libertad Religiosa (LNDLR).

El 22 de febrero de 1925 desatose un movimiento cismático contra la Iglesia católica romana. La llamada Iglesia apostólica mexicana se apoderó de la iglesia de La Soledad en Ciudad de México. Al mes siguiente, Calles arregló el conflicto ordenando el cierre de la iglesia para ambos bandos.

En respuesta, el 17 de marzo de 1925 se formó la LNDLR. Sus fundadores fueron Miguel Palomar y Vizcarra; Luis G. Bustos; jefe de los Caballeros de Colón en México; y René Capistrán Garza, presidente de la ACJM. Rafael Ceniceros y Villarreal quedó como presidente de la LNDLR; Bustos y Capistrán Garza quedaron en el comité ejecutivo.

La idea de formar una organización católica de defensa surgió por primera vez en 1918, siete años antes de su creación formal, con Manuel de la Peza, Eduardo J. Correa, y Miguel Palomar y Vizcarra, con la colaboración de Bergöend, quien diseñó el plan de la organización. Sin embargo, en 1918 no había suficiente respaldo para la idea. Otro intento en 1920 también fracasó. En 1925 se revivió el esquema de Bergöend, a iniciativa de Palomar, Bustos y Capistrán Garza.

El 24 de marzo, la LNDLR recibió un telegrama de adhesión de la Unión Popular de Jalisco, encabezada por el abogado Anacleto González Flores, cabeza de una organización secreta llamada la “U”; González nació en Los Altos de Jalisco en 1883.

Capistrán Garza le ordenó a la ACJM movilizar a sus más de 100 organizaciones locales formar comités de la LNDLR. De este modo, los miembros de la ACJM se conviertieron en los dirigentes de la LNDLR, cuya fundación oficial se anunció el 21 de marzo.

En los EU los católicos buckleyitas más prominentes machacaban el tema de la amenaza comunista en México, alegando que los ataques del Gobierno a la Iglesia —y a las propiedades petroleras— eran parte de un complot bolchevique mundial. Los buckleyitas esperaban que al vincular la persecusión religiosa a la cuestión petrolera, podrían inducir al Gobierno estadounidense a intervenir en contra de Calles. Aunque el propósito manifiesto de la intervención sería auxiliar a las compañías petroleras, el resultado sería el derrocamiento de Calles y la defensa de la Iglesia en México.

El 21 de abril el episcopado mexicano emitió una declaración afirmando la supremacía de la Iglesia sobre la autoridad secular en última instancia.

El 14 de julio Calles decretó las leyes necesarias para poner en vigencia los artículos 3 y 130 de la Constitución, invocando la autoridad que le confirió el Congreso para reformar los códigos civil y penal. Los obispos le dieron su aprobación oficial a la LNDLR para iniciar un boicot económico. El 23 de julio, Calles emitió un decreto poniendo en vigencia el artículo 3 de la Constitución.

El episcopado suspendió todos los cultos religiosos que requerían de un sacerdote en todas las iglesias del país, el 31 de julio. Además, los obispos le ordenaron a los feligreses retirar sus hijos de las escuelas públicas, y apoyar el boicot económico declarado por la LNDLR.

Cuando fracasó el boicot económico, la LNDLR recurrió a las armas, que nunca había excluído como opción. La mayoría de los comandantes salieron de las filas de la ACJM o de la organización clandestina de laicos católicos conocida como la “U”. En agosto, Capistrán Garza viajó a Texas con la intención de reunirse con el general Enrique Estrada, a quien le ofrecería el respaldo de los católicos para una revolución armada, a cambio de comprometerse a respetar los intereses de los católicos. Sin embargo, para cuando llegó, los EU habían detenido a Estrada por contravenir las leyes de neutralidad de los EU.

El 26 de noviembre hubo una reunión de los dirigentes laicos con el episcopado en la residencia del obispo Pascual Díaz en México, para determinar si se justificaba la resistencia armada. Representando a la LNDLR estaban Ceniceros y Villarreal, Luis G. Bustos, Palomar y Vizcarra, Carlos F. de Landero, Manuel de la Peza y Juan Laine, así como su consejero ecleciástico, el cura jesuita Alfredo Méndez Medina. Cuatro días después volvieron a reunirse, con la presencia también del otro consejero eclesiástico de la LNDLR, el jesuita Rafael Martínez del Campo. Después de la segunda reunión, el obispo Pascual Díaz dijo, en efecto, que los obispos no apoyaban la rebelión, pero tampoco le prohibieron a la LNDLR unirse a los rebeldes cristeros en la “defensa armada”.

Los padres Méndez Medina y Martínez del Campo auxiliaron entonces al Comité Directivo de la LNDLR a elaborar el proyecto de la revolución armada para derrocar al Gobierno mexicano.

A fines de diciembre, la LNDLR emitió un manifiesto “A la Nación”, firmado por Capistrán Garza, en el cual atacaba “el dominio implacable de un régimen de bandidos armados sobre un pueblo indefenso, honorable y patriótico”.

“La destrucción de la libertad religiosa y política, de la libertad de la educación, los sindicatos y la prensa; el negar a Dios y la creación de una juventud atea; la destrucción de la propiedad privada a través del saqueo, la socialización de la fortaleza nacional; la ruina del trabajador libre por medio de organizaciones radicales; el repudio de las obligaciones internacionales; tal es en substancia, el programa monstruoso del régimen presente. En suma, la destrucción deliberada y sistemática de la nacionalidad mexicana”.

El manifiesto apelaba al “sagrado derecho a la defensa” como justificación para tomar las armas, y proclamaba “la necesidad de destruir para siempre el dominio perverso de las facciones para crear un Gobierno nacional”.

El 28 de diciembre hubo una reunión en México donde se dispuso la acción armada en el Distrito Federal. Un joven ingeniero, Luis Segura Vilchis, representaba al Comité Especial encargado de la guerra, que más tarde atentaría contra la vida del general Obregón. El cabecilla del levantamiento era Manuel Reyes, un antiguo oficial del Ejército del Sur del caudillo de Morelos, Emiliano Zapata, en la revolución de 1910. Reyes había sido “catequizado” por una monja, la Madre Conchita. El 31 de diciembre, la mayoría del grupo asistió a misa en el convento de la Madre Conchita, quien le entregó al grupo una bandera mexicana con imágenes del Sagrado Corazón y de la Virgen de Guadalupe. Algunos de esos jóvenes trataron de ver al padre Bergöend, según una versión no pudieron encontrarlo.

También en diciembre, René Capistrán Garza, todavía en los EU, fue nombrado comandante supremo del movimiento. Palomar y Vizcarra, quien también colaboró con Bergöend para formar la LNEC, fue designado para sustituir a Capistrán Garza en el Comité Directivo. Ese mismo mes, el general Enrique Gorostieta y Velarde, un masón y oficial del Ejército cuando Porfirio Díaz, asumió el mando supremo de todas las fuerzas cristeras en el occidente, con la bendición del arzobispo Manuel Mora y del Río.

Así, para diciembre de 1925, el trabajo de décadas de Bernardo Bergöend y los jesuitas sinarquistas de la Iglesia católica mexicana, con la ayuda de los elementos sinarquistas radicales aliados al presidente Calles que les hacían el juego, llevó finalmente a México al punto de la insurreción armada. Sin embargo, cabe señalar que nunca hubo ninguna posibilidad de que los cristeros tomasen el poder. El objetivo de quienes tiraban los hilos era usar a los cristeros como carne de cañón para impedir el desarrollo soberano de México, asegurar el fiel cumplimiento del pago de la deuda mexicana a la casa Morgan, y garantizarle condiciones favorables a las compañías petroleras angloamericanas.

El papel de William F. Buckley padre

El más prominente de esos intereses petroleros era el de William F. Buckley padre, dueño de la compañía petrolera Pantepec en México para 1913. Éste se oponía a la política del Gobierno del presidente estadounidense Woodrow Wilson, que consistía en respaldar a Pancho Villa (originario del estado de Durango, pero con sede en Chihuahua, quien encabezaba la División del Norte durante la Revolución) contra el Gobierno de Victoriano Huerta. De hecho, Buckley sirvió de consejero del Gobierno oligárquico del presidente Huerta en la conferencia de Niágara de las potencias “ABC” —Argentina, Brasil y Chile—, que fungieron como intermediarias entre los EU y México a raíz del bombardeo naval estadounidense contra el puerto de Veracruz en abril de 1914. Buckley tenía tanta influencia en México, que el Gobierno estadounidense le ofreció la gubernatura militar de Veracruz, la cual no aceptó.

Luego de que las fuerzas revolucionarias de Venustiano Carranza y Álvaro Obregón derrocaran a Huerta en 1914, Buckley se opuso a que Washington reconociese al Gobierno de Carranza, y más tarde uso su influencia para oponerse a la Constitución de 1917.

El 6 de diciembre de 1919 compareció ante una subcomisión de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de los EU, y dijo: “Pienso que debemos resolver está cuestión sin ninguna referencia a América Latina ni a lo que piensen los latinoamericanos o cualquier otro. Pienso que debemos resolverlo como es debido, sin referencia a más nadie . . . Latinoamérica nos respeta más cuando atendemos a nuestros propios asuntos y no consultamos a los latinoamericanos. Nuestras relaciones con México son asunto nuestro y de nadie más”. Aunque Buckley decía que se oponía a la intervención armada, concluyó su testimonio diciendo: “Nada hubiese elevado más nuestro prestigio de ese modo en Latinoamérica, como mandar un ejército al otro lado de la frontera la primera vez que tocaran a un estadounidense, y ejecutar a todos los que lo agraviaron”.

Asimismo, Buckley nunca negó su participación en el fallido movimiento contrarrevolucionario del general Manuel Peláez, cuyo tren de municiones, patrocinado por Buckley, se perdió, cuando su representante en Washington, un antiguo amigo íntimo de Buckley, iba a presentarse ante el Departamento de Estado en Washington como representante del “Gobierno” de Peláez.

Cuando Warren Harding fue elegido presidente estadounidense en remplazo de Wilson, Buckley hizo campaña contra el reconocimiento del Gobierno mexicano de Obregón.

En 1921, junto con Thomas W. Lamont de J.P. Morgan, formó la Asociación Americana de México (AAM), con oficinas en Nueva York y en Washington, D.C. La AAM se proponía deshacer la legislación petrolera confiscatoria, restaurar los privilegios especiales de los ciudadanos estadounidenses en México, y eliminar las disposiciones de la Constitución mexicana que prohibían a los clérigos estadounidenses de cualquier denominación ejercer sus oficios religiosos en México.

Thomas Lamont fue también el jefe del Comité de Banqueros Internacionales, que posteriormente negoció un acuerdo con México para garantizar el pago de la deuda externa mexicana a los bancos internacionales.

En noviembre de 1921 el Álvaro Obregón expulsó a Buckley de México por conspirar contra la Revolución. Buckley perdió muchas de sus propiedades, que fueron expropiadas por el Gobierno de Obregón.

Durante la insurrección cristera, el jefe militar de la Liga, René Capistrán Garza, visitó a William F. Buckley padre en San Antonio, Texas. Buckley propuso ofrecerle a los rebeldes mexicanos 500.000 dólares para su insurrección. Buckley veía una oportunidad para recuperar sus fortunas en México financiando a los cristeros en su intento de derrocar al régimen de Calles.

Buckley no pretendía aportar el dinero él mismo; más bien le ofreció a Capistrán Garza presentarle a Nicholas Brady, quien, según Buckley, le daría al representante de la Liga los 500.000 dólares. Brady era presidente de la empresa Edison de Nueva York y de la United Electric Light and Power Company en 1926. Fue el primer laico estadounidense que recibió el título de chambelán del Papa y era un amigo íntimo cercano de Pío XI, y del secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Gasparri.

Buckley recibió el auxilio de un tal doctor Malone, un católico muy conocido, quien era el médico de cabecera del gobernador de Nueva York, Alfred E. Smith.

Supuestamente, Capistrán Garza nunca llegó a ver a Brady porque el obispo Pascual Díaz intercedió con Buckley para desalentarlo de financiar a los cristeros. Monseñor Díaz supuestamente le dijo a Buckley que la jerarquía católica quería un gobierno de coalición encabezado por liberales. Anne Carroll, en su libro Christ and the Americas, recalca que Buckley decidió no financiar a los cristeros. Ella y su esposo, Warren Carroll, eran íntimos del cuñado de William F. Buckley hijo, L. Brent Bozell, casado con Patricia Buckley.

Lo importante no es si Buckley personalmente financió al movimiento cristero. El hecho es que Buckley alentó e incitó al movimiento cristero con la promesa de financiarlo. Además, tampoco hay ninguna prueba de que no haya arreglado el financiamiento de algún otro modo.

Por ejemplo, en 1926, los Caballeros de Colón de los EU aprobaron una resolución en la que dicen que “tasaremos a nuestros miembros hasta por un millón de dólares”, y “ofrecemos el respaldo y cooperación de 800.000 hombres que aman a Dios”.

Un despacho del Departamento de Justicia desde San Antonio, Texas, el 19 de agosto de 1926, decía que había dos Caballeros de Colón estadounidenses vinculados con un grupo de clérigos y laicos mexicanos que apoyaban el plan de Félix Díaz para derrocar a Calles. Los “caballeros, la Iglesia católica e intereses adinerados” le adelantarán a Díaz 5 millones de dólares, siempre y cuando “restaure la Iglesia y conceda ciertas concesiones a las compañías petroleras que tienen negocios en México”.

Otro indicio del respaldo extranjero a los cristeros es el informe del señor Montavón, un mexicano que había estado asociado con intereses petroleros en los EU y fue asesor jurídico de la Conferencia Católica Nacional de Bienestar de los EU (NCWC, en inglés), en el sentido de que los intereses petroleros de British Pearson o Cowdray en México habían incitado a “elementos católicos militantes”. Según él, intereses petroleros le habían ofrecido entre 25 y 50 millones de dólares si los católicos mexicanos aportaban 2 millones de hombres. Aunque la oferta fue rechazada, el informe da un indicio de cómo se usó a la insurrección cristera.

Lo que le complicó las cosas a Buckley y a otros intereses petroleros fue el hecho de que en febrero de 1924 los EU prohibieran la venta de armas a todos los grupos mexicanos, excepto al Gobierno de Obregón. En el otoño de 1926, el presidente estadounidense Calvin Coolidge declaró la prohibición para todos los grupos mexicanos, ya que Calles estaba abasteciendo de armas a Juan Bautista Sacasa en Nicaragua, que se oponía a la facción que apoyaban los EU. El 8 de marzo de 1929, el presidente Herbert Hoover anunció la continuación de la política del Gobierno anterior, es decir, abastecer de armas únicamente al Gobierno reconocido de Emilio Portes Gil. El 18 de julio de 1929, a menos de un mes de que se llegara a un modus vivendi entre la Iglesia y el régimen de Portes Gil, los EU suspendieron la prohibición.

No obstante que Buckley y otros claramente compartían la ideología sinarquista de los cristeros, los utilizaron como carne de cañón para presionar al Gobierno mexicano a que le hiciera concesiones a los intereses petroleros extranjeros en México, y en cuanto al pago de la deuda externa.

La política del petróleo

Como puede verse de la actuación de Buckley y Lamont, la insurrección cristera estuvo relacionada directamente con la cuestión de las inversiones extranjeras en el petróleo mexicano, y con la cuestión de la deuda mexicana a la banca internacional, representada por Lamont de J.P. Morgan.

El artículo 27 de la Constitución de 1917 señala que “corresponde a la nación el dominio directo” del petróleo y todos los recursos naturales. Asimismo, fija las restricciones a la adquisición de propiedades a los extranjeros y confiere a la nación las posesiones de “las instituciones religiosas denominadas iglesias”. De ese modo, la Constitución emanada de la Revolución Mexicana se proponía establecer la soberanía de México sobre sus recursos naturales, y en particular sus recursos petroleros, y al mismo tiempo, sobre los recursos materiales de la Iglesia.

El Gobierno de los EU no reconoció al presidente Álvaro Obregón sino hasta 1923, tres años después de que asumió el poder. El reconocimiento vino después de que se llegó a un acuerdo con los EU sobre la cuestión petrolera. Con el acuerdo de Bucareli, el Gobierno mexicano aceptaba que las concesiones petroleras otorgadas a los inversionistas extranjeros entre 1876 y 1917, como las de William F. Buckley padre, por ejemplo, se mantendrían a perpetuidad. A pesar de que Obregón había expulsado a Buckley de México en 1921, luego del acuerdo de Bucareli su sucesor, Plutarco Elías Calles, lo invitó a regresar en 1924.

Sin embargo, antes de empezr la guerra cristera, el principio asentado en el artículo 27 de la Constitución —que la propiedad del petróleo corresponde a la nación directamente— se plasmó en la nueva ley petrolera del 26 de diciembre de 1925, que entraría en vigencia a partir del 1 de enero de 1927, y que establecía que el petróleo era propiedad inalienable de la nación.

A los propietarios de terrenos petroleros que hubiesen incluso iniciado la explotación antes de mayo de 1917, o hubiesen realizado alguna “acción positiva” indicando su intención de explotar el petróleo, se les exigía solicitar la concesión para tener de

Roberto Cruz, el indio que mató al padre Pro

El fusilamiento del padre Pro. Foto: Archivo Compañía de Jesús
El fusilamiento del padre Pro. 
Foto: Archivo Compañía de Jesús
En octubre de 1961, en el periódico Excélsior se publicó en entregas la extensa entrevista que Julio Scherer García, fundador de Proceso, le hizo a Roberto Cruz, quien como inspector general de policía en tiempos de Plutarco Elías Calles se encargó de dirigir el fusilamiento de Miguel Agustín Pro. En esa conversación, transformada luego en el libro El indio que mató al padre Pro, el general Cruz dio su versión sobre el fusilamiento y ya vislumbraba la posible canonización del jesuita. “Si Pro es elevado a los altares… no será santo de mi devoción”, dijo.

Desearía que el protestantismo se mexicanizara conquistando a los indios; éstos necesitan una religión que les obligue a leer y no les obligue a gastar sus ahorros en cirios para los santos.

Benito Juárez



El Sinarquismo fue un movimiento político de nacionalismo revolucionario que se desarrolló durante la primera mitad del siglo XX en México. Es el homólogo mexicano del fascismo en Italia, del falangismo en España o los movimientos de Corneliu Zelea Codreanu como la Guardia de Hierro en Rumanía y el Rexismo belga.

La Unión Nacional Sinarquista (UNS) fue fundada en mayo de 1937 por un grupo de jóvenes activistas liderados por José Antonio Urquiza, quien fue asesinado en abril de 1938, y Juan Ignacio Padilla. En 1946 el movimiento crea el Partido Fuerza Popular. El Régimen censura y reprime al PFP y lo declara ilegal. El Sinarquismo entonces cambia de estrategia y se enfoca en construir Uniones de Colonos, agrupaciones sindicales, organizaciones campesinas, indígenas y de jovenes.

El sinarquismo revivió como movimiento político en los 70’s a través del Partido Democráta Mexicano, cuyo candidato fue Ignacio Conzález Gollaz, obtuvo el 1.8% de los votos en la elección presidencial de 1982. En 1988 Gumersindo Magaña Negrete obtuvo una proporción similar, pero entonces el partido se dividió y en 1992 perdió su registro como partido político. Fue disuelto en 1996.

En 1996, el Partido Demócrata Mexicano, brazo electoral del Sinarquismo, perdió su registro provisional, se dividió y con ello una crisis que llevó a la aparición de dos vertientes: la electoral, que funda al PAS (Partido Alianza Social) que postula a Cuauhtemoc Cárdenas en el año 2000 a la Presidencia de la República. Al perder registro, aun en 2007 quisieron unirse a funcionarios irritados de varios partidos para formar uno nuevo. Pero no lograron el registro.

La otra tendencia, de perfil social – comunitario, reconstruyen al Movimiento Nacional Sinarquista y le dan un enfoque de organización de masas:

  • Gestión de recursos a proyectos productivos de grupos campesinos, indígenas y de barrios populares, organizando con visión autogestionaria a cooperativas, empresas comunitarias y programas de Desarrollo Sustentable.
  • Realizan un amplio trabajo de base con sentido de ecología, sustentabilidad y promoción cultural.
  • Cuentan con poco mas de 30,000 afiliados.

Aunque al final, la mayoría asumió una actitud de franco rechazo a los partidos políticos contemporáneos y su participación política es a través de organismos vecinales, campesinos, ecologistas, culturales.


La guerra cristera contra la revolución mexicana

Por Pedro Fernández Barbadillo

Desde la independencia, en 1821, México vivió sumido en dos guerras casi permanentes: la exterior contra Estados Unidos, que le amputó la mitad de su territorio, y la interior, entre conservadores y liberales, católicos y masones. El que fue el virreinato más próspero y extenso de las Indias españolas se hundió en la miseria y el caos.

En 1873 los liberales que gobernaban el estado de Oaxaca, donde nació Juárez, expulsaron a los jesuitas, las monjas y los sacerdotes extranjeros. El sucesor de Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada, más anticatólico, llegó a expulsar a 410 hermanas de la Caridad que cuidaban de 15.000 desdichados. Ante el anuncio de nuevas medidas anticatólicas, los fieles se prepararon para la rebelión. En 1874 cientos de partidas de campesinos armados atacaron al Gobierno federal; se les llama “los religioneros”. La campaña se extendió desde 1873 hasta 1876.

A finales de 1876 accede a la presidencia el general Porfirio Díaz. Durante su reinado, la Iglesia recuperó gran parte de la libertad que había tenido, pero sólo porque Díaz la necesitaba para mantener la paz y porque guardó las Leyes de Reforma en un cajón. El régimen concedió permisos para erigir nuevas diócesis y parroquias y abrir seminarios y colegios.

Entre 1920 y 1928 gobernaron México los generales Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, del clan de Sonora. Ambos detestaban a la Iglesia. En 1925 Calles se decidió a crear una iglesia nacional: cerró docenas de colegios católicos y varias parroquias, expulsó a sacerdotes extranjeros y captó a misioneros protestantes. En el campo político, él y Obregón procedieron a la unificación de los grupos revolucionarios que culminó en los años 30 con la fundación del Partido Nacional Revolucionario, que posteriormente cambiaría ese nombre por el de Partido Revolucionario Institucional.

El 14 de junio se aprueba la llamada Ley Calles, que desarrollaba el artículo 130 de la Constitución (sólo en 1992 se modificó para permitir la libertad religiosa) y limitaba el número de sacerdotes autorizados para dar culto. En respuesta, el 31 de julio de 1926 el episcopado mexicano ordenó la suspensión del culto.

Desde la aprobación de la Constitución, los católicos estaban organizándose para defender su fe y sus derechos como ciudadanos. La Liga Nacional de Defensa Religiosa, fundada en marzo de 1925, comenzó un boicot económico.

El 3 de agosto se produjo una batalla en el santuario de la Virgen de Guadalupe tras difundirse el rumor de que el Gobierno iba a cerrarlo. A lo largo de ese mes se producen las primeras escaramuzas entre fieles y uniformados del Gobierno, que prosiguen en septiembre. El Gobierno responde con tal represión, que a finales de 1927 había en torno a 20.000 cristeros en armas.

Los cristeros eran en su gran mayoría campesinos, gente en absoluto rica, que sólo habían recibido del Gobierno de la capital y de los militares y funcionarios revolucionarios insultos, humillaciones, impuestos, requisas y persecuciones de orden religioso. Mientras el Ejército lo formaban mercenarios, conscriptos, delincuentes y hasta asesores de Estados Unidos, armados con ametralladoras, trenes, aviones y cañones, los rebeldes eran todos voluntarios, familias enteras, cuyas principales armas eran machetes, viejos fusiles y sus caballos. Su grito de guerra era “¡Viva Cristo Rey!”, por lo que se les conoció como cristeros.

El ejército cristero estaba mandado por líderes populares como los generales Jesús Degollado Guízar y Enrique Gorostieta y el coronel Lauro Rocha. Los brotes armados se dieron de manera espontánea, principalmente, en el centro y occidente del país (Jalisco, Zacatecas, Guanajuato y Michoacán), así como en Morelos, el Distrito Federal y Oaxaca

La Cristiada tuvo un carácter religioso innegable. El general federal Eulogio Ortiz hizo fusilar a uno de sus soldados sólo por llevar un escapulario al cuello. Al “¡Viva Cristo Rey!” de los cristeros durante las batallas y escaramuzas los soldados respondían: “¡Viva Satán!”. Cuando los militares entraban en una población abandonada la víspera por los cristeros, incurrían en represalias tales como el saqueo, la profanación de templos y objetos de culto, la ejecución de sacerdotes, el confinamiento en campos de trabajo o el bombardeo del lugar.

Los Arreglos

Después de casi tres años de campañas, la guerra resultaba ruinosa y vergonzosa para el Gobierno revolucionario: pese a contar con 70.000 soldados, no podía vencer a los que consideraba unos rebeldes analfabetos en alpargatas (“Una reacción de indios embrutecidos por el clero y sumidos en el fanatismo “, según la versión oficial), la producción agrícola se había hundido y la economía estaba estancada. De modo que en 1929 el nuevo presidente, Emilio Portes Gil, ofreció la paz. Los obispos se sentaron muy a gusto en la mesa de negociaciones, en la que también participó, como mediador, el embajador estadounidense, Dwight Whitney Morrow, que insistía al Gobierno y a la prensa para que no hablasen de cristeros sino de bandidos.

En los Arreglos, el Gobierno revolucionario mexicano sólo se comprometía a no aplicar la legislación anticatólica, pero no a derogarla, y a permitir la apertura de iglesias. Sin embargo, los sectores del clero y de los laicos de las ciudades opuestos a los cristeros aceptaron el ofrecimiento, que nunca se habría producido de no ser por la rebelión. Los obispos forzaron a los cristeros, a los que no se había invitado a las negociaciones, a rendirse y desarmarse.

Una nueva cristiada

En cuanto dejaron las armas, los cristeros empezaron a ser asesinados. En los años siguientes murieron unos 1.500, más que en toda la guerra. En 1932 Pío XI condenó, en la encíclica Acerba Animi, la ruptura de los Arreglos. Se produjo una nueva rebelión en 1932, que sumó 7.500 cristeros en 15 estados en 1935. Hubo entonces prelados que los desautorizaron y les culparon de los actos anticlericales cometidos por el Gobierno del general Lázaro Cárdenas.

Las partidas sobrevivieron en el norte de Puebla hasta 1938 y en Durango hasta 1941. El último cristero, Federico Vázquez, se rindió en Durango en 1941 y fue asesinado por diez sicarios enviados por el gobernador local, militante del partido que en 1946 pasaría a llamarse PRI.


La edición del 21 de septiembre de 2002 del diario londinense Guardian informa que en el aniversario de la fundación de la Legión Española de camisas azules, el orador estrella fue Blas Piñar, fundador de las Guerrillas de Cristo Rey, una pandilla de matones derechistas ultracatólicos que aterrorizaron Madrid en los 1970. “Su carismática fusión de la hagiografía de Franco, sus ataques a ‘los rojos’, citas de las Escrituras y referencias a los santos, fueron recibida con arrobamiento. Entre el público se encontraba un frágil veterano, bigote gris, de la Divisón Azul, el cuerpo de 40.000 voluntarios de Franco que pelearon por Hitler en Rusia”.
La traducción al español del libro cismático de Marcel Lefebvre Yo acuso al concilio se publicó en las oficinas de la Fuerza Nueva, el partido fascista franquista de Blas Piñar. En el acto, Lefebvre estuvo acompañado de Blas Piñar, presidente de Fuerza Nueva.

La traducción al español del libro cismático de Marcel Lefebvre Yo acuso al concilio se publicó en las oficinas de la Fuerza Nueva, el partido fascista franquista de Blas Piñar. En el acto, Lefebvre estuvo acompañado de Blas Piñar, presidente de Fuerza Nueva.

En oposición al Concilio Vaticano II, Blas Piñar favorece la preservación de la misa tridentina, la cual le autorizó a Lefebvre celebrar para Fuerza Nueva. Le da credibilidad a las “apariciones” marianas de los 1800, a partir de lo cual surgió el integrismo. De particular importancia son las apariciones de La Salette, en las que supuestamente la Virgen le explicó a dos niños que la Iglesia está en peligro debido a su jerarquía. Supuestamente, la Virgen hizo un llamado a los Apóstoles de los últimos días para que formacen un ejército para combatir por Cristo.
Se llegó a conocer a Blas Piñar como el caudillo del Tajo, luego de que el místico Clemente Domínguez, tuvo la visión que le decía que Cristo iba a enviar a “el gran caudillo del Tajo, el segundo Franco”, para salvar a España cuando desapareciera Franco.

Piñar fundó Fuerza Nueva en 1966, con el propósito de “mantener vivos los ideales del 18 de julio de 1936”. Durante el régimen de Franco, Piñar fue el director del Instituo de Cultura Hispánica, pero fue destituído por publicar un ataque virulento contra los EU. Era protegido del almirante Carrero Blanco, segundo en mando después de Franco.

En 1970, la ultraderecha española presentó candidatos a nombre de Unión Nacional, y ganó un escaño, el de Blas Piñar. En las tres elecciones subsecuentes, en 1977, 1979 y 1982, nuevamente la ultraderecha sólo consiguió un representante, Piñar.

El fundador del movimiento belga pro nazi Rexism, León Degrelle, estuvo en contacto con el movimiento de Piñar en España. Degrelle viajó a México en 1930, y se vinculó al movimiento cristero y a Bernardo Bergöend. Degrelle vivió en España al terminar la Segunda Guerra Mundial, y su hija se casó con Servando Balaguer, quien por un tiempo fue el jefe de la Fuerza Nueva de Piñar.

En 1976, Ernesto Mila presentó la tésis organizativa ante el Primer Congreso de Fuerza Nueva, a solicitud de Blas Piñar. Habló de la Guardia de Hierro rumana, de Cornelius Codreanu, como el modelo organizativo para el partido de Piñar.

En el público se encontraba Horia Sima, un miembro de la Guardia de Hierro, quien estuvo al frente de la Legión Rumana que combatió por Hitler contra la Unión Soviética. Según un autor, Blas Piñar encontró en la “Legión Rumana y en su catolicismo militante una confirmación de su ‘ultramontanismo’ “.

—William F. Wertz.

La guerra cristera: el sinarquismo entonces y ahora

por William F. Wertz

El propósito de este artículo es explicarle al joven líder potencial de México y otras partes, cómo el sinarquismo se ha usado para tratar de impedir el desarrollo de México, en particular, en tanto Estado nacional soberano independiente, dentro de una comunidad mundial de Estados nacionales soberanos, mutuamente comprometidos al fomento del bienestar general de sus respectivos pueblos, mediante el desarrollo económico. Ello se hace necesario ante la renovada amenaza que presenta para México, los Estados Unidos, y otras naciones, el que los sinarquistas de la actualidad —centrados en torno al vicepresidente Dick Cheney de los EU, y del Partido Acción Nacional (PAN) en México— impongan el fascismo internacional.

Como señala el libro El PAN, en 1926 Manuel Gómez Morín, fundador del derechista PAN, era el abogado de la embajada soviética en México. Ya en 1922 Gómez Morín había propuesto ante el Primer Congreso Internacional de Estudiantes, celebrado en México, D.F., “la abolición del actual concepto del poder público que, suponiendo al Estado una entidad soberana. . . se traduce en un derecho subjetivo de los menos sobre los más. . . Obtener, en oposición al principio patriótico de nacionalismo, la integración de las nacionalidades, en una comunidad universal”.

Gómez Morín admiraba a Vicente Lombardo Toledano, quien de acuerdo con el libro El PAN, era el principal agente de la Internacional Comunista en Iberoamérica. Así, el programa que Gómez Morín propuso en 1922, fue el que aprobó la Internacional Comunista en Bakú, URSS, en 1921: eliminar la soberanía de los Estados nacionales, e imponer una dictadura sinarquista hobbesiana a una multitud de comunidades tribales. Ese fue el programa que le encomendaron diseñar a Lombardo Toledano para Iberoamérica. Para 1926, el año en que empezó la insurrección cristera, elaboró una propuesta corporativista para organizar comunidades indígenas, basada explícitamente en un modelo medieval del siglo 13. En lo esencial, tal concepto no era nada diferente del que promovían los jesuitas fascistas que dirigían a los cristeros.

José Vasconcelos fungió como secretario de Educación Pública de 1920 a 1924. Contra él y sus planes educativos fue que organizaron a los cristeros, a favor de una educación “católica”. Y, no obstante, la revista Timón del “liberal” Vasconcelos era financiada por la compañía alemana Transozean GmbH, uno de cuyos directores era Hjalmar Schacht, el hombre de la oligarquía financiera angloamericana en Alemania responsable de llevar a Adolfo Hitler al poder.

Gómez Morín, el fundador del PAN, fue presidente del Banco de México durante el Gobierno de Plutarco Elías Calles y, desde esa posición, financió el movimiento que procuraba poner a Vasconcelos en la Presidencia de México.

Lombardo Toledano fue miembro destacado de la Confederación Revolucionaria Obrera Mexicana (CROM) de Luis Morones, organización que adversaba radicalmente a la Iglesia. No obstante, Gómez Morín, Lombardo Toledano y José Vasconcelos aborrecían la memoria de Benito Juárez, y se unieron a los sinarquistas de la Iglesia en oposición a la Constitución de 1917.

Según un documento confidencial elaborado el 31 de octubre de 1941 por el agregado naval adjunto de los EU en la capital mexicana, Harold P. Braman, Vasconcelos era uno de los subjefes de la Unión Sinarquista Nacional. Él y Gómez Morín eran miembros del Consejo Falange–Iglesia, también conocido como “Consejo de la Hispanidad”, o simplemente “La Base”, que controlaba a la Unión Nacional Sinarquista. René Capistrán, el comandante supremo de la Liga Nacional de Estudiantes Católicos (LNEC), y de los cristeros, fue miembro del comité central de la misma Unión Sinarquista.

Aunque historiadores como Jean Meyer pretenden presentar el conflicto religioso de México como resultado de los planes “regalistas” de los Borbones, la realidad es que el intento de establecer una Estado nacional soberano en México, como modelo para toda Iberoamérica, se basó en la Constitución estadounidense. Es más, la politica exterior de los EU fomentó ese plan. Por ejemplo, a principios de 1825, el presidente estadounidense John Quincy Adams propuso que los delegados al Congreso Anfictiónico de Panamá le aconsejaran informalmente a las naciones iberoamericanas abandonar la religión de Estado. Cualquier análisis de la insurrección cristera debe partir de esta perspectiva, contraria al concepto de que la rebelión la provocó de forma injusta el regalismo borbón, o alguna otra maquinación del demonio.

Como dice Meyer en La cristiada, el conflicto con la Iglesia en México devino en enfrentamiento en tres ocasiones: con los Borbones en 1810; con Lerdo de Tejada, el sucesor de Benito Juárez, en 1874; y con Calles en 1926. Con los Borbones, los jesuitas fueron expulsados en 1767, y en 1799 se canceló la inmunidad judicial de los clérigos.

Luego de la Declaración de Independencia de 1810, la de otra forma positiva Constitución de Apatzingán de 1814 proclamó al catolicismo como la única religión reconocida, y restauró las órdenes religiosas suprimidas por los Borbones.

Según Meyer: “Las guerra de la Reforma (1857, 1867 y 1876), y el anticlericalismo de la Constituyente de 1917, la persecución que se dio entre 1926 y 1938, y las rebeliones cristeras en el mismo período, todos estos hechos fueron consecuencia de la política regalista de los Borbones”. Además sostiene que las disposiciones de Lerdo de Tejada de 1859, “provocaron la insurrección de los religioneros, un movimiento semejante a la Vendée y al carlismo español”. Señala además que el intento por establecer un Estado nacional soberano basado en el modelo estadounidense era ajeno a la tradición hispana. Según Meyer: “El México moderno ha sido formado por hombres que despreciaban al antiguo México. En gran medida, esta fue la raíz del conflicto que enfrentó al nacionalista Calles contra los patrióticos cristeros”.

Así, el supuesto básico de Meyer es que la soberanía nacional es ajena a la “tradición hispana”, “patriota”, como se refleja en la rebelión de los “religioneros” contra la Reforma y la insurrección cristera contra la Revolución Mexicana. Asimismo, Meyer compara explícitamente la rebelión de los religioneros con el carlismo español. Es muy dicente también que al final del libro Meyer escribe: “Algunos han interpretado esta guerra como un movimiento similar al de Salazar o Franco, como precursora del sinarquismo, una variante mexicana del fascismo”. Por supuesto, según Meyer ese no es el caso. Para Meyer, el sinarquismo es un movimiento fundado en México en 1937. El único nexo que está dispuesto a reconocer entre los cristeros y el sinarquismo es que, según él, el fracaso de los primeros dio paso a los segundos, y posteriormente al PAN.

Pero la verdad es que la insurrección cristera fue la precursora directa del movimiento sinarquista oficial en México. La ciudad de Guadalajara y el estado de Jalisco fueron los baluartes, tanto de los cristeros, como de la Unión Nacional Sinarquista. Hasta la fecha, Guadalajara es un centro del sinarquismo a favor de los cristeros.

Meyer sostiene su tesis fraudulenta omitiendo cualquier referencia a los agentes jesuitas decisivos que participaron en la formación de los cristeros desde principios de los 1890, y el papel de estos mismos jesuitas en la posterior creación del sinarquismo mexicano en los 1930. El principal agente jesuita que omite es a Bernardo Bergöend, a pesar de que gran parte de los antecedentes sobre él que aparecen en este artículo derivan directamente de los libros que el mismo Meyer recomienda en su bibliografía. Como se detalla más adelante, Bergöend, quien primero pasó de Francia a México en 1891, por más de tres décadas fue decisivo en sembrar las semillas que más tarde produjeron la insurrección cristera. Al mismo tiempo, como documenta el libro El PAN, cuando concluyó la insurrección cristera en 1929 Bergöend encabezó a los intransigentes que rehusaron aceptar la política de reconciliación del Vaticano. También ayudó a fundar la Liga de la O, también conocida como la OCA (Organización–Cooperación–Acción), que mantuvo una resistencia armada. La OCA recoge al núcleo de militantes cristeros quienes, en los 1930, pasarían a formar la Unión Nacional Sinarquista.

Las raíces sinarquistas de la rebelión cristera

La insurrección cristera de 1926–1929 fue la continuación de las insurrecciones “religiosas” contra la Reforma de Juárez y Lerdo de Tejada, inspiradas en las guerras carlistas del siglo 19 en España, llevadas a la práctica por la oligarquía europea. Los carlistas defendían la política de la Santa Alianza: monarquía absoluta, despotismo feudal y rechazo a todo lo que semejase una república federal soberana.

Antes de la Revolución Mexicana de 1910, cuando el presidente Porfirio Díaz aún estaba en el poder, el sacerdote jesuita José Luis Cuevas lanzó un movimiento de Acción Católica sinarquista, con la formación de una Unión de Católicos Mexicana, para hombres, y la Unión Femenina Católica Mexicana. Esto llevó al Primer Congreso Católico en febrero de 1903, en la ciudad de Puebla. Uno de los delegados, un joven abogado de Jalisco, Miguel Palomar y Vizcarra, propuso la creación de un banco cooperativo rural. Posteriormente hubo congresos católicos en Morelia en 1904, en Guadalajara en 1906 y en Oaxaca en 1909. A la par, se realizaron congresos rurales en Tulancingo en 1904 y 1905, y en Zamora en 1906. Entre los dirigentes de los congresos, además del padre Cuevas y Palomar, estaban el laico José Refugio Galindo; un sacerdote josefino, José María Troncoso; el juesuita francés Bernardo Bergöend; y el obispo de Tulancingo, José Mora y del Río, quien posteriormente fue nombrado arzobispo de México.

Bernardo Bergöend fue la personalidad decisiva que, no sólo formó el sinarquista movimiento de Acción Católica que condujo a la insurrección cristera, sino que también, cuando concluyó la guerra, continuó con el proceso que llevó a la creación oficial del movimiento sinarquista.

Bergöend nació en Francia en 1871 e ingresó a la Compañía de Jesús a los 18 años de edad. A los 20, en 1891, fue enviado a México, donde cursó estudios en San Luis Potosí. En 1900 fue enviado a estudiar teología a España. Luego pasó a San Luis, Misurí, en los EU, donde se ordenó sacerdote. De ahí regresó a México, donde ocupó varios cargos en Puebla y en México, D.F., antes de que lo nombraran profesor de filosofía en el Instituto Jesuita de Guadalajara.

In 1905 José Refugio Galindo fundó el grupo de Operarios Guadalupanos. En 1908, el padre José María Troncoso fundó la Unión Católica Obrera. En 1906, Bergöend organizó los primeros “ejercicios espirituales” jesuitas, con trabajadores de Guadalajara. Ahí llegó a conocer algunos miembros de Operarios Guadalupanos de Galindo, y a dirigentes laicos como Palomar. Bergöend insistía en la necesidad de formar un partido político católico para promover la acción social, y redactó el proyecto y el programa del Partido Católico Nacional (PCN) basado en los preceptos del partido católico francés llamado Acción Popular Liberal. El 5 de mayo de 1911, por primera y última vez, se formó en México un partido político con el nombre de “católico”. En agosto de 1911 el PCN realizó su primera convención nacional. En su libro Christ and the Americas, la buckleyita Anne Carroll se refiere al PCN y a su apéndice, la LNEC, como “el grupo más constructivo” en México en esa época.

Asimismo, en 19ll Bergöend creó una nueva organización en México, copiada de la Asociación Católica de Jóvenes Franceses. Luego, en 1912, regresó a México, D.F., donde fungió como asesor del Centro de Estudiantes Católicos (CEC). Desde ahí procedió a crear la Asociación Católica de Jóvenes Mexicanos (ACJM); él mismo redactó los estatutos de la ACJM, establecida formalmente el 12 de agosto de 1913.

En un discurso ante la dirigencia del primer grupo local de la ACJM, Bergöend hizo la siguiente declaración a favor de un Estado teocrático:

“Todos son concientes de la triste situación en la que se encuentra el país. Después que se excluyó a Dios de las leyes, de las escuelas, y de la vida pública, el positivismo, ese cáncer del alma nacional, ha hecho del Estado una religión. Los resultados no se han hecho esperar: en el campo de las ideas, el caos de los errores y las desviaciones; en el campo de la acción, un cúmulo de calamidades. Aun entre los católicos, la indiferencia ha echado profundas raíces; para muchos el patriotismo ha venido a ser el egoísmo refinado. Nuestros trabajadores en el campo, al igual que en la ciudad, le han hecho caso a las doctrinas destructivas del socialismo, y no teniendo ya las restricciones de la religión, han llevado su odio hacia el capital y la sociedad a los hechos. No es de sorprender, entonces, que el llamado a la guerra fraticida que ha convertido el suelo fértil de la patria mexicana en un zarzal sangriento, haya hecho tan grande erupción y causado tantos estragos. . .[2]

“Oh, las cosas que pudiera hacer por la renovación de México un buen contingente de jóvenes, fuertemente unidos, quienes animados por una fe profunda en la causa de Dios, de la patria, del alma del pueblo, trabajarían como uno solo por Dios, por la patria y por el pueblo, amando a Dios hasta el límite del martirio, la patria hasta los límites del heroísmo, y al pueblo hasta los límites del sacrificio”.

Hoy día, la página de la ACJM en internet señala lo siguiente:

“El P. Bernardo proclamó ente sus muchachos la urgencia y el deber de hacer reinar a Cristo no sólo dentro del templo, sino también afuera, en el taller, en la escuela, en la calle, en el Congreso”.

En 1914, el Partido Católico Nacional, el cual, como dijimos, fue creado por Bergöend, procedió a consagrar a México a Cristo Rey, en una ceremonia en la Villa de Guadalupe. Esto fue una declaración de guerra contra la Revolución de 1910.

En 1916 la ACJM prendió como reguero de pólvora por todo Jalisco. En enero de 1917 René Capistrán Garza, quien más tarde sería el comandante supremo de los cristeros, fue elegido presidente del CEC de México, D.F., asesorado por Bergöend, y de este modo se convirtió en el presidente provicional de la ACJM.

El abogado Palomar y Vizcarra, nacido en 1880, era un asesor laico de la ACJM, dirigente del bloque católico en la legislatura estatal de Jalisco y profesor de la Escuela Libre de Derecho de Guadalajara.

El movimiento de acción social en México, se copió de los movimientos de Acción Social de Bélgica, Francia y Alemania, basados en las ideas fanáticas de Charles Maurras, creador del grupo seudocatólico l’Action Française. Se trata del llamado modelo belga–alemán del activismo social–cristiano, basado en una interpretación gnóstica de la encíclica del papa León XIII, Rérum Novárum, de 1891. En esencia, Bergöend y los demás jesuitas de la acción Social caracterizaban a la Revolución Mexicana como socialista y, con base en Rérum Novárum, alegaban que las instituciones de México eran incompatibles con el catolicismo. Irónicamente, muchas de las políticas positivas que alentaba el papa León XIII a favor de los trabajadores fueron incorporadas en la Constitución mexicana de 1917. Sin embargo, el movimiento de Acción Católica de Bergöend interpretaba Rérum Novárum desde el punto de vista del Sílabo de errores del papa Pío IX, y se concentraba de manera reduccionista en la condena del “socialismo” que hace el papa León XIII, y en su defensa de la propiedad privada. El modo en que Bergöend y otros interpretaban Rérum Novárum es análogo al modo en que los gnósticos del American Enterprise Institute de los EU, tales como Michael Novak, George Weigel y Richard Neuhaus, hoy día interpretan a su conveniencia las encíclicas del papa Juan Pablo II, tratando de presentar la doctrina gnóstica del libre comercio, como si fuera la doctrina social de la Iglesia.

La Constitución de 1917 vs. los teócratas

A fines de 1919 un grupo de católicos creó un nuevo partido político para intervenir en las elecciones venideras: el Partido Nacional Republicano. Sus dirigentes más prominentes estaban vinculados estrechamente con el antiguo Partido Católico y con el movimiento de Acción Católica de la época de Madero. El comité ejecutivo lo encabezaba Rafael Ceniceros y Villarreal (ex gobernador de Zacatecas), René Capistrán Garza y Luis M. Flores. Cuando Carranza escogió a Ignacio Bonillas como el candidato presidencial oficial, Álvaro Obregón, cuyo compromiso era con la Constitución de 1917 y el desarrollo de México en tanto Estado nacional soberano, encabezó el derrocamiento de Carranza, remplazó a Bonilla como candidato oficial y, en septiembre de 1920, derrotó fácilmente al candidato católico Alfredo Robles Domínguez.

Como la elección de Obregón vino luego de una sublevación militar, los EU no lo reconocieron al principio. El Gobierno de Warren G. Harding tenía especial interés en lo establecido en la Constitución de México sobre la expropiación petrolera. Washington se mantuvo sin reconocer al nuevo Gobierno hasta 1923, tres años después de Obregón llegar al poder.

Durante este período, Obregón no hizo nada por instrumentar los artículos de la Constitución que restringían la actividad política de la Iglesia católica. Aunque la política de largo plazo de la Iglesia consistía en exigir nada menos que el dominio clerical de toda la educación en México.

Obregón trató de resolver el problema de la tierra mediante el establecimiento de los ejidos (tierras comunales concedidas a los campesinos sin tierra). La Iglesia condenó estas reformas agrarias revolucionarias porque no tomaban en consideración el “justo derecho de los terratenientes”, es decir, de los hacendados.

En 1918 se formó la Confederación Revolucionaria de Obreros Mexicanos (CROM) para ayudar a los trabajadores urbanos. Los obispos mexicanos le prohibieron a los católicos unirse a esos sindicatos “socialistas”.

Para los obispos bastaba que el Sílabo de errores había condenado el socialismo. Los reaccionarios de la Iglesia mexicana, al igual que los carlistas del Christendom College hoy día, procuraban reconstruir el mundo medieval que existía antes del Renacimiento italiano. Con los gremios, esperaban restablecer el sistema de la Edad Media. Todas las organizaciones que se desarrollaron en el marco del movimiento de acción social se basaron en este concepto.

En 1920 los dirigente de la acción social organizaron una Confederación de Asociaciones Católicas de México. Las juntas locales fueron designadas por los obispos. En Jalisco, ocho sacerdotes dirigían la junta. En este mismo lapso, el cura jesuita Méndez Medina organizó el Secretariado Social de México, que difundió las enseñanzas de la Acción Social por todo el país.

Esta ofensiva teocrática por parte de los sinarquistas en la Iglesia chocó con las provocaciones de la izquierda sinarquistas, alimentando el clima de guerra religiosa que condujo a la insurrección cristera. El 24 de noviembre de 1921, por ejemplo, estalló una bomba de dinamita a los pies del relicario de la Virgen de Guadalupe, en la propia basílica de Guadalupe en México. El 1 de mayo de 1922, la CROM realizó un ataque armado contra la sede de la ACJM en la capital mexicana.

La columna vertebral del movimiento de acción social era la Confederación Nacional Católica de los Trabajadores, creada en mayo de 1922 en una convención en Guadalajara, donde tenía su sede nacional. Ese mismo año, la ACJM realizó su primer Congreso Nacional en la capital mexicana. René Capistrán Garza le manifestó ahí a los delegados que su tarea era acabar con la “descristianización” de México, producto, según él, de la Reforma de Juárez y de la Revolución.

Según una fuente en inglés, Capistrán dijo: “La obra de descristianización que empezó con la Reforma de Juárez, y que que hábilmente continuó el porfirismo, logró suprimir casi en su totalidad cualquier manifestación de vida religiosa. . . Y entonces vino el desastre; dadas las causas, los efectos tenían que seguir de manera inevitable; hizo erupción la revolución, derramando toda la maldad, toda la corrupción que venía formandose bajo el ala protectora del liberalismo y la protección del régimen. Querían a un pueblo sin Dios, y sólo lograron hordas de bandidos. Querían una nación sin religión, una patria sin historia, una civilización sin ética, y sólo lograron el desastre, la ruina, el deterioro. . . En medio del inevitable y aterrador derrumbe apareció una fuerza de singular vigor y extraordinaria potencia con la que no se contaba; a la hora del desastre apareció inesperada en la plaza pública, plenamente armada, la juventud católica; y con ella apareció, como si surgiera de lo más profundo del alma nacional, como un nuevo retoño fértil de las raíces de la patria, la civilización cristiana con toda la lozanía de su eterna juventud, elevándose por encima de las ruinas que parecían haberla demolido para siempre”.

En 1921 se inició un movimiento para erigir un monumento a Cristo Rey en el cerro del Cubilete, cerca a la ciudad de León, Guanajuato. Según el arzobispo de México, Manuel Mora y del Río, el monumento “entroniza al Sagrado Corazón de Jesús sobre toda la República”. Para la Iglesia esto significaba proclamar la ascendencia temporal de la religión católica en México. Es el mismo espíritu que llevó a los católicos a afirmar la primacía de la acción social sobre el programa del Gobierno. Los obispos decidieron colocar la primera piedra el 11 de enero de 1923. El nuncio apostólico, monseñor Ernesto Filippi, aceptó oficiar en el acto.

Dos días después, el secretario de Gobernación Plutarco Elías Calles ordenó la expulsión de monseñor Filippi por “extranjero pernicioso”, y el Gobierno ordenó suspender la construcción del monumento.

Como puede verse de este caso, así como de la política que siguió Calles en cuanto llegó a la Presidencia, Obregón tenía más disposición a ser conciliatorio que Calles, tanto hacia los EU en la cuestión petrolera, como hacia la Iglesia en la cuestión religiosa. Calles les hacía el juego a los sinarquistas desde el Gobierno con un enfoque mucho más provocador.

El mismo Obregón comentó una vez: “El presente programa social del Gobierno que emana de la Revolución esencialmente cristiano, y complementa el programa básico de la Iglesia católica”. Pero la Iglesia mexicana siguió viendo a la Revolución como enemiga.

El periódico católico El Obrero de Guadalajara, inició una campaña para adoptar el grito de batalla “¡Viva Cristo Rey!” Sin embargo, Obregón siguió conciliador, al igual que el Vaticano, que no emitió ninguna declaración de respaldo a los obipos mexicanos.

A fines de 1923 y principios de 1924, Obregón enfrentó y aplastó una rebelión armada encabezada por Adolfo de la Huerta, quien al igual que Calles, había sido su aliado en el derrocamiento de Carranza.

En octubre de 1924 se realizó un congreso eucarístico en la capital mexicana, en el que los obispos consagraron la ciudad al Sagrado Corazón de Jesús. Pero, debido a la amenaza de medidas legales del Gobierno, el congreso terminó sin la anunciada peregrinación a la basílica de Guadalupe.

A fines de 1924, Obregón le entregó el mando del Gobierno a Calles. En el otoño de 1925, el Gobierno de Calles presentó ante el Congreso su plan para poner en vigencia los controvertidos artículos 3, 27, 123 y 130 de la Constitución. Sin embargo, sólo se instrumentó la parte del artículo 27 relacionado con las propiedades petroleras.

La Liga Nacional de la Defensa de la Libertad Religiosa

Mientras aumentaban las provocaciones, tanto de los sinarquistas dentro de la Iglesa como las del Gobierno, se creó una organización que Bernardo Bergöend había concebido desde hacía tiempo, y que se convirtió en la organización que a la larga desataría la insurrección cristera: la Liga Nacional de la Defensa de la Libertad Religiosa (LNDLR).

El 22 de febrero de 1925 desatose un movimiento cismático contra la Iglesia católica romana. La llamada Iglesia apostólica mexicana se apoderó de la iglesia de La Soledad en Ciudad de México. Al mes siguiente, Calles arregló el conflicto ordenando el cierre de la iglesia para ambos bandos.

En respuesta, el 17 de marzo de 1925 se formó la LNDLR. Sus fundadores fueron Miguel Palomar y Vizcarra; Luis G. Bustos; jefe de los Caballeros de Colón en México; y René Capistrán Garza, presidente de la ACJM. Rafael Ceniceros y Villarreal quedó como presidente de la LNDLR; Bustos y Capistrán Garza quedaron en el comité ejecutivo.

La idea de formar una organización católica de defensa surgió por primera vez en 1918, siete años antes de su creación formal, con Manuel de la Peza, Eduardo J. Correa, y Miguel Palomar y Vizcarra, con la colaboración de Bergöend, quien diseñó el plan de la organización. Sin embargo, en 1918 no había suficiente respaldo para la idea. Otro intento en 1920 también fracasó. En 1925 se revivió el esquema de Bergöend, a iniciativa de Palomar, Bustos y Capistrán Garza.

El 24 de marzo, la LNDLR recibió un telegrama de adhesión de la Unión Popular de Jalisco, encabezada por el abogado Anacleto González Flores, cabeza de una organización secreta llamada la “U”; González nació en Los Altos de Jalisco en 1883.

Capistrán Garza le ordenó a la ACJM movilizar a sus más de 100 organizaciones locales formar comités de la LNDLR. De este modo, los miembros de la ACJM se conviertieron en los dirigentes de la LNDLR, cuya fundación oficial se anunció el 21 de marzo.

En los EU los católicos buckleyitas más prominentes machacaban el tema de la amenaza comunista en México, alegando que los ataques del Gobierno a la Iglesia —y a las propiedades petroleras— eran parte de un complot bolchevique mundial. Los buckleyitas esperaban que al vincular la persecusión religiosa a la cuestión petrolera, podrían inducir al Gobierno estadounidense a intervenir en contra de Calles. Aunque el propósito manifiesto de la intervención sería auxiliar a las compañías petroleras, el resultado sería el derrocamiento de Calles y la defensa de la Iglesia en México.

El 21 de abril el episcopado mexicano emitió una declaración afirmando la supremacía de la Iglesia sobre la autoridad secular en última instancia.

El 14 de julio Calles decretó las leyes necesarias para poner en vigencia los artículos 3 y 130 de la Constitución, invocando la autoridad que le confirió el Congreso para reformar los códigos civil y penal. Los obispos le dieron su aprobación oficial a la LNDLR para iniciar un boicot económico. El 23 de julio, Calles emitió un decreto poniendo en vigencia el artículo 3 de la Constitución.

El episcopado suspendió todos los cultos religiosos que requerían de un sacerdote en todas las iglesias del país, el 31 de julio. Además, los obispos le ordenaron a los feligreses retirar sus hijos de las escuelas públicas, y apoyar el boicot económico declarado por la LNDLR.

Cuando fracasó el boicot económico, la LNDLR recurrió a las armas, que nunca había excluído como opción. La mayoría de los comandantes salieron de las filas de la ACJM o de la organización clandestina de laicos católicos conocida como la “U”. En agosto, Capistrán Garza viajó a Texas con la intención de reunirse con el general Enrique Estrada, a quien le ofrecería el respaldo de los católicos para una revolución armada, a cambio de comprometerse a respetar los intereses de los católicos. Sin embargo, para cuando llegó, los EU habían detenido a Estrada por contravenir las leyes de neutralidad de los EU.

El 26 de noviembre hubo una reunión de los dirigentes laicos con el episcopado en la residencia del obispo Pascual Díaz en México, para determinar si se justificaba la resistencia armada. Representando a la LNDLR estaban Ceniceros y Villarreal, Luis G. Bustos, Palomar y Vizcarra, Carlos F. de Landero, Manuel de la Peza y Juan Laine, así como su consejero ecleciástico, el cura jesuita Alfredo Méndez Medina. Cuatro días después volvieron a reunirse, con la presencia también del otro consejero eclesiástico de la LNDLR, el jesuita Rafael Martínez del Campo. Después de la segunda reunión, el obispo Pascual Díaz dijo, en efecto, que los obispos no apoyaban la rebelión, pero tampoco le prohibieron a la LNDLR unirse a los rebeldes cristeros en la “defensa armada”.

Los padres Méndez Medina y Martínez del Campo auxiliaron entonces al Comité Directivo de la LNDLR a elaborar el proyecto de la revolución armada para derrocar al Gobierno mexicano.

A fines de diciembre, la LNDLR emitió un manifiesto “A la Nación”, firmado por Capistrán Garza, en el cual atacaba “el dominio implacable de un régimen de bandidos armados sobre un pueblo indefenso, honorable y patriótico”.

“La destrucción de la libertad religiosa y política, de la libertad de la educación, los sindicatos y la prensa; el negar a Dios y la creación de una juventud atea; la destrucción de la propiedad privada a través del saqueo, la socialización de la fortaleza nacional; la ruina del trabajador libre por medio de organizaciones radicales; el repudio de las obligaciones internacionales; tal es en substancia, el programa monstruoso del régimen presente. En suma, la destrucción deliberada y sistemática de la nacionalidad mexicana”.

El manifiesto apelaba al “sagrado derecho a la defensa” como justificación para tomar las armas, y proclamaba “la necesidad de destruir para siempre el dominio perverso de las facciones para crear un Gobierno nacional”.

El 28 de diciembre hubo una reunión en México donde se dispuso la acción armada en el Distrito Federal. Un joven ingeniero, Luis Segura Vilchis, representaba al Comité Especial encargado de la guerra, que más tarde atentaría contra la vida del general Obregón. El cabecilla del levantamiento era Manuel Reyes, un antiguo oficial del Ejército del Sur del caudillo de Morelos, Emiliano Zapata, en la revolución de 1910. Reyes había sido “catequizado” por una monja, la Madre Conchita. El 31 de diciembre, la mayoría del grupo asistió a misa en el convento de la Madre Conchita, quien le entregó al grupo una bandera mexicana con imágenes del Sagrado Corazón y de la Virgen de Guadalupe. Algunos de esos jóvenes trataron de ver al padre Bergöend, según una versión no pudieron encontrarlo.

También en diciembre, René Capistrán Garza, todavía en los EU, fue nombrado comandante supremo del movimiento. Palomar y Vizcarra, quien también colaboró con Bergöend para formar la LNEC, fue designado para sustituir a Capistrán Garza en el Comité Directivo. Ese mismo mes, el general Enrique Gorostieta y Velarde, un masón y oficial del Ejército cuando Porfirio Díaz, asumió el mando supremo de todas las fuerzas cristeras en el occidente, con la bendición del arzobispo Manuel Mora y del Río.

Así, para diciembre de 1925, el trabajo de décadas de Bernardo Bergöend y los jesuitas sinarquistas de la Iglesia católica mexicana, con la ayuda de los elementos sinarquistas radicales aliados al presidente Calles que les hacían el juego, llevó finalmente a México al punto de la insurreción armada. Sin embargo, cabe señalar que nunca hubo ninguna posibilidad de que los cristeros tomasen el poder. El objetivo de quienes tiraban los hilos era usar a los cristeros como carne de cañón para impedir el desarrollo soberano de México, asegurar el fiel cumplimiento del pago de la deuda mexicana a la casa Morgan, y garantizarle condiciones favorables a las compañías petroleras angloamericanas.

El papel de William F. Buckley padre

El más prominente de esos intereses petroleros era el de William F. Buckley padre, dueño de la compañía petrolera Pantepec en México para 1913. Éste se oponía a la política del Gobierno del presidente estadounidense Woodrow Wilson, que consistía en respaldar a Pancho Villa (originario del estado de Durango, pero con sede en Chihuahua, quien encabezaba la División del Norte durante la Revolución) contra el Gobierno de Victoriano Huerta. De hecho, Buckley sirvió de consejero del Gobierno oligárquico del presidente Huerta en la conferencia de Niágara de las potencias “ABC” —Argentina, Brasil y Chile—, que fungieron como intermediarias entre los EU y México a raíz del bombardeo naval estadounidense contra el puerto de Veracruz en abril de 1914. Buckley tenía tanta influencia en México, que el Gobierno estadounidense le ofreció la gubernatura militar de Veracruz, la cual no aceptó.

Luego de que las fuerzas revolucionarias de Venustiano Carranza y Álvaro Obregón derrocaran a Huerta en 1914, Buckley se opuso a que Washington reconociese al Gobierno de Carranza, y más tarde uso su influencia para oponerse a la Constitución de 1917.

El 6 de diciembre de 1919 compareció ante una subcomisión de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de los EU, y dijo: “Pienso que debemos resolver está cuestión sin ninguna referencia a América Latina ni a lo que piensen los latinoamericanos o cualquier otro. Pienso que debemos resolverlo como es debido, sin referencia a más nadie . . . Latinoamérica nos respeta más cuando atendemos a nuestros propios asuntos y no consultamos a los latinoamericanos. Nuestras relaciones con México son asunto nuestro y de nadie más”. Aunque Buckley decía que se oponía a la intervención armada, concluyó su testimonio diciendo: “Nada hubiese elevado más nuestro prestigio de ese modo en Latinoamérica, como mandar un ejército al otro lado de la frontera la primera vez que tocaran a un estadounidense, y ejecutar a todos los que lo agraviaron”.

Asimismo, Buckley nunca negó su participación en el fallido movimiento contrarrevolucionario del general Manuel Peláez, cuyo tren de municiones, patrocinado por Buckley, se perdió, cuando su representante en Washington, un antiguo amigo íntimo de Buckley, iba a presentarse ante el Departamento de Estado en Washington como representante del “Gobierno” de Peláez.

Cuando Warren Harding fue elegido presidente estadounidense en remplazo de Wilson, Buckley hizo campaña contra el reconocimiento del Gobierno mexicano de Obregón.

En 1921, junto con Thomas W. Lamont de J.P. Morgan, formó la Asociación Americana de México (AAM), con oficinas en Nueva York y en Washington, D.C. La AAM se proponía deshacer la legislación petrolera confiscatoria, restaurar los privilegios especiales de los ciudadanos estadounidenses en México, y eliminar las disposiciones de la Constitución mexicana que prohibían a los clérigos estadounidenses de cualquier denominación ejercer sus oficios religiosos en México.

Thomas Lamont fue también el jefe del Comité de Banqueros Internacionales, que posteriormente negoció un acuerdo con México para garantizar el pago de la deuda externa mexicana a los bancos internacionales.

En noviembre de 1921 el Álvaro Obregón expulsó a Buckley de México por conspirar contra la Revolución. Buckley perdió muchas de sus propiedades, que fueron expropiadas por el Gobierno de Obregón.

Durante la insurrección cristera, el jefe militar de la Liga, René Capistrán Garza, visitó a William F. Buckley padre en San Antonio, Texas. Buckley propuso ofrecerle a los rebeldes mexicanos 500.000 dólares para su insurrección. Buckley veía una oportunidad para recuperar sus fortunas en México financiando a los cristeros en su intento de derrocar al régimen de Calles.

Buckley no pretendía aportar el dinero él mismo; más bien le ofreció a Capistrán Garza presentarle a Nicholas Brady, quien, según Buckley, le daría al representante de la Liga los 500.000 dólares. Brady era presidente de la empresa Edison de Nueva York y de la United Electric Light and Power Company en 1926. Fue el primer laico estadounidense que recibió el título de chambelán del Papa y era un amigo íntimo cercano de Pío XI, y del secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Gasparri.

Buckley recibió el auxilio de un tal doctor Malone, un católico muy conocido, quien era el médico de cabecera del gobernador de Nueva York, Alfred E. Smith.

Supuestamente, Capistrán Garza nunca llegó a ver a Brady porque el obispo Pascual Díaz intercedió con Buckley para desalentarlo de financiar a los cristeros. Monseñor Díaz supuestamente le dijo a Buckley que la jerarquía católica quería un gobierno de coalición encabezado por liberales. Anne Carroll, en su libro Christ and the Americas, recalca que Buckley decidió no financiar a los cristeros. Ella y su esposo, Warren Carroll, eran íntimos del cuñado de William F. Buckley hijo, L. Brent Bozell, casado con Patricia Buckley.

Lo importante no es si Buckley personalmente financió al movimiento cristero. El hecho es que Buckley alentó e incitó al movimiento cristero con la promesa de financiarlo. Además, tampoco hay ninguna prueba de que no haya arreglado el financiamiento de algún otro modo.

Por ejemplo, en 1926, los Caballeros de Colón de los EU aprobaron una resolución en la que dicen que “tasaremos a nuestros miembros hasta por un millón de dólares”, y “ofrecemos el respaldo y cooperación de 800.000 hombres que aman a Dios”.

Un despacho del Departamento de Justicia desde San Antonio, Texas, el 19 de agosto de 1926, decía que había dos Caballeros de Colón estadounidenses vinculados con un grupo de clérigos y laicos mexicanos que apoyaban el plan de Félix Díaz para derrocar a Calles. Los “caballeros, la Iglesia católica e intereses adinerados” le adelantarán a Díaz 5 millones de dólares, siempre y cuando “restaure la Iglesia y conceda ciertas concesiones a las compañías petroleras que tienen negocios en México”.

Otro indicio del respaldo extranjero a los cristeros es el informe del señor Montavón, un mexicano que había estado asociado con intereses petroleros en los EU y fue asesor jurídico de la Conferencia Católica Nacional de Bienestar de los EU (NCWC, en inglés), en el sentido de que los intereses petroleros de British Pearson o Cowdray en México habían incitado a “elementos católicos militantes”. Según él, intereses petroleros le habían ofrecido entre 25 y 50 millones de dólares si los católicos mexicanos aportaban 2 millones de hombres. Aunque la oferta fue rechazada, el informe da un indicio de cómo se usó a la insurrección cristera.

Lo que le complicó las cosas a Buckley y a otros intereses petroleros fue el hecho de que en febrero de 1924 los EU prohibieran la venta de armas a todos los grupos mexicanos, excepto al Gobierno de Obregón. En el otoño de 1926, el presidente estadounidense Calvin Coolidge declaró la prohibición para todos los grupos mexicanos, ya que Calles estaba abasteciendo de armas a Juan Bautista Sacasa en Nicaragua, que se oponía a la facción que apoyaban los EU. El 8 de marzo de 1929, el presidente Herbert Hoover anunció la continuación de la política del Gobierno anterior, es decir, abastecer de armas únicamente al Gobierno reconocido de Emilio Portes Gil. El 18 de julio de 1929, a menos de un mes de que se llegara a un modus vivendi entre la Iglesia y el régimen de Portes Gil, los EU suspendieron la prohibición.

No obstante que Buckley y otros claramente compartían la ideología sinarquista de los cristeros, los utilizaron como carne de cañón para presionar al Gobierno mexicano a que le hiciera concesiones a los intereses petroleros extranjeros en México, y en cuanto al pago de la deuda externa.

La política del petróleo

Como puede verse de la actuación de Buckley y Lamont, la insurrección cristera estuvo relacionada directamente con la cuestión de las inversiones extranjeras en el petróleo mexicano, y con la cuestión de la deuda mexicana a la banca internacional, representada por Lamont de J.P. Morgan.

El artículo 27 de la Constitución de 1917 señala que “corresponde a la nación el dominio directo” del petróleo y todos los recursos naturales. Asimismo, fija las restricciones a la adquisición de propiedades a los extranjeros y confiere a la nación las posesiones de “las instituciones religiosas denominadas iglesias”. De ese modo, la Constitución emanada de la Revolución Mexicana se proponía establecer la soberanía de México sobre sus recursos naturales, y en particular sus recursos petroleros, y al mismo tiempo, sobre los recursos materiales de la Iglesia.

El Gobierno de los EU no reconoció al presidente Álvaro Obregón sino hasta 1923, tres años después de que asumió el poder. El reconocimiento vino después de que se llegó a un acuerdo con los EU sobre la cuestión petrolera. Con el acuerdo de Bucareli, el Gobierno mexicano aceptaba que las concesiones petroleras otorgadas a los inversionistas extranjeros entre 1876 y 1917, como las de William F. Buckley padre, por ejemplo, se mantendrían a perpetuidad. A pesar de que Obregón había expulsado a Buckley de México en 1921, luego del acuerdo de Bucareli su sucesor, Plutarco Elías Calles, lo invitó a regresar en 1924.

Sin embargo, antes de empezr la guerra cristera, el principio asentado en el artículo 27 de la Constitución —que la propiedad del petróleo corresponde a la nación directamente— se plasmó en la nueva ley petrolera del 26 de diciembre de 1925, que entraría en vigencia a partir del 1 de enero de 1927, y que establecía que el petróleo era propiedad inalienable de la nación.

A los propietarios de terrenos petroleros que hubiesen incluso iniciado la explotación antes de mayo de 1917, o hubiesen realizado alguna “acción positiva” indicando su intención de explotar el petróleo, se les exigía solicitar la concesión para tener derecho a explotarlo por 50 años, y no a perpetuidad. Se les daba un plazo de 12 meses para solicitar la nueva concesión, y de no hacerlo, el derecho original a perpetuidad se consideraría nulo. Otra disposición exigía que en el contrato se incluyese la llamada Cláusula Calvo, por la cual los extranjeros que tuviesen propiedades en México se sometían a la jurisdicción legal mexicana y no podrían reclamar la protección diplomática de sus Gobiernos.

A la ley petrolera de diciembre de 1925 se le incorporaron una serie de regulaciones el 8 de abril de 1926, que le daban amplios poderes de acción e interpretación a la Secretaría de Industria y Comercio. Sólo unas cuantas empresas petroleras extranjeras cumplieron con el plazo de 12 meses, con el resultado de que para el 2 de enero de 1927, las concesiones de varias compañías estadounidenses quedaron anuladas.

Hasta Jean Meyer reconoció que “Calles resentía, como si fuera prueba de traición, la coincidencia cronológica entre el conflicto religioso y las dificultades con los EU que surgieron en enero de 1926. Para el Gobierno, la colusión entre la Iglesia y los extranjeros, es decir los EU y las compañías petroleras, era tan patentemente obvia que no tenía sentido buscarla. El petróleo lo explicaba todo”.

No cabe duda de que el nexo era esencial y que la insurrección cristera, con su énfasis en la oposición al socialismo y la defensa de la propiedad privada, buscaba apelar al respaldo de los intereses petroleros, y al mismo tiempo, fue usada por esos intereses como ariete contra el Gobierno mexicano para forzarlo a darle marcha atrás a la ley petrolera de 1925.

Dwight Morrow y el fin de la insurrección cristera

Luego de dos años de guerra sin que los cristeros, que carecían de municiones, pudiesen derrocar al Gobierno, ni que el Gobierno, seriamente dañado económicamente por la rebelión, pudiese suprimirla por completo, los EU intervinieron para presionar al Gobierno mexicano para que resolviera las cuestiones interrelacionadas del petróleo, la deuda y el conflicto religioso. En 1927, Dwight Morrow fue nombrado embajador de los EU en México. Morrow, amigo del presidente Coolidge desde la universidad, y socio de J.P. Morgan, llegó a México el 23 de octubre de 1927.

Antes de aceptar el cargo, Morrow renunció a la J.P. Morgan, y aunque su nexo con esa casa bancaria no puede soslayarse, él representaba algo más que esos intereses financieros. En 1925 había encabezado la comisión que investigó las denuncias del coronel William Mitchell (jefe de Aviación del Ejército de los EU) sobre las insuficiencias de la defensa aérea estadounidense. Además, es de notar que antes de aceptar la embajada, conoció al coronel Charles A. Lindbergh y le sugirió que volara a México. Lindbergh llegó el 14 de diciembre de 1927. Posteriormente, Lindbergh se casaría con la hija de Morrow (en 1940, mucho después de que muriera Morrow en 1931, su hija, Anne Morrow Lindbergh, escribió un libro titulado The Wave of the Future: A Confession of Faith (“La ola del futuro: Una confesión de fé”) que fue reseñado favorablemente por la esposa de William F. Buckley padre).

Al mes de llegar Morrow a México, hubo un atentado fallido de bomba contra el general Obregón el 13 de noviembre. Se culpó al padre Miguel Agustín Pro, otro jesuita con el mismo perfil de Bergöend y Méndez Medina. El padre Pro entró a la Compañía de Jesús en 1911, y profesó votos dos años después. Pasó varios años en el extranjero, estudiando en California, Nicaragua, España y Bélgica, y regresó a México en 1926.

El que armó la bomba fue Luis Segura Vilchis, el jefe militar de la Liga en el Distrito Federal, posición a la que ascendió en virtud de su conducción destacada en la ACJM. Durante el atentado, fueron detenidos dos conspiradores, Juan Tirado y Nahum Lamberto Ruiz. Este último sufrió una herida en la cabeza, de la que murió más tarde. Dos escaparon, Segura Vilchis y José González. Este último, por instrucciones de Segura Vilchis, había tomado prestado el automóvil del delegado regional de la Liga en México, Humberto Pro Juárez, que se uso en el atentado. Esto llevó al arresto de Humberto Pro y de su hermano Roberto, ambos miembros de la Liga, y a la detención de su otro hermano, el padre Pro, que también trabajaba con la Liga. Roberto fue liberado, pero el padre Pro, su hermano Humberto, Segura Vilchis y Juan Tirado fueron ejecutados el 23 de noviembre de 1927.

Tras huir del lugar de los hechos, Segura Vilchis fue a la casa de Roberto Núñez, que servía de guarida del Comité Directivo de la Liga. El Comité había considerado la posibilidad de asesinar a Obregón, pero votó en contra de hacerlo. No obstante, Palomar y Vizcarra procedió por su cuenta propia con el atentado. Éste recibió a Segura Vilchis en privado, quien le dijo “tus órdenes se han cumplido”, segun le relató el propio Palomar y Vizcarra antes de morir al escritor Antonio Rius Facius, en julio de 1968.

Obregón sucedería a Calles en la Presidencia de México, luego de concluir éste su mandato el 30 de noviembre de 1928.

En el marco de crisis en torno al intento fallido, Morrow procedió a negociar una resolución del conflicto petrolero con Calles. Morrow sugirió que la crisis podría resolverse legalmente de determinarse que las disposiciones del artículo 27 y las regulaciones de la ley petrolera violaban otro aspecto de la Constitución, a saber, el artículo 14, el cual señala de entrada: “A ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna”. El 17 de noviembre de 1927 la Suprema Corte de Justicia, a instancias de Calles, dictaminó que los artículos 14 y 15 de la ley petrolera eran inconstitucionales. El 26 de diciembre de 1927 Calles envió una solicitud al Congreso para que enmendase esos artículos en conformidad. La enmienda se aprobó el 28 de diciembre, y Calles la firmó el 3 de enero de 1928. El 11 de enero la ley entro en vigencia, y las compañías petroleras estadounidenses aceptaron el nuevo proyecto de regulaciones.

De ese modo, en 1923 y en 1927, el Gobierno mexicano, por presión de los EU, y la ofensiva de los sinarquistas en la Iglesia mexicana, dio marcha atrás a las disposiciones de la Constitución de 1917 que afirmaban el dominio de la nación sobre el petróleo, y le dio concesiones a los intereses petroleros estadounidenses y extranjeros en general.[3]

Resuelta la cuestión petrolera, Morrow procedió a abordar el problema de la insurrección cristera. El 4 de abril de 1928, Morrow concertó una reunión (en la que él estuvo presente) entre Calles y el padre John J. Burke, secretario general de la Conferencia Católica Nacional de Bienestar de los EU, en la fortaleza de San Juan de Ulúa en Veracruz. Se avanzó algo, y los obispos mexicanos se reunieron en San Antonio, Texas, donde exigieron que Calles recibiera a monseñor Leopoldo Ruiz y Flores para confirmar las promesas que le hizo Calles al padre Burke. La reunión se realizó el 17 de mayo de 1928. Posteriormente, Ruiz viajó a Roma para obtener la aprobación del Vaticano. Pero de paso en París, Ruiz dio unas declaraciones a la prensa cuyo resultado fue el estancamiento de un arreglo.

Hubo otro traspiés el 17 de julio de 1928, cuando el general Obregón, que había resultado elegido Presidente el 1 de julio, fue asesinado por José de León Toral pocas horas antes de sostener una reunión que tenía programada con Morrow. Toral conocía a Segura Vilchis y había sido amigo de Humberto Pro; de hecho, remplazó a Humberto Pro, luego del arresto y ejecución de éste, como agente de la Liga en la colonia de Santa María de la Ribera de Ciudad de México. Su abogado defensor fue Demetrio Sodi, cuya hija, María Elena Sodi de Pallares, escribió un libro sobre el caso.

Lo irónico es que en su primer Gobierno, Obregón había llegado a un acuerdo con los EU en 1923, en torno a la cuestión petrolera y había sido más conciliador hacia la Iglesia católica que Calles. De allí que su asesinato fue un intento de sabotear la resolución de la guerra religiosa iniciada bajo Calles. Ciertamente la sinarquista Liga, que dirigía a los cristeros, veía en Obregón a alguien que favorecería un modus vivendi con la Iglesia, lo cual iba en contra de su plan de acción ultramontano. Por otra parte, en lo inmediato seguidores de Obregón tenderían a sospechar que el propio Calles habría estado tras el asesinato de Obregón. La presión de los seguidores de Obregón forzó la destitución del jefe de la policía, Roberto Cruz, quien hubiera dirigido la investigación, y quien no tenía buenas relaciones con Obregón. El presidente de la CROM Luis Morones también fue obligado a renunciar de su cargo de secretario de Industria, por el mismo motivo.

A la postre, Toral fue declarado culpable y ejecutado, y la Madre Conchita fue condenada a 20 años de prisión por su complicidad en el asesinato.

Roma nunca respaldó la insurrección cristera

Cabe señalar que antes y durante la insurrección cristera, la política del Vaticano era de conciliación. No fue una guerra que tuviese la aprobación del Papa; todo lo contrario.

Hasta Jean Meyer reconoce que Roma hizo todos los esfuerzos posibles para evitar los suceso de 1926, y en 1929 impuso la paz, sin consultar con la Liga. Roma nunca dio su aprobación a la insurrección y prohibió a los sacerdotes que tomasen parte en ella. En el período anterior a 1926, Roma le daba más crédito al Gobierno mexicano que a los obispos mexicanos. Roma le llamó la atención a los obispos indisciplinados, y condenó su “comportamiento incorrecto” tanto en 1923 como en 1924, con relación al monumento a Cristo Rey y al Congreso Eucarístico.

Roma nunca rompió el silencio, excepto para negar que se hubiese dado la bendición a los combatientes. Más aún, el Papa había disuelto el comité de obispos mexicanos en Roma, y declaró que tanto los obispos como los sacerdotes se debían de abstener de darle asisencia moral o material a los rebeldes. La actitud del Vaticano, de sólo esperar ante los acontecimientos, pasó a ser oposición al levantamiento armado en el verano de 1926, porque entorpecía las negociaciones que se llevaban a cabo primero con Obregón y después con Calles. El nuncio apostólico, Fumasoni Bondi, quería incluso que los obispos condenasen a la Liga y a los cristeros públicamente.

Hasta en las filas de los obispos mexicanos había división. El 1 de noviembre de 1926, el Comité Episcopal declaró que el episcopado nunca había dicho que en México existía un caso de legítima defensa armada por haberse agotado los métodos pacíficos de lucha contra la tiranía. Doce de los 38 obispos rechazaron que tuviesen derecho a rebelarse, mientras que tres los felicitaron. Dos de estos tres, tras la reprimenda de Roma, obedecieron las órdenes del nuncio y dejaron de apoyar al movimiento. El otro no quiso ceder y fue depuesto de su diócesis.

El arreglo, que era posible antes del asesinato de Obregón, se retrasó como resultado de éste. En febrero de 1929, los cristeros lograron finalmente hacer una alianza para derrocar al sucesor de Calles, Emilio Portes Gil, como la que habían intentado sin éxito con el general Estrada; ahora se trataba de José Gonzalo Escobar y sus “renovadores”. El trato consistía en que los cristeros respaldarían a Escobar, si este ofrecía garantías para la libertad religiosa. La revuelta se inició el 3 de marzo de ese año, pero la derrotó Calles, quien regresó de su retiro para dirigir el Ejército mexicano.

Para mayo de 1929, tras derrotar la revuelta, Portes Gil manifestó su disposición de hacer concesiones para ponerle fin al conflicto. El 19 de junio se llegó a un acuerdo, que fue aprobado por el Vaticano el 21 de junio de 1929.

Un indicio de que hay quienes dentro de la Iglesia católica mexicana hoy día han aprendido las lecciones de la insurrección cristera, se mostró en la homilía que dio el a cardenal Norberto Rivera, arzobispo de México, el 18 de junio de 2003, en honor del santo patrón de los políticos, santo Tomás Moro. El cardenal hizo un llamado a los líderes políticos mexicanos y a quienes desempeñan puestos públicos, para “promover y consolidar una gran reconciliación. . . que lleve a un gran acuerdo nacional, donde el bien de México esté por encima de los partidos y de los intereses personales o de grupo”.

De acuerdo con el sitio de Internet www.Zenit.org, vinculado a la Iglesia, “Al terminar su homilía, el Cardenal dijo que un objetivo de esa reconcialiación eran las tres grandes corrientes que se juntan en México: la indígena, la liberal, y la católica”.

La deuda externa de México

Luego de que el Vaticano dio por terminada oficialmente la insurrección cristera, la presión final que hubo sobre México fue para que llegara a un acuerdo sobre la deuda con Thomas Lamont, de J.P.Morgan, quien encabezaba el Comité Internacional de Banqueros.

Bajo el Gobierno de Porfirio Díaz, la deuda externa e interna de México acumulado desde 1822, se reorganizó a una escala mucho menor y se fue pagando gradualmente. Esto restableció el crédito mexicano en el exterior al punto que le permitió al Gobierno endeudarse en los mercados mundiales a tasas de interés de 4,25% (1904 y 1910). A la salida de Díaz, se siguió pagando el servicio de la deuda externa hasta el 1 de enero de 1914, cuando el Gobierno mexicano cayó en mora. En 1919 se constituyó el Comité Internacional de Banqueros, presidido por Lamont, “con el propósito de proteger a los tenedores de valores de la República Mexicana, y de los diversos sistemas ferroviarios de México, y en general, de las demás empresas que tienen su campo de acción en México”. Los tenedores de esos valores se encontraban distribuidos de la siguiente manera: 35% en Inglaterra, 23% en Francia, 20% en los EU, y el resto en otros países europeos, principalmente. En 1922, Lamont negoció un acuerdo para reanudar el pago parcial del servicio sobre la deuda de los bonos del Gobierno y de los ferrocarriles, el cual se revisó en 1925 mediante el acuerdo Lamont–Pani, según el cual se reanudarían los pagos de la deuda en 1928. Dada la imposibilidad de cumplir con ese acuerdo, Montes de Oca llevó a cabo negociaciones con el Comité de Banqueros en 1927, 1928, y finalmente en julio de 1930, con la intención de modificar el acuerdo anterior.

Es interesante que Morrow no estuvo de acuerdo con Lamont. Morrow sostenía que México debería considerarse en bancarrota, “y debían imponerse las mismas obligaciones con referencia a sus acreedores, que le impondría un tribunal a una sociedad anónima insolvente. . . Pienso que es del interés de todos los acreedores (incluyendo a los tenedores de bonos) que México debe dividir el superávit disponible sobre la base del mismo principio equitativo, y no de manera completamente fortuita”. El principio equitativo que promovía consistía en que los ingresos corrientes se deben utilizar primero para satisfacer las obligaciones correntes —salarios corrientes o atrasados, facturas por servicios o suministros— y no separarlos específicamente en el interés de cualquier clase particular de acreedor, interno o externo.

“Yo lamento”, le escribía a Vernon Munroe, “que el Comité Internacional todavía sienta que es deseable obtener un contrato en vez de utilizar su gran influencia con el Gobierno mexicano en la formación de un programa. Sin embargo, en esto, el Comité Internacional simplemente sigue el mismo curso que siguieron los otros acreedores. El resultado es que no se puede confiar en ninguno de los contratos sea eficaz. . . El Comité Internacional debe entender que el Gobierno sólo puede cumplir con su contrato, rompiendo otros contratos hechos por las mismas autoridades para ejecutarse durante el mismo período”.

El 25 de julio de 1930 se firmó un acuerdo en el número 23 de Wall Street, Nueva York, entre Lamont y Montes de Oca, mediante el cual se redujeron 763.000.000 de pesos de la deuda externa de México, y se creó una nueva deuda consolidada, garantizada por los ingresos de las aduanas. El servicio total de la deuda no empezaría sino hasta 1936.

Ganó J.P. Morgan y la propuesta de Dwight Morrow fue rechazada. De este modo, en el transcurso de la insurrección cristera, el programa de la Asociación Americana de México, creada en 1921 por Buckley y Lamont, logró su objetivo: forzar al Gobierno mexicano a retroceder en la instrumentación de las disposiciones constitucionales que hacen valer el dominio soberano nacional sobre sus reservas petroleras con el propósito de construir la nación, y forzar a México a pagar su deuda externa a la banca internacional aun a costas del bienestar de su población. En últimas, el propósito era impedir una alianza entre México y los EU para el desarrollo económico mutuo, como lo habían previsto el presidente estadounidense Abraham Lincoln y el presidente mexicano Benito Juárez; el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt con su política del Bueno Vecino; y como propuso el precandidato presidencial demócrata estadounidense Lyndon LaRouche en 1982, en su célebre Operación Juárez.


La guerra cristera contra la revolución mexicana

Por Pedro Fernández Barbadillo

© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 – Fax: 91 409 4899

En el verano de 1926 los católicos mexicanos se rebelaron contra un Gobierno inicuo que les perseguía hasta el punto de la proscripción del culto. En los años siguientes, los campesinos derrotaron a los soldados federales y a sus jefes revolucionarios y masones; y habrían vencido de no ser por los obispos.
Desde la independencia, en 1821, México vivió sumido en dos guerras casi permanentes: la exterior contra Estados Unidos, que le amputó la mitad de su territorio, y la interior, entre conservadores y liberales, católicos y masones. El que fue el virreinato más próspero y extenso de las Indias españolas se hundió en la miseria y el caos.
Una vez derrocado el emperador Agustín I, las elites, sobre todo las liberales, se empeñaron en copiar todas las leyes y las innovaciones constitucionales de Estados Unidos: la estructura federal, el mecanismo de elección del presidente, la figura de la vicepresidencia, etcétera. Alexis de Tocqueville sostenía en La democracia en América que, pese a haber copiado esas instituciones y leyes, México no podría “acostumbrarse al gobierno de la democracia”.
Las Leyes de Reforma
La guerra civil entre conservadores y liberales concluyó con la victoria de éstos, apoyados por Washington. Como todos los liberales surgidos del molde francés, los mexicanos incurrieron en la expropiación de tierras comunales y eclesiásticas –para comprarlas a bajo precio– y la persecución de los católicos, al amparo de las Leyes de Reforma, promulgadas por Benito Juárez. Una de éstas ordenaba la exclaustración de monjas y frailes, como hicieron en España los exaltados, lo que supuso, aparte de un atropello a las personas, la destrucción de un inmenso patrimonio cultural. También se prohibía la realización de ceremonias fuera de los templos y que los sacerdotes vistieran sotana o traje talar en la calle.
La primera bandera mexicana, enarbolada por el cura Miguel Hidalgo en 1810, era un estandarte con una imagen de la Virgen de Guadalupe. Pero Benito Juárez llegó a decir:

Desearía que el protestantismo se mexicanizara conquistando a los indios; éstos necesitan una religión que les obligue a leer y no les obligue a gastar sus ahorros en cirios para los santos.

En 1873 los liberales que gobernaban el estado de Oaxaca, donde nació Juárez, expulsaron a los jesuitas, las monjas y los sacerdotes extranjeros. El sucesor de Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada, más anticatólico, llegó a expulsar a 410 hermanas de la Caridad que cuidaban de 15.000 desdichados. Ante el anuncio de nuevas medidas anticatólicas, los fieles se prepararon para la rebelión. En 1874 cientos de partidas de campesinos armados atacaron al Gobierno federal; se les llama “los religioneros”. La campaña se extendió desde 1873 hasta 1876, e hizo caer a la facción exaltada del Gobierno.
A finales de 1876 accede a la presidencia el general Porfirio Díaz. Durante sureinado, la Iglesia recuperó gran parte de la libertad que había tenido, pero sólo porque Díaz la necesitaba para mantener la paz y porque guardó las Leyes de Reforma en un cajón. El régimen concedió permisos para erigir nuevas diócesis y parroquias y abrir seminarios y colegios. Sin embargo, la educación mantuvo sus directrices laicistas.
Una Constitución socialista
En 1911 el régimen de Díaz, el Porfiriato, cayó, dando paso a una larga serie de guerras civiles que se prolongaron hasta finales de los años 30: campesinos contra latifundistas, la ciudad contra el campo, el presidente contra los que querían ser presidentes, los masones contra los católicos, guerrilleros contra soldados… Por supuesto, las potencias extranjeras tuvieron su papel; en especial Estados Unidos, que compraba petróleo a su vecino del sur.
En febrero de 1917 se la Constitución que, con algunas variaciones, sigue vigente en el país. Fue la Constitución más socialista del mundo… hasta que los bolcheviques hicieron la suya. Ese socialismo no se limitaba a la nacionalización del petróleo y a la formación de explotaciones agrícolas colectivas (los ejidos), sino que daba especial importancia al control de las mentes por un Estado omnipotente: sólo estaba autorizada la educación pública, que era laicista y revolucionaria; la Iglesia católica quedaba sometida al poder, y quien desafiara la revolución acababa en la cárcel o en el paredón.
Entre 1920 y 1928 gobernaron México los generales Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, del clan de Sonora. Ambos detestaban a la Iglesia. En 1925 Calles se decidió a crear una iglesia nacional: cerró docenas de colegios católicos y varias parroquias, expulsó a sacerdotes extranjeros y captó a misioneros protestantes. En el campo político, él y Obregón procedieron a la unificación de los grupos revolucionarios que culminó en los años 30 con la fundación del Partido Nacional Revolucionario, que posteriormente cambiaría ese nombre por el de Partido Revolucionario Institucional; el célebre PRI.
El alzamiento cristero
El 14 de junio se aprueba la llamada Ley Calles, que desarrollaba el artículo 130 de la Constitución (sólo en 1992 se modificó para permitir la libertad religiosa) y limitaba el número de sacerdotes autorizados para dar culto. En respuesta, el 31 de julio de 1926 el episcopado mexicano ordenó la suspensión del culto.
Desde la aprobación de la Constitución, los católicos estaban organizándose para defender su fe y sus derechos como ciudadanos. La Liga Nacional de Defensa Religiosa, fundada en marzo de 1925, comenzó un boicot económico.
El 3 de agosto se produjo una batalla en el santuario de la Virgen de Guadalupe tras difundirse el rumor de que el Gobierno iba a cerrarlo. A lo largo de ese mes se producen las primeras escaramuzas entre fieles y uniformados del Gobierno, que prosiguen en septiembre. El Gobierno responde con tal represión, que a finales de 1927 había en torno a 20.000 cristeros en armas.
Los cristeros eran en su gran mayoría campesinos, gente en absoluto rica, que sólo habían recibido del Gobierno de la capital y de los militares y funcionarios revolucionarios insultos, humillaciones, impuestos, requisas y persecuciones de orden religioso. Mientras el Ejército lo formaban mercenarios, conscriptos, delincuentes y hasta asesores de Estados Unidos, armados con ametralladoras, trenes, aviones y cañones, los rebeldes eran todos voluntarios, familias enteras, cuyas principales armas eran machetes, viejos fusiles y sus caballos. Su grito de guerra era “¡Viva Cristo Rey!”, por lo que se les conoció como cristeros.
El ejército cristero estaba mandado por líderes populares como los generales Jesús Degollado Guízar y Enrique Gorostieta y el coronel Lauro Rocha. Los brotes armados se dieron de manera espontánea, principalmente, en el centro y occidente del país (Jalisco, Zacatecas, Guanajuato y Michoacán), así como en Morelos, el Distrito Federal y Oaxaca
La Cristiada tuvo un carácter religioso innegable. El general federal Eulogio Ortiz hizo fusilar a uno de sus soldados sólo por llevar un escapulario al cuello. Al “¡Viva Cristo Rey!” de los cristeros durante las batallas y escaramuzas los soldados respondían: “¡Viva Satán!”. Cuando los militares entraban en una población abandonada la víspera por los cristeros, incurrían en represalias tales como el saqueo, la profanación de templos y objetos de culto, la ejecución de sacerdotes, el confinamiento en campos de trabajo o el bombardeo del lugar.
Los Arreglos
Después de casi tres años de campañas, la guerra resultaba ruinosa y vergonzosa para el Gobierno revolucionario: pese a contar con 70.000 soldados, no podía vencer a los que consideraba unos rebeldes analfabetos en alpargatas (“Una reacción de indios embrutecidos por el clero y sumidos en el fanatismo “, según la versión oficial), la producción agrícola se había hundido y la economía estaba estancada. De modo que en 1929 el nuevo presidente, Emilio Portes Gil, ofreció la paz. Los obispos se sentaron muy a gusto en la mesa de negociaciones, en la que también participó, como mediador, el embajador estadounidense, Dwight Whitney Morrow, que insistía al Gobierno y a la prensa para que no hablasen de cristeros sino debandidos.
En los Arreglos, el Gobierno revolucionario mexicano sólo se comprometía a no aplicar la legislación anticatólica, pero no a derogarla, y a permitir la apertura de iglesias. Sin embargo, los sectores del clero y de los laicos de las ciudades opuestos a los cristeros aceptaron el ofrecimiento, que nunca se habría producido de no ser por la rebelión. Los obispos forzaron a los cristeros, a los que no se había invitado a las negociaciones, a rendirse y desarmarse.
Una nueva cristiada
En cuanto dejaron las armas, los cristeros empezaron a ser asesinados. En los años siguientes murieron unos 1.500, más que en toda la guerra. En 1932 Pío XI condenó, en la encíclica Acerba Animi, la ruptura de los Arreglos. Se produjo una nueva rebelión en 1932, que sumó 7.500 cristeros en 15 estados en 1935. Hubo entonces prelados que los desautorizaron y les culparon de los actos anticlericales cometidos por el Gobierno del general Lázaro Cárdenas.
Las partidas sobrevivieron en el norte de Puebla hasta 1938 y en Durango hasta 1941. El último cristero, Federico Vázquez, se rindió en Durango en 1941 y fue asesinado por diez sicarios enviados por el gobernador local, militante del partido que en 1946 pasaría a llamarse PRI.
Mucha de la violencia que sacude hoy México proviene de esa época, tan cruel como desconocida.

Un hombre guapo

07 May 2015

El Presidente Enrique Peña Nieto reiteró en el Foro Económico Mundial para Latinoamérica 2015, realizado en Quintana Roo, que la corrupción es un asunto de orden cultural en el país, ante lo que los gobiernos deben impulsar un cambio estructural de fondo en la sociedad.

“La corrupción es un asunto de orden a veces cultural, que es un flagelo de nuestras sociedades especialmente latinoamericanas y si realmente queremos lograr un cambio de mentalidad, de conductas, de práctica, de asimilar nuevos valores éticos y morales debe ser un cambio estructural desde la sociedad”, dijo el mandatario mexicano

En la previa, el diario británico Financial Times señala en una editorial que Peña Nieto ha minimizado el tema de la corrupción en el país al declarar que se trata de “un fenómeno cultural”


MIÉRCOLES 09 DE OCTUBRE 2013
18:58

Un particular solicitó en marzo conocer la preparación profesional del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y oficialmente no existe.

El pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) confirmó como “inexistente” en el acervo de la Presidencia de la República información sobre las instituciones educativas en las que estudió el Presidente Enrique Peña, así como sus promedios y calificaciones.

El ciudadano requirió en marzo pasado en su solicitud: “cuáles han sido las instituciones de educación básica, superior y de posgrado en las que ha estudiado el actual Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, así como los promedios obtenidos, y si se trata de instituciones pública o privadas”.

Sin embargo, dado que no es requisito contar con un currículum o tener títulos para ser Jefe del Ejecutivo, la Unidad de Enlace de la Presidencia descartó contar con los datos, y orientó al solicitante de la información para dirigir su petición al Instituto Federal Electoral (IFE).

Por tanto, los comisionados del IFAI resolvieron lo siguiente: “Dado que en efecto no es un requisito que el Presidente tenga ciertos estudios, licenciatura o ciertas calificaciones, confirmamos la inexistencia que respondió Presidencia”.


El pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información (Ifai) consideró como inexistente el historial académico del presidente Enrique Peña Nieto, por lo tanto, no existe referencia de los lugares académicos por donde el mandatario cursó sus estudios.

En marzo pasado, un ciudadano requirió información sobre “cuáles han sido las instituciones de educación básica, superior y de posgrado en las que ha estudiado el actual Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, así como los promedios obtenidos, y si se trata de instituciones pública o privadas”.

En respuesta, la Unidad de Enlace de la Presidencia descartó contar con los datos, y orientó al solicitante de la información para dirigir su petición al Instituto Federal Electoral (IFE).

Dentro de la respuesta de los comisionados se menciona que “dado que en efecto no es un requisito que el Presidente tenga ciertos estudios, licenciatura o ciertas calificaciones, confirmamos la inexistencia que respondió Presidencia”.

En el sitio web de Presidencia de la República, se menciona que Peña Nieto nació el 20 de julio de 1966. Es licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana y tiene una maestría en Administración por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).


Miguel Ángel Granados Chapa (Reforma; 30 sept. 2009).

“A causa de su rompimiento con su heredero Ernesto Zedillo, a quien le jugó la mala pasada de entregarle un país roto económica y políticamente, el ex presidente Carlos Salinas se vio obligado a suspender su proyecto de gobernar más allá de su propio sexenio.

Ese objetivo suponía varios modos de realización. El más obvio era reeditar el maximato callista -en el entendido de que, según la sentencia marxista hay acontecimientos que se viven como tragedia y su reedición como comedia. No era otro el propósito de designar candidato a Luis Donaldo Colosio, una figura sin existencia propia y con luz y fuerza vicarias, las que le proyectaba el propio Salinas.

Cuando éste advirtió tempranamente que acaso Colosio no resultaría dócil como él esperaba, consideró necesario sustituirlo, medida que hizo posible el asesinato del candidato y su reemplazo por otro aspirante inexperto, sin presencia pública y sin apoyos más allá de los que el propio Salinas le brindaba. Otro de los caminos a recorrer para seguir gobernando más allá de 1994 consistía en asegurar el control de un buen número de estados a través de sus amigos subordinados enviados a gobernar en calidad de virreyes. Y otro más fue consolidar alianzas con intereses financieros y económicos permanentes.

El plan maestro de Salinas debió ser modificado. Su reemplazante en Los Pinos se le enfrentó en diversos planos hasta el punto de que Salinas lo considerara un enemigo al que se debe combatir con rudeza. Varios de los gobernadores que pretendieron hacer de Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz remedos minúsculos de la ínsula Barataria, terminaron sus gobiernos con desprestigio y derrotas políticas. Lo único duradero, al parecer, fue su vínculo con empresarios cuyos intereses quedaron bien salvaguardados, como es el caso prototípico de Ricardo Salinas Pliego, al que se le adjudicaron los bienes del Instituto Mexicano de la Televisión convertido en TV Azteca en condiciones de tan abierta complicidad que la suma a pagar por la privatización se completó con un préstamo surtido por el propio hermano del presidente vendedor, Raúl Salinas de Gortari.

Esos intereses han propiciado el retorno de Salinas primero a México, al cabo de un autoexilio dorado, y luego a los escenarios políticos. En su propósito de retomar un papel decisorio en la vida pública mexicana el ex Presidente contó con una deficiencia del carácter nacional, una suerte de cinismo social que por conveniencia y pereza moral olvida y dispensa los yerros y hasta delitos de un ex gobernante, como si fueran cosa trivial.

Pero en la tersura de su camino, el ex Presidente se topó de pronto con un obstáculo nada desdeñable: la opinión que su antecesor mantiene hoy sobre su antiguo colaborador. Miguel de la Madrid se arrepintió tardíamente de haber dejado en su lugar a Salinas, por su conducta propia y por las ligas que propició entre su hermano y la delincuencia organizada. De la Madrid hizo saber sus opiniones en una conversación con la periodista Carmen Aristegui. Era una conversación destinada a figurar en un libro de próxima aparición. Pero una coyuntura informativa (la difusión del juicio de un ex colaborador de Salinas, Luis Téllez, que atribuyó al ex Presidente el robo de “media partida secreta”) favoreció la difusión al aire de porciones de esa entrevista en el nuevo noticiario de Carmen Aristegui. La reacción de Salinas ante esa interrupción en su ruta de retorno triunfal lo condujo a enviar un insolente reproche a la periodista y a imponer a su antecesor una pena insoportable, la de declararse débil mental por senilidad, a fin de invalidar los juicios que con toda claridad emitió sobre su heredero.

Se comprende que esa misma furia lo embargara de nuevo después de que en la Cámara de Diputados el legislador panista Javier Corral invocara esa entrevista célebre para, por un lado, reprochar al gobierno de su partido no investigar al ex Presidente por los nexos delictuosos que De la Madrid atribuye a su hermano. Y, por otra parte, para acusarlo directamente de ser un capo del narcotráfico. Fiel a sí mismo, insidioso como suele ser, Salinas respondió de modo en apariencia casual y desenfadado. Mostró extrañeza por esa posición pública de Corral y la contrastó con el modo en que comportaba en los encuentros privados que el panista había procurado para pedirle apoyo y demostrarle afecto.

Corral respondió de inmediato. Denunció como mentiroso a Salinas pues las reuniones que en efecto ocurrieron fueron solicitadas por Salinas, no por Corral, que nunca pidió nada al ex Presidente. Al contrario, en una de ellas pidió al entonces senador chihuahuense que intercediera ante Francisco Barrio, secretario de la Contraloría, a favor de Rogelio Montemayor, salinista gobernador de Coahuila y después director de Pemex puesto en entredicho por el desvío de recursos de esa empresa al sindicato de Romero Deschamps y la campaña de Francisco Labastida. Salinas pretendió aparecer como aliado de Corral en su empeño por una nueva legislación de medios.

En aquel tiempo Salinas mantenía distancia con Televisa -que había sido un conducto empleado por Zedillo para infamar a Salinas, según éste. Pero ya arreglados la empresa de Azcárraga y el ex Presidente, Salinas ha dejado de interesarse por los afanes de Corral y, al contrario, ha buscado su desprestigio presentándolo como un pedigüeño vulgar, un lambiscón que busca acercarse al poderoso. Pero ésas son deficiencias morales que Corral no padece”.

Ilustración de Hernández – La Jornada
hernandez@jornada.com.mx


CHETUMAL, Q. Roo. (apro).- Enrique Peña Nieto, candidato del PRI-PVEM a la Presidencia de la República, pidió hoy a sus simpatizantes cerrar filas en torno a su proyecto y no confiarse, pues aunque las encuestas lo colocan a la cabeza en la contienda, será la del 1 de julio la que mostrará en su verdadera dimensión las preferencias electorales.

“No hay triunfos anticipados”, reconoció en un mitin celebrado este mediodía en el estadio 10 de Abril, el más pequeño de la ciudad y donde contrastaba la ausencia de propaganda del candidato presidencial con el tamaño de los anuncios espectaculares del exgobernador Félix González Canto, actual aspirante al Senado, y del líder estatal del PRI, Raymundo King, quien busca una diputación federal, con los cuales se cubrieron sendas gradas vacías.

Acompañado del gobernador Roberto Borge Angulo, quien fue anfitrión del evento, Peña Nieto dijo que la elección del 1 de julio permitirá “ver en toda su dimensión el apoyo y respaldo”.

Por ello, pidió: “hagamos equipo, este es su proyecto, no sólo es un proyecto personal, es de quienes creen que México debe cambiar y tener oportunidades”.

Ante unas 3 mil personas (de acuerdo a la numeración de las sillas), entre políticos, burócratas, maestros, campesinos y miembros del Club de Fans de Peña Nieto que acudieron a la cita, el candidato recordó que faltan 15 días para la elección por lo que pidió apretar el paso para lograr el triunfo.

“Faltan 15 días para lograr el cambio que todo mundo quiere, un cambio para salir de la parálisis en que se encuentra el país y alejarnos de empobrecimiento”, dijo, y añadió que “el triunfo va más allá del triunfo de una alianza de partidos, queremos que sea un triunfo de todos los mexicanos para hacer un cambio de ruta para el país”.

E insistió a sus seguidores que multiplique su “mensaje de esperanza” entre los quintanarroenses, “díganles que no fallaré, que voy a cumplir”.

Antes, entre su pliego de compromisos, reiteró que ampliará el programa Oportunidades y recordó que éste fue creado por el PRI bajo el nombre de Progresa, aunque no mencionó Solidaridad.

“Algunas voces pretenden confundir a los mexicanos, oportunidades nació con el PRI y se llamaba Progresa, ese programa lo voy a mantener y lo voy a ampliar para mas familias mexicanas y dentro de este programa con la aprobación del Congreso de la Unión, entregaremos los vales de medicinas para que los puedan hacer válidos en cualquier farmacia”.

También prometió apoyos a las mujeres, como seguros de vida “para que en caso de que lleguen a faltar sus hijos tengan un ingreso asegurado hasta concluir sus estudios universitarios”, y la creación de nueve hospitales materno-infantil en el país.

En cuanto al tema de educación, ofreció impulsar 40 mil escuelas de tiempo completo, las cuales, dijo, al tiempo que por tercera vez le voló el viento sus papeles, “permitirán a los hijos de las madres jefas de familia y a los hijos de todas las familias que los hijos en las escuelas hagan sus alimentos lo cual generara un ahorro a la familia, pero además estarán a mejor cuidados”.

Además, aseguró, dotará de computadoras a todos los niños de 5 y 6 de primaria como “instrumento de igualdad social”, abrir un millón y medio más de espacios en las universidades y becas escolares y de transporte “para ahorro de las familias.

También, para ahorro de las familias”, garantizó que impulsará la producción en el campo mexicano para no tener que importar los alimentos pues esto encarece los productos.

Se trata, explicó, “de apoyar la productividad del campo, se trata de lograr que México tenga seguridad alimentaria, que se frene el alza al precio de los productos por tener que importarlos para este propósito”.

Específicamente para Quintana Roo firmó tres compromisos ante el notario Salvador Terrazas Cervera:

Modernizar el aeropuerto de Chetumal –cuyos terrenos están en disputa legal con los ejidatarios a los que pertenecen – para mejorar la conectividad del estado con el resto del país, la construcción de un hospital de especialidades en Chetumal con servicios de oncología, construir 300 kilómetros de carreteras rurales y “sacacosechas” y apoyar a la Universidad de Quintana Roo (UQROO) con dos acciones: equipar el área de ciencias de la salud y construir un nuevo campus en Cancún.

Para terminar su discurso, Peña Nieto exaltó la “espléndida relación” que tiene con Borge Angulo y pidió apoyar también a los candidatos de la Alianza PRI-PVEM, a quienes invitó a subir al templete al final del evento, incluido Jorge González Martínez, el “Niño Verde”, quien pese al rechazo de los priistas quintanarroenses aspira a una posición al Senado por el estado de Quintana Roo como primera fórmula y de quien por cierto no se exhibió ningún tipo de propaganda en el evento.


MÉXICO, D.F. (apro).- Maritza Díaz Hernández, la expareja de Enrique Peña Nieto, con quien procreó un hijo, reveló hoy que el candidato presidencial priista le pidió en 2011 irse a vivir a Estados Unidos por lo menos unos seis meses y regresar después de las elecciones del 1 de julio.

Díaz Hernández sacó el tema a colación, después de que el candidato priista afirmara durante su participación en el programa Tercer Grado de Televisa, que ha sido responsable con la manutención de su hijo.

En uno de los varios mensajes que escribió este jueves en su cuenta de Twitter, quien fuera asesora de Arturo Montiel en el Estado de México aclaró que jamás ha dicho que Peña Nieto no la apoye con la manutención de su hijo y que el abanderado priista aprovecha los espacios en los medios para decir lo que le conviene.

“JAMAS he dado 1 sola entrevista, YO NO MIENTO, veo bastante confusión pero @EPN ha tenido los espacios p decir lo q le conviene, yo NO…

“Por q no he querido, he hablado x twitter y face de IRRESPONSABILIDADES, si es cierto no he sido del todo clara por CUESTIONES DE SEGURIDAD”, argumentó.

Conminó a los usuarios a que relean los mensajes que ha escrito a través de las redes sociales para que corroboren que nunca ha dicho que Peña Nieto no se hace responsable económicamente de su hijo. “Enrique jamás he dicho que no aportes $”, aclaró.

En uno de sus tuits, Maritza reveló que durante casi todo 2011, el exgobernador mexiquense le pidió ausentarse del país durante el proceso electoral.

“Además @EPN no mencionas casi todo 2011 me pedías q para las elecciones me fuera a USA x 6 meses, de viaje, no querías q estuviera aquí…”, escribió la mujer quien insistió al exmandatario mexiquense que arregle el acta de nacimiento de su hijo.

“LO QUE VERDADERAMENTE ME INTERESA y por cuestiones de identidad, legalidad, civiles, @EPN ES EL ACTA DE MI HIJO he dicho q tiene 2 diferentes”, reiteró.

Añadió que en todo este año le ha pedido a Peña Nieto que arreglara el acta de nacimiento de su hijo en Estados Unidos y que el candidato le pidió a cambio que no lo demandara, trato que ella aceptó con tal de que el asunto lo llegara a más.

“Por favor agiliza y termina ese trámite @EPN, trata de no lastimar con tus actos y tus dichos a nuestro hijo y NADA MAS”, le pidió por enésima vez al exgobernador mexiquense a través de su cuenta.

Díaz también envió ayer algunas preguntas a los conductores de Tercer Grado, durante la entrevista al exgobernador mexiquense.

“Cuando @EPN dice q es padre d 6 hijos @CarlosLoret @lopezdoriga1 @Denise_Maerker consideran ustedes q es DISCRMINACION al no contar nuestro hijo?

“@CarlosLoret @lopezdoriga1 @Denise_Maerker si la respuesta es SI, tomando como ref su MANIFIESTO punto 6: No DISCRIMINACION, mi pregunta es?

“Por qué DISCRIMINA a su propia sangre y como futuro Presidente dice NO a la DISCRIMINACION?, @CarlosLoret @lopezdoriga1 @Denise_Maerker”, cuestionó.

En otro mensaje, pidió que le preguntaran a Peña Nieto si pensó lo que su hijo sentiría al ver esa declaración.

“Ojalá que si contesta, no les conteste @CarlosLoret@lopezdoriga1 @Denise_Maerker como a mi, yo ‘me refería en casa 3+3=6’”, ironizó Díaz Hernández.

Un pequeño resumen de los errores y horrores de la carrera política de Enrique Peña Nieto en camino para ser candidato del PRI a la Presidencia de México. Desde su relación con Arturo Montiel, la misteriosa muerte de su esposa, las mentiras, los engaños, hasta los traspiés sufridos últimamente ante las cámaras en la Feria Internacional del Libro o en entrevistas cuando no supo cual era el salario mínimo.

MÉXICO, D.F. (apro).- Carlos Fuentes no llegó al primero de julio, día de las elecciones presidenciales. Murió a las 12:05 horas en el Hospital Ángeles, al sur de la ciudad de México.

Alguna vez Juan Carlos Onetti dijo sobre Fuentes: “Es el proteico, porque nunca se sabe qué forma va a adoptar”. Se refería al zigzageo constante del autor de La región más transparente: de castrista a enemigo de Fidel; de sandinista a crítico del comandante Ortega; de defender el Halconazo de Echeverría a asesorar a López Portillo; y finalmente hasta decir que el fraude electoral de Calderón no existió.

A raíz de los errores de Peña Nieto en la Feria del Libro de Guadalajara, el escritor aludió, durante una entrevista con Aristegui, a Enrique Peña Nieto:
“En el PRI, no quiero ni pensar que Peña Nieto pueda ser presidente, y no porque no haya leído nada, pero si a mí me preguntan en una feria de libro ‘¿qué libros ha leído usted’, yo digo la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y se acabó, ya nadie te pregunta más”, resaltó luego del traspié del abanderado presidencial priista en la pasada Feria Internacional del Libro (FIL), donde atribuyó erróneamente la autoría de su libro La silla del águila al escritor Enrique Krauze.

Durante la entrevista, Fuentes se expresó sobre la izquierda en México:
“Yo estoy a favor de la izquierda. Yo favorecí a Marcelo Ebrard como candidato. No resultó. El candidato es López Obrador y López Obrador ya sabemos quién es, sólo que ha cambiado. En vez de ser el batallador que ocupa las calles, etcétera, es el hombre amoroso. De repente descubrió el ‘love, love, love’. ¡Qué bonito!”, comentó entonces el autor de La muerte de Artemio Cruz y Aura.

“Si algunas de las mejores gentes de México se asocian con él, hay una esperanza. Y estoy hablando de gente como Juan Ramón de la Fuente o como el propio Marcelo Ebrard y otros”, resaltó Fuentes.

En esa entrevista, el escritor auguró “que los mexicanos ya no reeligirán al PAN en la Presidencia, y el aspirante del PRI es muy pequeño”, acotó en alusión al priista Enrique Peña Nieto.

Fuentes añadió: “La única posibilidad de una renovación, a pesar del candidato, es la izquierda con López Obrador, y una izquierda que ojalá logre el grado de unión que no tiene todavía”.

Quince días antes de su muerte, durante la FIL de Buenos Aires, Fuentes calificó de “mediocres que nos dan retórica” a los tres candidatos presidenciales y advirtió que “hay muchos motivos de indignación también en América Latina”.

En ese encuentro dijo que el hubiera votado por Marcelo Ebrard, actual jefe de gobierno capitalino. Y atizó: “En México hay cincuenta millones de personas menores de treinta años y ningún candidato habla de ellos”.

México, DF.- La coordinadora de redes sociales de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, Alejandra Lagunes, negó que los “tuiteros” que aparecen en un video difundido este martes, donde se les ordena crear un “hashtag” a favor del abanderado tricolor, sean pagados.

En entrevista exclusiva con Terra, Alejandra Lagunes señaló que los “tuiteros” de dicho video son un grupo de voluntarios ciudadanos que apoyan a Enrique Peña Nieto y que en conjunto se hacen llamar “Ectivismo”.

“Es el grupo ciudadano que apoya a Enrique Peña desde hace algunos meses que se llama Ectivismo y este grupo de ciudadanos voluntarios se acercó a la campaña hace algunos meses y están coordinados con el equipo de coordinación de la campaña para varias cosas, en redes sobre todo”, explicó.

A pregunta expresa sobre la creación de “hashtags” positivos sobre el candidato del PRI-PVEM, la coordinadora indicó que esta actividad es para tener un mejor posicionamiento de Peña Nieto en Twitter.

“Es un equipo coordinado y organizado que de esta forma mueve muchísimo las redes y posiciona hashtags”, dijo.

Alejandra Lagunes aclaró que, como se aprecia en el video, este grupo de personas no pagadas se reúnen eventualmente para organizarse y coordinarse con el equipo de campaña de Peña Nieto.


MÉXICO, D.F. (apro).- A mes y medio del primero de julio, el diario estadunidense Washington Post destaca el nivel de desconocimiento de los electores sobre el aspirante presidencial por la coalición PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto.

“Enrique Peña Nieto, guapo puntero en las campañas presidenciales mira hacía abajo desde los espectaculares con una sonrisa de estrella de cine. Dice ‘tu me conoces’; pero el hecho es que muchos no”, señala el texto fechado en Atlacomulco, la ciudad donde nació el exgobernador del Estado de México.

“¿La gente realmente lo conoce?’, preguntó Roy Campos en uno de sus sondeos. ‘No, pero quiero llegar a conocerlo’”, respondió la mayoría de los encuestados en México, cita el diario.

El artículo, firmado por Nick Miroff y William Booth, revela que los observadores estadunidenses no saben realmente lo que el candidato representa. “Tampoco están seguros de cómo va a gobernar México, un socio comercial y un aliado en la lucha contra los cárteles de la droga, vital para los Estados Unidos.”

También destaca la relación con sus contrincantes, la panista Josefina Vázquez Mota y el perredista Andrés Manuel López Obrador.

“Menospreciado por sus oponentes por ser un títere bonito y un estafador telegénico, de 45 años de edad, Peña Nieto es en realidad un político magistral, que a través del marketing sofisticado ha lavado la cara del viejo Partido Revolucionario Institucional, el PRI, la máquina política autocrática que cayó del poder en 2000, después de 71 años de corrupción y coerción”.

A modo de perfil, el texto indaga sobre sus orígenes familiares y sus vínculos con la política. “El joven Enrique se educó al viejo estilo de los jefes políticos del Grupo Atlacomulco, en una clase que goza de patrocinio y poder”.

Y detalla, “en lugar de jugar con otros niños de su edad, él siempre quería estar con los adultos, hablar de política”, dijo a los reporteros de Washington Post una de las tías de Peña, Berta del Mazo. “Se enteró de la política en la mesa familiar. Ya de niño, con su pelo bien peinado, sus modales eran impecables. Parece que su vida ha sido como una campaña incesante”, añade la tía Bertha.

Cinco hombres de su familia se han desempeñado como gobernadores del Estado de México, 2005 fue el turno para Peña Nieto, lo que lo fijó en el camino hacia la carrera presidencial de este año.

“Uno de sus mentores fue miembro de la familia de Arturo Montiel, que le precedieron como gobernador y más tarde enfrentó acusaciones de enriquecerse con dinero público”, dice el principal diario de la capital de Estados Unidos.

Consulta el texto original en Proceso

MÉXICO, D.F. (apro).- El candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, expresó su “más sentido pésame” por el “artero crimen” de Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, pero evadió pronunciarse sobre la ola de asesinatos recientes contra informadores que se han registrado en esta entidad, gobernada por el priista Javier Duarte.

Peña Nieto expresó su deseo de que “la autoridad actúe con la eficacia debida y dé con los responsables”, y consideró que las reformas legislativas que se hicieron para que los delitos contra periodistas sean atraídos por las autoridades federales “deberá llevar a una actuación mucho más eficaz”.

Al término de su evento con niños de las 32 entidades, Peña Nieto abordó el caso de Regina Martínez, sólo cuando la prensa le pidió su opinión. Sin embargo, evitó mencionar cómo actuará, de ganar la Presidencia, frente a los medios y periodistas críticos.

“Lo que habrá de inhibir que los periodistas sean víctimas de algún delito será, justamente, la eficacia que tenga el estado para combatir la impunidad y dar con los responsables”, argumentó.
“¿Qué hará mi gobierno? Actuar con eficacia. No dar espacio para la impunidad, tratándose de delitos contra periodistas”, afirmó.

El exgobernador del Estado de México dijo que una acción más eficaz estará relacionada a “una revisión del marco normativo y de las áreas de justicia porque no tenemos ni justicia pronta ni expedita”.

–¿Qué posición adoptará frente a los medios y periodistas críticos? –se le cuestionó.

Peña Nieto guardó silencio y dio por terminada la conferencia de prensa.


México.- Enrique Peña Nieto se habría auxiliado del aparato conocido como teleprompter para decir correctamente las frases que se requerían durante su toma de protesta, es la acusación que desde Twitter comenzó a crear polémica este lunes.

Este día, Peña Nieto acudió al auditorio Mariano Abasolo, en la ciudad de Dolores Hidalgo, Guanajuato, para tomar protesta como candidato presidencial del PRI.

Horas después, comenzó circular en la red una fotografía en la que claramente se aprecia un teleprompter con la frase en la pantalla: “Sí protesto, por la grandeza de México”, que fueron precisamente las palabras finales con las que Peña Nieto concluyó su toma de protesta.

Cabe señalar que el teleprompter es un aparato electrónico que cuenta con una pantalla en la cual aparecen las frases que deben repetir los conductores de televisión o personas que deben dar un mensaje en público, sin que tengan que memorizarlo o leerlo desde un papel.


Ecatepec, Estado de México.- El Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, amagó con responder a quienes atacan y calumnian al abanderado presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.

Durante un acto masivo con la estructura territorial del tricolor, el Mandatario estatal aseguró que está dispuesto a morirse en la raya por el proyecto presidencial de quien fuera su antecesor.

“Los priistas jugamos limpio, pero tampoco nos vamos a dejar. Que no nos piquen la cresta, por cada ataque y por cada calumnia que lancen (en su) contra, habremos millones para defenderlo”, dijo.


La artista mexicana Regina Orozco nos comparte algunas lineas para razonar, para sentir, para no volvernos a equivocar.

  1. No saber de qué murió su esposa, asombra.
  2. No conocer al menos 3 libros con sus autores, preocupa.
  3. Que su hija llame “bola de pendejos” y “prole” a los mexicanos, denigra.
  4. Desconocer el salario mínimo vigente en México, inaudito.
  5. Decir que no sabe el precio de la tortilla, porque “no soy la señora de la casa”, es retrógrada…y sexista.
  6. Que no sepa leer ni pronunciar un texto en inglés, y sólo exhiba su mala pronunciación al intentar hablarlo, es vergonzoso.
  7. Que continúe con su racha de tropezones ya se volvió costumbre, qué más se puede esperar de un “robot mal programado” que no sabe actuar en situaciones fuera de guión.
  8. Ser un represor de las luchas sociales como el caso de Atenco, cómplice de la corrupción y el gran número de feminicidios en el Edo. de México, es indignante y aberrante.
  9. Que los mexicanos le crean y voten por él por ser carita, nadie lo puede creer.
  10. Que Carlos Salinas de Gortari sea su jefe de campaña es imperdonable.


¿Cuál es el colmo de Peña Nieto? – Que su signo zodiacal sea Leo.

Le pregunta la gaviota a Peña Nieto, ¿Por qué siempre que usas tenis para hacer ejercicio te pones a hablar solo, amorcito? Y le responde Peña Nieto: Pues es obvio, porque mis tenis dicen: “Converse”.


MÉRIDA, Yuc. (apro).- Al clausurar esta noche la VII Sesión Asamblea Nacional del Frente Juvenil (FJR) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a la que asistieron unos dos mil jóvenes, el precandidato priista a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, equiparó la profecía maya sobre el supuesto inicio de una nueva era este 2012, con el regreso del PRI a Los Pinos para cambiar el rumbo y las circunstancias del país.


Tras sus dislates de diciembre, que lo convirtieron en objeto de mofa en los medios y en las redes sociales, Enrique Peña Nieto –el candidato priista “bello pero superficial”, según lo definió Los Angeles Times el domingo 8– reforzó su equipo de campaña al incorporar a militantes cercanos al senador Manlio Fabio Beltrones y a la diputada Beatriz Paredes, no sin pugnas internas como reacción a ello. Como resultado de estos reacomodos el coordinador de Comunicación Social de la campaña, David López, fue desplazado, mientras que Luis Videgaray reposicionó a su amigo Aurelio Nuño Mayer, uno de los golden boys peñistas.

Los reacomodos en la cúpula del PRI tras el reemplazo de Humberto Moreira por Pedro Joaquín Coldwell, así como el descontento de militantes en varias entidades por las negociaciones con el Partido Verde y Nueva Alianza para cederles candidaturas para el Senado, diputaciones federales y gubernaturas en 2012, comienzan a afectar al equipo de campaña de Enrique Peña Nieto.

El domingo 8, el mismo día que el periódico Los Angeles Times lo calificó de “bello pero superficial”, Peña Nieto dio a conocer el nombramiento de “un primer equipo de coordinadores” para su campaña presidencial. Precisó que no se trata de una “estructura paralela” a la del PRI sino “complementaria” y que su integración “recoge distintas expresiones” dentro del priismo.

Los nombramientos reforzaron la influencia del coordinador general de la campaña, el exdiputado federal Luis Videgaray, quien logró colocar como coordinador de Difusión a Aurelio Nuño Mayer, un joven politólogo egresado de la Universidad Iberoamericana que le escribe los discursos al candidato, e incluso redactó y coordinó el libro México, la gran esperanza, publicado con la firma del exmandatario mexiquense.

Dentro del equipo de campaña las diferencias entre Videgaray y su coordinador de Comunicación Social, David López, se han agudizado a raíz de las críticas que ha recibido Peña Nieto en medios internacionales, en las redes sociales y en los medios impresos y electrónicos que tradicionalmente le eran afines.

Los llamados “errores de diciembre” que se iniciaron el día 3, cuando Peña Nieto cometió una pifia en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, agravaron las contradicciones en el equipo y en la respuesta frente a los medios. (Extracto del reportaje que se publica esta semana en la revista Proceso 1837, que ya está en circulación)


Si a un pendejo que va a una FERIA DEL LIBRO no se le ocurre que le pueden preguntar de LIBROS, la cosa es grave.

Si ese mismo pendejo aspira a GOBERNAR UN PAÍS, la cosa es muy muy grave.

Si ese mismo pendejo no sabe el salario mínimo del país y lo ventanean reporteros de otro país, la cosa es mucho muy muy muy muy grave.

Pero si ese mismo pendejo GANA LAS ELECCIONES, entonces su hijita tiene razón, los PENDEJOS somos nosotros…

En menos de un mes, Peña Nieto y Salinas volvieron a coincidir públicamente. Compartieron asientos en el festival organizado por Televisa, “Celebremos México”, celebrado en el Palacio de Bellas Artes, el 30 de agosto de 2005.
Y la demostración máxima de su interés en estar cerca del joven gobernador mexiquense, fue la asistencia de Carlos Salinas de Gortari a la toma de posesión de Peña Nieto, el 15 de septiembre de 2005, como una más de los 3 mil invitados al teatro Morelos de Toluca.
No le fue muy bien a Salinas de Gortari durante el evento. Tuvo que abandonar el recinto en medio de fuertes medidas de seguridad, ante los gritos de “¡fuera, fuera!” que le lanzaron algunos opositores cuando lo vieron entre los invitados especiales.
Desde entonces, Salinas no ha perdido ninguna oportunidad para hacer sentir que no sólo está cerca sino que impulsa la carrera presidencial de Enrique Peña Nieto y que puede influir en su gobierno.
En una entrevista concedida al diario británico The Financial Times, Salinas de Gortari afirmó que el gobernador mexiquense representa a una nueva generación de políticos que encabezan la recuperación del PRI. “Salinas ve en Peña Nieto la misma vitalidad que él tenía cuando construyó su camino a la presidencia, dos décadas atrás”, decía la nota del 22 de noviembre de 2008.
Personalmente o a través de su extensa red empresarial, partidista, legislativa o mediática, Carlos Salinas ha dejado sentir su influencia en Peña Nieto. Un ex funcionario del gobierno mexiquense confió: “todos creen que pueden influir en Peña Nieto y todos responden a los intereses de Salinas”.
Una buena parte del gabinete peñista tuvo vínculos fuertes con Salinas: el ex secretario de Gobierno, Humberto Benítez, fue procurador general en 1994 con Salinas; el efímero procurador Alberto Bazbaz Sacal, participó en el caso de Raúl Salinas de Gortari, como integrante del despacho jurídico que compartía con David Korenfeld, secretario estatal del Agua. Según el diputado local del PAN, Carlos Alberto Pérez, ambos funcionarios forman parte de la red de negocios y de influencia salinista.
Ni hablar de las alianzas de Peña Nieto con Elba Esther Gordillo, quien llegó a la dirigencia del sindicato nacional de maestros durante el gobierno de Carlos Salinas, o los vínculos con poderosos empresarios que emergieron en la época salinista, desde los Hank Rohn hasta Carlos Slim o Roberto González Barrera.
Sin embargo, en los últimos meses, los rumores sobre el distanciamiento de Carlos Salinas y Enrique Peña han crecido en los corrillos del poder mexiquense. Y la razón de este distanciamiento no es sólo para evitar la carga negativa del expresidente mexicano sobre el precandidato presidencial priista para el 2012.
El 4 de marzo de 2011, en entrevista con Carlos Loret de Mola, en Canal 2 de Televisa, Peña Nieto se deslindó de la influencia de Carlos Salinas.
“-¿Está detrás de usted Carlos Salinas?
“-No lo está, Carlos. A ver, en esto, he sido muy enfático: no lo está ni es mi asesor ni colabora con tu servidor. Insisto, la única relación, es una relación de respeto y cordial, tal como la tengo con todos los ex presidentes de México y que la procuro”.
En algunas columnas de la prensa mexiquense se filtró la versión de la molestia de Carlos Salinas de Gortari con el evento de la llamada “cargada light” a favor de Peña Nieto, el 7 de julio en la Casa de Gobierno de Toluca. Cinco días después, Peña Nieto negó que se tratara de un “destape” y se deslindó de la creación de la agrupación Expresión Política Nacional (EPN), que pretende repartir 3 millones de credenciales para impulsar la campaña del mexiquense.

MÉXICO, D.F. (apro).- Enrique Peña Nieto, ahijado de Carlos Salinas de Gortari y candidato de Televisa a la presidencia, responsabilizó a sus adversarios políticos de magnificar sus “resbalones” e imprecisiones.

En rueda de prensa, luego de desayunar en privado con dirigentes de la Coparmex, el virtual candidato del PRI a la presidencia de la república, subrayó que existe una estrategia para descalificarlos de manera constante.

“A partir de lo que ocurrió en este dislate cometido en la Feria Internacional del Libro, pues ahora pareciera, que fuera la constante el querer descalificar o señalar o generar escándalos y me parecen más orquestados desde la oposición y con cualquier tema”, dijo.

Sobre su último yerro al equivocar el monto del salario mínimo que perciben los mexicanos, Peña Nieto se justificó al asegurar que es natural que existan imprecisiones. Es más, anticipó que podría haber más en el futuro.

“Es común que pueda haber imprecisiones, como la ocurrida en este tema u otros que eventualmente se presenten en el futuro. No caigamos en ese juego”, expresó.

“De lo que otros partidos asuman seré respetuoso pero creo que la sociedad ni se habrá de confundir, y sabrá valorar realmente cómo son y qué quiere presentar y proyectar cada partido”, aseguró.

Ciudad de México.- Enrique Peña Nieto volvió a equivocarse al responder una pregunta durante una entrevista con el diario español El País.

Al ser cuestionado sobre los precios de algunos productos básicos, el priista supo contestar con certeza algunos, pero se detuvo al pensar sobre el monto exacto del salario mínimo, contestando que él tasaba en los 900 pesos al mes, cuando en 2011 ronda en los 1,740 pesos mensuales.

Durante la entrevista con El País, el ex gobernador del Estado de México también hablo de varios temas donde se mostró a favor de la competencia, en el caso de los monopolios de Televisa, TV Azteca y PEMEX; se dijo a favor de la vida y en contra de la penalización de las mujeres que abortan; habló de la visita del Papa Benedicto XVI, entre otros temas.

También reconoció que en la lucha contra el crimen organizado del presidente Felipe Calderón, “ha habido aciertos”; y además, aseguró que su partido, el PRI, ha aprendido de sus errores, por lo que está preparado para enfrentar una nueva democracia y mostró su confianza en recuperar la presidencia de la República en 2012.

Enrique Peña Nieto durante una entrevista que da a Sergio Ramos de Univision

Toda persona mueren de paro cardiorrespiratorio.

Calladito se ve más bonito.

Ciudad de México.- Enrique Peña Nieto, el aspirante presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), “no supo contestar de manera clara” cuáles son los tres libros que han marcado su vida, destaca el diario El País.

En la Feria internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, Jalisco, los periodistas le preguntaron al puntero de las encuestas presidenciales en México cuáles son los tres libros que han marcado su vida. Peña Nieto contestó: “definitivamente la Biblia es uno de ellos” y “no la leí toda”.

De acuerdo con el periódico español, el priísta “pasó fatigas para recordar títulos o autores. Atribuyó a Enrique Krauze la autoría de La silla del Águila, de Carlos Fuentes, y dijo que sí ha revisado ‘ese de caudillos’ de Krauze (Siglo de Caudillos, de Tusquets), para enseguida también mencionar que leyó uno que habla de las ‘mentiras’ de ese libro del historiador. Enseguida habló de una trilogía de Jeffrey Archer y uno de Enrique Serna sobre el dictador del siglo XIX Antonio López de Santa Anna”.

Según relata El País, Peña Nieto refirió que en la actualidad lee un libro que se llama La inoportuna muerte del presidente, y solicitó a su equipo el nombre del autor y argumentó que cuando ve un libro se olvida de escritores o títulos.

En la primera fila, su asesor Luis Videgaray “le hacía señas con los dedos sobre la boca, como quien simula una tijera, para que el precandidato cortara ya su respuesta sobre los libros”, remata la crónica del periódico español.

Usuarios de Twitter han parodiado el estilo de los anuncios de la librería Gandhi, con mensajes en los cuales se mofan de la respuesta de Peña Nieto en la FIL de Guadalajara.

“El problema en México es que la gente NO LEE” y “El Copete no quita lo ignorante” han sido algunas de las imágenes difundidas en Twitter.

Hashtags como #LibreriaPeñaNieto, #EPN y “Peña Nieto” se han vuelto trending topics desde que se difundió esta información.

07 May 2015

El Presidente Enrique Peña Nieto reiteró en el Foro Económico Mundial para Latinoamérica 2015, realizado en Quintana Roo, que la corrupción es un asunto de orden cultural en el país, ante lo que los gobiernos deben impulsar un cambio estructural de fondo en la sociedad.

“La corrupción es un asunto de orden a veces cultural, que es un flagelo de nuestras sociedades especialmente latinoamericanas y si realmente queremos lograr un cambio de mentalidad, de conductas, de práctica, de asimilar nuevos valores éticos y morales debe ser un cambio estructural desde la sociedad”, dijo el mandatario mexicano

En la previa, el diario británico Financial Times señala en una editorial que Peña Nieto ha minimizado el tema de la corrupción en el país al declarar que se trata de “un fenómeno cultural”


MIÉRCOLES 09 DE OCTUBRE 2013
18:58

Un particular solicitó en marzo conocer la preparación profesional del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y oficialmente no existe.

El pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) confirmó como “inexistente” en el acervo de la Presidencia de la República información sobre las instituciones educativas en las que estudió el Presidente Enrique Peña, así como sus promedios y calificaciones.

El ciudadano requirió en marzo pasado en su solicitud: “cuáles han sido las instituciones de educación básica, superior y de posgrado en las que ha estudiado el actual Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, así como los promedios obtenidos, y si se trata de instituciones pública o privadas”.

Sin embargo, dado que no es requisito contar con un currículum o tener títulos para ser Jefe del Ejecutivo, la Unidad de Enlace de la Presidencia descartó contar con los datos, y orientó al solicitante de la información para dirigir su petición al Instituto Federal Electoral (IFE).

Por tanto, los comisionados del IFAI resolvieron lo siguiente: “Dado que en efecto no es un requisito que el Presidente tenga ciertos estudios, licenciatura o ciertas calificaciones, confirmamos la inexistencia que respondió Presidencia”.


El pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información (Ifai) consideró como inexistente el historial académico del presidente Enrique Peña Nieto, por lo tanto, no existe referencia de los lugares académicos por donde el mandatario cursó sus estudios.

En marzo pasado, un ciudadano requirió información sobre “cuáles han sido las instituciones de educación básica, superior y de posgrado en las que ha estudiado el actual Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, así como los promedios obtenidos, y si se trata de instituciones pública o privadas”.

En respuesta, la Unidad de Enlace de la Presidencia descartó contar con los datos, y orientó al solicitante de la información para dirigir su petición al Instituto Federal Electoral (IFE).

Dentro de la respuesta de los comisionados se menciona que “dado que en efecto no es un requisito que el Presidente tenga ciertos estudios, licenciatura o ciertas calificaciones, confirmamos la inexistencia que respondió Presidencia”.

En el sitio web de Presidencia de la República, se menciona que Peña Nieto nació el 20 de julio de 1966. Es licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana y tiene una maestría en Administración por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).


Miguel Ángel Granados Chapa (Reforma; 30 sept. 2009).

“A causa de su rompimiento con su heredero Ernesto Zedillo, a quien le jugó la mala pasada de entregarle un país roto económica y políticamente, el ex presidente Carlos Salinas se vio obligado a suspender su proyecto de gobernar más allá de su propio sexenio.

Ese objetivo suponía varios modos de realización. El más obvio era reeditar el maximato callista -en el entendido de que, según la sentencia marxista hay acontecimientos que se viven como tragedia y su reedición como comedia. No era otro el propósito de designar candidato a Luis Donaldo Colosio, una figura sin existencia propia y con luz y fuerza vicarias, las que le proyectaba el propio Salinas.

Cuando éste advirtió tempranamente que acaso Colosio no resultaría dócil como él esperaba, consideró necesario sustituirlo, medida que hizo posible el asesinato del candidato y su reemplazo por otro aspirante inexperto, sin presencia pública y sin apoyos más allá de los que el propio Salinas le brindaba. Otro de los caminos a recorrer para seguir gobernando más allá de 1994 consistía en asegurar el control de un buen número de estados a través de sus amigos subordinados enviados a gobernar en calidad de virreyes. Y otro más fue consolidar alianzas con intereses financieros y económicos permanentes.

El plan maestro de Salinas debió ser modificado. Su reemplazante en Los Pinos se le enfrentó en diversos planos hasta el punto de que Salinas lo considerara un enemigo al que se debe combatir con rudeza. Varios de los gobernadores que pretendieron hacer de Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz remedos minúsculos de la ínsula Barataria, terminaron sus gobiernos con desprestigio y derrotas políticas. Lo único duradero, al parecer, fue su vínculo con empresarios cuyos intereses quedaron bien salvaguardados, como es el caso prototípico de Ricardo Salinas Pliego, al que se le adjudicaron los bienes del Instituto Mexicano de la Televisión convertido en TV Azteca en condiciones de tan abierta complicidad que la suma a pagar por la privatización se completó con un préstamo surtido por el propio hermano del presidente vendedor, Raúl Salinas de Gortari.

Esos intereses han propiciado el retorno de Salinas primero a México, al cabo de un autoexilio dorado, y luego a los escenarios políticos. En su propósito de retomar un papel decisorio en la vida pública mexicana el ex Presidente contó con una deficiencia del carácter nacional, una suerte de cinismo social que por conveniencia y pereza moral olvida y dispensa los yerros y hasta delitos de un ex gobernante, como si fueran cosa trivial.

Pero en la tersura de su camino, el ex Presidente se topó de pronto con un obstáculo nada desdeñable: la opinión que su antecesor mantiene hoy sobre su antiguo colaborador. Miguel de la Madrid se arrepintió tardíamente de haber dejado en su lugar a Salinas, por su conducta propia y por las ligas que propició entre su hermano y la delincuencia organizada. De la Madrid hizo saber sus opiniones en una conversación con la periodista Carmen Aristegui. Era una conversación destinada a figurar en un libro de próxima aparición. Pero una coyuntura informativa (la difusión del juicio de un ex colaborador de Salinas, Luis Téllez, que atribuyó al ex Presidente el robo de “media partida secreta”) favoreció la difusión al aire de porciones de esa entrevista en el nuevo noticiario de Carmen Aristegui. La reacción de Salinas ante esa interrupción en su ruta de retorno triunfal lo condujo a enviar un insolente reproche a la periodista y a imponer a su antecesor una pena insoportable, la de declararse débil mental por senilidad, a fin de invalidar los juicios que con toda claridad emitió sobre su heredero.

Se comprende que esa misma furia lo embargara de nuevo después de que en la Cámara de Diputados el legislador panista Javier Corral invocara esa entrevista célebre para, por un lado, reprochar al gobierno de su partido no investigar al ex Presidente por los nexos delictuosos que De la Madrid atribuye a su hermano. Y, por otra parte, para acusarlo directamente de ser un capo del narcotráfico. Fiel a sí mismo, insidioso como suele ser, Salinas respondió de modo en apariencia casual y desenfadado. Mostró extrañeza por esa posición pública de Corral y la contrastó con el modo en que comportaba en los encuentros privados que el panista había procurado para pedirle apoyo y demostrarle afecto.

Corral respondió de inmediato. Denunció como mentiroso a Salinas pues las reuniones que en efecto ocurrieron fueron solicitadas por Salinas, no por Corral, que nunca pidió nada al ex Presidente. Al contrario, en una de ellas pidió al entonces senador chihuahuense que intercediera ante Francisco Barrio, secretario de la Contraloría, a favor de Rogelio Montemayor, salinista gobernador de Coahuila y después director de Pemex puesto en entredicho por el desvío de recursos de esa empresa al sindicato de Romero Deschamps y la campaña de Francisco Labastida. Salinas pretendió aparecer como aliado de Corral en su empeño por una nueva legislación de medios.

En aquel tiempo Salinas mantenía distancia con Televisa -que había sido un conducto empleado por Zedillo para infamar a Salinas, según éste. Pero ya arreglados la empresa de Azcárraga y el ex Presidente, Salinas ha dejado de interesarse por los afanes de Corral y, al contrario, ha buscado su desprestigio presentándolo como un pedigüeño vulgar, un lambiscón que busca acercarse al poderoso. Pero ésas son deficiencias morales que Corral no padece”.

Ilustración de Hernández – La Jornada
hernandez@jornada.com.mx


CHETUMAL, Q. Roo. (apro).- Enrique Peña Nieto, candidato del PRI-PVEM a la Presidencia de la República, pidió hoy a sus simpatizantes cerrar filas en torno a su proyecto y no confiarse, pues aunque las encuestas lo colocan a la cabeza en la contienda, será la del 1 de julio la que mostrará en su verdadera dimensión las preferencias electorales.

“No hay triunfos anticipados”, reconoció en un mitin celebrado este mediodía en el estadio 10 de Abril, el más pequeño de la ciudad y donde contrastaba la ausencia de propaganda del candidato presidencial con el tamaño de los anuncios espectaculares del exgobernador Félix González Canto, actual aspirante al Senado, y del líder estatal del PRI, Raymundo King, quien busca una diputación federal, con los cuales se cubrieron sendas gradas vacías.

Acompañado del gobernador Roberto Borge Angulo, quien fue anfitrión del evento, Peña Nieto dijo que la elección del 1 de julio permitirá “ver en toda su dimensión el apoyo y respaldo”.

Por ello, pidió: “hagamos equipo, este es su proyecto, no sólo es un proyecto personal, es de quienes creen que México debe cambiar y tener oportunidades”.

Ante unas 3 mil personas (de acuerdo a la numeración de las sillas), entre políticos, burócratas, maestros, campesinos y miembros del Club de Fans de Peña Nieto que acudieron a la cita, el candidato recordó que faltan 15 días para la elección por lo que pidió apretar el paso para lograr el triunfo.

“Faltan 15 días para lograr el cambio que todo mundo quiere, un cambio para salir de la parálisis en que se encuentra el país y alejarnos de empobrecimiento”, dijo, y añadió que “el triunfo va más allá del triunfo de una alianza de partidos, queremos que sea un triunfo de todos los mexicanos para hacer un cambio de ruta para el país”.

E insistió a sus seguidores que multiplique su “mensaje de esperanza” entre los quintanarroenses, “díganles que no fallaré, que voy a cumplir”.

Antes, entre su pliego de compromisos, reiteró que ampliará el programa Oportunidades y recordó que éste fue creado por el PRI bajo el nombre de Progresa, aunque no mencionó Solidaridad.

“Algunas voces pretenden confundir a los mexicanos, oportunidades nació con el PRI y se llamaba Progresa, ese programa lo voy a mantener y lo voy a ampliar para mas familias mexicanas y dentro de este programa con la aprobación del Congreso de la Unión, entregaremos los vales de medicinas para que los puedan hacer válidos en cualquier farmacia”.

También prometió apoyos a las mujeres, como seguros de vida “para que en caso de que lleguen a faltar sus hijos tengan un ingreso asegurado hasta concluir sus estudios universitarios”, y la creación de nueve hospitales materno-infantil en el país.

En cuanto al tema de educación, ofreció impulsar 40 mil escuelas de tiempo completo, las cuales, dijo, al tiempo que por tercera vez le voló el viento sus papeles, “permitirán a los hijos de las madres jefas de familia y a los hijos de todas las familias que los hijos en las escuelas hagan sus alimentos lo cual generara un ahorro a la familia, pero además estarán a mejor cuidados”.

Además, aseguró, dotará de computadoras a todos los niños de 5 y 6 de primaria como “instrumento de igualdad social”, abrir un millón y medio más de espacios en las universidades y becas escolares y de transporte “para ahorro de las familias.

También, para ahorro de las familias”, garantizó que impulsará la producción en el campo mexicano para no tener que importar los alimentos pues esto encarece los productos.

Se trata, explicó, “de apoyar la productividad del campo, se trata de lograr que México tenga seguridad alimentaria, que se frene el alza al precio de los productos por tener que importarlos para este propósito”.

Específicamente para Quintana Roo firmó tres compromisos ante el notario Salvador Terrazas Cervera:

Modernizar el aeropuerto de Chetumal –cuyos terrenos están en disputa legal con los ejidatarios a los que pertenecen – para mejorar la conectividad del estado con el resto del país, la construcción de un hospital de especialidades en Chetumal con servicios de oncología, construir 300 kilómetros de carreteras rurales y “sacacosechas” y apoyar a la Universidad de Quintana Roo (UQROO) con dos acciones: equipar el área de ciencias de la salud y construir un nuevo campus en Cancún.

Para terminar su discurso, Peña Nieto exaltó la “espléndida relación” que tiene con Borge Angulo y pidió apoyar también a los candidatos de la Alianza PRI-PVEM, a quienes invitó a subir al templete al final del evento, incluido Jorge González Martínez, el “Niño Verde”, quien pese al rechazo de los priistas quintanarroenses aspira a una posición al Senado por el estado de Quintana Roo como primera fórmula y de quien por cierto no se exhibió ningún tipo de propaganda en el evento.


MÉXICO, D.F. (apro).- Maritza Díaz Hernández, la expareja de Enrique Peña Nieto, con quien procreó un hijo, reveló hoy que el candidato presidencial priista le pidió en 2011 irse a vivir a Estados Unidos por lo menos unos seis meses y regresar después de las elecciones del 1 de julio.

Díaz Hernández sacó el tema a colación, después de que el candidato priista afirmara durante su participación en el programa Tercer Grado de Televisa, que ha sido responsable con la manutención de su hijo.

En uno de los varios mensajes que escribió este jueves en su cuenta de Twitter, quien fuera asesora de Arturo Montiel en el Estado de México aclaró que jamás ha dicho que Peña Nieto no la apoye con la manutención de su hijo y que el abanderado priista aprovecha los espacios en los medios para decir lo que le conviene.

“JAMAS he dado 1 sola entrevista, YO NO MIENTO, veo bastante confusión pero @EPN ha tenido los espacios p decir lo q le conviene, yo NO…

“Por q no he querido, he hablado x twitter y face de IRRESPONSABILIDADES, si es cierto no he sido del todo clara por CUESTIONES DE SEGURIDAD”, argumentó.

Conminó a los usuarios a que relean los mensajes que ha escrito a través de las redes sociales para que corroboren que nunca ha dicho que Peña Nieto no se hace responsable económicamente de su hijo. “Enrique jamás he dicho que no aportes $”, aclaró.

En uno de sus tuits, Maritza reveló que durante casi todo 2011, el exgobernador mexiquense le pidió ausentarse del país durante el proceso electoral.

“Además @EPN no mencionas casi todo 2011 me pedías q para las elecciones me fuera a USA x 6 meses, de viaje, no querías q estuviera aquí…”, escribió la mujer quien insistió al exmandatario mexiquense que arregle el acta de nacimiento de su hijo.

“LO QUE VERDADERAMENTE ME INTERESA y por cuestiones de identidad, legalidad, civiles, @EPN ES EL ACTA DE MI HIJO he dicho q tiene 2 diferentes”, reiteró.

Añadió que en todo este año le ha pedido a Peña Nieto que arreglara el acta de nacimiento de su hijo en Estados Unidos y que el candidato le pidió a cambio que no lo demandara, trato que ella aceptó con tal de que el asunto lo llegara a más.

“Por favor agiliza y termina ese trámite @EPN, trata de no lastimar con tus actos y tus dichos a nuestro hijo y NADA MAS”, le pidió por enésima vez al exgobernador mexiquense a través de su cuenta.

Díaz también envió ayer algunas preguntas a los conductores de Tercer Grado, durante la entrevista al exgobernador mexiquense.

“Cuando @EPN dice q es padre d 6 hijos @CarlosLoret @lopezdoriga1 @Denise_Maerker consideran ustedes q es DISCRMINACION al no contar nuestro hijo?

“@CarlosLoret @lopezdoriga1 @Denise_Maerker si la respuesta es SI, tomando como ref su MANIFIESTO punto 6: No DISCRIMINACION, mi pregunta es?

“Por qué DISCRIMINA a su propia sangre y como futuro Presidente dice NO a la DISCRIMINACION?, @CarlosLoret @lopezdoriga1 @Denise_Maerker”, cuestionó.

En otro mensaje, pidió que le preguntaran a Peña Nieto si pensó lo que su hijo sentiría al ver esa declaración.

“Ojalá que si contesta, no les conteste @CarlosLoret@lopezdoriga1 @Denise_Maerker como a mi, yo ‘me refería en casa 3+3=6’”, ironizó Díaz Hernández.

Un pequeño resumen de los errores y horrores de la carrera política de Enrique Peña Nieto en camino para ser candidato del PRI a la Presidencia de México. Desde su relación con Arturo Montiel, la misteriosa muerte de su esposa, las mentiras, los engaños, hasta los traspiés sufridos últimamente ante las cámaras en la Feria Internacional del Libro o en entrevistas cuando no supo cual era el salario mínimo.

MÉXICO, D.F. (apro).- Carlos Fuentes no llegó al primero de julio, día de las elecciones presidenciales. Murió a las 12:05 horas en el Hospital Ángeles, al sur de la ciudad de México.

Alguna vez Juan Carlos Onetti dijo sobre Fuentes: “Es el proteico, porque nunca se sabe qué forma va a adoptar”. Se refería al zigzageo constante del autor de La región más transparente: de castrista a enemigo de Fidel; de sandinista a crítico del comandante Ortega; de defender el Halconazo de Echeverría a asesorar a López Portillo; y finalmente hasta decir que el fraude electoral de Calderón no existió.

A raíz de los errores de Peña Nieto en la Feria del Libro de Guadalajara, el escritor aludió, durante una entrevista con Aristegui, a Enrique Peña Nieto:
“En el PRI, no quiero ni pensar que Peña Nieto pueda ser presidente, y no porque no haya leído nada, pero si a mí me preguntan en una feria de libro ‘¿qué libros ha leído usted’, yo digo la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y se acabó, ya nadie te pregunta más”, resaltó luego del traspié del abanderado presidencial priista en la pasada Feria Internacional del Libro (FIL), donde atribuyó erróneamente la autoría de su libro La silla del águila al escritor Enrique Krauze.

Durante la entrevista, Fuentes se expresó sobre la izquierda en México:
“Yo estoy a favor de la izquierda. Yo favorecí a Marcelo Ebrard como candidato. No resultó. El candidato es López Obrador y López Obrador ya sabemos quién es, sólo que ha cambiado. En vez de ser el batallador que ocupa las calles, etcétera, es el hombre amoroso. De repente descubrió el ‘love, love, love’. ¡Qué bonito!”, comentó entonces el autor de La muerte de Artemio Cruz y Aura.

“Si algunas de las mejores gentes de México se asocian con él, hay una esperanza. Y estoy hablando de gente como Juan Ramón de la Fuente o como el propio Marcelo Ebrard y otros”, resaltó Fuentes.

En esa entrevista, el escritor auguró “que los mexicanos ya no reeligirán al PAN en la Presidencia, y el aspirante del PRI es muy pequeño”, acotó en alusión al priista Enrique Peña Nieto.

Fuentes añadió: “La única posibilidad de una renovación, a pesar del candidato, es la izquierda con López Obrador, y una izquierda que ojalá logre el grado de unión que no tiene todavía”.

Quince días antes de su muerte, durante la FIL de Buenos Aires, Fuentes calificó de “mediocres que nos dan retórica” a los tres candidatos presidenciales y advirtió que “hay muchos motivos de indignación también en América Latina”.

En ese encuentro dijo que el hubiera votado por Marcelo Ebrard, actual jefe de gobierno capitalino. Y atizó: “En México hay cincuenta millones de personas menores de treinta años y ningún candidato habla de ellos”.

México, DF.- La coordinadora de redes sociales de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, Alejandra Lagunes, negó que los “tuiteros” que aparecen en un video difundido este martes, donde se les ordena crear un “hashtag” a favor del abanderado tricolor, sean pagados.

En entrevista exclusiva con Terra, Alejandra Lagunes señaló que los “tuiteros” de dicho video son un grupo de voluntarios ciudadanos que apoyan a Enrique Peña Nieto y que en conjunto se hacen llamar “Ectivismo”.

“Es el grupo ciudadano que apoya a Enrique Peña desde hace algunos meses que se llama Ectivismo y este grupo de ciudadanos voluntarios se acercó a la campaña hace algunos meses y están coordinados con el equipo de coordinación de la campaña para varias cosas, en redes sobre todo”, explicó.

A pregunta expresa sobre la creación de “hashtags” positivos sobre el candidato del PRI-PVEM, la coordinadora indicó que esta actividad es para tener un mejor posicionamiento de Peña Nieto en Twitter.

“Es un equipo coordinado y organizado que de esta forma mueve muchísimo las redes y posiciona hashtags”, dijo.

Alejandra Lagunes aclaró que, como se aprecia en el video, este grupo de personas no pagadas se reúnen eventualmente para organizarse y coordinarse con el equipo de campaña de Peña Nieto.


MÉXICO, D.F. (apro).- A mes y medio del primero de julio, el diario estadunidense Washington Post destaca el nivel de desconocimiento de los electores sobre el aspirante presidencial por la coalición PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto.

“Enrique Peña Nieto, guapo puntero en las campañas presidenciales mira hacía abajo desde los espectaculares con una sonrisa de estrella de cine. Dice ‘tu me conoces’; pero el hecho es que muchos no”, señala el texto fechado en Atlacomulco, la ciudad donde nació el exgobernador del Estado de México.

“¿La gente realmente lo conoce?’, preguntó Roy Campos en uno de sus sondeos. ‘No, pero quiero llegar a conocerlo’”, respondió la mayoría de los encuestados en México, cita el diario.

El artículo, firmado por Nick Miroff y William Booth, revela que los observadores estadunidenses no saben realmente lo que el candidato representa. “Tampoco están seguros de cómo va a gobernar México, un socio comercial y un aliado en la lucha contra los cárteles de la droga, vital para los Estados Unidos.”

También destaca la relación con sus contrincantes, la panista Josefina Vázquez Mota y el perredista Andrés Manuel López Obrador.

“Menospreciado por sus oponentes por ser un títere bonito y un estafador telegénico, de 45 años de edad, Peña Nieto es en realidad un político magistral, que a través del marketing sofisticado ha lavado la cara del viejo Partido Revolucionario Institucional, el PRI, la máquina política autocrática que cayó del poder en 2000, después de 71 años de corrupción y coerción”.

A modo de perfil, el texto indaga sobre sus orígenes familiares y sus vínculos con la política. “El joven Enrique se educó al viejo estilo de los jefes políticos del Grupo Atlacomulco, en una clase que goza de patrocinio y poder”.

Y detalla, “en lugar de jugar con otros niños de su edad, él siempre quería estar con los adultos, hablar de política”, dijo a los reporteros de Washington Post una de las tías de Peña, Berta del Mazo. “Se enteró de la política en la mesa familiar. Ya de niño, con su pelo bien peinado, sus modales eran impecables. Parece que su vida ha sido como una campaña incesante”, añade la tía Bertha.

Cinco hombres de su familia se han desempeñado como gobernadores del Estado de México, 2005 fue el turno para Peña Nieto, lo que lo fijó en el camino hacia la carrera presidencial de este año.

“Uno de sus mentores fue miembro de la familia de Arturo Montiel, que le precedieron como gobernador y más tarde enfrentó acusaciones de enriquecerse con dinero público”, dice el principal diario de la capital de Estados Unidos.

Consulta el texto original en Proceso

MÉXICO, D.F. (apro).- El candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, expresó su “más sentido pésame” por el “artero crimen” de Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, pero evadió pronunciarse sobre la ola de asesinatos recientes contra informadores que se han registrado en esta entidad, gobernada por el priista Javier Duarte.

Peña Nieto expresó su deseo de que “la autoridad actúe con la eficacia debida y dé con los responsables”, y consideró que las reformas legislativas que se hicieron para que los delitos contra periodistas sean atraídos por las autoridades federales “deberá llevar a una actuación mucho más eficaz”.

Al término de su evento con niños de las 32 entidades, Peña Nieto abordó el caso de Regina Martínez, sólo cuando la prensa le pidió su opinión. Sin embargo, evitó mencionar cómo actuará, de ganar la Presidencia, frente a los medios y periodistas críticos.

“Lo que habrá de inhibir que los periodistas sean víctimas de algún delito será, justamente, la eficacia que tenga el estado para combatir la impunidad y dar con los responsables”, argumentó.
“¿Qué hará mi gobierno? Actuar con eficacia. No dar espacio para la impunidad, tratándose de delitos contra periodistas”, afirmó.

El exgobernador del Estado de México dijo que una acción más eficaz estará relacionada a “una revisión del marco normativo y de las áreas de justicia porque no tenemos ni justicia pronta ni expedita”.

–¿Qué posición adoptará frente a los medios y periodistas críticos? –se le cuestionó.

Peña Nieto guardó silencio y dio por terminada la conferencia de prensa.


México.- Enrique Peña Nieto se habría auxiliado del aparato conocido como teleprompter para decir correctamente las frases que se requerían durante su toma de protesta, es la acusación que desde Twitter comenzó a crear polémica este lunes.

Este día, Peña Nieto acudió al auditorio Mariano Abasolo, en la ciudad de Dolores Hidalgo, Guanajuato, para tomar protesta como candidato presidencial del PRI.

Horas después, comenzó circular en la red una fotografía en la que claramente se aprecia un teleprompter con la frase en la pantalla: “Sí protesto, por la grandeza de México”, que fueron precisamente las palabras finales con las que Peña Nieto concluyó su toma de protesta.

Cabe señalar que el teleprompter es un aparato electrónico que cuenta con una pantalla en la cual aparecen las frases que deben repetir los conductores de televisión o personas que deben dar un mensaje en público, sin que tengan que memorizarlo o leerlo desde un papel.


Ecatepec, Estado de México.- El Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, amagó con responder a quienes atacan y calumnian al abanderado presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.

Durante un acto masivo con la estructura territorial del tricolor, el Mandatario estatal aseguró que está dispuesto a morirse en la raya por el proyecto presidencial de quien fuera su antecesor.

“Los priistas jugamos limpio, pero tampoco nos vamos a dejar. Que no nos piquen la cresta, por cada ataque y por cada calumnia que lancen (en su) contra, habremos millones para defenderlo”, dijo.


La artista mexicana Regina Orozco nos comparte algunas lineas para razonar, para sentir, para no volvernos a equivocar.

  1. No saber de qué murió su esposa, asombra.
  2. No conocer al menos 3 libros con sus autores, preocupa.
  3. Que su hija llame “bola de pendejos” y “prole” a los mexicanos, denigra.
  4. Desconocer el salario mínimo vigente en México, inaudito.
  5. Decir que no sabe el precio de la tortilla, porque “no soy la señora de la casa”, es retrógrada…y sexista.
  6. Que no sepa leer ni pronunciar un texto en inglés, y sólo exhiba su mala pronunciación al intentar hablarlo, es vergonzoso.
  7. Que continúe con su racha de tropezones ya se volvió costumbre, qué más se puede esperar de un “robot mal programado” que no sabe actuar en situaciones fuera de guión.
  8. Ser un represor de las luchas sociales como el caso de Atenco, cómplice de la corrupción y el gran número de feminicidios en el Edo. de México, es indignante y aberrante.
  9. Que los mexicanos le crean y voten por él por ser carita, nadie lo puede creer.
  10. Que Carlos Salinas de Gortari sea su jefe de campaña es imperdonable.


¿Cuál es el colmo de Peña Nieto? – Que su signo zodiacal sea Leo.

Le pregunta la gaviota a Peña Nieto, ¿Por qué siempre que usas tenis para hacer ejercicio te pones a hablar solo, amorcito? Y le responde Peña Nieto: Pues es obvio, porque mis tenis dicen: “Converse”.


MÉRIDA, Yuc. (apro).- Al clausurar esta noche la VII Sesión Asamblea Nacional del Frente Juvenil (FJR) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a la que asistieron unos dos mil jóvenes, el precandidato priista a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, equiparó la profecía maya sobre el supuesto inicio de una nueva era este 2012, con el regreso del PRI a Los Pinos para cambiar el rumbo y las circunstancias del país.


Tras sus dislates de diciembre, que lo convirtieron en objeto de mofa en los medios y en las redes sociales, Enrique Peña Nieto –el candidato priista “bello pero superficial”, según lo definió Los Angeles Times el domingo 8– reforzó su equipo de campaña al incorporar a militantes cercanos al senador Manlio Fabio Beltrones y a la diputada Beatriz Paredes, no sin pugnas internas como reacción a ello. Como resultado de estos reacomodos el coordinador de Comunicación Social de la campaña, David López, fue desplazado, mientras que Luis Videgaray reposicionó a su amigo Aurelio Nuño Mayer, uno de los golden boys peñistas.

Los reacomodos en la cúpula del PRI tras el reemplazo de Humberto Moreira por Pedro Joaquín Coldwell, así como el descontento de militantes en varias entidades por las negociaciones con el Partido Verde y Nueva Alianza para cederles candidaturas para el Senado, diputaciones federales y gubernaturas en 2012, comienzan a afectar al equipo de campaña de Enrique Peña Nieto.

El domingo 8, el mismo día que el periódico Los Angeles Times lo calificó de “bello pero superficial”, Peña Nieto dio a conocer el nombramiento de “un primer equipo de coordinadores” para su campaña presidencial. Precisó que no se trata de una “estructura paralela” a la del PRI sino “complementaria” y que su integración “recoge distintas expresiones” dentro del priismo.

Los nombramientos reforzaron la influencia del coordinador general de la campaña, el exdiputado federal Luis Videgaray, quien logró colocar como coordinador de Difusión a Aurelio Nuño Mayer, un joven politólogo egresado de la Universidad Iberoamericana que le escribe los discursos al candidato, e incluso redactó y coordinó el libro México, la gran esperanza, publicado con la firma del exmandatario mexiquense.

Dentro del equipo de campaña las diferencias entre Videgaray y su coordinador de Comunicación Social, David López, se han agudizado a raíz de las críticas que ha recibido Peña Nieto en medios internacionales, en las redes sociales y en los medios impresos y electrónicos que tradicionalmente le eran afines.

Los llamados “errores de diciembre” que se iniciaron el día 3, cuando Peña Nieto cometió una pifia en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, agravaron las contradicciones en el equipo y en la respuesta frente a los medios. (Extracto del reportaje que se publica esta semana en la revista Proceso 1837, que ya está en circulación)


Si a un pendejo que va a una FERIA DEL LIBRO no se le ocurre que le pueden preguntar de LIBROS, la cosa es grave.

Si ese mismo pendejo aspira a GOBERNAR UN PAÍS, la cosa es muy muy grave.

Si ese mismo pendejo no sabe el salario mínimo del país y lo ventanean reporteros de otro país, la cosa es mucho muy muy muy muy grave.

Pero si ese mismo pendejo GANA LAS ELECCIONES, entonces su hijita tiene razón, los PENDEJOS somos nosotros…

En menos de un mes, Peña Nieto y Salinas volvieron a coincidir públicamente. Compartieron asientos en el festival organizado por Televisa, “Celebremos México”, celebrado en el Palacio de Bellas Artes, el 30 de agosto de 2005.
Y la demostración máxima de su interés en estar cerca del joven gobernador mexiquense, fue la asistencia de Carlos Salinas de Gortari a la toma de posesión de Peña Nieto, el 15 de septiembre de 2005, como una más de los 3 mil invitados al teatro Morelos de Toluca.
No le fue muy bien a Salinas de Gortari durante el evento. Tuvo que abandonar el recinto en medio de fuertes medidas de seguridad, ante los gritos de “¡fuera, fuera!” que le lanzaron algunos opositores cuando lo vieron entre los invitados especiales.
Desde entonces, Salinas no ha perdido ninguna oportunidad para hacer sentir que no sólo está cerca sino que impulsa la carrera presidencial de Enrique Peña Nieto y que puede influir en su gobierno.
En una entrevista concedida al diario británico The Financial Times, Salinas de Gortari afirmó que el gobernador mexiquense representa a una nueva generación de políticos que encabezan la recuperación del PRI. “Salinas ve en Peña Nieto la misma vitalidad que él tenía cuando construyó su camino a la presidencia, dos décadas atrás”, decía la nota del 22 de noviembre de 2008.
Personalmente o a través de su extensa red empresarial, partidista, legislativa o mediática, Carlos Salinas ha dejado sentir su influencia en Peña Nieto. Un ex funcionario del gobierno mexiquense confió: “todos creen que pueden influir en Peña Nieto y todos responden a los intereses de Salinas”.
Una buena parte del gabinete peñista tuvo vínculos fuertes con Salinas: el ex secretario de Gobierno, Humberto Benítez, fue procurador general en 1994 con Salinas; el efímero procurador Alberto Bazbaz Sacal, participó en el caso de Raúl Salinas de Gortari, como integrante del despacho jurídico que compartía con David Korenfeld, secretario estatal del Agua. Según el diputado local del PAN, Carlos Alberto Pérez, ambos funcionarios forman parte de la red de negocios y de influencia salinista.
Ni hablar de las alianzas de Peña Nieto con Elba Esther Gordillo, quien llegó a la dirigencia del sindicato nacional de maestros durante el gobierno de Carlos Salinas, o los vínculos con poderosos empresarios que emergieron en la época salinista, desde los Hank Rohn hasta Carlos Slim o Roberto González Barrera.
Sin embargo, en los últimos meses, los rumores sobre el distanciamiento de Carlos Salinas y Enrique Peña han crecido en los corrillos del poder mexiquense. Y la razón de este distanciamiento no es sólo para evitar la carga negativa del expresidente mexicano sobre el precandidato presidencial priista para el 2012.
El 4 de marzo de 2011, en entrevista con Carlos Loret de Mola, en Canal 2 de Televisa, Peña Nieto se deslindó de la influencia de Carlos Salinas.
“-¿Está detrás de usted Carlos Salinas?
“-No lo está, Carlos. A ver, en esto, he sido muy enfático: no lo está ni es mi asesor ni colabora con tu servidor. Insisto, la única relación, es una relación de respeto y cordial, tal como la tengo con todos los ex presidentes de México y que la procuro”.
En algunas columnas de la prensa mexiquense se filtró la versión de la molestia de Carlos Salinas de Gortari con el evento de la llamada “cargada light” a favor de Peña Nieto, el 7 de julio en la Casa de Gobierno de Toluca. Cinco días después, Peña Nieto negó que se tratara de un “destape” y se deslindó de la creación de la agrupación Expresión Política Nacional (EPN), que pretende repartir 3 millones de credenciales para impulsar la campaña del mexiquense.

MÉXICO, D.F. (apro).- Enrique Peña Nieto, ahijado de Carlos Salinas de Gortari y candidato de Televisa a la presidencia, responsabilizó a sus adversarios políticos de magnificar sus “resbalones” e imprecisiones.

En rueda de prensa, luego de desayunar en privado con dirigentes de la Coparmex, el virtual candidato del PRI a la presidencia de la república, subrayó que existe una estrategia para descalificarlos de manera constante.

“A partir de lo que ocurrió en este dislate cometido en la Feria Internacional del Libro, pues ahora pareciera, que fuera la constante el querer descalificar o señalar o generar escándalos y me parecen más orquestados desde la oposición y con cualquier tema”, dijo.

Sobre su último yerro al equivocar el monto del salario mínimo que perciben los mexicanos, Peña Nieto se justificó al asegurar que es natural que existan imprecisiones. Es más, anticipó que podría haber más en el futuro.

“Es común que pueda haber imprecisiones, como la ocurrida en este tema u otros que eventualmente se presenten en el futuro. No caigamos en ese juego”, expresó.

“De lo que otros partidos asuman seré respetuoso pero creo que la sociedad ni se habrá de confundir, y sabrá valorar realmente cómo son y qué quiere presentar y proyectar cada partido”, aseguró.

Ciudad de México.- Enrique Peña Nieto volvió a equivocarse al responder una pregunta durante una entrevista con el diario español El País.

Al ser cuestionado sobre los precios de algunos productos básicos, el priista supo contestar con certeza algunos, pero se detuvo al pensar sobre el monto exacto del salario mínimo, contestando que él tasaba en los 900 pesos al mes, cuando en 2011 ronda en los 1,740 pesos mensuales.

Durante la entrevista con El País, el ex gobernador del Estado de México también hablo de varios temas donde se mostró a favor de la competencia, en el caso de los monopolios de Televisa, TV Azteca y PEMEX; se dijo a favor de la vida y en contra de la penalización de las mujeres que abortan; habló de la visita del Papa Benedicto XVI, entre otros temas.

También reconoció que en la lucha contra el crimen organizado del presidente Felipe Calderón, “ha habido aciertos”; y además, aseguró que su partido, el PRI, ha aprendido de sus errores, por lo que está preparado para enfrentar una nueva democracia y mostró su confianza en recuperar la presidencia de la República en 2012.

Enrique Peña Nieto durante una entrevista que da a Sergio Ramos de Univision

Toda persona mueren de paro cardiorrespiratorio.

Calladito se ve más bonito.

Ciudad de México.- Enrique Peña Nieto, el aspirante presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), “no supo contestar de manera clara” cuáles son los tres libros que han marcado su vida, destaca el diario El País.

En la Feria internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, Jalisco, los periodistas le preguntaron al puntero de las encuestas presidenciales en México cuáles son los tres libros que han marcado su vida. Peña Nieto contestó: “definitivamente la Biblia es uno de ellos” y “no la leí toda”.

De acuerdo con el periódico español, el priísta “pasó fatigas para recordar títulos o autores. Atribuyó a Enrique Krauze la autoría de La silla del Águila, de Carlos Fuentes, y dijo que sí ha revisado ‘ese de caudillos’ de Krauze (Siglo de Caudillos, de Tusquets), para enseguida también mencionar que leyó uno que habla de las ‘mentiras’ de ese libro del historiador. Enseguida habló de una trilogía de Jeffrey Archer y uno de Enrique Serna sobre el dictador del siglo XIX Antonio López de Santa Anna”.

Según relata El País, Peña Nieto refirió que en la actualidad lee un libro que se llama La inoportuna muerte del presidente, y solicitó a su equipo el nombre del autor y argumentó que cuando ve un libro se olvida de escritores o títulos.

En la primera fila, su asesor Luis Videgaray “le hacía señas con los dedos sobre la boca, como quien simula una tijera, para que el precandidato cortara ya su respuesta sobre los libros”, remata la crónica del periódico español.

Usuarios de Twitter han parodiado el estilo de los anuncios de la librería Gandhi, con mensajes en los cuales se mofan de la respuesta de Peña Nieto en la FIL de Guadalajara.

“El problema en México es que la gente NO LEE” y “El Copete no quita lo ignorante” han sido algunas de las imágenes difundidas en Twitter.

Hashtags como #LibreriaPeñaNieto, #EPN y “Peña Nieto” se han vuelto trending topics desde que se difundió esta información.

Un ratón disfrazado de Tigre

El gobernador o la alcaldesa gastan dinero público en sus viajes al extranjero. Al reportero que le preguntó a Rodrigo Medina si estuvo en un restaurante de lujo en Boston la respuesta fue —¿Y?

Las fotografías tomadas en los viajes de nuestros gobernantes fueron realizadas por ciudadanos y expuestas por un medio de comunicación. ¿Y? Pues nada. ¿Por qué no fueron cínicos en campaña? Pero para ellos sólo existe la televisión, los spots y el mundo color rosa. Pero la historia no guarda lo efímero, sino los hechos.


El gobierno federal abre otras dos investigaciones en el Órgano de Control de Sedesol para buscar irregularidades contra la alcaldesa Margarita Arellanes y su proyecto rumbo al 2015

La operación para tratar de descarrilar las aspiraciones que tiene la panista para gobernar Nuevo León en el 2015, ya está en marcha y es impulsada ahora también desde el gobierno federal.

La inhabilitación como funcionario público de Miguel Ángel Treviño Sandoval, secretario municipal y operador de confianza de la edil regia, constituye el primer golpe que atesta la administración del presidente Enrique Peña Nieto contra el proyecto Arellanes.

No será el único.

El Órgano Interno de la Sedesol tiene ya dos investigaciones más abiertas sobre los recursos que aplicó Arellanes durante el 2010 y 2011, como delegada en Nuevo León de la dependencia federal.

Los programas que son analizados con lupa por los auditores de la Sedesol son los recursos del Fondo de Desastres Naturales, Fonden, y el Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias, PDZP.

En su gestión a Arellanes le tocó manejar recursos federales extraordinarios que recibió la dependencia para enfrentar la emergencia que provocó en Nuevo León el paso del huracán Alex.

La investigación que hace Sedesol a la gestión de Arellanes cuando fue delegada de esa dependencia es realizada por un hombre que forma parte del grupo mexiquense del PRI.

Eugenio Aurelio Alvirez Orozco, titular del órgano de Control Interno de la Sedesol, se desempeñó como contralor Interno del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) en el Estado de México.

Alvirez Orozco está dedicado a detectar el mayor número posible de irregularidades imputables a la aspirante albiazul.

El gobierno federal de Peña Nieto no desperdiciará la oportunidad para golpear políticamente a Arellanes y desgastar su imagen con miras a las elecciones de 2015 en Nuevo León.

Pero hay un riesgo con esa campaña: convertir en víctima a Margarita Arellanes.

La alcaldesa regia estuvo seis años como delegada de la Sedesol, cargo que dejó en el 2012 para postularse como candidata del PAN a la Alcaldía de Monterrey, elección que ganó con relativa facilidad al priista Felipe Enríquez, compadre del ahora presidente Enrique Peña Nieto.

El castigo de la Sedesol contra Miguel Ángel Treviño Sandoval, exsubdelegado de la Sedesol, fue el primer aviso.

Hasta el anuncio de la inhabilitación de Treviño Sandoval fue dado a conocer una semana antes del Primer Informe de Gobierno de Arellanes, programado para el próximo 31 de octubre.

Eso fue sólo por si había dudas de la línea que existe en la Ciudad de México contra la presidente municipal de Monterrey.

Treviño Sandoval fue inhabilitado 15 años del servicio público por violación de los procedimientos de contratación de servicios y obra pública cuando se desempeñó como subdelegado de la Sedesol en los tiempos de Arellanes.

El Órgano de Control Interno de la Sedesol además le impuso una multa por 4 millones 428 mil pesos.

Desde ayer la Sedesol notificó al SAT la sanción económica para que Treviño Sandoval la cubra.

Desde ayer el nombre de Treviño Sandoval aparece en el Reporte de Servidores Públicos Sancionados, que la Secretaría de la Función Pública federal difunde en su portal de internet.

El golpe contra Treviño Sandoval salpica a Margarita Arellanes, quien está perfilada para convertirse en la próxima candidata del PAN a la gubernatura de Nuevo León.

La panista ha conseguido dentro de su partido que liderazgos panistas como los del senador Raúl Gracia, Zeferino Salgado y José Serrano, hayan decidido conformar un bloque para impulsar su candidatura dentro de Acción Nacional.

Incluso, Arellanes en el último mes ha sostenido reuniones con el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, para ir realizando acuerdos con el proyecto político que impulsa para convertirse en la primera mujer gobernadora de Nuevo León en 2015.

Miguel Ángel Treviño Sandoval, quien hace dos semanas fue removido de la secretaría de Administración y designado responsable de la Oficina Ejecutiva, es un operador panista de todas las confianzas de Margarita Arellanes.

Fue subdelegado en la Sedesol de Nuevo León con la ahora alcaldesa, pero también formó parte de su equipo político electoral para conseguir votos dentro del PAN y ser la candidata a la Alcadía en 2012.

Este año se incorporó a la administración municipal regia como Secretario de Administración, en lugar de Mauricio Serrano, quien renunció a su cargo bajo cuestionamientos de irregularidades.

El 16 de agosto, cuando se le designó como funcionario municipal, Reporte Indigo reveló que Treviño Sandoval estaba bajo investigación.

El Órgano Interno de Control lo acusó de haber incurrido en daño patrimonial durante su paso como subdelegado de la Sedesol.

La investigación contra el exfuncionario federal, identificada bajo el expediente P.A. 312. 2013, fue hecha detalladamente.

A Treviño Sandoval se le imputó que cuando se desempeñó como subdelegado de Administración de la Sedesol favoreció a una empresa con la adjudicación de un contrato de casi 10 millones de pesos, pese a que hubo una compañía que presentó una oferta más económica.

La acción que cometió Treviño Sandoval se tradujo en un daño patrimonial de 1 millón 500 mil pesos para la delegación estatal de la Sedesol en Nuevo León, encabezada entonces por la actual alcaldesa de Monterrey y que hoy está en la mira de Los Pinos para truncar sus aspiraciones.


Margarita Arellanes, Alcaldesa de Monterrey, mostró su gusto por los viajes en jet privado y el shopping de lujo.

De acuerdo con información que llegó a EL NORTE, la Alcaldesa viajó a Houston el pasado domingo 29 de septiembre para asistir al juego de NFL entre Texanos y Seattle.

Antes de regresar a Monterrey, Arellanes acudió al mol The Galleria, donde fue fotografiada mientras un empleado le mostraba mercancía en la exclusiva tienda Louis Vuitton.

Artículo: http://bit.ly/1cfmp5i


Ahora es captado de vacaciones desde el jueves, 17 de octubre 2013, en Boston para ver los plays-off.


La Administración de Rodrigo Medina

La Auditoría Superior del Estado destapó un desorden en el manejo financiero del Gobierno de Nuevo León al revelar anomalías que rondan los 14 mil 135 millones de pesos por 342 irregularidades detectadas.

En el informe de cuenta pública 2012 del Gobierno central publicado ayer se advierte de anomalías como erogaciones excesivas en imagen, altos porcentajes por comisiones por préstamos, el incremento en tasas de interés por nuevos empréstitos y pasivos del Bono Cupón Cero no incluidos como deuda pública.

FUENTE: Ángel Charles / EL NORTE

  • El papa incomodo
  • Las 52 muertes del Casino Royale
  • La fuga de 37 reos y la matanza de 44 en el Penal de Apodaca 
  • El hallazgo de 49 cuerpos mutilados en Cadereyta 
  • El asesinato de 18 personas en el Bar Sabino Gordo 
  • El asesinato de varias personas en el Café Iguana 
  • El asesinato de Belden 
  • Los gastos de aquellos personajes de la Comisión de Transparencia que fueron a España 
  • La ordeña del metro 
  • La desaparición de 313 mil placas 
  • El quebranto financiero de $288 millones en el Isssteleón 
  • El gasto de $2 millones diarios en publicidad 
  • Las 26 hectáreas en García vendidas sin concurso y en abono
  • El despilfarro de los $43 millones de gastos de los Centros Comunitarios 
  • El endeudamiento a más de $35 mil millones  
  • El incremento en el gasto de la Tesorería del Estado en un 88%  
  • El incremento injustificado y sin contrato por $118,266.000 para la construcción del puente de Lázaro Cárdenas y Bulevar Acapulco 
  • Por qué el Instituto de la Vivienda adjudicó un contrato a una empresa vinculada con el Director
  • El pago de 23 millones 527 mil 931 pesos a 26 personas que recibieron salario por dos y hasta 7 plazas
  • La impresión de dos libros por 10 millones 303 mil 120 pesos, adjudicada directamente a la empresa High Print sin que ésta reuniera los requisitos  
  • La aclaración en el uso de jet privado por Medina para ir a la Isla del Padre en abril 2013  
  • La opacidad en los gastos

Ángel Charles Grupo Reforma / Monterrey, México (3 julio 2012)

Mientras que prácticamente todos los estados gobernados por el PRI le dieron el triunfo a Enrique Peña Nieto, los ciudadanos de Nuevo León -afectados por la violencia, la deuda estatal, la opacidad y las denuncias de corrupción- asestaron al tricolor uno de sus peores resultados, en lo que se convirtió en un voto de castigo para la Administración de Rodrigo Medina, que llega a su primera mitad.

Nuevo León no sólo es uno de los dos estados priistas -el otro es Tamaulipas- que ganó la abanderada panista Josefina Vázquez Mota, con 6.8 puntos arriba del PRI, sino que Peña perdió la elección en bastiones tricolores, como Apodaca, Escobedo y Guadalupe.

Además, el PRI perdió la mayoría en el Congreso local y retrocedió en el número de Alcaldías y población gobernada, perdiendo municipios clave como Juárez y Linares.

También, en resultados que los propios priistas no esperaban, su partido tiene una Diputación federal menos y enfrenta una cerrada pugna por el Senado.

En suma, al cumplir Medina tres años de Gobierno, el PRI perdió poder.

Pasó de gobernar a un 54 por ciento de la población, con 33 Alcaldías ganadas en el 2009, a gobernar un 48 por ciento, con 32 Alcaldías, y soltando algunos bastiones.

En contraparte, el porcentaje de población que le tocará gobernar al PAN subió de 45 a 50 por ciento, pues, aunque en el 2009 tenía el poder en 15 Alcaldías y ahora encabezará sólo 13, obtuvo municipios más poblados, como Juárez.

En la contienda presidencial, según el PREP del Instituto Federal Electoral, con el 99.75 por ciento de las casillas computadas en Nuevo León, Vázquez Mota obtuvo 786 mil 652 votos, que representan el 39.84 por ciento en la entidad, mientras que Peña alcanzó 653 mil 193 votos, un 33.08 por ciento.

El castigo al tricolor incluye haber perdido la mayoría en el Congreso local, que durante los primeros tres años de la gestión de Medina fue su mejor aliado para sacar adelante temas polémicos, como la deuda estatal y los presupuestos con alzas en el gasto corriente, así como para bloquear cualquier investigación o auditoría contra funcionarios priistas acusados de corrupción.

Los albiazules ganaron 15 de los 26 distritos locales y los priistas sólo 10, mientras que Nueva Alianza, por primera vez, ganó un distrito, según los resultados del SIPRE de la Comisión Estatal Electoral.

Ya con el reparto de las 16 curules de representación proporcional, el PAN llegará a 20 posiciones, mientras que el PRI se quedará con 15, Nueva Alianza con tres y el PRD con dos, al igual que el PT.

Esto pondrá en apuros a la Administración de Medina, que tendrá que lidiar con un Congreso con mayoría de Oposición, una situación similar que vivió su antecesor, Natividad González Parás, en los últimos tres años de su sexenio.

Adicionalmente, los tricolores perdieron seis de los 12 distritos federales en el Estado.

Hace tres años, el PRI se apoderó de siete de los 12 distritos. Ahora, el PAN recuperó el Distrito 7 federal, con cabecera en Monterrey.

A esto se suma la contienda al Senado, que la fórmula tricolor compuesta por Marcela Guerra e Ivonne Álvarez estimaba ganar por un amplio margen a los albiazules Raúl Gracia y Alejandra Sada, pero que en el conteo se redujo a menos de un punto porcentual de diferencia.

Al cierre del PREP, a las 20:00 horas de ayer, las priistas llevaban apenas 0.82 por ciento de ventaja, que representa 15 mil 965 votos.

A los malos resultados priistas en la entidad se suma que retrocedieron en las Alcaldías.

El PAN cerró la diferencia en municipios de tradición priista, como Guadalupe y Escobedo.

Como ejemplo, en la anterior elección a la Alcaldía de Guadalupe la diferencia fue de 30 puntos con el segundo lugar, que fueron los albiazules, pero en la jornada del domingo la victoria tricolor fue por un margen de apenas 6.9 puntos porcentuales.

Aunado a esto, la caída tricolor en Monterrey fue estrepitosa, con una diferencia de 17.6 por ciento.


El gran traidor

El gobernador perdió todo en Nuevo León: ganó Vázquez Mota, el compadre de Peña Nieto fue derrotado en Monterrey, la fórmula priista al Senado apenas logró ganar y el PAN será mayoría en el Congreso estatal. Medina no solo es acusado por ‘no apoyar’, sino por ‘actuar en contra del partido’.


POR CÉSAR CEPEDA – Martes 3 de julio de 2012

Medina perdió la elección presidencial en Nuevo León, la alcaldía regia que buscó el compadre del virtual presidente, el Congreso del Estado, así como municipios y distritos considerados bastiones del PRI, como Juárez y el Distrito Local 1 de Monterrey.

Aquí la candidata del PAN Josefina Vázquez Mota le ganó a Enrique Peña Nieto por unos 7 puntos.

El compadre de Peña Nieto, Felipe Enríquez, perdió la Alcaldía regia.

El Congreso del Estado tendrá una mayoría panista.

La antes incondicional CTM, actuó en contra de los intereses del gobernador y del PRI en los municipios de Juárez y Santa Catarina.

Y priistas de primer nivel consultados por Reporte Indigo atribuyen el descalabro electoral a la falta de operación política del gobernador, a que no apoyó sus campañas y ocultó herramientas de logística que su partido dispuso a nivel nacional.

En algunos círculos priistas se comenta que Medina sacrificó al candidato del PRI a la Alcaldía de Monterrey, Felipe Enríquez.

Que nunca apoyó al compadre de Enrique Peña Nieto con el fin de excluirlo de la contienda por la gubernatura en el 2015.

Inclusive, que al final de la contienda el Ejecutivo estatal hizo compromisos con Enríquez que nunca concretó.

Uno de los compromisos ofrecidos e incumplidos por el gobernador fue revivir la investigación por cohecho que tiene la Procuraduría estatal por el caso del casino Red en contra de Fernando Larrazabal y Miguel Ángel García, panistas que apoyaban a la aspirante panista Margarita Arellanes.

El domingo falló, como nunca, la estrategia electoral priista a cargo del mandatario estatal y ordenada por la dirigencia nacional del PRI.

La logística fue exhibida por la estructura panista que movilizó más votantes en las zonas populares de Monterrey.

El operativo para concentrar los datos de las actas de votación de las casillas federales también fracasó y ninguno de los candidatos a diputados federales del PRI, ni la fórmula al senado, contaba la noche del domingo con esta información estratégica.

Pero hubo más deficiencias.

El gobierno del Estado no distribuyó entre los candidatos priistas los resultados de las encuestas de salida (exit poll) que realizaron el día de la jornada electoral, inmovilizando así a los operadores priistas.

Muchos errores, voluntarios o no, que derivaron en que la candidata del PAN a la presidencia, Vázquez Mota, se impusiera a Peña Nieto en Nuevo León.

La candidata panista sólo ganó en 5 de los 32 estados de la República, pero Nuevo León fue uno de ellos.

Esta entidad, junto con Tamaulipas, fue el estado donde Vázquez Mota sacó la mayor diferencia de votos a su favor en la contienda presidencial del domingo.

En Nuevo León, Peña Nieto fue derrotado por su contrincante panista Vázquez Mota, quien le sacó al priista en la contienda presidencial una ventaja de 130 mil votos y 7 puntos porcentuales.

En la tierra de Medina, la panista superó a Peña Nieto en 9 de los 12 distritos electorales federales que conforman Nuevo León y las candidatas al Senado, Marcela Guerra e Ivonne Álvarez, apenas le sacaron un punto de diferencia a la dupla de los panistas Raúl Gracia y Alejandra Sada.

Hoy, tras la jornada del domingo, el gobernador Rodrigo Medina está bajo sospecha.

El priismo nacional y Peña Nieto se preguntan: ¿qué pasó en Nuevo León el domingo?

Y no sólo analizan qué dejó de hacer Medina, sino por qué el gobernador ocultó información de logística nacional.

Muchos piensan dentro del PRI, que Medina percibió entre Felipe Enríquez, Marcela Guerra e Ivonne Álvarez, a su posible rival político, a su relevo en la gubernatura o a su sucesor para el proyecto 2015.

También se preguntan qué pasó con la dirigencia priista que controla el Grupo Allende.

La gran derrota

El domingo Rodrigo Medina arrastró al PRI a una derrota histórica en Nuevo León, se llevó en su debacle a Enrique Peña Nieto y sus cuadros de poder fueron mermados.

El mandatario tendrá que enfrentar sus últimos tres años del sexenio prácticamente sin aliados políticos, cercado por los alcaldes panistas y por un Congreso del Estado controlado por la oposición encabezada por el PAN.

Los candidatos impulsados por Medina para alcaldías claves solamente hicieron el ridículo.
Othón Ruiz fue humillado casi 2 a 1 en la elección de San Pedro e Irma Adriana Garza no pudo recuperar para el PRI la Alcaldía de Santa Catarina, incluso con el antecedente a su favor de la gestión mediocre del panista Gabriel Navarro.

Medina estará rodeado en la zona metropolitana de Monterrey por alcaldes del PAN: Margarita Arellanes en Monterrey, Ugo Ruiz en San Pedro, Víctor Pérez en Santa Catarina, Pedro Salgado en San Nicolás.

El municipio de Juárez será gobernado por el PAN, pero a través de Rodolfo Ambriz, un cetemista cercano a Ismael Flores, dirigente estatal de la CTM, que actualmente está distanciado de Rodrigo Medina.

Es cierto que el mandatario estatal también tendrá de su lado alcaldes priistas, pero ellos no forman parte de su grupo político.

Los ediles priistas que gobernarán los municipios metropolitanos no fueron impulsados por Medina.

Entre ellos están César Cavazos, de Escobedo, que responde a los intereses de Abel Guerra, mientras que César Garza lo hace para Ismael Flores.

El próximo Congreso del Estado estará controlado por los partidos de oposición, principalmente por el PAN, que se perfila para tener en la próxima legislatura la primera mayoría con 20 diputados.

Los resultados electorales preliminares indican que el Partido Nueva Alianza tendrá tres diputados, incluyendo uno de mayoría, mientras que el PRD y el Partido del Trabajo tendrán dos diputados por representación proporcional.

Este domingo el PRI de Medina sólo pudo ganar 10 distritos locales, principalmente los ubicados en bastiones priistas, como son los municipios de Apodaca, Escobedo y Guadalupe y los localizados en la zona rural de Nuevo León.

El sistema de representación proporcional a Medina cinco diputados locales más, alcanzando la cifra de 15 curules, son los priistas que llegan al Congreso son allegados a Medina.

En la próxima legislatura se visualizan pocos diputados incondicionales de Medina: Édgar Romo, Francisco Cienfuegos, Juan Manuel Cavazos y Pablo Elizondo, son los priistas más cercanos al mandatario que arriban al Congreso.

Hay priistas como Óscar Flores y José Juan Guajardo que serán legisladores locales, pero que no responden a la línea del gobernador, sino a la que impone la CTM.

El croquista Félix Coronado, que llegará al Congreso pese a que perdió el distrito local 12, es un incondicional del líder de la CROC Agustín Serna, a quien respaldará más que al propio gobernador.

Por ello hoy, la pregunta que se hacen en Nuevo León es: ¿con quién piensa gobernar Rodrigo Medina los próximos tres años de su sexenio?


Monterrey, México (2 diciembre 2011).- Enfundado en los colores auriazules, el Gobernador Rodrigo Medina se dio tiempo ayer para viajar y presenciar el juego de ida de las semifinal entre Tigres y el Querétaro desde un palco exclusivo del Estadio La Corregidora.

Acompañado del Secretario de Educación de Nuevo León, José Antonio González; del Rector de la UANL, Jesús Ancer, y su homólogo de Querétaro, José Calzada Rovirosa, el Mandatario estatal siguió el encuentro que terminó empatado a ceros.

El domingo pasado Medina también asistió al juego de vuelta de los cuartos de final en el que Tigres venció al Pachuca por marcador de tres goles a cero en el Estadio Universitario.

José García

Monterrey, México (7 octubre 2011).- Tras afirmar que su viaje a Disney World, en Orlando, Florida, no fue pagado con recursos públicos, el Gobernador Rodrigo Medina intentó hoy minimizar el asunto afirmando que hay cosas más importantes por discutir en Nuevo León que un viaje familiar suyo de un día y medio.

Señaló que el tema es superficial e irrelevante, ante los asuntos de la entidad.

“¿Qué le puedo decir? Creo que hay cosas más importantes que debemos discutir en nuestro estado”, señaló.

“Estamos cerrando, bueno, ya cerramos el segundo año y vamos al segundo informe de gobierno con grandes logros.

“Creo que un viaje familiar de un día y medio es irrelevante en estos momentos”.

¿Se pagó con recursos públicos?, se le preguntó.

“No, de ninguna manera”, respondió.

¿Cómo se justifica irse en día laboral?, se le insistió.

“Pues, eh, trabajamos todos los días”, argumentó.

“Miren, trabajamos aunque físicamente no pudiera estar uno en un evento o en algún acto estamos haciendo llamadas telefónicas, estamos en contacto, tenemos a todo un equipo trabajando, en fin”, agregó.

“Creo que es un tema superficial e irrelevante, teniendo tantas cosas importantes que debemos discutir, avanzar en nuestro estado, que un viaje familiar de un día y medio”.



Este miércoles nuestro gobernador fue visto en Disney, aquí está la foto, cuando se suponia estaba inagurando no se que madres en caderayta.


Hechos que demuestran que es medina: 

  •  las carreolas son 3
  •  trae un achichincle 
  •  La panza botarguera 
  •  la edad de los chilpayates

http://www.elnorte.com/local/articulo/651/1301399/

Monterrey, México (6 octubre 2011).- El Gobernador Rodrigo Medina inició ayer la promoción de su Segundo Informe de actividades –que se realizará el 12 de octubre– con la transmisión de spots televisivos en los que destaca la frase “Aquí estoy todos los días trabajando por Nuevo León”.

Este lema empezó a difundirse justo un día después de publicarse que, el mes pasado, el Mandatario fue a Disney World, en Orlando, Florida, a divertirse con su familia y amigos, en pleno día laboral.

Además, desde el año pasado han trascendido versiones de que Medina pasa gran parte de su tiempo en ciudades texanas como McAllen y San Antonio, lo que el Ejecutivo ha negado.

En diferentes canales empezaron ayer a transmitirse los anuncios televisivos, de los que uno está dedicado a presentar las obras del macrocentro comunitario y la plaza cívica recién inauguradas en la Colonia Independencia.

En otro anuncio, Medina aparece destacando un logro de las empresas de la Entidad, que mantienen a Nuevo León en primer lugar nacional en generación de empleo, y también resalta la captación de mil 250 millones de dólares de inversión extranjera y las exportaciones por 30 mil millones de dólares.

Además, hay un spot en el que se menciona el programa Nuevo León Sí estudia, Sí trabaja, donde se ve al Gobernador rodeado de jóvenes.

Y en otro, el Mandatario enfatiza que se invirtieron 250 millones de pesos en hospitales y centros de salud, se logró la cobertura universal del Seguro Popular y el primer lugar nacional en prevención del cáncer de mama.

Al final de cada spot, que tienen una duración de hasta 30 segundos, el Gobernador aparece afirmando que aquí está a diario, trabajando por el Estado.

El Artículo 134 de la Constitución prohíbe a los servidores públicos hacerse promoción, pero el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, en su Artículo 228, establece que esta práctica se permitirá con motivo de los Informes de Gobierno del Presidente, Gobernadores y Alcaldes.

La difusión deberá realizarse siete días antes de la fecha del Informe y cinco días después, dentro del territorio que gobierna el funcionario.

El gobernador o la alcaldesa gastan dinero público en sus viajes al extranjero. Al reportero que le preguntó a Rodrigo Medina si estuvo en un restaurante de lujo en Boston la respuesta fue —¿Y?

Las fotografías tomadas en los viajes de nuestros gobernantes fueron realizadas por ciudadanos y expuestas por un medio de comunicación. ¿Y? Pues nada. ¿Por qué no fueron cínicos en campaña? Pero para ellos sólo existe la televisión, los spots y el mundo color rosa. Pero la historia no guarda lo efímero, sino los hechos.


El gobierno federal abre otras dos investigaciones en el Órgano de Control de Sedesol para buscar irregularidades contra la alcaldesa Margarita Arellanes y su proyecto rumbo al 2015

La operación para tratar de descarrilar las aspiraciones que tiene la panista para gobernar Nuevo León en el 2015, ya está en marcha y es impulsada ahora también desde el gobierno federal.

La inhabilitación como funcionario público de Miguel Ángel Treviño Sandoval, secretario municipal y operador de confianza de la edil regia, constituye el primer golpe que atesta la administración del presidente Enrique Peña Nieto contra el proyecto Arellanes.

No será el único.

El Órgano Interno de la Sedesol tiene ya dos investigaciones más abiertas sobre los recursos que aplicó Arellanes durante el 2010 y 2011, como delegada en Nuevo León de la dependencia federal.

Los programas que son analizados con lupa por los auditores de la Sedesol son los recursos del Fondo de Desastres Naturales, Fonden, y el Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias, PDZP.

En su gestión a Arellanes le tocó manejar recursos federales extraordinarios que recibió la dependencia para enfrentar la emergencia que provocó en Nuevo León el paso del huracán Alex.

La investigación que hace Sedesol a la gestión de Arellanes cuando fue delegada de esa dependencia es realizada por un hombre que forma parte del grupo mexiquense del PRI.

Eugenio Aurelio Alvirez Orozco, titular del órgano de Control Interno de la Sedesol, se desempeñó como contralor Interno del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) en el Estado de México.

Alvirez Orozco está dedicado a detectar el mayor número posible de irregularidades imputables a la aspirante albiazul.

El gobierno federal de Peña Nieto no desperdiciará la oportunidad para golpear políticamente a Arellanes y desgastar su imagen con miras a las elecciones de 2015 en Nuevo León.

Pero hay un riesgo con esa campaña: convertir en víctima a Margarita Arellanes.

La alcaldesa regia estuvo seis años como delegada de la Sedesol, cargo que dejó en el 2012 para postularse como candidata del PAN a la Alcaldía de Monterrey, elección que ganó con relativa facilidad al priista Felipe Enríquez, compadre del ahora presidente Enrique Peña Nieto.

El castigo de la Sedesol contra Miguel Ángel Treviño Sandoval, exsubdelegado de la Sedesol, fue el primer aviso.

Hasta el anuncio de la inhabilitación de Treviño Sandoval fue dado a conocer una semana antes del Primer Informe de Gobierno de Arellanes, programado para el próximo 31 de octubre.

Eso fue sólo por si había dudas de la línea que existe en la Ciudad de México contra la presidente municipal de Monterrey.

Treviño Sandoval fue inhabilitado 15 años del servicio público por violación de los procedimientos de contratación de servicios y obra pública cuando se desempeñó como subdelegado de la Sedesol en los tiempos de Arellanes.

El Órgano de Control Interno de la Sedesol además le impuso una multa por 4 millones 428 mil pesos.

Desde ayer la Sedesol notificó al SAT la sanción económica para que Treviño Sandoval la cubra.

Desde ayer el nombre de Treviño Sandoval aparece en el Reporte de Servidores Públicos Sancionados, que la Secretaría de la Función Pública federal difunde en su portal de internet.

El golpe contra Treviño Sandoval salpica a Margarita Arellanes, quien está perfilada para convertirse en la próxima candidata del PAN a la gubernatura de Nuevo León.

La panista ha conseguido dentro de su partido que liderazgos panistas como los del senador Raúl Gracia, Zeferino Salgado y José Serrano, hayan decidido conformar un bloque para impulsar su candidatura dentro de Acción Nacional.

Incluso, Arellanes en el último mes ha sostenido reuniones con el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, para ir realizando acuerdos con el proyecto político que impulsa para convertirse en la primera mujer gobernadora de Nuevo León en 2015.

Miguel Ángel Treviño Sandoval, quien hace dos semanas fue removido de la secretaría de Administración y designado responsable de la Oficina Ejecutiva, es un operador panista de todas las confianzas de Margarita Arellanes.

Fue subdelegado en la Sedesol de Nuevo León con la ahora alcaldesa, pero también formó parte de su equipo político electoral para conseguir votos dentro del PAN y ser la candidata a la Alcadía en 2012.

Este año se incorporó a la administración municipal regia como Secretario de Administración, en lugar de Mauricio Serrano, quien renunció a su cargo bajo cuestionamientos de irregularidades.

El 16 de agosto, cuando se le designó como funcionario municipal, Reporte Indigo reveló que Treviño Sandoval estaba bajo investigación.

El Órgano Interno de Control lo acusó de haber incurrido en daño patrimonial durante su paso como subdelegado de la Sedesol.

La investigación contra el exfuncionario federal, identificada bajo el expediente P.A. 312. 2013, fue hecha detalladamente.

A Treviño Sandoval se le imputó que cuando se desempeñó como subdelegado de Administración de la Sedesol favoreció a una empresa con la adjudicación de un contrato de casi 10 millones de pesos, pese a que hubo una compañía que presentó una oferta más económica.

La acción que cometió Treviño Sandoval se tradujo en un daño patrimonial de 1 millón 500 mil pesos para la delegación estatal de la Sedesol en Nuevo León, encabezada entonces por la actual alcaldesa de Monterrey y que hoy está en la mira de Los Pinos para truncar sus aspiraciones.


Margarita Arellanes, Alcaldesa de Monterrey, mostró su gusto por los viajes en jet privado y el shopping de lujo.

De acuerdo con información que llegó a EL NORTE, la Alcaldesa viajó a Houston el pasado domingo 29 de septiembre para asistir al juego de NFL entre Texanos y Seattle.

Antes de regresar a Monterrey, Arellanes acudió al mol The Galleria, donde fue fotografiada mientras un empleado le mostraba mercancía en la exclusiva tienda Louis Vuitton.

Artículo: http://bit.ly/1cfmp5i


Ahora es captado de vacaciones desde el jueves, 17 de octubre 2013, en Boston para ver los plays-off.


La Administración de Rodrigo Medina

La Auditoría Superior del Estado destapó un desorden en el manejo financiero del Gobierno de Nuevo León al revelar anomalías que rondan los 14 mil 135 millones de pesos por 342 irregularidades detectadas.

En el informe de cuenta pública 2012 del Gobierno central publicado ayer se advierte de anomalías como erogaciones excesivas en imagen, altos porcentajes por comisiones por préstamos, el incremento en tasas de interés por nuevos empréstitos y pasivos del Bono Cupón Cero no incluidos como deuda pública.

FUENTE: Ángel Charles / EL NORTE

  • El papa incomodo
  • Las 52 muertes del Casino Royale
  • La fuga de 37 reos y la matanza de 44 en el Penal de Apodaca 
  • El hallazgo de 49 cuerpos mutilados en Cadereyta 
  • El asesinato de 18 personas en el Bar Sabino Gordo 
  • El asesinato de varias personas en el Café Iguana 
  • El asesinato de Belden 
  • Los gastos de aquellos personajes de la Comisión de Transparencia que fueron a España 
  • La ordeña del metro 
  • La desaparición de 313 mil placas 
  • El quebranto financiero de $288 millones en el Isssteleón 
  • El gasto de $2 millones diarios en publicidad 
  • Las 26 hectáreas en García vendidas sin concurso y en abono
  • El despilfarro de los $43 millones de gastos de los Centros Comunitarios 
  • El endeudamiento a más de $35 mil millones  
  • El incremento en el gasto de la Tesorería del Estado en un 88%  
  • El incremento injustificado y sin contrato por $118,266.000 para la construcción del puente de Lázaro Cárdenas y Bulevar Acapulco 
  • Por qué el Instituto de la Vivienda adjudicó un contrato a una empresa vinculada con el Director
  • El pago de 23 millones 527 mil 931 pesos a 26 personas que recibieron salario por dos y hasta 7 plazas
  • La impresión de dos libros por 10 millones 303 mil 120 pesos, adjudicada directamente a la empresa High Print sin que ésta reuniera los requisitos  
  • La aclaración en el uso de jet privado por Medina para ir a la Isla del Padre en abril 2013  
  • La opacidad en los gastos

Ángel Charles Grupo Reforma / Monterrey, México (3 julio 2012)

Mientras que prácticamente todos los estados gobernados por el PRI le dieron el triunfo a Enrique Peña Nieto, los ciudadanos de Nuevo León -afectados por la violencia, la deuda estatal, la opacidad y las denuncias de corrupción- asestaron al tricolor uno de sus peores resultados, en lo que se convirtió en un voto de castigo para la Administración de Rodrigo Medina, que llega a su primera mitad.

Nuevo León no sólo es uno de los dos estados priistas -el otro es Tamaulipas- que ganó la abanderada panista Josefina Vázquez Mota, con 6.8 puntos arriba del PRI, sino que Peña perdió la elección en bastiones tricolores, como Apodaca, Escobedo y Guadalupe.

Además, el PRI perdió la mayoría en el Congreso local y retrocedió en el número de Alcaldías y población gobernada, perdiendo municipios clave como Juárez y Linares.

También, en resultados que los propios priistas no esperaban, su partido tiene una Diputación federal menos y enfrenta una cerrada pugna por el Senado.

En suma, al cumplir Medina tres años de Gobierno, el PRI perdió poder.

Pasó de gobernar a un 54 por ciento de la población, con 33 Alcaldías ganadas en el 2009, a gobernar un 48 por ciento, con 32 Alcaldías, y soltando algunos bastiones.

En contraparte, el porcentaje de población que le tocará gobernar al PAN subió de 45 a 50 por ciento, pues, aunque en el 2009 tenía el poder en 15 Alcaldías y ahora encabezará sólo 13, obtuvo municipios más poblados, como Juárez.

En la contienda presidencial, según el PREP del Instituto Federal Electoral, con el 99.75 por ciento de las casillas computadas en Nuevo León, Vázquez Mota obtuvo 786 mil 652 votos, que representan el 39.84 por ciento en la entidad, mientras que Peña alcanzó 653 mil 193 votos, un 33.08 por ciento.

El castigo al tricolor incluye haber perdido la mayoría en el Congreso local, que durante los primeros tres años de la gestión de Medina fue su mejor aliado para sacar adelante temas polémicos, como la deuda estatal y los presupuestos con alzas en el gasto corriente, así como para bloquear cualquier investigación o auditoría contra funcionarios priistas acusados de corrupción.

Los albiazules ganaron 15 de los 26 distritos locales y los priistas sólo 10, mientras que Nueva Alianza, por primera vez, ganó un distrito, según los resultados del SIPRE de la Comisión Estatal Electoral.

Ya con el reparto de las 16 curules de representación proporcional, el PAN llegará a 20 posiciones, mientras que el PRI se quedará con 15, Nueva Alianza con tres y el PRD con dos, al igual que el PT.

Esto pondrá en apuros a la Administración de Medina, que tendrá que lidiar con un Congreso con mayoría de Oposición, una situación similar que vivió su antecesor, Natividad González Parás, en los últimos tres años de su sexenio.

Adicionalmente, los tricolores perdieron seis de los 12 distritos federales en el Estado.

Hace tres años, el PRI se apoderó de siete de los 12 distritos. Ahora, el PAN recuperó el Distrito 7 federal, con cabecera en Monterrey.

A esto se suma la contienda al Senado, que la fórmula tricolor compuesta por Marcela Guerra e Ivonne Álvarez estimaba ganar por un amplio margen a los albiazules Raúl Gracia y Alejandra Sada, pero que en el conteo se redujo a menos de un punto porcentual de diferencia.

Al cierre del PREP, a las 20:00 horas de ayer, las priistas llevaban apenas 0.82 por ciento de ventaja, que representa 15 mil 965 votos.

A los malos resultados priistas en la entidad se suma que retrocedieron en las Alcaldías.

El PAN cerró la diferencia en municipios de tradición priista, como Guadalupe y Escobedo.

Como ejemplo, en la anterior elección a la Alcaldía de Guadalupe la diferencia fue de 30 puntos con el segundo lugar, que fueron los albiazules, pero en la jornada del domingo la victoria tricolor fue por un margen de apenas 6.9 puntos porcentuales.

Aunado a esto, la caída tricolor en Monterrey fue estrepitosa, con una diferencia de 17.6 por ciento.


El gran traidor

El gobernador perdió todo en Nuevo León: ganó Vázquez Mota, el compadre de Peña Nieto fue derrotado en Monterrey, la fórmula priista al Senado apenas logró ganar y el PAN será mayoría en el Congreso estatal. Medina no solo es acusado por ‘no apoyar’, sino por ‘actuar en contra del partido’.


POR CÉSAR CEPEDA – Martes 3 de julio de 2012

Medina perdió la elección presidencial en Nuevo León, la alcaldía regia que buscó el compadre del virtual presidente, el Congreso del Estado, así como municipios y distritos considerados bastiones del PRI, como Juárez y el Distrito Local 1 de Monterrey.

Aquí la candidata del PAN Josefina Vázquez Mota le ganó a Enrique Peña Nieto por unos 7 puntos.

El compadre de Peña Nieto, Felipe Enríquez, perdió la Alcaldía regia.

El Congreso del Estado tendrá una mayoría panista.

La antes incondicional CTM, actuó en contra de los intereses del gobernador y del PRI en los municipios de Juárez y Santa Catarina.

Y priistas de primer nivel consultados por Reporte Indigo atribuyen el descalabro electoral a la falta de operación política del gobernador, a que no apoyó sus campañas y ocultó herramientas de logística que su partido dispuso a nivel nacional.

En algunos círculos priistas se comenta que Medina sacrificó al candidato del PRI a la Alcaldía de Monterrey, Felipe Enríquez.

Que nunca apoyó al compadre de Enrique Peña Nieto con el fin de excluirlo de la contienda por la gubernatura en el 2015.

Inclusive, que al final de la contienda el Ejecutivo estatal hizo compromisos con Enríquez que nunca concretó.

Uno de los compromisos ofrecidos e incumplidos por el gobernador fue revivir la investigación por cohecho que tiene la Procuraduría estatal por el caso del casino Red en contra de Fernando Larrazabal y Miguel Ángel García, panistas que apoyaban a la aspirante panista Margarita Arellanes.

El domingo falló, como nunca, la estrategia electoral priista a cargo del mandatario estatal y ordenada por la dirigencia nacional del PRI.

La logística fue exhibida por la estructura panista que movilizó más votantes en las zonas populares de Monterrey.

El operativo para concentrar los datos de las actas de votación de las casillas federales también fracasó y ninguno de los candidatos a diputados federales del PRI, ni la fórmula al senado, contaba la noche del domingo con esta información estratégica.

Pero hubo más deficiencias.

El gobierno del Estado no distribuyó entre los candidatos priistas los resultados de las encuestas de salida (exit poll) que realizaron el día de la jornada electoral, inmovilizando así a los operadores priistas.

Muchos errores, voluntarios o no, que derivaron en que la candidata del PAN a la presidencia, Vázquez Mota, se impusiera a Peña Nieto en Nuevo León.

La candidata panista sólo ganó en 5 de los 32 estados de la República, pero Nuevo León fue uno de ellos.

Esta entidad, junto con Tamaulipas, fue el estado donde Vázquez Mota sacó la mayor diferencia de votos a su favor en la contienda presidencial del domingo.

En Nuevo León, Peña Nieto fue derrotado por su contrincante panista Vázquez Mota, quien le sacó al priista en la contienda presidencial una ventaja de 130 mil votos y 7 puntos porcentuales.

En la tierra de Medina, la panista superó a Peña Nieto en 9 de los 12 distritos electorales federales que conforman Nuevo León y las candidatas al Senado, Marcela Guerra e Ivonne Álvarez, apenas le sacaron un punto de diferencia a la dupla de los panistas Raúl Gracia y Alejandra Sada.

Hoy, tras la jornada del domingo, el gobernador Rodrigo Medina está bajo sospecha.

El priismo nacional y Peña Nieto se preguntan: ¿qué pasó en Nuevo León el domingo?

Y no sólo analizan qué dejó de hacer Medina, sino por qué el gobernador ocultó información de logística nacional.

Muchos piensan dentro del PRI, que Medina percibió entre Felipe Enríquez, Marcela Guerra e Ivonne Álvarez, a su posible rival político, a su relevo en la gubernatura o a su sucesor para el proyecto 2015.

También se preguntan qué pasó con la dirigencia priista que controla el Grupo Allende.

La gran derrota

El domingo Rodrigo Medina arrastró al PRI a una derrota histórica en Nuevo León, se llevó en su debacle a Enrique Peña Nieto y sus cuadros de poder fueron mermados.

El mandatario tendrá que enfrentar sus últimos tres años del sexenio prácticamente sin aliados políticos, cercado por los alcaldes panistas y por un Congreso del Estado controlado por la oposición encabezada por el PAN.

Los candidatos impulsados por Medina para alcaldías claves solamente hicieron el ridículo.
Othón Ruiz fue humillado casi 2 a 1 en la elección de San Pedro e Irma Adriana Garza no pudo recuperar para el PRI la Alcaldía de Santa Catarina, incluso con el antecedente a su favor de la gestión mediocre del panista Gabriel Navarro.

Medina estará rodeado en la zona metropolitana de Monterrey por alcaldes del PAN: Margarita Arellanes en Monterrey, Ugo Ruiz en San Pedro, Víctor Pérez en Santa Catarina, Pedro Salgado en San Nicolás.

El municipio de Juárez será gobernado por el PAN, pero a través de Rodolfo Ambriz, un cetemista cercano a Ismael Flores, dirigente estatal de la CTM, que actualmente está distanciado de Rodrigo Medina.

Es cierto que el mandatario estatal también tendrá de su lado alcaldes priistas, pero ellos no forman parte de su grupo político.

Los ediles priistas que gobernarán los municipios metropolitanos no fueron impulsados por Medina.

Entre ellos están César Cavazos, de Escobedo, que responde a los intereses de Abel Guerra, mientras que César Garza lo hace para Ismael Flores.

El próximo Congreso del Estado estará controlado por los partidos de oposición, principalmente por el PAN, que se perfila para tener en la próxima legislatura la primera mayoría con 20 diputados.

Los resultados electorales preliminares indican que el Partido Nueva Alianza tendrá tres diputados, incluyendo uno de mayoría, mientras que el PRD y el Partido del Trabajo tendrán dos diputados por representación proporcional.

Este domingo el PRI de Medina sólo pudo ganar 10 distritos locales, principalmente los ubicados en bastiones priistas, como son los municipios de Apodaca, Escobedo y Guadalupe y los localizados en la zona rural de Nuevo León.

El sistema de representación proporcional a Medina cinco diputados locales más, alcanzando la cifra de 15 curules, son los priistas que llegan al Congreso son allegados a Medina.

En la próxima legislatura se visualizan pocos diputados incondicionales de Medina: Édgar Romo, Francisco Cienfuegos, Juan Manuel Cavazos y Pablo Elizondo, son los priistas más cercanos al mandatario que arriban al Congreso.

Hay priistas como Óscar Flores y José Juan Guajardo que serán legisladores locales, pero que no responden a la línea del gobernador, sino a la que impone la CTM.

El croquista Félix Coronado, que llegará al Congreso pese a que perdió el distrito local 12, es un incondicional del líder de la CROC Agustín Serna, a quien respaldará más que al propio gobernador.

Por ello hoy, la pregunta que se hacen en Nuevo León es: ¿con quién piensa gobernar Rodrigo Medina los próximos tres años de su sexenio?


Monterrey, México (2 diciembre 2011).- Enfundado en los colores auriazules, el Gobernador Rodrigo Medina se dio tiempo ayer para viajar y presenciar el juego de ida de las semifinal entre Tigres y el Querétaro desde un palco exclusivo del Estadio La Corregidora.

Acompañado del Secretario de Educación de Nuevo León, José Antonio González; del Rector de la UANL, Jesús Ancer, y su homólogo de Querétaro, José Calzada Rovirosa, el Mandatario estatal siguió el encuentro que terminó empatado a ceros.

El domingo pasado Medina también asistió al juego de vuelta de los cuartos de final en el que Tigres venció al Pachuca por marcador de tres goles a cero en el Estadio Universitario.

José García

Monterrey, México (7 octubre 2011).- Tras afirmar que su viaje a Disney World, en Orlando, Florida, no fue pagado con recursos públicos, el Gobernador Rodrigo Medina intentó hoy minimizar el asunto afirmando que hay cosas más importantes por discutir en Nuevo León que un viaje familiar suyo de un día y medio.

Señaló que el tema es superficial e irrelevante, ante los asuntos de la entidad.

“¿Qué le puedo decir? Creo que hay cosas más importantes que debemos discutir en nuestro estado”, señaló.

“Estamos cerrando, bueno, ya cerramos el segundo año y vamos al segundo informe de gobierno con grandes logros.

“Creo que un viaje familiar de un día y medio es irrelevante en estos momentos”.

¿Se pagó con recursos públicos?, se le preguntó.

“No, de ninguna manera”, respondió.

¿Cómo se justifica irse en día laboral?, se le insistió.

“Pues, eh, trabajamos todos los días”, argumentó.

“Miren, trabajamos aunque físicamente no pudiera estar uno en un evento o en algún acto estamos haciendo llamadas telefónicas, estamos en contacto, tenemos a todo un equipo trabajando, en fin”, agregó.

“Creo que es un tema superficial e irrelevante, teniendo tantas cosas importantes que debemos discutir, avanzar en nuestro estado, que un viaje familiar de un día y medio”.



Este miércoles nuestro gobernador fue visto en Disney, aquí está la foto, cuando se suponia estaba inagurando no se que madres en caderayta.


Hechos que demuestran que es medina: 

  •  las carreolas son 3
  •  trae un achichincle 
  •  La panza botarguera 
  •  la edad de los chilpayates

http://www.elnorte.com/local/articulo/651/1301399/

Monterrey, México (6 octubre 2011).- El Gobernador Rodrigo Medina inició ayer la promoción de su Segundo Informe de actividades –que se realizará el 12 de octubre– con la transmisión de spots televisivos en los que destaca la frase “Aquí estoy todos los días trabajando por Nuevo León”.

Este lema empezó a difundirse justo un día después de publicarse que, el mes pasado, el Mandatario fue a Disney World, en Orlando, Florida, a divertirse con su familia y amigos, en pleno día laboral.

Además, desde el año pasado han trascendido versiones de que Medina pasa gran parte de su tiempo en ciudades texanas como McAllen y San Antonio, lo que el Ejecutivo ha negado.

En diferentes canales empezaron ayer a transmitirse los anuncios televisivos, de los que uno está dedicado a presentar las obras del macrocentro comunitario y la plaza cívica recién inauguradas en la Colonia Independencia.

En otro anuncio, Medina aparece destacando un logro de las empresas de la Entidad, que mantienen a Nuevo León en primer lugar nacional en generación de empleo, y también resalta la captación de mil 250 millones de dólares de inversión extranjera y las exportaciones por 30 mil millones de dólares.

Además, hay un spot en el que se menciona el programa Nuevo León Sí estudia, Sí trabaja, donde se ve al Gobernador rodeado de jóvenes.

Y en otro, el Mandatario enfatiza que se invirtieron 250 millones de pesos en hospitales y centros de salud, se logró la cobertura universal del Seguro Popular y el primer lugar nacional en prevención del cáncer de mama.

Al final de cada spot, que tienen una duración de hasta 30 segundos, el Gobernador aparece afirmando que aquí está a diario, trabajando por el Estado.

El Artículo 134 de la Constitución prohíbe a los servidores públicos hacerse promoción, pero el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, en su Artículo 228, establece que esta práctica se permitirá con motivo de los Informes de Gobierno del Presidente, Gobernadores y Alcaldes.

La difusión deberá realizarse siete días antes de la fecha del Informe y cinco días después, dentro del territorio que gobierna el funcionario.

La lucha que emprendio Felipe Calderón

13 de enero del 2013
David T. Ellwood Dean,
Harvard Kennedy School
Scott M. Black Professor of Political Economy
david_ellwood@Harvard.Edu

Estimado Profesor Ellwood,

En la Declaración de Derechos y Responsabilidades de la Kennedy School se dice que quienes forman parte de esa comunidad se distinguen por respetar “la dignidad de otros” y por tomar en cuenta las “consecuencias que las políticas tienen en las personas”. En la Misión de la Universidad de Harvard se lee que sus integrantes asumirán la “responsabilidad por las consecuencias de [las] acciones personales”. Dado que el expresidente de México Felipe Calderón es investigador asociado de la Kennedy School ¿qué tanto cumple con esos criterios? Hay aspectos que reconocerle a la gestión de Felipe Calderón (2006-2012).

Rindió cuentas positivas en cifras macroeconómicas y salvo algunas excepciones importantes tiene un historial razonable en libertad de expresión y acceso a la información. Como parte de la normalidad democrática el análisis de su gestión ya está haciéndose en las universidades. Lo que se discute intensamente es la responsabilidad que tuvo en la tragedia humanitaria causada por esa guerra: más de 60 mil muertes, al menos 25 mil personas desaparecidas, 260 mil desplazados, 18 mil migrantes secuestrados cada año, etcétera.

Las principales organizaciones de derechos humanos del mundo (Amnistía Internacional, Freedom House, Human Rights Watch, etcétera) coinciden en que México vive una crisis humanitaria sin precedentes debida, en parte, a decisiones tomadas por el expresidente Calderón quien, incluso, tiene dos denuncias ante la Corte Penal Internacional.

Sería injusto acusar a Felipe Calderón de haber ordenado la barbarie. Sí podemos asegurar que no respetó la dignidad de las víctimas, se desentendió de las consecuencias de sus políticas y evadió la responsabilidad de sus actos. Por razones de espacio nos centraremos en la tragedia de los desaparecidos. Calderón se comprometió en diversas ocasiones a crear un Registro Nacional de Víctimas porque según declaró en octubre del 2012 es importante que “todos sepamos dónde está la gente que más sufre”.

La Procuraduría General de la República sí elaboró una lista de desaparecidos durante los seis años de Calderón, pero nunca lo dio a conocer. Cuando terminaba su gobierno funcionarios de la PGR le entregaron al corresponsal del Washington Post, William Booth una lista con 25 mil desaparecidos (publicada el 29 de noviembre).

El Centro de Investigación y Capacitación de Propuesta Cívica recibió de Tracy Wilkinson corresponsal de Los Angeles Times un documento que ella también obtuvo de empleados de la PGR. Tiene los nombres, apellidos y condiciones de desaparición de 20,851 personas durante cinco años y medio del gobierno de Felipe Calderón (www.propuestacivica.org.mx). El documento demuestra la poca prioridad que su administración le dio al asunto: las denuncias no fueron investigadas y los familiares no fueron informados.

El Estado mexicano ya tiene una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el tema de desaparición forzada (caso Rosendo Radilla): en ella se indica que existe la obligación de investigar la suerte de los desaparecidos e informar a los familiares. Además, el 20 de diciembre de 2011, el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de las Naciones Unidas, hizo público su informe derivado de la misión que en marzo de ese mismo año realizó a México (A/HRC/19/58/Add.2). Ahí se describe con objetividad y mucho detalle la situación que se gestó durante la administración del presidente Calderón. No obstante el lenguaje diplomático que se acostumbra en este tipo de documentos, en ese informe se descubre la responsabilidad gubernamental, se enfatiza recurrentemente la participación de agentes del estado a nivel federal en las desapariciones y la ausencia de medidas para solucionar la situación. Señaladamente, el informe reprueba el uso de las fuerzas armadas en labores de seguridad, por propiciar graves violaciones de derechos humanos, y recomienda su retiro paulatino pero en el corto plazo. El Gobierno de Calderón se limitó a ignorar las recomendaciones del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas y las peticiones que organizaciones y académicos de México y el mundo hemos hecho. Por ello es que sostenemos que Felipe Calderón es presunto responsable de la violación de los derechos de al menos 25 mil víctimas de la desaparición forzada.

Profesor Ellwood, usted calificó al “presidente Calderón de ejemplo vivo de un servidor público dinámico y comprometido”. ¿Cómo puede usted sustentar dicha afirmación, cuando hay tanta evidencia en contra?. Felipe Calderón fue un presidente insensible: su gobierno no investigó lo sucedido con los desaparecidos y ocultó de manera deliberada información importantísima para las familias. Franklin Delano Roosevelt justificó la Ley de Préstamos y Arriendos (marzo de 1941) para entregar equipo bélico y humanitario a los aliados amenazados por los países del Eje diciendo que se trata de “ayudar a apagar el fuego en la casa del vecino antes de que tu casa se incendie y termine hecha cenizas”. México se consume en una tragedia humanitaria ante la indiferencia de una parte de la sociedad estadunidense. Otra, por el contrario nos ha acompañado todo el tiempo y ha enjuagado nuestras lágrimas y restañado nuestras heridas.

En suma, profesor Ellwood, consideramos que la incorporación de Felipe Calderón como investigador visitante de la Kennedy School es un insulto a las víctimas de la violencia en México. Es por ello que le solicitamos respetuosa y formalmente que nos informe por escrito las razones que llevaron a la Kennedy School a incorporar a Felipe Calderón como integrante del Programa Global Angelopoulos de Líderes Públicos del John F. Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard. Con base en la información aquí presentada no cumple con los criterios éticos de esta institución.

Javier Sicilia
Movimiento por la Paz con Justicia y

Dignidad Sergio Aguayo
Profesor de El Colegio de México,
presidente de Propuesta Cívica

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/14-01-2013/490500. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido.

SINEMBARGO.MX


MÉXICO, D.F. (Proceso).- Al desplegar a las Fuerzas Armadas en todo el país para combatir al narco sin seguir los mecanismos constitucionales, Felipe Calderón Hinojosa desató una guerra interna que se convirtió en eje rector de la política nacional durante su gobierno, por lo que el hoy expresidente debe ser juzgado por la Corte Penal Internacional (CPI), establece Humberto Moreira Valdés en la denuncia que interpuso ante ese organismo.

Quien fue gobernador de Coahuila y dirigente nacional del PRI, añade que la inconstitucionalidad fue un escollo para que las Fuerzas Armadas combatieran a “los enemigos del Estado”, provocando abusos y violaciones a los derechos humanos, aun contra personas ajenas a los narcos y al “conflicto bélico que prevalece en el territorio nacional”.

Las consecuencias que enumera el documento tienen como fuente informes oficiales y reportes periodísticos: entre 50 mil y 150 mil muertos, al menos un millar de niños asesinados, unos 230 mil desplazados, la desaparición forzada de unas 3 mil personas, cerca de 5 mil denuncias por torturas y tratos crueles e inhumanos cometidos por militares o marinos que, además, incurrieron en desapariciones forzadas.

Entre las investigaciones periodísticas citadas en la denuncia hay varias vinculadas a Proceso: Historias de muertes y corrupción, de su fundador, Julio Scherer García; El México narco, editado por el sello Planeta y coordinado por el director de la revista, Rafael Rodríguez Castañeda; la edición especial del semanario titulada El sexenio de la muerte; el libro Fuego cruzado, de la reportera Marcela Turati, y varias notas publicadas en Proceso.com.mx.

La denuncia fue presentada en la oficina de la fiscal de la CPI, Fatou Bensuda, el 29 de noviembre –penúltimo día de Calderón en funciones–, de acuerdo al acuse electrónico.

El lunes 3, mediante el oficio OTP-CR-355/12, el jefe de la Unidad de Información y Elementos de Prueba, M.P. Dillon, respondió con el acuse formular, el cual indica que se analizará el caso para ver si es admisible conforme al Estatuto de Roma, que rige a la CPI.

Éste es un órgano de justicia internacional de carácter permanente, cuyo propósito es juzgar crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad. Tuvo su origen en la aprobación del Estatuto de Roma en 2002 y tiene sede en La Haya, Holanda.

El domingo 16, Humberto Moreira acudió al bautizo de su nieto, Eduardo Humberto Moreira, hijo de José Eduardo, asesinado por Los Zetas en Ciudad Acuña el pasado 3 de octubre.

Afuera de la parroquia del Perpetuo Socorro, en Saltillo, el exgobernador llamó a Calderón “borracho de sangre” y “desequilibrado mental”, anunció que se iría a Estados Unidos a estudiar una maestría, a “sanar el alma” y a escribir tres libros. Uno de éstos, El odio del águila, en el que describirá las “tropelías” del expresidente.

También reprobó el desempeño del gobierno coahuilense, que encabeza su hermano Rubén, en el caso del asesinato de José Eduardo y aseguró que la mayor parte de la investigación la hizo él. Y entonces reveló que interpuso la denuncia en la CPI. Se despidió: “A Felipe Calderón le digo: nos vemos en La Haya”.

La denuncia del priista es la segunda que recibe la fiscalía de la CPI contra Felipe Calderón por crímenes de guerra. Un año antes, el 25 de noviembre de 2011, por iniciativa del abogado Netzaí Sandoval y con las firmas de 25 mil personas, se presentó otra que hasta el momento no se sabe si se admitirá.

La “guerra interna”

La denuncia interpuesta por Moreira Valdés consta de 46 páginas, 15 capítulos y 121 puntos, en los que expone desde el sistema constitucional mexicano hasta los excesos cometidos por militares en la llamada guerra del narco.

Entre los aspectos constitucionales que destaca el documento están las obligaciones de las Fuerzas Armadas y su comandante supremo, el presidente de la República. Y diferencia las funciones de seguridad exterior e interior de las tareas de seguridad pública, con las cuales son incompatibles.

“La Fuerza Armada permanente sólo puede desplegarse en el territorio nacional cuando deba enfrentar invasiones provenientes de potencias extranjeras; cuando por vía de las armas existan amenazas a la paz pública; o cuando se encuentre en riesgo la seguridad interior, como consecuencia de movimientos armados”, afirma en el punto 35.

Este argumento ya ha sido utilizado por juristas y organismos defensores de derechos humanos en México: si el presidente determinó que había una amenaza interior, debió seguir los cauces constitucionales, esto es, declarar la suspensión de garantías.

Al no hacerlo y, en cambio, ordenar el despliegue militar, Calderón motivó la ilegitimidad de las operaciones militares, que se entorpecieron por la ausencia de marco legal. De esta forma la Fuerza Armada incurrió en la violación de derechos humanos de civiles “que realizan su vida normal asumiendo que disfrutan de todos sus derechos, cuando de hecho los teatros de operaciones militares restringían garantías de libre tránsito, reunión, inviolabilidad de domicilio, entre otros”.

Tales condiciones, insiste Moreira, provocan “que las Fuerzas Armadas confundan a los civiles inocentes con enemigos en el fragor de enfrentamientos armados, o lo que es peor, que en algunos casos deliberadamente violen sus derechos fundamentales bajo el pretexto de la necesidad de servicio”.

Tras un recuento de los primeros días del gobierno de Calderón, Moreira recuerda el desastre de las operaciones en Michoacán y la arenga del entonces jefe del Ejecutivo a las tropas el 3 de enero de 2007, cuando vestido con casaca y quepí militares exclamó que el país libraba una “guerra interna”.

En el punto 76 de su denuncia añade: “Cualquier que sea el concepto doctrinal de la guerra, ésta tiene de manera intrínseca una constante: la lucha a muerte. Esa lucha se verifica entre personas que de forma organizada tratan de destruir a su contrincante para imponerle su voluntad”.

En el 88 invoca la Convención de Ginebra sobre el trato a prisioneros de guerra, pues afirma que esa es la situación en México, aun sin una declaración formal de las partes en conflicto. Y en el punto 95 argumenta que la movilización de tropas y sus operaciones son suficientes para reconocer el estado de guerra interna.

Con base en el artículo 8 del Estatuto de Roma, que tipifica los crímenes de guerra cometidos en “conflicto armado no internacional”, Moreira denuncia que en México se han cometido estos delitos. Y aunque admite que existe excepción en motines, actos esporádicos y aislados de violencia, dice que en el país se desarrolla un conflicto armado prolongado entre las autoridades y grupos organizados de delincuentes.

El otro referente es el artículo 3, común a los cuatro convenios de Ginebra, mismos que México ha ratificado con excepción del segundo, relativo a la protección de los heridos, los enfermos y los náufragos de las Fuerzas Armadas en el mar. El precepto común tipifica como violaciones graves los ataques a personas que no participen directamente en hostilidades, incluidos los miembros de las Fuerzas Armadas que hayan depuesto las armas o quedaron fuera de combate por enfermedad, herida, detención u otra causa.

Entre esas violaciones graves se enumeran el homicidio, los tratos crueles y degradantes, la toma de rehenes y las ejecuciones extrajudiciales. Además, se recuerda que el numeral 8 del Estatuto de Roma configura otros tipos penales internacionales.

El capítulo XI, el más extenso de la denuncia, se llama “De la ‘guerra contra el narcotráfico’ en México” y tiene 19 puntos, en los que Humberto Moreira describe la situación que el gobierno de Calderón propició en el país.

Según él, desde 2000 recrudeció la violencia entre grupos de narcotraficantes que se disputan las rutas de tráfico de drogas a Estados Unidos. Esa lucha se fue convirtiendo en una guerra interna cuando los narcos empezaron a confrontar al Estado mexicano para imponer su hegemonía en diferentes zonas y apoderarse de la vida económica, política y cultural de las poblaciones.

Añade que las organizaciones de narcotraficantes se caracterizan por su nivel orgánico, con jerarquías y funciones definidas, capacidad logística, poder de fuego y una inmensa capacidad económica.

Después de las operaciones en Michoacán a partir de diciembre de 2006, sin mediar la suspensión de garantías, la ya conocida como “guerra contra el narcotráfico” se extendió a todo el país y actualmente no se ha establecido cuántas muertes ha provocado, pero se calculan entre 50 mil y 150 mil.

“Tampoco es posible conocer con exactitud el número de violaciones a los derechos humanos cometidos por las tropas, toda vez que son pocas las personas que tienen la posibilidad de quejarse ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) o ante los organismos internacionales, bien por falta de recursos económicos, lejanía de sus poblaciones, apatía u otros motivos”, dice Moreira.

Su denuncia menciona las 10 recomendaciones generales emitidas por la CNDH, así como las 102 recomendaciones emitidas contra las secretarías de Defensa Nacional y de Marina a partir de la militarización y hasta abril de 2012. Asimismo, remite al informe de Amnistía Internacional de octubre pasado, que documenta 4 mil 841 denuncias por tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes cometidos por las Fuerzas Armadas, en casos como los de Valentina Rosendo e Inés Fernández, Teodoro Cabrera García y Rodolfo Montiel.

Se añaden también la desaparición forzada de unas 3 mil personas y las confesiones obtenidas por militares bajo tortura, como en los casos de José Manuel Esqueda, Gustavo Fuentes y Jethro Ramsés Sánchez Santana.

Para el denunciante, todo esto forma parte de una política que se convirtió en eje rector de la administración de Felipe Calderón, quien impuso prácticamente un estado de excepción al movilizar a 70 mil soldados y marinos.

Deficiencias del sistema mexicano

En la argumentación jurídica de Humberto Moreira, la imposibilidad de enjuiciar a los presidentes en México actualiza la competencia de la CPI en este caso contra Felipe Calderón, ya que la denuncia se presentó cuando él todavía estaba en funciones.

Conforme al artículo 25 del Estatuto de Roma relativo a la responsabilidad penal individual, alega, la inconstitucionalidad en la movilización de tropas y sus consecuencias convierte a Calderón en el responsable directo de los crímenes señalados, por su calidad de comandante supremo de las Fuerzas Armadas.

En su punto 113, Moreira cita el artículo 17 del Estatuto de Roma, que enlista los requisitos para que la CPI conozca un asunto:

La fracción 1, inciso a) de dicho precepto establece que se conocerá un caso cuando un Estado no pueda hacerlo por falta de jurisdicción; el inciso b) se refiere a la admisibilidad cuando se carezca de voluntad para enjuiciarlo en el Estado con jurisdicción; y la fracción 3 dice que la Corte conocerá un caso cuando la administración de justicia del Estado en cuestión esté colapsada, se carezca de ella o no esté en condiciones de llevar a cabo el juicio.

Para demostrar la admisibilidad de su denuncia, Moreira cita el artículo 108, párrafo segundo del Código Penal Federal mexicano, donde se estipula que el presidente, en su calidad de comandante supremo, sólo puede ser juzgado por traición a la patria, según el artículo 203 del Código de Justicia Militar. Y como civil, sólo por delitos graves del orden común.

“El Estado mexicano no sólo carece de jurisdicción para conocer del asunto, sino incluso para investigarlo y, por ende, se surten las excepciones a que se refiere el artículo 17 del Estatuto de Roma”, concluye el punto 115 de la denuncia.

Agrega que el sistema jurídico mexicano es defectuoso porque no permite combatir la impunidad de los crímenes graves cometidos contra la humanidad por el presidente de la República, “quien tiene facultades exclusivas para disponer de la Fuerza Armada permanente”.

Ahora, la CPI tendrá que iniciar un procedimiento de análisis del caso y, conforme a las disposiciones del Estatuto de Roma, emitirá un dictamen para decidir si lo admite o no.


Hay una campaña injusta orquestada para denostar a Calderón y aunque si pienso que el en lo personal hizo lo que pudo y que nos están preparando para entregarle formalmente el país a los carteles de la droga, el PAN como institución a demostrado ser tan corrupto como el PRI.


HENIA PRADO

Integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad realizan un acto conmemorativo en la “Estela de la Muerte”, para despedir a Felipe Calderón

México, DF.- A tres días de que concluya el sexenio, familiares de víctimas de la violencia hacen un acto conmemorativo en la Estela de Luz para reprochar al Presidente Felipe Calderón por las decenas de personas muertas y desaparecidas que dejó la lucha contra el crimen organizado.

En la ceremonia, organizada por el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, tienen contemplado leer poemas alusivos a la ausencia de las víctimas, testimonios y la develación de una placa conmemorativa por el asesinato del activista Nepomuceno Moreno, ocurrido hace un año.

Alrededor de la Estela se han amontonado cruces de madera, veladoras, armas de juguete, dinero y siluetas de personas marcadas con gis, todo ello salpicado con pintura roja, que alude a la sangre derramada.
“Estamos haciendo un recuento de daños del sexenio de muerte y elegimos hoy porque hace un año asesinaron a Nepomuceno Moreno, quien estuvo frente a Calderón, le pidió protección y le pidió resolver el caso de su hijo desaparecido”, recordaron.

“Elegimos la Estela porque es un símbolo de la corrupción, el monumento más grande de la corrupción y queremos resignificarlo como la Estela de la Muerte”, expresó Cecilia Bárcenas.

Frente a la Estela se ha colocado un templete y en los alrededores hay fotografías y datos de mujeres y hombres, sobre todo jóvenes víctimas.

“Víctimas anhelan paz, justicia, dignidad”,” Calderón empeñó palabra y traicionó”, “Nepo murió buscando justicia”, “8000 migrantes secuestrados cada año, 2000 son mujeres”, son algunas leyendas de las pancartas de repudio.


2006-2012


Solo disiento en la implicación que el rayito gano las elecciones y en la insistencia de ignorar sus faltas como baladis. No se puede implantar un estado de derecho soslayandolo.

Pude ser que Calederón haya fallado, pero hizo lo que pudo de manera valiente.
¿Qué proponen? ¿Entregarle el país a los asesinos?

Un final que se escribió al inicio

Lorenzo Meyer

‘Haiga sido como haiga sido’

El final del sexenio de Felipe Calderón se escribió desde 2006. Al decidir él y el PAN alcanzar el triunfo en la elección presidencial de ese año a como diera lugar, también y a querer que no, optaron por imponer la naturaleza de los medios sobre la de sus supuestos fines. El resultado es lo que hoy tenemos: el retorno del PRI, una guerra inconclusa contra un narcotráfico fortalecido en la lógica de que si el Estado no gana, pierde, y una gran duda ciudadana sobre la naturaleza misma del sistema político.

Puntada final

La decisión de Calderón de concluir su sexenio mandando al Congreso una iniciativa sin futuro: cambiar el nombre oficial de nuestro País –ya no más Estados Unidos Mexicanos, simplemente México– puede interpretarse como una admisión implícita de derrota: como tras seis años de ejercicio del poder la realidad del País no cambió para bien, entonces, al menos, habría que terminar cambiándole de nombre al País. ¡Vaya final!

Lista tentativa

Imposible saber cómo irá registrando la memoria histórica la herencia del último sexenio y del periodo panista en su conjunto. Sin embargo, aún sin el sosiego que supuestamente trae consigo el paso del tiempo, una perspectiva crítica puede listar los principales elementos para un primer juicio.

La destrucción del juego limpio

Desde el punto de vista de la formación de la cultura política, el mayor agravio que infligieron Vicente Fox y Felipe Calderón a México es haber echado por la borda una oportunidad única para implantar entre nosotros y por primera vez los principios del juego limpio electoral, base indispensable e insustituible en el ejercicio de la democracia.

Ernesto Zedillo debe de ser juzgado con toda severidad por el Fobaproa, es decir, por la enorme deuda pública que nos heredó como producto de la irresponsabilidad y corrupción de la élite financiera en contubernio con la clase política. Sin embargo, en su haber se tiene que anotar que, al menos, fue el primer y único Presidente priista que frente a una oposición electoral fuerte no intentó echar mano de las trampas, del juego sucio propio del priismo tradicional, para imponerse una vez más sobre la voluntad ciudadana manifestada en las urnas tal y como había ocurrido en 1929, 1940, 1946, 1952 y 1988. Zedillo no cayó en la tentación de usar del “haiga de ser como haiga de ser” para no entregar el poder a Fox.

En contraste, Fox y Calderón prefirieron que México perdiera la oportunidad histórica de permitir que fraguaran bien los primeros cimientos de una nueva cultura electoral que tuviera como centro el respeto a las formas y, sobre todo, del fondo de lo que significa permitir y acatar la voluntad de las urnas.

Los dos líderes panistas hicieron todo lo posible por imponer su solución personal y partidista y para ello usaron desde el desafuero del candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, por un motivo absolutamente baladí, pasando por la creación de una atmósfera de miedo irracional contra la izquierda –el “peligro para México”–, negarse al recuento del “voto por voto, casilla por casilla” –algo que sí se hizo entonces y sin problemas en otros países como Costa Rica y justamente por la misma razón que en México: por lo cerrado de la diferencia de votos entre los punteros– hasta cerrar con la torcida decisión del TEPJF que si bien aceptó la existencia de intervenciones ilegales en la campaña a favor de Calderón (las de Fox o del CCE), no se atrevió a derivar de ello consecuencia alguna.

La negativa a permitir una alternancia que favoreciera a una izquierda con raíces cardenistas –el enemigo original del PAN desde 1939–, más el gusto por los privilegios y ventajas que da el ejercicio del poder, llevaron a que el panismo dejara pasar la oportunidad única de arraigar en México la credibilidad de los procesos electorales. Y las consecuencias de ello se perciben claramente hoy en los resultados de la última Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Practicas Ciudadanas (ENCUP, 2012) elaborada por la mismísima Secretaría de Gobernación. En esa encuesta, al preguntar a una muestra representativa de ciudadanos si consideraba que México vivía o no en democracia, el 34 por ciento respondió de manera afirmativa, pero un 31 por ciento lo negó y un 33 por ciento lo aceptó sólo parcialmente (www.encup.gob.mx). Así, tras 12 años de panismo, el 64 por ciento de los mexicanos siguen sin creer que en México se viva en una auténtica democracia.

El retorno de los brujos

El segundo hecho que destaca en el memorial de agravios que una parte de la sociedad mexicana ya ha elaborado contra los 12 años de gobiernos panistas es que Calderón termina su gobierno entregando la Presidencia al PRI, el partido autoritario que los panistas originales y sus sucesores a lo largo de medio siglo –hasta la época de las concertacesiones– consideraron inaceptable y un auténtico peligro para México por antidemocrático, corrupto, corporativista, estatista y demagógico. Si Fox, Calderón y el panismo hubieran estado a la altura de las circunstancias, el PRI sería hoy historia, pero como no lo estuvieron, el viejo partido creado por Plutarco Elías Calles es hoy el futuro. De nuevo, la responsabilidad histórica de Calderón en este retroceso es insoslayable.

Inseguridad

Además del retorno del pasado, el calderonismo dejó sin resolver el problema de la impotencia del Estado para enfrentar con eficacia a los cárteles del narcotráfico. El problema viene de lejos, pero al hacer de la lucha armada contra las organizaciones de narcotraficantes el centro del proyecto para ganar la legitimidad que no obtuvo en la elección y fracasar, el resultado no es simplemente un seguir como estábamos, sino un retroceso, pues tras seis años de lucha los cárteles ya le tomaron la medida al “monopolio de la violencia legítima” del Estado y encontraron que podían sobrevivir al embate de policías, Armada, Ejército y asesores norteamericanos. Está por verse si el próximo Gobierno puede recobrar el terreno perdido, avanzar y a qué precio.

La corrupción

Mientras el PAN y los panistas no tuvieron que pasar la prueba de la responsabilidad del poder, pudieron ser tomados por gente honrada y decente con autoridad para señalar la corrupción del PRI. Hoy eso ya no es posible. Y aquí volvemos a los datos de la última ENCUP, según los cuales y en una escala de 0 a 5, donde este último representa la corrupción total y el primero su ausencia total, los mexicanos le damos al país un 4.54, es decir, lo consideramos al borde de la corrupción total. Por otra parte, y de cara al futuro, el 56 por ciento de los encuestados considera que acabar con la corrupción es poco o nada probable y un 91 por ciento supone que los gobernantes cumplen poco o nada con la ley. Los índices publicados por Transparencia Internacional coinciden con esta percepción e incluso muestran que, entre 2007 y 2011, la percepción negativa ha aumentado (www.transparency.org).

La economía

Es frecuente oír que, después de todo, Calderón y los suyos manejaron bien la economía. La inflación no es muy alta –4.2 por ciento en promedio– y el crecimiento es modesto, pero The Economist predice un brillante futuro para México como exportador. Sin embargo, y por lo que al sexenio se refiere, el hecho innegable es que pese a que los históricos ingresos por exportaciones de petróleo, el crecimiento promedio real entre 2006 y 2012 resultó ser de apenas un magro 0.4 por ciento (Enrique Quintana, Enfoque, 25 de noviembre). En contraste, entre 1935 y 1982, la época del viejo modelo económico, ese crecimiento real fue, en promedio, del 3.17 por ciento (José Luis Calva, El Universal, 17 de junio, 2005). En definitiva, la economía no respondió bien a un panismo neoliberal, pero toleró a todos los monopolios que heredó del PRI.

En suma

Desde la óptica empleada aquí, el calderonismo puede verse como un caso en que mal acaba quien mal inicia.

www.lorenzomeyer.com.mx

Hora de publicación: 04:20 hrs.


MADRID.- El Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, consideró que la lucha que ha emprendido el Gobierno de Felipe Calderón contra el narco ha fracasado, lo que podría favorecer el regreso del PRI al poder en 2012.

“La lucha emprendida con gran coraje del Gobierno mexicano contra las mafias ha fracasado estrepitosamente. Las mafias dan la impresión de que ganan”, dijo durante una charla con el historiador Enrique Krauze, con la cual celebraron 10 años de la edición española de Letras Libres.

“Esto ha creado una situación en la que el PRI, el detestado y detestable PRI, puede volver al poder por elecciones limpias, y entonces ¿qué pasó? ¿Qué es lo que ocurrió? ¿Por qué ese fracaso de un país que todo parecía indicar que iba a ir más bien hacia adelante?”, se preguntó.

Krauze dijo que el problema es que, cuando gobernaba el PRI, había un sistema piramidal de poder en el que los políticos de nivel bajo y los policías y delincuentes “o tenían relaciones muy cercanas o eran los mismos”.

13 de enero del 2013
David T. Ellwood Dean,
Harvard Kennedy School
Scott M. Black Professor of Political Economy
david_ellwood@Harvard.Edu

Estimado Profesor Ellwood,

En la Declaración de Derechos y Responsabilidades de la Kennedy School se dice que quienes forman parte de esa comunidad se distinguen por respetar “la dignidad de otros” y por tomar en cuenta las “consecuencias que las políticas tienen en las personas”. En la Misión de la Universidad de Harvard se lee que sus integrantes asumirán la “responsabilidad por las consecuencias de [las] acciones personales”. Dado que el expresidente de México Felipe Calderón es investigador asociado de la Kennedy School ¿qué tanto cumple con esos criterios? Hay aspectos que reconocerle a la gestión de Felipe Calderón (2006-2012).

Rindió cuentas positivas en cifras macroeconómicas y salvo algunas excepciones importantes tiene un historial razonable en libertad de expresión y acceso a la información. Como parte de la normalidad democrática el análisis de su gestión ya está haciéndose en las universidades. Lo que se discute intensamente es la responsabilidad que tuvo en la tragedia humanitaria causada por esa guerra: más de 60 mil muertes, al menos 25 mil personas desaparecidas, 260 mil desplazados, 18 mil migrantes secuestrados cada año, etcétera.

Las principales organizaciones de derechos humanos del mundo (Amnistía Internacional, Freedom House, Human Rights Watch, etcétera) coinciden en que México vive una crisis humanitaria sin precedentes debida, en parte, a decisiones tomadas por el expresidente Calderón quien, incluso, tiene dos denuncias ante la Corte Penal Internacional.

Sería injusto acusar a Felipe Calderón de haber ordenado la barbarie. Sí podemos asegurar que no respetó la dignidad de las víctimas, se desentendió de las consecuencias de sus políticas y evadió la responsabilidad de sus actos. Por razones de espacio nos centraremos en la tragedia de los desaparecidos. Calderón se comprometió en diversas ocasiones a crear un Registro Nacional de Víctimas porque según declaró en octubre del 2012 es importante que “todos sepamos dónde está la gente que más sufre”.

La Procuraduría General de la República sí elaboró una lista de desaparecidos durante los seis años de Calderón, pero nunca lo dio a conocer. Cuando terminaba su gobierno funcionarios de la PGR le entregaron al corresponsal del Washington Post, William Booth una lista con 25 mil desaparecidos (publicada el 29 de noviembre).

El Centro de Investigación y Capacitación de Propuesta Cívica recibió de Tracy Wilkinson corresponsal de Los Angeles Times un documento que ella también obtuvo de empleados de la PGR. Tiene los nombres, apellidos y condiciones de desaparición de 20,851 personas durante cinco años y medio del gobierno de Felipe Calderón (www.propuestacivica.org.mx). El documento demuestra la poca prioridad que su administración le dio al asunto: las denuncias no fueron investigadas y los familiares no fueron informados.

El Estado mexicano ya tiene una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el tema de desaparición forzada (caso Rosendo Radilla): en ella se indica que existe la obligación de investigar la suerte de los desaparecidos e informar a los familiares. Además, el 20 de diciembre de 2011, el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de las Naciones Unidas, hizo público su informe derivado de la misión que en marzo de ese mismo año realizó a México (A/HRC/19/58/Add.2). Ahí se describe con objetividad y mucho detalle la situación que se gestó durante la administración del presidente Calderón. No obstante el lenguaje diplomático que se acostumbra en este tipo de documentos, en ese informe se descubre la responsabilidad gubernamental, se enfatiza recurrentemente la participación de agentes del estado a nivel federal en las desapariciones y la ausencia de medidas para solucionar la situación. Señaladamente, el informe reprueba el uso de las fuerzas armadas en labores de seguridad, por propiciar graves violaciones de derechos humanos, y recomienda su retiro paulatino pero en el corto plazo. El Gobierno de Calderón se limitó a ignorar las recomendaciones del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas y las peticiones que organizaciones y académicos de México y el mundo hemos hecho. Por ello es que sostenemos que Felipe Calderón es presunto responsable de la violación de los derechos de al menos 25 mil víctimas de la desaparición forzada.

Profesor Ellwood, usted calificó al “presidente Calderón de ejemplo vivo de un servidor público dinámico y comprometido”. ¿Cómo puede usted sustentar dicha afirmación, cuando hay tanta evidencia en contra?. Felipe Calderón fue un presidente insensible: su gobierno no investigó lo sucedido con los desaparecidos y ocultó de manera deliberada información importantísima para las familias. Franklin Delano Roosevelt justificó la Ley de Préstamos y Arriendos (marzo de 1941) para entregar equipo bélico y humanitario a los aliados amenazados por los países del Eje diciendo que se trata de “ayudar a apagar el fuego en la casa del vecino antes de que tu casa se incendie y termine hecha cenizas”. México se consume en una tragedia humanitaria ante la indiferencia de una parte de la sociedad estadunidense. Otra, por el contrario nos ha acompañado todo el tiempo y ha enjuagado nuestras lágrimas y restañado nuestras heridas.

En suma, profesor Ellwood, consideramos que la incorporación de Felipe Calderón como investigador visitante de la Kennedy School es un insulto a las víctimas de la violencia en México. Es por ello que le solicitamos respetuosa y formalmente que nos informe por escrito las razones que llevaron a la Kennedy School a incorporar a Felipe Calderón como integrante del Programa Global Angelopoulos de Líderes Públicos del John F. Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard. Con base en la información aquí presentada no cumple con los criterios éticos de esta institución.

Javier Sicilia
Movimiento por la Paz con Justicia y

Dignidad Sergio Aguayo
Profesor de El Colegio de México,
presidente de Propuesta Cívica

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/14-01-2013/490500. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido.

SINEMBARGO.MX


MÉXICO, D.F. (Proceso).- Al desplegar a las Fuerzas Armadas en todo el país para combatir al narco sin seguir los mecanismos constitucionales, Felipe Calderón Hinojosa desató una guerra interna que se convirtió en eje rector de la política nacional durante su gobierno, por lo que el hoy expresidente debe ser juzgado por la Corte Penal Internacional (CPI), establece Humberto Moreira Valdés en la denuncia que interpuso ante ese organismo.

Quien fue gobernador de Coahuila y dirigente nacional del PRI, añade que la inconstitucionalidad fue un escollo para que las Fuerzas Armadas combatieran a “los enemigos del Estado”, provocando abusos y violaciones a los derechos humanos, aun contra personas ajenas a los narcos y al “conflicto bélico que prevalece en el territorio nacional”.

Las consecuencias que enumera el documento tienen como fuente informes oficiales y reportes periodísticos: entre 50 mil y 150 mil muertos, al menos un millar de niños asesinados, unos 230 mil desplazados, la desaparición forzada de unas 3 mil personas, cerca de 5 mil denuncias por torturas y tratos crueles e inhumanos cometidos por militares o marinos que, además, incurrieron en desapariciones forzadas.

Entre las investigaciones periodísticas citadas en la denuncia hay varias vinculadas a Proceso: Historias de muertes y corrupción, de su fundador, Julio Scherer García; El México narco, editado por el sello Planeta y coordinado por el director de la revista, Rafael Rodríguez Castañeda; la edición especial del semanario titulada El sexenio de la muerte; el libro Fuego cruzado, de la reportera Marcela Turati, y varias notas publicadas en Proceso.com.mx.

La denuncia fue presentada en la oficina de la fiscal de la CPI, Fatou Bensuda, el 29 de noviembre –penúltimo día de Calderón en funciones–, de acuerdo al acuse electrónico.

El lunes 3, mediante el oficio OTP-CR-355/12, el jefe de la Unidad de Información y Elementos de Prueba, M.P. Dillon, respondió con el acuse formular, el cual indica que se analizará el caso para ver si es admisible conforme al Estatuto de Roma, que rige a la CPI.

Éste es un órgano de justicia internacional de carácter permanente, cuyo propósito es juzgar crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad. Tuvo su origen en la aprobación del Estatuto de Roma en 2002 y tiene sede en La Haya, Holanda.

El domingo 16, Humberto Moreira acudió al bautizo de su nieto, Eduardo Humberto Moreira, hijo de José Eduardo, asesinado por Los Zetas en Ciudad Acuña el pasado 3 de octubre.

Afuera de la parroquia del Perpetuo Socorro, en Saltillo, el exgobernador llamó a Calderón “borracho de sangre” y “desequilibrado mental”, anunció que se iría a Estados Unidos a estudiar una maestría, a “sanar el alma” y a escribir tres libros. Uno de éstos, El odio del águila, en el que describirá las “tropelías” del expresidente.

También reprobó el desempeño del gobierno coahuilense, que encabeza su hermano Rubén, en el caso del asesinato de José Eduardo y aseguró que la mayor parte de la investigación la hizo él. Y entonces reveló que interpuso la denuncia en la CPI. Se despidió: “A Felipe Calderón le digo: nos vemos en La Haya”.

La denuncia del priista es la segunda que recibe la fiscalía de la CPI contra Felipe Calderón por crímenes de guerra. Un año antes, el 25 de noviembre de 2011, por iniciativa del abogado Netzaí Sandoval y con las firmas de 25 mil personas, se presentó otra que hasta el momento no se sabe si se admitirá.

La “guerra interna”

La denuncia interpuesta por Moreira Valdés consta de 46 páginas, 15 capítulos y 121 puntos, en los que expone desde el sistema constitucional mexicano hasta los excesos cometidos por militares en la llamada guerra del narco.

Entre los aspectos constitucionales que destaca el documento están las obligaciones de las Fuerzas Armadas y su comandante supremo, el presidente de la República. Y diferencia las funciones de seguridad exterior e interior de las tareas de seguridad pública, con las cuales son incompatibles.

“La Fuerza Armada permanente sólo puede desplegarse en el territorio nacional cuando deba enfrentar invasiones provenientes de potencias extranjeras; cuando por vía de las armas existan amenazas a la paz pública; o cuando se encuentre en riesgo la seguridad interior, como consecuencia de movimientos armados”, afirma en el punto 35.

Este argumento ya ha sido utilizado por juristas y organismos defensores de derechos humanos en México: si el presidente determinó que había una amenaza interior, debió seguir los cauces constitucionales, esto es, declarar la suspensión de garantías.

Al no hacerlo y, en cambio, ordenar el despliegue militar, Calderón motivó la ilegitimidad de las operaciones militares, que se entorpecieron por la ausencia de marco legal. De esta forma la Fuerza Armada incurrió en la violación de derechos humanos de civiles “que realizan su vida normal asumiendo que disfrutan de todos sus derechos, cuando de hecho los teatros de operaciones militares restringían garantías de libre tránsito, reunión, inviolabilidad de domicilio, entre otros”.

Tales condiciones, insiste Moreira, provocan “que las Fuerzas Armadas confundan a los civiles inocentes con enemigos en el fragor de enfrentamientos armados, o lo que es peor, que en algunos casos deliberadamente violen sus derechos fundamentales bajo el pretexto de la necesidad de servicio”.

Tras un recuento de los primeros días del gobierno de Calderón, Moreira recuerda el desastre de las operaciones en Michoacán y la arenga del entonces jefe del Ejecutivo a las tropas el 3 de enero de 2007, cuando vestido con casaca y quepí militares exclamó que el país libraba una “guerra interna”.

En el punto 76 de su denuncia añade: “Cualquier que sea el concepto doctrinal de la guerra, ésta tiene de manera intrínseca una constante: la lucha a muerte. Esa lucha se verifica entre personas que de forma organizada tratan de destruir a su contrincante para imponerle su voluntad”.

En el 88 invoca la Convención de Ginebra sobre el trato a prisioneros de guerra, pues afirma que esa es la situación en México, aun sin una declaración formal de las partes en conflicto. Y en el punto 95 argumenta que la movilización de tropas y sus operaciones son suficientes para reconocer el estado de guerra interna.

Con base en el artículo 8 del Estatuto de Roma, que tipifica los crímenes de guerra cometidos en “conflicto armado no internacional”, Moreira denuncia que en México se han cometido estos delitos. Y aunque admite que existe excepción en motines, actos esporádicos y aislados de violencia, dice que en el país se desarrolla un conflicto armado prolongado entre las autoridades y grupos organizados de delincuentes.

El otro referente es el artículo 3, común a los cuatro convenios de Ginebra, mismos que México ha ratificado con excepción del segundo, relativo a la protección de los heridos, los enfermos y los náufragos de las Fuerzas Armadas en el mar. El precepto común tipifica como violaciones graves los ataques a personas que no participen directamente en hostilidades, incluidos los miembros de las Fuerzas Armadas que hayan depuesto las armas o quedaron fuera de combate por enfermedad, herida, detención u otra causa.

Entre esas violaciones graves se enumeran el homicidio, los tratos crueles y degradantes, la toma de rehenes y las ejecuciones extrajudiciales. Además, se recuerda que el numeral 8 del Estatuto de Roma configura otros tipos penales internacionales.

El capítulo XI, el más extenso de la denuncia, se llama “De la ‘guerra contra el narcotráfico’ en México” y tiene 19 puntos, en los que Humberto Moreira describe la situación que el gobierno de Calderón propició en el país.

Según él, desde 2000 recrudeció la violencia entre grupos de narcotraficantes que se disputan las rutas de tráfico de drogas a Estados Unidos. Esa lucha se fue convirtiendo en una guerra interna cuando los narcos empezaron a confrontar al Estado mexicano para imponer su hegemonía en diferentes zonas y apoderarse de la vida económica, política y cultural de las poblaciones.

Añade que las organizaciones de narcotraficantes se caracterizan por su nivel orgánico, con jerarquías y funciones definidas, capacidad logística, poder de fuego y una inmensa capacidad económica.

Después de las operaciones en Michoacán a partir de diciembre de 2006, sin mediar la suspensión de garantías, la ya conocida como “guerra contra el narcotráfico” se extendió a todo el país y actualmente no se ha establecido cuántas muertes ha provocado, pero se calculan entre 50 mil y 150 mil.

“Tampoco es posible conocer con exactitud el número de violaciones a los derechos humanos cometidos por las tropas, toda vez que son pocas las personas que tienen la posibilidad de quejarse ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) o ante los organismos internacionales, bien por falta de recursos económicos, lejanía de sus poblaciones, apatía u otros motivos”, dice Moreira.

Su denuncia menciona las 10 recomendaciones generales emitidas por la CNDH, así como las 102 recomendaciones emitidas contra las secretarías de Defensa Nacional y de Marina a partir de la militarización y hasta abril de 2012. Asimismo, remite al informe de Amnistía Internacional de octubre pasado, que documenta 4 mil 841 denuncias por tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes cometidos por las Fuerzas Armadas, en casos como los de Valentina Rosendo e Inés Fernández, Teodoro Cabrera García y Rodolfo Montiel.

Se añaden también la desaparición forzada de unas 3 mil personas y las confesiones obtenidas por militares bajo tortura, como en los casos de José Manuel Esqueda, Gustavo Fuentes y Jethro Ramsés Sánchez Santana.

Para el denunciante, todo esto forma parte de una política que se convirtió en eje rector de la administración de Felipe Calderón, quien impuso prácticamente un estado de excepción al movilizar a 70 mil soldados y marinos.

Deficiencias del sistema mexicano

En la argumentación jurídica de Humberto Moreira, la imposibilidad de enjuiciar a los presidentes en México actualiza la competencia de la CPI en este caso contra Felipe Calderón, ya que la denuncia se presentó cuando él todavía estaba en funciones.

Conforme al artículo 25 del Estatuto de Roma relativo a la responsabilidad penal individual, alega, la inconstitucionalidad en la movilización de tropas y sus consecuencias convierte a Calderón en el responsable directo de los crímenes señalados, por su calidad de comandante supremo de las Fuerzas Armadas.

En su punto 113, Moreira cita el artículo 17 del Estatuto de Roma, que enlista los requisitos para que la CPI conozca un asunto:

La fracción 1, inciso a) de dicho precepto establece que se conocerá un caso cuando un Estado no pueda hacerlo por falta de jurisdicción; el inciso b) se refiere a la admisibilidad cuando se carezca de voluntad para enjuiciarlo en el Estado con jurisdicción; y la fracción 3 dice que la Corte conocerá un caso cuando la administración de justicia del Estado en cuestión esté colapsada, se carezca de ella o no esté en condiciones de llevar a cabo el juicio.

Para demostrar la admisibilidad de su denuncia, Moreira cita el artículo 108, párrafo segundo del Código Penal Federal mexicano, donde se estipula que el presidente, en su calidad de comandante supremo, sólo puede ser juzgado por traición a la patria, según el artículo 203 del Código de Justicia Militar. Y como civil, sólo por delitos graves del orden común.

“El Estado mexicano no sólo carece de jurisdicción para conocer del asunto, sino incluso para investigarlo y, por ende, se surten las excepciones a que se refiere el artículo 17 del Estatuto de Roma”, concluye el punto 115 de la denuncia.

Agrega que el sistema jurídico mexicano es defectuoso porque no permite combatir la impunidad de los crímenes graves cometidos contra la humanidad por el presidente de la República, “quien tiene facultades exclusivas para disponer de la Fuerza Armada permanente”.

Ahora, la CPI tendrá que iniciar un procedimiento de análisis del caso y, conforme a las disposiciones del Estatuto de Roma, emitirá un dictamen para decidir si lo admite o no.


Hay una campaña injusta orquestada para denostar a Calderón y aunque si pienso que el en lo personal hizo lo que pudo y que nos están preparando para entregarle formalmente el país a los carteles de la droga, el PAN como institución a demostrado ser tan corrupto como el PRI.


HENIA PRADO

Integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad realizan un acto conmemorativo en la “Estela de la Muerte”, para despedir a Felipe Calderón

México, DF.- A tres días de que concluya el sexenio, familiares de víctimas de la violencia hacen un acto conmemorativo en la Estela de Luz para reprochar al Presidente Felipe Calderón por las decenas de personas muertas y desaparecidas que dejó la lucha contra el crimen organizado.

En la ceremonia, organizada por el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, tienen contemplado leer poemas alusivos a la ausencia de las víctimas, testimonios y la develación de una placa conmemorativa por el asesinato del activista Nepomuceno Moreno, ocurrido hace un año.

Alrededor de la Estela se han amontonado cruces de madera, veladoras, armas de juguete, dinero y siluetas de personas marcadas con gis, todo ello salpicado con pintura roja, que alude a la sangre derramada.
“Estamos haciendo un recuento de daños del sexenio de muerte y elegimos hoy porque hace un año asesinaron a Nepomuceno Moreno, quien estuvo frente a Calderón, le pidió protección y le pidió resolver el caso de su hijo desaparecido”, recordaron.

“Elegimos la Estela porque es un símbolo de la corrupción, el monumento más grande de la corrupción y queremos resignificarlo como la Estela de la Muerte”, expresó Cecilia Bárcenas.

Frente a la Estela se ha colocado un templete y en los alrededores hay fotografías y datos de mujeres y hombres, sobre todo jóvenes víctimas.

“Víctimas anhelan paz, justicia, dignidad”,” Calderón empeñó palabra y traicionó”, “Nepo murió buscando justicia”, “8000 migrantes secuestrados cada año, 2000 son mujeres”, son algunas leyendas de las pancartas de repudio.


2006-2012


Solo disiento en la implicación que el rayito gano las elecciones y en la insistencia de ignorar sus faltas como baladis. No se puede implantar un estado de derecho soslayandolo.

Pude ser que Calederón haya fallado, pero hizo lo que pudo de manera valiente.
¿Qué proponen? ¿Entregarle el país a los asesinos?

Un final que se escribió al inicio

Lorenzo Meyer

‘Haiga sido como haiga sido’

El final del sexenio de Felipe Calderón se escribió desde 2006. Al decidir él y el PAN alcanzar el triunfo en la elección presidencial de ese año a como diera lugar, también y a querer que no, optaron por imponer la naturaleza de los medios sobre la de sus supuestos fines. El resultado es lo que hoy tenemos: el retorno del PRI, una guerra inconclusa contra un narcotráfico fortalecido en la lógica de que si el Estado no gana, pierde, y una gran duda ciudadana sobre la naturaleza misma del sistema político.

Puntada final

La decisión de Calderón de concluir su sexenio mandando al Congreso una iniciativa sin futuro: cambiar el nombre oficial de nuestro País –ya no más Estados Unidos Mexicanos, simplemente México– puede interpretarse como una admisión implícita de derrota: como tras seis años de ejercicio del poder la realidad del País no cambió para bien, entonces, al menos, habría que terminar cambiándole de nombre al País. ¡Vaya final!

Lista tentativa

Imposible saber cómo irá registrando la memoria histórica la herencia del último sexenio y del periodo panista en su conjunto. Sin embargo, aún sin el sosiego que supuestamente trae consigo el paso del tiempo, una perspectiva crítica puede listar los principales elementos para un primer juicio.

La destrucción del juego limpio

Desde el punto de vista de la formación de la cultura política, el mayor agravio que infligieron Vicente Fox y Felipe Calderón a México es haber echado por la borda una oportunidad única para implantar entre nosotros y por primera vez los principios del juego limpio electoral, base indispensable e insustituible en el ejercicio de la democracia.

Ernesto Zedillo debe de ser juzgado con toda severidad por el Fobaproa, es decir, por la enorme deuda pública que nos heredó como producto de la irresponsabilidad y corrupción de la élite financiera en contubernio con la clase política. Sin embargo, en su haber se tiene que anotar que, al menos, fue el primer y único Presidente priista que frente a una oposición electoral fuerte no intentó echar mano de las trampas, del juego sucio propio del priismo tradicional, para imponerse una vez más sobre la voluntad ciudadana manifestada en las urnas tal y como había ocurrido en 1929, 1940, 1946, 1952 y 1988. Zedillo no cayó en la tentación de usar del “haiga de ser como haiga de ser” para no entregar el poder a Fox.

En contraste, Fox y Calderón prefirieron que México perdiera la oportunidad histórica de permitir que fraguaran bien los primeros cimientos de una nueva cultura electoral que tuviera como centro el respeto a las formas y, sobre todo, del fondo de lo que significa permitir y acatar la voluntad de las urnas.

Los dos líderes panistas hicieron todo lo posible por imponer su solución personal y partidista y para ello usaron desde el desafuero del candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, por un motivo absolutamente baladí, pasando por la creación de una atmósfera de miedo irracional contra la izquierda –el “peligro para México”–, negarse al recuento del “voto por voto, casilla por casilla” –algo que sí se hizo entonces y sin problemas en otros países como Costa Rica y justamente por la misma razón que en México: por lo cerrado de la diferencia de votos entre los punteros– hasta cerrar con la torcida decisión del TEPJF que si bien aceptó la existencia de intervenciones ilegales en la campaña a favor de Calderón (las de Fox o del CCE), no se atrevió a derivar de ello consecuencia alguna.

La negativa a permitir una alternancia que favoreciera a una izquierda con raíces cardenistas –el enemigo original del PAN desde 1939–, más el gusto por los privilegios y ventajas que da el ejercicio del poder, llevaron a que el panismo dejara pasar la oportunidad única de arraigar en México la credibilidad de los procesos electorales. Y las consecuencias de ello se perciben claramente hoy en los resultados de la última Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Practicas Ciudadanas (ENCUP, 2012) elaborada por la mismísima Secretaría de Gobernación. En esa encuesta, al preguntar a una muestra representativa de ciudadanos si consideraba que México vivía o no en democracia, el 34 por ciento respondió de manera afirmativa, pero un 31 por ciento lo negó y un 33 por ciento lo aceptó sólo parcialmente (www.encup.gob.mx). Así, tras 12 años de panismo, el 64 por ciento de los mexicanos siguen sin creer que en México se viva en una auténtica democracia.

El retorno de los brujos

El segundo hecho que destaca en el memorial de agravios que una parte de la sociedad mexicana ya ha elaborado contra los 12 años de gobiernos panistas es que Calderón termina su gobierno entregando la Presidencia al PRI, el partido autoritario que los panistas originales y sus sucesores a lo largo de medio siglo –hasta la época de las concertacesiones– consideraron inaceptable y un auténtico peligro para México por antidemocrático, corrupto, corporativista, estatista y demagógico. Si Fox, Calderón y el panismo hubieran estado a la altura de las circunstancias, el PRI sería hoy historia, pero como no lo estuvieron, el viejo partido creado por Plutarco Elías Calles es hoy el futuro. De nuevo, la responsabilidad histórica de Calderón en este retroceso es insoslayable.

Inseguridad

Además del retorno del pasado, el calderonismo dejó sin resolver el problema de la impotencia del Estado para enfrentar con eficacia a los cárteles del narcotráfico. El problema viene de lejos, pero al hacer de la lucha armada contra las organizaciones de narcotraficantes el centro del proyecto para ganar la legitimidad que no obtuvo en la elección y fracasar, el resultado no es simplemente un seguir como estábamos, sino un retroceso, pues tras seis años de lucha los cárteles ya le tomaron la medida al “monopolio de la violencia legítima” del Estado y encontraron que podían sobrevivir al embate de policías, Armada, Ejército y asesores norteamericanos. Está por verse si el próximo Gobierno puede recobrar el terreno perdido, avanzar y a qué precio.

La corrupción

Mientras el PAN y los panistas no tuvieron que pasar la prueba de la responsabilidad del poder, pudieron ser tomados por gente honrada y decente con autoridad para señalar la corrupción del PRI. Hoy eso ya no es posible. Y aquí volvemos a los datos de la última ENCUP, según los cuales y en una escala de 0 a 5, donde este último representa la corrupción total y el primero su ausencia total, los mexicanos le damos al país un 4.54, es decir, lo consideramos al borde de la corrupción total. Por otra parte, y de cara al futuro, el 56 por ciento de los encuestados considera que acabar con la corrupción es poco o nada probable y un 91 por ciento supone que los gobernantes cumplen poco o nada con la ley. Los índices publicados por Transparencia Internacional coinciden con esta percepción e incluso muestran que, entre 2007 y 2011, la percepción negativa ha aumentado (www.transparency.org).

La economía

Es frecuente oír que, después de todo, Calderón y los suyos manejaron bien la economía. La inflación no es muy alta –4.2 por ciento en promedio– y el crecimiento es modesto, pero The Economist predice un brillante futuro para México como exportador. Sin embargo, y por lo que al sexenio se refiere, el hecho innegable es que pese a que los históricos ingresos por exportaciones de petróleo, el crecimiento promedio real entre 2006 y 2012 resultó ser de apenas un magro 0.4 por ciento (Enrique Quintana, Enfoque, 25 de noviembre). En contraste, entre 1935 y 1982, la época del viejo modelo económico, ese crecimiento real fue, en promedio, del 3.17 por ciento (José Luis Calva, El Universal, 17 de junio, 2005). En definitiva, la economía no respondió bien a un panismo neoliberal, pero toleró a todos los monopolios que heredó del PRI.

En suma

Desde la óptica empleada aquí, el calderonismo puede verse como un caso en que mal acaba quien mal inicia.

www.lorenzomeyer.com.mx

Hora de publicación: 04:20 hrs.


MADRID.- El Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, consideró que la lucha que ha emprendido el Gobierno de Felipe Calderón contra el narco ha fracasado, lo que podría favorecer el regreso del PRI al poder en 2012.

“La lucha emprendida con gran coraje del Gobierno mexicano contra las mafias ha fracasado estrepitosamente. Las mafias dan la impresión de que ganan”, dijo durante una charla con el historiador Enrique Krauze, con la cual celebraron 10 años de la edición española de Letras Libres.

“Esto ha creado una situación en la que el PRI, el detestado y detestable PRI, puede volver al poder por elecciones limpias, y entonces ¿qué pasó? ¿Qué es lo que ocurrió? ¿Por qué ese fracaso de un país que todo parecía indicar que iba a ir más bien hacia adelante?”, se preguntó.

Krauze dijo que el problema es que, cuando gobernaba el PRI, había un sistema piramidal de poder en el que los políticos de nivel bajo y los policías y delincuentes “o tenían relaciones muy cercanas o eran los mismos”.

México consumido por la ingobernabilidad

¿Todos eran Zetas? “Así es”: Jaime Rodríguez sobre los muertos en Topo Chico

Redacción AN
febrero 12, 2016 11:41 am

Miguel Sarre, profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México quien ha estudiado durante años el sistema penitenciario mexicano, opinó que el gobernador aceptó “una realidad que en sí mismo es gravísima, decir que no se tiene el gobierno en un área donde el estado debe tener el control total, es gravísimo. Es una crisis de gobernabilidad pero no sólo es en Nuevo León, en general es una crisis de gobernabilidad en las prisiones en el país y esto tiene mucho que ver una falta de un marco normativo adecuado, tenemos un atraso tremendo en materia de legislación, y ahorita está en camino una legislación nacional de ejecución penal, esta puede ayudar para crear las bases para tener gobernabilidad en las prisiones, y escapar en el dilema que tenemos ahorita: o tienes por un lado autogobierno, crisis y situaciones como las de Nuevo León, o tienes centros de alta seguridad que son un verdadero holocausto a fuego lento”.

Por ello sostuvo que “necesitamos gobernabilidad, sí, pero con respeto a los derechos humanos, y no es trasladando internos locales a cárceles federales como vamos a arreglar el problema, sino teniendo cárceles locales que verdaderamente estén controladas por la autoridad”.
Sobre la ley nacional de ejecución penal, dijo que “lleva mucho tiempo cocinándose, está en sus semanas finales, lo que plantea es… establecer controles sobre las autoridades, transparencia sobre la forma en que está organizada la prisión”, pero la Secretaría de Gobernación “no quiere”.
“Se trata de que exista la posibilidad de que los medios de comunicación y organizaciones puedan ingresar a las prisiones; Gobernación no quiere”, refirió.
Sarre preguntó “por qué va a haber un enfrentamiento de este calibre, que no sabemos si por armas, incendio… pero cómo puede ocurrir eso en horas de la noche, cuando deben de estar en sus celdas cada uno, eso implica algo tan sencillo: que no tienen las llaves de las celdas el gobierno del estado… lo más grave es que no sabemos si la autoridad tiene un plan para salir de esto”.

Gómez Palacio, Durango.- Seis vigilantes y 11 internos del Cereso de Gómez Palacio murieron durante el intento de fuga que se suscitó la tarde de este lunes, cuando los reos desarmaron a un grupo de custodios y dispararon contra el resto de vigilantes que al final frustraron el escape aunque la balacera duró casi 40 minutos.

Aún con vida una mujer custodio, cuya identidad se ignora, fue trasladada junto con tres vigilantes más, a diversos nosocomios, aunque la dama murió cuando le proporcionaban la atención médica; tampoco se conoce la identidad de los otros cinco custodios y los 11 reclusos que murieron.

Los hechos iniciaron alrededor de las cuatro de la tarde, hora en que se activó el código rojo y se prolongaron hasta poco antes de las 17:00 horas, y en los mismos intervinieron elementos policiacos del Estado y Federales, además del personal del Ejército Mexicano.
Voceros policiacos informaron que a la hora que se mencionó, un grupo de reos desarmó a varios custodios y dispararon contra los vigilantes de las torres para tratar de darse a la fuga por los túneles y la barda posterior.
Los elementos policiacos con apoyo de los militares ingresaron al penal donde se generalizó la balacera, aunque al final se contuvo a la turba de reos, pero para esos momentos ya se contabilizaban seis vigilantes, uno de ellos del sexo femenino; así como once reclusos fallecidos.
Socorristas de la Cruz Roja a bordo de siete ambulancias acudieron al penal y custodiados por los soldados ingresaron para auxiliar a los heridos, a los que llevaron a diversos nosocomios del sector salud.
Los informantes indicaron que la mujer custodio que murió se encontraba desnuda al momento del traslado al hospital donde falleció a los pocos minutos.
El personal de la agencia del Ministerio Público de Homicidios acudió al centro carcelario para tomar conocimiento de lo ocurrido y confirmó la muerte de once personas, aunque no se dio a conocer la identidad, cuyos cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para la práctica de la necropsia.


MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Las cuatro mujeres que se encontraban desaparecidas en la Sierra Tarahumara fueron torturadas y asesinadas con armas de fuego, informó la Fiscalía Zona Sur.

Los cuerpos fueron hallados anoche en una brecha en el rancho La Casita de Samachique, municipio de Guachochi, agregó la dependencia.

Josefina Díaz Martínez, de 57 años; Elisa Díaz Martínez, de 55; Marisa Díaz Peinado, de 32 y Mayra Lorena, de 39, partieron de Ciudad Cuauhtémoc el 12 de diciembre para asistir a un funeral en Guachochi.

Ellas viajaban a bordo de un automóvil Jetta color blanco, modelo 2012.

De acuerdo con los primero reportes, durante el trayecto al parecer fueron interceptadas en un punto de revisión o retén de los que frecuentemente instala el crimen organizado en la zona serrana.

El narco retén, situado a la altura del kilómetro 35, fue reportado por otras personas a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Guachochi.

La Fiscalía Zona Occidente también había recibido denuncias constantes al respecto, pero hizo caso omiso.

Los reportes indican que hombres armados se encontraban sobre la carretera y apuntaban a los conductores para después obligarlos a detenerse.

Los delincuentes los agredían física y verbalmente, bajaban a los pasajeros y los despojaban de sus pertenencias.

Los agentes policiacos actuaron hasta que se reportó la desaparición de las cuatro mujeres, quienes eran de la capital del estado.

La investigación indica que las víctimas fueron privadas de su libertad en el punto de revisión de narcos y el móvil fue, presuntamente, el robo de su vehículo.

La última vez que los familiares tuvieron contacto con las mujeres fue el miércoles a las 16:00 horas, cuando se encontraban en Creel.

De acuerdo con la Fiscalía, la búsqueda de las víctimas se realizó por tierra y aire, siendo localizadas a 40 kilómetros de donde se encontraba el retén, en el rancho La Casita. El auto no ha sido hallado.

Los cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4).

Debido a que fueron encontrados en territorio de la Fiscalía Zona Sur, ésta se hace cargo de recabar evidencias para la investigación.


Ciudad de México.- Al menos 131 personas fueron asesinadas en México desde la asunción, el 1 de diciembre, del presidente Enrique Peña Nieto, según un recuento del diario Milenio.
“Autoridades locales de ocho entidades informaron de 21 ejecutados, con lo que al cierre de la primer semana del sexenio hubo 131 ultimados”, dice el estudio, que incluye a cuatro hombres que aparecieron el viernes colgados de un puente en Coahuila.
Con 24 asesinatos, esa localidad se ubicó al frente de la lista de homicidios probablemente ligados al crimen organizado en los primeros siete días de gobierno de Peña Nieto, según el recuento del diario.
Le siguen Zacatecas con 15 ejecutados, Chihuahua con 14, Nuevo León con 10, Guerrero con 10 y San Luis Potosí con nueve, señala el estudio, que reportó a 13 entidades sin homicidios, entre ellas Ciudad de México y varios estados del sureste.
Estas cifras suponen un promedio diario de 17 asesinatos en el país, mientras que el gobierno de Felipe Calderón concluyó con una media diaria de 27, añadió el diario.
Este sábado, el gobierno de Morelos, que según el recuento de Milenio cuenta con cuatro homicidios en la última semana, pidió a Estados Unidos que retire la nueva recomendación a sus ciudadanos de no viajar o estudiar en su territorio, emitida en noviembre.
Más de 60.000 personas murieron en México en el sexenio de Calderón, quien emprendió una lucha militarizada contra el narcotráfico y el crimen organizado.
Peña Nieto mantendrá por el momento a las fuerzas armadas en las calles, mientras se aplica una nueva política contra la inseguridad.


México, DF.- México podría entrar en una nueva fase de “entendimientos” entre autoridades locales y la delincuencia después de la fallida “guerra” contra los grupos criminales lanzada por el expresidente Felipe Calderón, declaró hoy a Efe Alan Arias Marín, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
“No va a haber una negociación por todo lo alto, obvio que no, es impensable, pero sí ententes prácticas”, dijo a Efe Arias, profesor de Filosofía Política de la UNAM.
El también colaborador del diario Milenio acaba de publicar el libro “Felipe Calderón. Debilidades y fortalezas de un gobierno” (Gernika, 2012), un análisis crítico de las políticas del último Gobierno que dejó el poder el 30 de noviembre pasado.
Arias explica que en el último sexenio fueron más las debilidades que las fortalezas detectadas, y que uno de la estrategia de seguridad de Calderón, una de sus grandes prioridades políticas, fue equivocada y dejó “un drama” en México.
El expresidente conservador lanzó una estrategia de combate frontal a la criminalidad con el Ejército y la Policía Federal a la vanguardia desde “imperativos éticos estrictos”, que dejó un saldo de más de 50 mil muertos en el país, según datos extraoficiales.
“La estrategia del Gobierno catalizó ese conflicto: lo escaló, lo extendió y generó las condiciones para que la parte más violenta y armada del crimen organizado se desparramara hacia otro tipo de delitos” como el secuestro y la extorsión, apuntó.
Con Enrique Peña Nieto en el poder Arias Marín cree que la prioridad del mandatario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) será “la seguridad ciudadana, (…) ya “no tanto la persecución de los cabecillas de los cárteles”.
“Eso, en términos muy generales, puede a mediano plazo comenzar a dibujar una disminución de la violencia”, apuntó.
Cree que abiertamente no habrá pactos ni negociaciones pero explica que la atención se va a desplazar a los niveles de gobierno locales.
“Ahí es donde se van a distender las cosas. Si los cárteles saben que Ejército no está tras ellos sino combatiendo los delitos que complementariamente hacen ellos o sus gentes, entonces ahí, aunque no haya negociación hay un entendimiento”, apuntó.
En el libro sostiene que “la guerra contra el narcotráfico es imposible de ganar” pero que al mismo tiempo “resulta imposible de eludir”.
“Esta imposibilidad de ganar la guerra va a tener que evolucionar a ese tipo de cosas: reconocer que representan intereses no legales, intereses muy importantes para la economía formal por la simbiosis entre el dinero ‘negro’, del crimen, el ‘gris’, del contrabando y la informalidad, y el ‘blanco’, de los circuitos financieros”, explica.
“Eso a lo mejor no es moral desde una perspectiva valorativa abstracta pero sí es ética de la responsabilidad”, apuntó.
Arias Marín cree que la situación no es privativa de México, sino que otros países latinoamericanos han transitado por tesituras parecidas en las que grupos armados se han integrado o participado en la vida política.
Entre ellos citó a Colombia, donde grupos como los paramilitares llegaron a participar en los procesos de reforma agraria y tuvieron “interlocución política” en la resolución de determinados problemas.
“Si en América Latina, particularmente en Colombia o México pero en muchos otros países que están más metidos en el problema de lo que parece, no pensamos así, entonces no hay esperanza”, concluyó.
Otros libros del mismo autor son “Terrorismo y derechos humanos: Diez años de reflexión teórica” (2012), “EZLN: violencia, derechos culturales y democracia” y “Debate cultural y derechos humanos” (2006).


MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, reabrió el debate sobre la pena de muerte al proponer que la reforma para contar con códigos Penal y de Procedimientos Penales únicos para todo el país, incluya dicho castigo a los delincuentes acusados de secuestro y delitos graves.

En entrevista, el gobernador chihuahuense consideró que el hecho de sancionar con cadena perpetua, como propuso y se aprobó en Chihuahua, no es suficiente para inhibir el delito. Se debe replantear que los delitos de alto impacto, como el secuestro, sean castigados de manera severa, sobre todo los plagiarios que asesinan a sus víctimas.

El mandatario se pronunció a favor de la iniciativa anunciada por el presidente Enrique Peña Nieto sobre la homologación en todo el país del Código Penal y el de Procedimientos Penales.

A juicio de Duarte Jáquez, la propuesta del mandatario unificará criterios en los códigos Penal y de Procedimientos Penales de todo el país para evitar que los delincuentes se beneficien de las contradicciones jurídicas y queden en libertad.

Asimismo, consideró que se establecerán criterios para beneficiar con la justicia a las víctimas y no a los criminales.

“Yo me iría más allá, creo que el secuestro agravado debe plantearse con pena de muerte”, subrayó el mandatario chihuahuense.


CIUDAD VICTORIA, Tamps., (apro).- Los ciudadanos de Tamaulipas acudieron a votar en medio de policías cuidando casillas, convoys de vehículos militares patrullando la ciudad y retenes de soldados vigilando las principales carreteras.

Maestros, estudiantes, jubilados y amas de casas confesaron que la principal consideración que tuvieron al emitir su voto fue la inseguridad.

La violencia que registra Tamaulipas parece endémica, sólo basta recordar que en el pasado proceso electoral fue asesinado Rodolfo Torre Cantú, el candidato del Partido Revolucionario Institucional a la gubernatura.

El candidato asesinado tuvo que ser sustituido unos días antes de que fueran las elecciones por su hermano, Egidio Torre, actual mandatario estatal.

Apenas el viernes pasado un coche bomba explotó frente a la alcaldía de Nuevo Laredo, provocando siete heridos, daños en once vehículos, en la fachada del inmueble y sumergiendo a la población de esa ciudad fronteriza en un clima de zozobra.

Días antes, por segunda ocasión en menos de un mes, aparecían 14 cuerpos descuartizados en el vecino municipio de Ciudad Mante, la región cañera de Tamaulipas dominada por la delincuencia organizada.

La inseguridad “que impide salir a cualquier parte” y la falta de trabajo fueron los dos temas que consideró una ama de casa que votó en la misma casilla adonde acudió el gobernador Egidio Torre Cantú.

“Ya ve cómo está la situación ahorita. Se ven tantas cosas en la actualidad que no se veían antes. Espero que con este voto que hice, que ya se vea algo mejor”, dijo la mujer de 35 años de edad.

Tamaulipas es el único estado de la República que tiene dos exgobernadores, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, acusados en México y Estados Unidos de estar relacionados con los cárteles del narcotráfico.

Amigos cercanos de esos exmandatarios ubican a Yarrington en San Antonio y a Eugenio Hernández en España.

El exmandatario Manuel Cavazos Lerma, quien compite por un escaño en el Senado de la República por el PRI, también es señalado de tener nexos con la delincuencia organizada.

Quizá por esa razón los tamaulipecos votaron por la fórmula del PAN al senado, la cual lleva 10 puntos porcentuales de ventaja sobre la del PRI en el contero del IFE.

“La cuestión de la seguridad fue la primera razón que pensé al emitir mi voto”, dijo un jubilado que votó en la casilla ubicada en la escuela primaria José Vasconcelos.

“Es lo más importante que ocurre en Tamaulipas. Es un estado que tiene frontera con Estados Unidos y eso hace muy difícil la situación”, agregó.

Una estudiante de doctorado contó que antes de emitir su sufragio analizó las propuestas de todos los candidatos.

“Lo que espero de la persona que próximamente no esté representando es nuestra seguridad, que mejore nuestra economía. Principalmente la inseguridad, porque en Tamaulipas está a todo lo que da. Entonces yo busco seguridad primero y después la cuestión económica”, concluyó.

Las principales ciudades del estado, como Matamoros, Tampico, Ciudad Victoria y Laredo, sufren los constantes combates que protagonizan el cártel del Golfo y los Zetas.

Cuando un grupo domina una de esas plazas, el rival se la “calienta”, con atentados con granadas de fragmentación, ejecuciones múltiples de presuntos rivales, que dejan junto con narcomensajes, o enfrentamientos directos.

Un trabajador de la colonia Azteca consideró la “difícil situación” que vive el estado al momento de emitir su voto. “Sobre todo la inseguridad que es lo que más nos urge en este momento en el estado y en el país. Por ahora parece que está calmado, pero de repente suben las cosas. La situación es bastante, bastante difícil”, concluyó el trabajador.

Durante el proceso electoral, la violencia no cesó, y en dos municipios aledaños a la capital registraron hechos relacionados con la delincuencia organizada.

En el municipio de Padilla fue arrojada en la plaza principal el cuerpo descuartizado de una mujer.

Además, en el poblado de Guemez se reportó que hombres armados robaron las urnas para candidatos a la presidencia y al senado.


TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó que tres presuntos militantes priistas perdieron la vida y tres más resultaron gravemente heridos este domingo en la comunidad de Rincón Chamula.

Según la dependencia, un grupo armado vinculado al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) les disparó a quemarropa con cuernos de chivo.

En comunicado oficial, la procuraduría estatal refirió que, de acuerdo con las primeras investigaciones, los hechos se suscitaron alrededor de las cuatro de la tarde en la comunidad ubicada en la zona norte de la entidad, cuando las víctimas hacían fila para emitir su voto.

Además, explicó que, según testimonios recabados hasta ahora, el incidente fue provocado por los candidatos municipales de ambos partidos.

La PGJE añadió que los priistas que perdieron la vida respondían a los nombres de Dionisio Sánchez Gómez, Jorge López Pérez y Santiago Sánchez Hernández y que los heridos son Manuel Hernández Bautista y Romeo Sánchez Gómez.

En su huida, los agresores atropellaron a Rosalina Sánchez Gómez, quien fue trasladada de emergencia a un hospital de la región donde fue reportada como estable.

El incidente provocó la movilización de elementos de la PGJE, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), la Policía Federal y efectivos del 31 Batallón del Ejército Mexicano.

Las autoridades resguardan la zona para garantizar la seguridad y la tranquilidad de las familias de Rincón Chamula.

Los lugareños denunciaron por la tarde que los agresores armados pertenecen al grupo del alcalde en funciones Pedro Bautista, quien apoya a su sobrino, candidato del PVEM a la alcaldía, Mateo Bautista, originario ambos de esa comunidad donde se registro la balacera.

Sobre el particular, el Secretario General de Gobierno, Noe Castañón León, comentó:

“Efectivamente estaban en plena votación cuando llego un grupo de personas a incitar a otros a que quemaran las urnas, hubo golpes y disparos de armas de fuego. La policía no pudo intervenir porque estaba desarmada”.

El funcionario recordó que el alcalde de Pueblo Nuevo Solistahuacán, Pedro Bautista, era del PRD y que en febrero pasado se afilió al PVEM, ya estuvo acusado por portar armas de fuego de alto poder y de transportar droga pero fue liberado.

“No sabemos porque lo respaldan. Los del Verde sacan las armas porque querían rellenar las urnas, y porque no lo permitieron es que sacaron las armas (…) Ahora no podemos entrar. Iban con cuernos de chivo. No quieren que saquen a los que mataron, los tienen adentro y por eso no dejan entrar ni salir a nadie”, afirmó.

José Guadarrama Márquez, senador del PRD, lamentó los hechos ocurridos en Rincón Chamula, y aunque tampoco precisó el número de muertos y heridos, dijo que el incidente violento empaña el proceso electoral.

El también vocero de la coalición Movimiento Progresista integrada por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, denunció que además de los hechos de violencia perpetrados en Rincón Chamula, se registraron varias irregularidades en el estado tales como: compra y coacción del voto, acarreo de votantes, reparto de despensas y materiales de construcción, así como inducción del voto en muchas comunidades indígenas y rurales.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades no habían confirmado el número oficial de víctimas.


En nueve años, 20,000 establecimientos independientes han cerrado

El sector farmacéutico enfrenta una grave crisis por la delincuencia en México, y es que en los últimos nueve años 20,000 farmacias independientes desaparecieron de los 38,000 negocios que existían en el 2003, acusó Oscar Zavala Martínez, presidente de Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm).

En el último año (2011 y lo que va del 2012), 2,000 farmacias se vieron afectadas por la inseguridad. De éstas, 1,000 casos fueron sujetos de extorsión telefónica o directa, mientras que las entidades identificadas con el mayor índice delictivo son Guerrero, Morelos, Estado de México y el Distrito Federal.

El empresario precisó que 710 farmacias independientes se vieron afectadas por robo de mercancía, ya sea a mano armada en el negocio, o bien, durante la llegada de productos químicos a los camiones, con mayor frecuencia en el Estado de México y el Distrito Federal.

En tanto, reportó que hubo 180 secuestros a los empresarios con 10 decesos y 110 casos de extorsión de seudoverificadores en materia de regulación sanitaria o de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“La delincuencia es el factor que más ha impactado, pues de 5,000 farmacias independientes que pertenecen a la Unefarm, 2,000 fueron víctimas de este fenómeno”, aseveró Zavala Martínez en conferencia de prensa.

Los agremiados de la Unefarm invierten 40,000 pesos la resguardar su seguridad cada año, en aparatos como videocámaras, alarmas, vigilancia y barrotes.

Programa de equipamiento

Ricardo Navarro, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de la ciudad de México, informó que para mejorar el entorno de las farmacias independientes se realizará un programa piloto de capacitación con 300 farmacias, dotándolas de un punto de venta con computadora, el software necesario y el lector de código de barras, que les permitirá conocer la rotación de su inventario y hacer compras de manera adecuada, con el fin de hacerlas competitivas.

Y es que el giro de las farmacias se enfrenta también a la competencia desleal que encabezan los grandes centros comerciales sobre los pequeños negocios, los cuales no respetan el marco jurídico, dijo.

Previo al arranque del congreso de los farmacéuticos, el empresario pugnó por romper con la cadena de distribución, ya que los centros comerciales compran directamente a los laboratorios, sin necesidad del intermediario y, en cambio, logran un margen de utilidad doble, lo que rompe con la estructura económica de la dispensación de los medicamentos, expresó Zavala.

lgonzalez@eleconomista.com.mx

CRÉDITO:

Lilia González, El Economista


Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Hombres armados atacaron a tiros al vehículo donde viajaba el candidato a la alcaldía de Venustiano Carranza por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Ludwing Constantino González, sin que se reportaran personas lesionadas.

La Policía Municipal informó que la agresión ocurrió la víspera, cuando el candidato había terminado un mitin en la colonia 31 de Diciembre y se dirigía a la cabecera municipal, pero a la altura del lugar conocido como El Mangal, hombres armados abrieron fuego contra del vehículo donde viajaba.

El reporte de la Policía de Venustiano Carranza indicó que Constantino González se desplazaba en una camioneta color blanco Chevrolet, tipo Cheyenne, cuando fue atacado; uno de los disparos de arma de fuego se incrustó en el lado izquierdo de la camioneta pero el conductor resultó ileso.

Seguidores de Constantino González se han concentrado desde anoche en la casa de campaña del PVEM, para manifestarle su respaldo, mientras que Mariano Constantino Peña, padre del candidato, pide justicia, pues él fue hace siete años alcalde de este lugar por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Derivado de la agresión armada en su contra el candidato interpuso demanda ante la Fiscalía de Distrito de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), para demandar se investigue hasta sus últimas consecuencias.

El municipio de Venustiano Carranza libra desde hace más de 40 años una lucha por la tenencia de la tierra entre miembros de organizaciones sociales, principalmente entre la Casa del Pueblo y Alianza San Bartolomé de los Llanos, que ha dejado una decenas de indígenas muertos, presos, invasiones y desalojos.


REFORMA Ciudad de México.- El Ejército y la Marina reforzaron su presencia en Nuevo León ante el temor de que el Estado se contagie de los hechos violentos que están sacudiendo a Nuevo Laredo, donde la narcoguerra ha dejado masacres, constantes balaceras, negocios incendiados y el estallido de un coche bomba.

Según fuentes de la Sedena, unos 2 mil 700 efectivos ampliaron la cobertura de los operativos militares en el Estado, así como en la frontera de Tamaulipas y Coahuila. Además del área metropolitana de Monterrey y municipios rurales del norte de Nuevo León, ahondaron los informantes, Nuevo Laredo y Piedras Negras son prioridades. La llegada de los soldados, explicaron los informantes, es adicional a la llamada “Operación Rastrillo”, que el Ejército lanzó para identificar y capturar a los responsables de arrojar 49 torsos en el municipio de Cadereyta, el pasado 13 de mayo.

“Son acciones aparte”, dijo un mando militar. “Una implica realizar tareas de inteligencia y la otra pretende una presencia para evitar más hechos violentos como los de Nuevo Laredo. “Los patrullajes en esas ciudades van dirigidos a prevenir”, agregó, “y a localizar gente armada y en delitos flagrantes”. Desde el lunes, en medio de una ola de balaceras, cuyo saldo se desconoce, Nuevo Laredo registra dos discotecas y un casino incendiados, así como la detonación de un coche bomba en un hotel donde se hospedaban policías estatales. El estallido del vehículo dejó ocho uniformados y dos civiles hospitalizados. De acuerdo con las fuentes militares, la violencia es producto de la rivalidad entre el Cártel del Golfo y los Zetas, que pelean el control de plazas y de las vías de tránsito que llevan a la frontera con Estados Unidos. En Nuevo León, detallaron, los nuevos militares ampliarán los patrullajes en el área metropolitana de Monterrey. Los mandos indicaron que Apodaca, Guadalupe, San Pedro y San Nicolás están entre los municipios a apoyar. Además, destacaron las fuentes, Anáhuac y China son de especial importancia, pues son puntos clave para el tráfico de armas y droga, por lo que no descartan que la violencia afecte a esas poblaciones. En tanto, Juárez y Cadereyta verán un reforzamiento de los despliegues terrestres de reconocimiento. Las acciones implican vigilancia aérea, por ejemplo, en localidades rurales como Cerralvo, Agualeguas y Sabinas Hidalgo. Sobre Tamaulipas, los mandos revelaron que los refuerzos serán concentrados en Nuevo Laredo. Unidades de la Policía Militar, del 39 y 105 batallones de Infantería, ya patrullan las carreteras que unen a esta ciudad fronteriza con Sabinas Hidalgo y Anáhuac, así como con Reynosa y Piedras Negras. En Reynosa se dispuso de diversos puestos de control vehicular y puentes aéreos a los municipios de la llamada frontera chica -Camargo, Díaz Ordaz y Miguel Alemán- en apoyo a las tropas ahí destacamentadas. La mayor parte de los refuerzos fueron movilizados de áreas que dependen de la Cuarta Región Militar, con sede en Monterrey y que abarca Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí. También participan batallones de Infantería, Fusileros Paracaidistas y Fuerzas Especiales enviados de la Ciudad de México. Efectivos de la Armada apoyan estos despliegues de seguridad en Piedras Negras, donde apenas el 21 de mayo reventaron un taller donde se confeccionaban uniformes y chalecos apócrifos de la Secretaría de Marina.


CAPAZ DE violar y MATAR A SU PROPIA MADRE SI SE LO MANDA EL CHARLE O EL BUITRE.

VISITA EL SITIO WEB: http://www.eluniversal.com.mx El hermano de la ex procuradora de Justicia de Chihuahua, Patricia González, fue secuestrado por ser el encargado de hacer tratos con la organización “La Línea” a nombre de la ex funcionaria, aseguró uno de los presuntos sicarios que participó en el secuestro y homicidio de Mario González. En un video que difundió ayer la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSP), Luis Miguel Ibarra Castellanos “El Cora” detalló que se utilizaron dos discos para grabar el interrogatorio del abogado, divulgado por Internet; en el primero contestó libremente y en el segundo fue presionado para leer unas cartulinas. “Todas la preguntas del primer disco las contestó como él sabía, nunca le pusimos algo… En el segundo disco ya salen otras preguntas, pero al parecer para incriminar, o no sé cuál sería el motivo”, refirió. El presunto sicario, de 21 años, no precisa qué preguntas respondió libremente el abogado. Detalla que lo torturaron “tan sólo en las plantas de los pies y en las piernas” y que lo asesinaron al día siguiente. El grupo recibió instrucciones de cavar una fosa en un lote baldío. “A las seis de la tarde se nos ordena que lo llevemos a enterrar. Lo privamos de la vida en ese instante, como 5 y media… lo ejecutamos en la misma casa entre todos”, relató. La grabación difundida ayer por la SSP contiene imágenes de los otros siete detenidos, que dicen pertenecer al Cártel de Sinaloa. En tanto, en Chihuahua, el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) presentó una iniciativa para pedir a la PGR y a la Fiscalía General del Estado que inicien una “profunda investigación” en torno a los videos que circularon a través de la Internet en semanas anteriores. La iniciativa de los legisladores panistas no menciona por su nombre al abogado Mario Ángel González, cuya imagen fue vista en Internet a través de un blog denominado “El Puma Original”, donde hacía una serie de acusaciones a funcionarios de la anterior administración estatal, incluida su propia hermana, la ex procuradora Patricia González, y al entonces gobernador, José Reyes Baeza. La autoridad debe investigar los señalamientos sobre la participación de servidores públicos en presuntos hechos que pudieran ser considerados delictivos, dice el documento presentado por los panistas. (Con información de Alejandro Salmón/El Diario)


TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El presidente del PRI estatal, Roberto Albores Gleason, condenó la violencia suscitada en el municipio de Villaflores, que cobró la vida del militante panista Edgardo Hernández Corzo, al tiempo que demandó se investigue a fondo el caso. “Los priistas repudiamos los hechos violentos suscitados en Villaflores y exigimos la aplicación irrestricta de la ley a quien resulte responsable”, sostuvo el dirigente priista. Luego de admitir que las autoridades judiciales vinculan en los hechos al aspirante priista a la alcaldía, Ulises Grajales Niño, destacó que la directiva nacional del PRI, a propuesta del Comité Directivo Estatal (CDE), decidió cancelar esa candidatura. La dirigencia nacional priista, añadió Albores Gleason, también hizo un llamado a Grajales Niño para que coadyuve con las autoridades en las indagatorias que lleven a esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades. “Nuestro papel como instituto político es, sin duda, no incriminar a nadie, pero no estaremos omisos a los actos de violencia; en este sentido, pedimos a las autoridades que de forma expedita aclaren la situación jurídica de Ulises Grajales”, planteó Roberto Albores. Condena panista La dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN), así como su candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota, condenaron el asesinato de Edgardo Hernández, sobrino de Roger de Coss Corzo, candidato panista a diputado federal en Chiapas. En su cuenta de Twitter, Vázquez Mota resaltó: “El asesinato de Édgar Hernández Corzo, joven brigadista de nuestro partido, me entristece e indigna. No debe quedar impune”. Por su lado, la directiva panista lamentó el homicidio y expresó sus condolencias a la familia de la víctima. En un comunicado, la dirigencia panista detalló que Edgardo Hernández regresaba de realizar diferentes actividades propagandísticas, tales como pintar bardas y repartir propaganda en el ejido Nuevo México, cuando hombres armados a bordo de un vehículo empezaron a seguirlo y lo atacaron en el tramo carretero Villaflores-Chanona. Los hechos ocurrieron a la altura del rancho El Sinaloense, donde el activista murió acribillado. “El PAN exige a las autoridades locales que investiguen los testimonios y hechos ocurridos en el tramo carretero Villaflores-Chanona, ya que un acto de esta naturaleza no puede quedar impune, y pedimos que de manera expedita se finquen sanciones a quienes resulten responsables”, se advierte en el comunicado emitido esta noche. Según diferentes reportes, Hernández Corzo, de 25 años, hacía activismo político en el municipio de Villaflores, donde colaboraba en la campaña del candidato panista a la alcaldía, Mariano Rosales.


CIUDAD VICTORIA, Tamps. (apro).- La tarde de este jueves fueron abandonados 15 cadáveres en el interior de una camioneta estacionada frente a la presidencia municipal de Ciudad Mante, Tamaulipas, junto con un mensaje dirigido a Los Zetas, informó hoy una fuente de la Fiscalía estatal. De acuerdo con la misma fuente, aproximadamente a las 14:30 horas un grupo de desconocidos estacionó el vehículo en las calles aledañas a la alcaldía, ubicada entre las avenidas Hidalgo y Guerrero, en el centro de esa localidad. La información comenzó a circular inicialmente por las redes sociales y luego fue confirmada por las autoridades locales. Al lugar acudieron los militares que realizan funciones de policías municipales, quienes acordonaron el área y sus alrededores. Además, el edificio de la Presidencia fue desalojado y se cerró el tráfico de vehículos sobre la avenida Hidalgo. También acudieron peritos de la Fiscalía para recoger evidencias del multihomicidio, mismo que se atribuye un grupo rival a Los Zetas. Hasta el momento, las autoridades estatales no han solicitado la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR). Ciudad Mante se localiza al sur del estado, a 137 kilómetros de Ciudad Victoria y a 168 de Tampico.


ZACATECAS, Zac. (apro).- Cuatro cabezas humanas fueron abandonadas dentro de una hielera en la caja de una camioneta pick-up que fue escoltada por un convoy en pleno mediodía hasta la entrada del Mercado de Abastos en esta capital, con mensajes de amenaza al grupo delictivo Los Zetas. El convoy ingresó por una zona de tráfico vehicular lento debido a las obras de construcción de un distribuidor vial, en un perímetro en el que se localizan las instalaciones de la Presidencia Municipal, la Policía Ministerial del Estado, la Policía Municipal y la Dirección de Tránsito. Sin ningún impedimento, el convoy llegó hasta el acceso principal de las bodegas del Mercado de Abastos aproximadamente a las 11:20 horas, cuando esta zona se encontraba atestada de gente efectuando sus compras. De ese punto, los hombres fuertemente armados que viajaban en varios vehículos se retiraron y dejaron estacionada una vieja camioneta Nissan pick-up, en cuya caja posterior había una hielera. En los asientos fueron colocados varios mensajes en los cuales se hacen advertencias a Los Zetas, a quienes se les hace saber que se terminaron sus días en el territorio zacatecano. Hasta el momento se ignora quiénes son los responsables de estos hechos o qué grupo se adjudica las amenazas a Los Zetas. Usuarios de la Central de Abastos llamaron a las corporaciones de seguridad. Elementos de la Policía Federal y del estado acudieron y abrieron la hielera, encontrando las cuatro cabezas humanas. En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que dio inicio a una investigación y trabaja en la identificación de las víctimas que fueron decapitadas. Hasta el momento sólo dio a conocer que se trata de cuatro hombres. (Con información de Verónica Espinosa)

¿Todos eran Zetas? “Así es”: Jaime Rodríguez sobre los muertos en Topo Chico

Redacción AN
febrero 12, 2016 11:41 am

Miguel Sarre, profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México quien ha estudiado durante años el sistema penitenciario mexicano, opinó que el gobernador aceptó “una realidad que en sí mismo es gravísima, decir que no se tiene el gobierno en un área donde el estado debe tener el control total, es gravísimo. Es una crisis de gobernabilidad pero no sólo es en Nuevo León, en general es una crisis de gobernabilidad en las prisiones en el país y esto tiene mucho que ver una falta de un marco normativo adecuado, tenemos un atraso tremendo en materia de legislación, y ahorita está en camino una legislación nacional de ejecución penal, esta puede ayudar para crear las bases para tener gobernabilidad en las prisiones, y escapar en el dilema que tenemos ahorita: o tienes por un lado autogobierno, crisis y situaciones como las de Nuevo León, o tienes centros de alta seguridad que son un verdadero holocausto a fuego lento”.

Por ello sostuvo que “necesitamos gobernabilidad, sí, pero con respeto a los derechos humanos, y no es trasladando internos locales a cárceles federales como vamos a arreglar el problema, sino teniendo cárceles locales que verdaderamente estén controladas por la autoridad”.
Sobre la ley nacional de ejecución penal, dijo que “lleva mucho tiempo cocinándose, está en sus semanas finales, lo que plantea es… establecer controles sobre las autoridades, transparencia sobre la forma en que está organizada la prisión”, pero la Secretaría de Gobernación “no quiere”.
“Se trata de que exista la posibilidad de que los medios de comunicación y organizaciones puedan ingresar a las prisiones; Gobernación no quiere”, refirió.
Sarre preguntó “por qué va a haber un enfrentamiento de este calibre, que no sabemos si por armas, incendio… pero cómo puede ocurrir eso en horas de la noche, cuando deben de estar en sus celdas cada uno, eso implica algo tan sencillo: que no tienen las llaves de las celdas el gobierno del estado… lo más grave es que no sabemos si la autoridad tiene un plan para salir de esto”.

Gómez Palacio, Durango.- Seis vigilantes y 11 internos del Cereso de Gómez Palacio murieron durante el intento de fuga que se suscitó la tarde de este lunes, cuando los reos desarmaron a un grupo de custodios y dispararon contra el resto de vigilantes que al final frustraron el escape aunque la balacera duró casi 40 minutos.

Aún con vida una mujer custodio, cuya identidad se ignora, fue trasladada junto con tres vigilantes más, a diversos nosocomios, aunque la dama murió cuando le proporcionaban la atención médica; tampoco se conoce la identidad de los otros cinco custodios y los 11 reclusos que murieron.

Los hechos iniciaron alrededor de las cuatro de la tarde, hora en que se activó el código rojo y se prolongaron hasta poco antes de las 17:00 horas, y en los mismos intervinieron elementos policiacos del Estado y Federales, además del personal del Ejército Mexicano.
Voceros policiacos informaron que a la hora que se mencionó, un grupo de reos desarmó a varios custodios y dispararon contra los vigilantes de las torres para tratar de darse a la fuga por los túneles y la barda posterior.
Los elementos policiacos con apoyo de los militares ingresaron al penal donde se generalizó la balacera, aunque al final se contuvo a la turba de reos, pero para esos momentos ya se contabilizaban seis vigilantes, uno de ellos del sexo femenino; así como once reclusos fallecidos.
Socorristas de la Cruz Roja a bordo de siete ambulancias acudieron al penal y custodiados por los soldados ingresaron para auxiliar a los heridos, a los que llevaron a diversos nosocomios del sector salud.
Los informantes indicaron que la mujer custodio que murió se encontraba desnuda al momento del traslado al hospital donde falleció a los pocos minutos.
El personal de la agencia del Ministerio Público de Homicidios acudió al centro carcelario para tomar conocimiento de lo ocurrido y confirmó la muerte de once personas, aunque no se dio a conocer la identidad, cuyos cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para la práctica de la necropsia.


MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Las cuatro mujeres que se encontraban desaparecidas en la Sierra Tarahumara fueron torturadas y asesinadas con armas de fuego, informó la Fiscalía Zona Sur.

Los cuerpos fueron hallados anoche en una brecha en el rancho La Casita de Samachique, municipio de Guachochi, agregó la dependencia.

Josefina Díaz Martínez, de 57 años; Elisa Díaz Martínez, de 55; Marisa Díaz Peinado, de 32 y Mayra Lorena, de 39, partieron de Ciudad Cuauhtémoc el 12 de diciembre para asistir a un funeral en Guachochi.

Ellas viajaban a bordo de un automóvil Jetta color blanco, modelo 2012.

De acuerdo con los primero reportes, durante el trayecto al parecer fueron interceptadas en un punto de revisión o retén de los que frecuentemente instala el crimen organizado en la zona serrana.

El narco retén, situado a la altura del kilómetro 35, fue reportado por otras personas a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Guachochi.

La Fiscalía Zona Occidente también había recibido denuncias constantes al respecto, pero hizo caso omiso.

Los reportes indican que hombres armados se encontraban sobre la carretera y apuntaban a los conductores para después obligarlos a detenerse.

Los delincuentes los agredían física y verbalmente, bajaban a los pasajeros y los despojaban de sus pertenencias.

Los agentes policiacos actuaron hasta que se reportó la desaparición de las cuatro mujeres, quienes eran de la capital del estado.

La investigación indica que las víctimas fueron privadas de su libertad en el punto de revisión de narcos y el móvil fue, presuntamente, el robo de su vehículo.

La última vez que los familiares tuvieron contacto con las mujeres fue el miércoles a las 16:00 horas, cuando se encontraban en Creel.

De acuerdo con la Fiscalía, la búsqueda de las víctimas se realizó por tierra y aire, siendo localizadas a 40 kilómetros de donde se encontraba el retén, en el rancho La Casita. El auto no ha sido hallado.

Los cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4).

Debido a que fueron encontrados en territorio de la Fiscalía Zona Sur, ésta se hace cargo de recabar evidencias para la investigación.


Ciudad de México.- Al menos 131 personas fueron asesinadas en México desde la asunción, el 1 de diciembre, del presidente Enrique Peña Nieto, según un recuento del diario Milenio.
“Autoridades locales de ocho entidades informaron de 21 ejecutados, con lo que al cierre de la primer semana del sexenio hubo 131 ultimados”, dice el estudio, que incluye a cuatro hombres que aparecieron el viernes colgados de un puente en Coahuila.
Con 24 asesinatos, esa localidad se ubicó al frente de la lista de homicidios probablemente ligados al crimen organizado en los primeros siete días de gobierno de Peña Nieto, según el recuento del diario.
Le siguen Zacatecas con 15 ejecutados, Chihuahua con 14, Nuevo León con 10, Guerrero con 10 y San Luis Potosí con nueve, señala el estudio, que reportó a 13 entidades sin homicidios, entre ellas Ciudad de México y varios estados del sureste.
Estas cifras suponen un promedio diario de 17 asesinatos en el país, mientras que el gobierno de Felipe Calderón concluyó con una media diaria de 27, añadió el diario.
Este sábado, el gobierno de Morelos, que según el recuento de Milenio cuenta con cuatro homicidios en la última semana, pidió a Estados Unidos que retire la nueva recomendación a sus ciudadanos de no viajar o estudiar en su territorio, emitida en noviembre.
Más de 60.000 personas murieron en México en el sexenio de Calderón, quien emprendió una lucha militarizada contra el narcotráfico y el crimen organizado.
Peña Nieto mantendrá por el momento a las fuerzas armadas en las calles, mientras se aplica una nueva política contra la inseguridad.


México, DF.- México podría entrar en una nueva fase de “entendimientos” entre autoridades locales y la delincuencia después de la fallida “guerra” contra los grupos criminales lanzada por el expresidente Felipe Calderón, declaró hoy a Efe Alan Arias Marín, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
“No va a haber una negociación por todo lo alto, obvio que no, es impensable, pero sí ententes prácticas”, dijo a Efe Arias, profesor de Filosofía Política de la UNAM.
El también colaborador del diario Milenio acaba de publicar el libro “Felipe Calderón. Debilidades y fortalezas de un gobierno” (Gernika, 2012), un análisis crítico de las políticas del último Gobierno que dejó el poder el 30 de noviembre pasado.
Arias explica que en el último sexenio fueron más las debilidades que las fortalezas detectadas, y que uno de la estrategia de seguridad de Calderón, una de sus grandes prioridades políticas, fue equivocada y dejó “un drama” en México.
El expresidente conservador lanzó una estrategia de combate frontal a la criminalidad con el Ejército y la Policía Federal a la vanguardia desde “imperativos éticos estrictos”, que dejó un saldo de más de 50 mil muertos en el país, según datos extraoficiales.
“La estrategia del Gobierno catalizó ese conflicto: lo escaló, lo extendió y generó las condiciones para que la parte más violenta y armada del crimen organizado se desparramara hacia otro tipo de delitos” como el secuestro y la extorsión, apuntó.
Con Enrique Peña Nieto en el poder Arias Marín cree que la prioridad del mandatario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) será “la seguridad ciudadana, (…) ya “no tanto la persecución de los cabecillas de los cárteles”.
“Eso, en términos muy generales, puede a mediano plazo comenzar a dibujar una disminución de la violencia”, apuntó.
Cree que abiertamente no habrá pactos ni negociaciones pero explica que la atención se va a desplazar a los niveles de gobierno locales.
“Ahí es donde se van a distender las cosas. Si los cárteles saben que Ejército no está tras ellos sino combatiendo los delitos que complementariamente hacen ellos o sus gentes, entonces ahí, aunque no haya negociación hay un entendimiento”, apuntó.
En el libro sostiene que “la guerra contra el narcotráfico es imposible de ganar” pero que al mismo tiempo “resulta imposible de eludir”.
“Esta imposibilidad de ganar la guerra va a tener que evolucionar a ese tipo de cosas: reconocer que representan intereses no legales, intereses muy importantes para la economía formal por la simbiosis entre el dinero ‘negro’, del crimen, el ‘gris’, del contrabando y la informalidad, y el ‘blanco’, de los circuitos financieros”, explica.
“Eso a lo mejor no es moral desde una perspectiva valorativa abstracta pero sí es ética de la responsabilidad”, apuntó.
Arias Marín cree que la situación no es privativa de México, sino que otros países latinoamericanos han transitado por tesituras parecidas en las que grupos armados se han integrado o participado en la vida política.
Entre ellos citó a Colombia, donde grupos como los paramilitares llegaron a participar en los procesos de reforma agraria y tuvieron “interlocución política” en la resolución de determinados problemas.
“Si en América Latina, particularmente en Colombia o México pero en muchos otros países que están más metidos en el problema de lo que parece, no pensamos así, entonces no hay esperanza”, concluyó.
Otros libros del mismo autor son “Terrorismo y derechos humanos: Diez años de reflexión teórica” (2012), “EZLN: violencia, derechos culturales y democracia” y “Debate cultural y derechos humanos” (2006).


MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, reabrió el debate sobre la pena de muerte al proponer que la reforma para contar con códigos Penal y de Procedimientos Penales únicos para todo el país, incluya dicho castigo a los delincuentes acusados de secuestro y delitos graves.

En entrevista, el gobernador chihuahuense consideró que el hecho de sancionar con cadena perpetua, como propuso y se aprobó en Chihuahua, no es suficiente para inhibir el delito. Se debe replantear que los delitos de alto impacto, como el secuestro, sean castigados de manera severa, sobre todo los plagiarios que asesinan a sus víctimas.

El mandatario se pronunció a favor de la iniciativa anunciada por el presidente Enrique Peña Nieto sobre la homologación en todo el país del Código Penal y el de Procedimientos Penales.

A juicio de Duarte Jáquez, la propuesta del mandatario unificará criterios en los códigos Penal y de Procedimientos Penales de todo el país para evitar que los delincuentes se beneficien de las contradicciones jurídicas y queden en libertad.

Asimismo, consideró que se establecerán criterios para beneficiar con la justicia a las víctimas y no a los criminales.

“Yo me iría más allá, creo que el secuestro agravado debe plantearse con pena de muerte”, subrayó el mandatario chihuahuense.


CIUDAD VICTORIA, Tamps., (apro).- Los ciudadanos de Tamaulipas acudieron a votar en medio de policías cuidando casillas, convoys de vehículos militares patrullando la ciudad y retenes de soldados vigilando las principales carreteras.

Maestros, estudiantes, jubilados y amas de casas confesaron que la principal consideración que tuvieron al emitir su voto fue la inseguridad.

La violencia que registra Tamaulipas parece endémica, sólo basta recordar que en el pasado proceso electoral fue asesinado Rodolfo Torre Cantú, el candidato del Partido Revolucionario Institucional a la gubernatura.

El candidato asesinado tuvo que ser sustituido unos días antes de que fueran las elecciones por su hermano, Egidio Torre, actual mandatario estatal.

Apenas el viernes pasado un coche bomba explotó frente a la alcaldía de Nuevo Laredo, provocando siete heridos, daños en once vehículos, en la fachada del inmueble y sumergiendo a la población de esa ciudad fronteriza en un clima de zozobra.

Días antes, por segunda ocasión en menos de un mes, aparecían 14 cuerpos descuartizados en el vecino municipio de Ciudad Mante, la región cañera de Tamaulipas dominada por la delincuencia organizada.

La inseguridad “que impide salir a cualquier parte” y la falta de trabajo fueron los dos temas que consideró una ama de casa que votó en la misma casilla adonde acudió el gobernador Egidio Torre Cantú.

“Ya ve cómo está la situación ahorita. Se ven tantas cosas en la actualidad que no se veían antes. Espero que con este voto que hice, que ya se vea algo mejor”, dijo la mujer de 35 años de edad.

Tamaulipas es el único estado de la República que tiene dos exgobernadores, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, acusados en México y Estados Unidos de estar relacionados con los cárteles del narcotráfico.

Amigos cercanos de esos exmandatarios ubican a Yarrington en San Antonio y a Eugenio Hernández en España.

El exmandatario Manuel Cavazos Lerma, quien compite por un escaño en el Senado de la República por el PRI, también es señalado de tener nexos con la delincuencia organizada.

Quizá por esa razón los tamaulipecos votaron por la fórmula del PAN al senado, la cual lleva 10 puntos porcentuales de ventaja sobre la del PRI en el contero del IFE.

“La cuestión de la seguridad fue la primera razón que pensé al emitir mi voto”, dijo un jubilado que votó en la casilla ubicada en la escuela primaria José Vasconcelos.

“Es lo más importante que ocurre en Tamaulipas. Es un estado que tiene frontera con Estados Unidos y eso hace muy difícil la situación”, agregó.

Una estudiante de doctorado contó que antes de emitir su sufragio analizó las propuestas de todos los candidatos.

“Lo que espero de la persona que próximamente no esté representando es nuestra seguridad, que mejore nuestra economía. Principalmente la inseguridad, porque en Tamaulipas está a todo lo que da. Entonces yo busco seguridad primero y después la cuestión económica”, concluyó.

Las principales ciudades del estado, como Matamoros, Tampico, Ciudad Victoria y Laredo, sufren los constantes combates que protagonizan el cártel del Golfo y los Zetas.

Cuando un grupo domina una de esas plazas, el rival se la “calienta”, con atentados con granadas de fragmentación, ejecuciones múltiples de presuntos rivales, que dejan junto con narcomensajes, o enfrentamientos directos.

Un trabajador de la colonia Azteca consideró la “difícil situación” que vive el estado al momento de emitir su voto. “Sobre todo la inseguridad que es lo que más nos urge en este momento en el estado y en el país. Por ahora parece que está calmado, pero de repente suben las cosas. La situación es bastante, bastante difícil”, concluyó el trabajador.

Durante el proceso electoral, la violencia no cesó, y en dos municipios aledaños a la capital registraron hechos relacionados con la delincuencia organizada.

En el municipio de Padilla fue arrojada en la plaza principal el cuerpo descuartizado de una mujer.

Además, en el poblado de Guemez se reportó que hombres armados robaron las urnas para candidatos a la presidencia y al senado.


TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó que tres presuntos militantes priistas perdieron la vida y tres más resultaron gravemente heridos este domingo en la comunidad de Rincón Chamula.

Según la dependencia, un grupo armado vinculado al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) les disparó a quemarropa con cuernos de chivo.

En comunicado oficial, la procuraduría estatal refirió que, de acuerdo con las primeras investigaciones, los hechos se suscitaron alrededor de las cuatro de la tarde en la comunidad ubicada en la zona norte de la entidad, cuando las víctimas hacían fila para emitir su voto.

Además, explicó que, según testimonios recabados hasta ahora, el incidente fue provocado por los candidatos municipales de ambos partidos.

La PGJE añadió que los priistas que perdieron la vida respondían a los nombres de Dionisio Sánchez Gómez, Jorge López Pérez y Santiago Sánchez Hernández y que los heridos son Manuel Hernández Bautista y Romeo Sánchez Gómez.

En su huida, los agresores atropellaron a Rosalina Sánchez Gómez, quien fue trasladada de emergencia a un hospital de la región donde fue reportada como estable.

El incidente provocó la movilización de elementos de la PGJE, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), la Policía Federal y efectivos del 31 Batallón del Ejército Mexicano.

Las autoridades resguardan la zona para garantizar la seguridad y la tranquilidad de las familias de Rincón Chamula.

Los lugareños denunciaron por la tarde que los agresores armados pertenecen al grupo del alcalde en funciones Pedro Bautista, quien apoya a su sobrino, candidato del PVEM a la alcaldía, Mateo Bautista, originario ambos de esa comunidad donde se registro la balacera.

Sobre el particular, el Secretario General de Gobierno, Noe Castañón León, comentó:

“Efectivamente estaban en plena votación cuando llego un grupo de personas a incitar a otros a que quemaran las urnas, hubo golpes y disparos de armas de fuego. La policía no pudo intervenir porque estaba desarmada”.

El funcionario recordó que el alcalde de Pueblo Nuevo Solistahuacán, Pedro Bautista, era del PRD y que en febrero pasado se afilió al PVEM, ya estuvo acusado por portar armas de fuego de alto poder y de transportar droga pero fue liberado.

“No sabemos porque lo respaldan. Los del Verde sacan las armas porque querían rellenar las urnas, y porque no lo permitieron es que sacaron las armas (…) Ahora no podemos entrar. Iban con cuernos de chivo. No quieren que saquen a los que mataron, los tienen adentro y por eso no dejan entrar ni salir a nadie”, afirmó.

José Guadarrama Márquez, senador del PRD, lamentó los hechos ocurridos en Rincón Chamula, y aunque tampoco precisó el número de muertos y heridos, dijo que el incidente violento empaña el proceso electoral.

El también vocero de la coalición Movimiento Progresista integrada por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, denunció que además de los hechos de violencia perpetrados en Rincón Chamula, se registraron varias irregularidades en el estado tales como: compra y coacción del voto, acarreo de votantes, reparto de despensas y materiales de construcción, así como inducción del voto en muchas comunidades indígenas y rurales.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades no habían confirmado el número oficial de víctimas.


En nueve años, 20,000 establecimientos independientes han cerrado

El sector farmacéutico enfrenta una grave crisis por la delincuencia en México, y es que en los últimos nueve años 20,000 farmacias independientes desaparecieron de los 38,000 negocios que existían en el 2003, acusó Oscar Zavala Martínez, presidente de Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm).

En el último año (2011 y lo que va del 2012), 2,000 farmacias se vieron afectadas por la inseguridad. De éstas, 1,000 casos fueron sujetos de extorsión telefónica o directa, mientras que las entidades identificadas con el mayor índice delictivo son Guerrero, Morelos, Estado de México y el Distrito Federal.

El empresario precisó que 710 farmacias independientes se vieron afectadas por robo de mercancía, ya sea a mano armada en el negocio, o bien, durante la llegada de productos químicos a los camiones, con mayor frecuencia en el Estado de México y el Distrito Federal.

En tanto, reportó que hubo 180 secuestros a los empresarios con 10 decesos y 110 casos de extorsión de seudoverificadores en materia de regulación sanitaria o de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“La delincuencia es el factor que más ha impactado, pues de 5,000 farmacias independientes que pertenecen a la Unefarm, 2,000 fueron víctimas de este fenómeno”, aseveró Zavala Martínez en conferencia de prensa.

Los agremiados de la Unefarm invierten 40,000 pesos la resguardar su seguridad cada año, en aparatos como videocámaras, alarmas, vigilancia y barrotes.

Programa de equipamiento

Ricardo Navarro, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de la ciudad de México, informó que para mejorar el entorno de las farmacias independientes se realizará un programa piloto de capacitación con 300 farmacias, dotándolas de un punto de venta con computadora, el software necesario y el lector de código de barras, que les permitirá conocer la rotación de su inventario y hacer compras de manera adecuada, con el fin de hacerlas competitivas.

Y es que el giro de las farmacias se enfrenta también a la competencia desleal que encabezan los grandes centros comerciales sobre los pequeños negocios, los cuales no respetan el marco jurídico, dijo.

Previo al arranque del congreso de los farmacéuticos, el empresario pugnó por romper con la cadena de distribución, ya que los centros comerciales compran directamente a los laboratorios, sin necesidad del intermediario y, en cambio, logran un margen de utilidad doble, lo que rompe con la estructura económica de la dispensación de los medicamentos, expresó Zavala.

lgonzalez@eleconomista.com.mx

CRÉDITO:

Lilia González, El Economista


Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Hombres armados atacaron a tiros al vehículo donde viajaba el candidato a la alcaldía de Venustiano Carranza por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Ludwing Constantino González, sin que se reportaran personas lesionadas.

La Policía Municipal informó que la agresión ocurrió la víspera, cuando el candidato había terminado un mitin en la colonia 31 de Diciembre y se dirigía a la cabecera municipal, pero a la altura del lugar conocido como El Mangal, hombres armados abrieron fuego contra del vehículo donde viajaba.

El reporte de la Policía de Venustiano Carranza indicó que Constantino González se desplazaba en una camioneta color blanco Chevrolet, tipo Cheyenne, cuando fue atacado; uno de los disparos de arma de fuego se incrustó en el lado izquierdo de la camioneta pero el conductor resultó ileso.

Seguidores de Constantino González se han concentrado desde anoche en la casa de campaña del PVEM, para manifestarle su respaldo, mientras que Mariano Constantino Peña, padre del candidato, pide justicia, pues él fue hace siete años alcalde de este lugar por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Derivado de la agresión armada en su contra el candidato interpuso demanda ante la Fiscalía de Distrito de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), para demandar se investigue hasta sus últimas consecuencias.

El municipio de Venustiano Carranza libra desde hace más de 40 años una lucha por la tenencia de la tierra entre miembros de organizaciones sociales, principalmente entre la Casa del Pueblo y Alianza San Bartolomé de los Llanos, que ha dejado una decenas de indígenas muertos, presos, invasiones y desalojos.


REFORMA Ciudad de México.- El Ejército y la Marina reforzaron su presencia en Nuevo León ante el temor de que el Estado se contagie de los hechos violentos que están sacudiendo a Nuevo Laredo, donde la narcoguerra ha dejado masacres, constantes balaceras, negocios incendiados y el estallido de un coche bomba.

Según fuentes de la Sedena, unos 2 mil 700 efectivos ampliaron la cobertura de los operativos militares en el Estado, así como en la frontera de Tamaulipas y Coahuila. Además del área metropolitana de Monterrey y municipios rurales del norte de Nuevo León, ahondaron los informantes, Nuevo Laredo y Piedras Negras son prioridades. La llegada de los soldados, explicaron los informantes, es adicional a la llamada “Operación Rastrillo”, que el Ejército lanzó para identificar y capturar a los responsables de arrojar 49 torsos en el municipio de Cadereyta, el pasado 13 de mayo.

“Son acciones aparte”, dijo un mando militar. “Una implica realizar tareas de inteligencia y la otra pretende una presencia para evitar más hechos violentos como los de Nuevo Laredo. “Los patrullajes en esas ciudades van dirigidos a prevenir”, agregó, “y a localizar gente armada y en delitos flagrantes”. Desde el lunes, en medio de una ola de balaceras, cuyo saldo se desconoce, Nuevo Laredo registra dos discotecas y un casino incendiados, así como la detonación de un coche bomba en un hotel donde se hospedaban policías estatales. El estallido del vehículo dejó ocho uniformados y dos civiles hospitalizados. De acuerdo con las fuentes militares, la violencia es producto de la rivalidad entre el Cártel del Golfo y los Zetas, que pelean el control de plazas y de las vías de tránsito que llevan a la frontera con Estados Unidos. En Nuevo León, detallaron, los nuevos militares ampliarán los patrullajes en el área metropolitana de Monterrey. Los mandos indicaron que Apodaca, Guadalupe, San Pedro y San Nicolás están entre los municipios a apoyar. Además, destacaron las fuentes, Anáhuac y China son de especial importancia, pues son puntos clave para el tráfico de armas y droga, por lo que no descartan que la violencia afecte a esas poblaciones. En tanto, Juárez y Cadereyta verán un reforzamiento de los despliegues terrestres de reconocimiento. Las acciones implican vigilancia aérea, por ejemplo, en localidades rurales como Cerralvo, Agualeguas y Sabinas Hidalgo. Sobre Tamaulipas, los mandos revelaron que los refuerzos serán concentrados en Nuevo Laredo. Unidades de la Policía Militar, del 39 y 105 batallones de Infantería, ya patrullan las carreteras que unen a esta ciudad fronteriza con Sabinas Hidalgo y Anáhuac, así como con Reynosa y Piedras Negras. En Reynosa se dispuso de diversos puestos de control vehicular y puentes aéreos a los municipios de la llamada frontera chica -Camargo, Díaz Ordaz y Miguel Alemán- en apoyo a las tropas ahí destacamentadas. La mayor parte de los refuerzos fueron movilizados de áreas que dependen de la Cuarta Región Militar, con sede en Monterrey y que abarca Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí. También participan batallones de Infantería, Fusileros Paracaidistas y Fuerzas Especiales enviados de la Ciudad de México. Efectivos de la Armada apoyan estos despliegues de seguridad en Piedras Negras, donde apenas el 21 de mayo reventaron un taller donde se confeccionaban uniformes y chalecos apócrifos de la Secretaría de Marina.


CAPAZ DE violar y MATAR A SU PROPIA? MADRE SI SE LO MANDA EL CHARLE O EL BUITRE.

VISITA EL SITIO WEB: http://www.eluniversal.com.mx El hermano de la ex procuradora de Justicia de Chihuahua, Patricia González, fue secuestrado por ser el encargado de hacer tratos con la organización “La Línea” a nombre de la ex funcionaria, aseguró uno de los presuntos sicarios que participó en el secuestro y homicidio de Mario González. En un video que difundió ayer la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSP), Luis Miguel Ibarra Castellanos “El Cora” detalló que se utilizaron dos discos para grabar el interrogatorio del abogado, divulgado por Internet; en el primero contestó libremente y en el segundo fue presionado para leer unas cartulinas. “Todas la preguntas del primer disco las contestó como él sabía, nunca le pusimos algo… En el segundo disco ya salen otras preguntas, pero al parecer para incriminar, o no sé cuál sería el motivo”, refirió. El presunto sicario, de 21 años, no precisa qué preguntas respondió libremente el abogado. Detalla que lo torturaron “tan sólo en las plantas de los pies y en las piernas” y que lo asesinaron al día siguiente. El grupo recibió instrucciones de cavar una fosa en un lote baldío. “A las seis de la tarde se nos ordena que lo llevemos a enterrar. Lo privamos de la vida en ese instante, como 5 y media… lo ejecutamos en la misma casa entre todos”, relató. La grabación difundida ayer por la SSP contiene imágenes de los otros siete detenidos, que dicen pertenecer al Cártel de Sinaloa. En tanto, en Chihuahua, el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) presentó una iniciativa para pedir a la PGR y a la Fiscalía General del Estado que inicien una “profunda investigación” en torno a los videos que circularon a través de la Internet en semanas anteriores. La iniciativa de los legisladores panistas no menciona por su nombre al abogado Mario Ángel González, cuya imagen fue vista en Internet a través de un blog denominado “El Puma Original”, donde hacía una serie de acusaciones a funcionarios de la anterior administración estatal, incluida su propia hermana, la ex procuradora Patricia González, y al entonces gobernador, José Reyes Baeza. La autoridad debe investigar los señalamientos sobre la participación de servidores públicos en presuntos hechos que pudieran ser considerados delictivos, dice el documento presentado por los panistas. (Con información de Alejandro Salmón/El Diario)


TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El presidente del PRI estatal, Roberto Albores Gleason, condenó la violencia suscitada en el municipio de Villaflores, que cobró la vida del militante panista Edgardo Hernández Corzo, al tiempo que demandó se investigue a fondo el caso. “Los priistas repudiamos los hechos violentos suscitados en Villaflores y exigimos la aplicación irrestricta de la ley a quien resulte responsable”, sostuvo el dirigente priista. Luego de admitir que las autoridades judiciales vinculan en los hechos al aspirante priista a la alcaldía, Ulises Grajales Niño, destacó que la directiva nacional del PRI, a propuesta del Comité Directivo Estatal (CDE), decidió cancelar esa candidatura. La dirigencia nacional priista, añadió Albores Gleason, también hizo un llamado a Grajales Niño para que coadyuve con las autoridades en las indagatorias que lleven a esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades. “Nuestro papel como instituto político es, sin duda, no incriminar a nadie, pero no estaremos omisos a los actos de violencia; en este sentido, pedimos a las autoridades que de forma expedita aclaren la situación jurídica de Ulises Grajales”, planteó Roberto Albores. Condena panista La dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN), así como su candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota, condenaron el asesinato de Edgardo Hernández, sobrino de Roger de Coss Corzo, candidato panista a diputado federal en Chiapas. En su cuenta de Twitter, Vázquez Mota resaltó: “El asesinato de Édgar Hernández Corzo, joven brigadista de nuestro partido, me entristece e indigna. No debe quedar impune”. Por su lado, la directiva panista lamentó el homicidio y expresó sus condolencias a la familia de la víctima. En un comunicado, la dirigencia panista detalló que Edgardo Hernández regresaba de realizar diferentes actividades propagandísticas, tales como pintar bardas y repartir propaganda en el ejido Nuevo México, cuando hombres armados a bordo de un vehículo empezaron a seguirlo y lo atacaron en el tramo carretero Villaflores-Chanona. Los hechos ocurrieron a la altura del rancho El Sinaloense, donde el activista murió acribillado. “El PAN exige a las autoridades locales que investiguen los testimonios y hechos ocurridos en el tramo carretero Villaflores-Chanona, ya que un acto de esta naturaleza no puede quedar impune, y pedimos que de manera expedita se finquen sanciones a quienes resulten responsables”, se advierte en el comunicado emitido esta noche. Según diferentes reportes, Hernández Corzo, de 25 años, hacía activismo político en el municipio de Villaflores, donde colaboraba en la campaña del candidato panista a la alcaldía, Mariano Rosales.


CIUDAD VICTORIA, Tamps. (apro).- La tarde de este jueves fueron abandonados 15 cadáveres en el interior de una camioneta estacionada frente a la presidencia municipal de Ciudad Mante, Tamaulipas, junto con un mensaje dirigido a Los Zetas, informó hoy una fuente de la Fiscalía estatal. De acuerdo con la misma fuente, aproximadamente a las 14:30 horas un grupo de desconocidos estacionó el vehículo en las calles aledañas a la alcaldía, ubicada entre las avenidas Hidalgo y Guerrero, en el centro de esa localidad. La información comenzó a circular inicialmente por las redes sociales y luego fue confirmada por las autoridades locales. Al lugar acudieron los militares que realizan funciones de policías municipales, quienes acordonaron el área y sus alrededores. Además, el edificio de la Presidencia fue desalojado y se cerró el tráfico de vehículos sobre la avenida Hidalgo. También acudieron peritos de la Fiscalía para recoger evidencias del multihomicidio, mismo que se atribuye un grupo rival a Los Zetas. Hasta el momento, las autoridades estatales no han solicitado la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR). Ciudad Mante se localiza al sur del estado, a 137 kilómetros de Ciudad Victoria y a 168 de Tampico.


ZACATECAS, Zac. (apro).- Cuatro cabezas humanas fueron abandonadas dentro de una hielera en la caja de una camioneta pick-up que fue escoltada por un convoy en pleno mediodía hasta la entrada del Mercado de Abastos en esta capital, con mensajes de amenaza al grupo delictivo Los Zetas. El convoy ingresó por una zona de tráfico vehicular lento debido a las obras de construcción de un distribuidor vial, en un perímetro en el que se localizan las instalaciones de la Presidencia Municipal, la Policía Ministerial del Estado, la Policía Municipal y la Dirección de Tránsito. Sin ningún impedimento, el convoy llegó hasta el acceso principal de las bodegas del Mercado de Abastos aproximadamente a las 11:20 horas, cuando esta zona se encontraba atestada de gente efectuando sus compras. De ese punto, los hombres fuertemente armados que viajaban en varios vehículos se retiraron y dejaron estacionada una vieja camioneta Nissan pick-up, en cuya caja posterior había una hielera. En los asientos fueron colocados varios mensajes en los cuales se hacen advertencias a Los Zetas, a quienes se les hace saber que se terminaron sus días en el territorio zacatecano. Hasta el momento se ignora quiénes son los responsables de estos hechos o qué grupo se adjudica las amenazas a Los Zetas. Usuarios de la Central de Abastos llamaron a las corporaciones de seguridad. Elementos de la Policía Federal y del estado acudieron y abrieron la hielera, encontrando las cuatro cabezas humanas. En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que dio inicio a una investigación y trabaja en la identificación de las víctimas que fueron decapitadas. Hasta el momento sólo dio a conocer que se trata de cuatro hombres. (Con información de Verónica Espinosa)

Tamales

Monterrey, Nuevo León.- Las anomalías en las finanzas públicas del municipio conurbado de Juárez llegaron al colmo de lo absurdo, tras revelarse un importante adeudo de alrededor de 9 millones de pesos a un proveedor de tamales.El primer mes de la …

Monterrey, Nuevo León.- Las anomalías en las finanzas públicas del municipio conurbado de Juárez llegaron al colmo de lo absurdo, tras revelarse un importante adeudo de alrededor de 9 millones de pesos a un proveedor de tamales.


El primer mes de la gestión de Rodolfo Ambriz (primer Alcalde del PAN en la historia de Juárez) ha sido muy diferente a lo que imaginaba durante la campaña, ya que ha tenido que sortear una serie de obstáculos producto del desfalco en las arcas municipales, en la que se han detectado hasta 600 “aviadores” cobrando en la nómina, e importantes adeudos con proveedores entre los que destaca el restaurante “Teresita”, dedicado a la venta de tamales, a quien se le adeudan 8 millones 725 mil 68 pesos.
En entrevista con un periódico de la localidad, el munícipe reconoció el adeudo, y explicó que las facturas presentadas por este negocio se incrementaron durante las campañas electorales, por lo que presume que los tamales habrían sido adquiridos para degustarse en mítines y ser ofrecidos a los simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional, con la autorización del entonces Alcalde priista Luis García.
El municipio metropolitano de Juárez es conocido en la región por albergar a un importante grupo de restaurantes dedicados a la elaboración, venta y distribución de tamales, bajo el esquema de franquicias.
En promedio, un ciento de tamales oscila entre 450 y 550 pesos, por lo que se estima que la pasada administración habría adquirido entre 15 mil 500 y 19 mil 300 cientos de tamales, por un valor aproximado a los 9 millones de pesos.
Debido a problemas de índole electoral, Rodolfo Ambriz Oviedo no tuvo oportunidad de llevar a cabo un proceso de transición previo a tomar posesión del cargo de Presidente Municipal de Juárez.
Esto le privó de enterarse de la enorme deuda que recibiría por parte de la pasada gestión, que en un principio se estimaba en 140 millones de pesos, 110 millones en créditos y 30 restantes a proveedores directos.
Sin embargo, la Contraloría municipal ha detectado que el adeudo es mucho mayor al estimado, y asciende a 230 millones de pesos, en su mayoría producto de líneas de crédito adquiridas con instituciones bancarias, y el resto con proveedores, entre ellos el restaurante “Teresita”.
Al auditar el estado que guardan las finanzas públicas, se detectó además la existencia de 600 plazas de “aviadores”, supuestos trabajadores municipales que percibían un sueldo quincenal sin laborar en el Ayuntamiento, lo que representa un 40 por ciento de la plantilla de servidores públicos de ese municipio.
El edil reiteró que en breve interpondrá una denuncia ante las autoridades correspondientes, en contra de quienes resulten responsables por el quebranto a las arcas municipales, mediante la autorización de las 600 plazas, que además mantenían una serie de privilegios como el pago de horas extras. Se estima que la Tesorería de Juárez destinaba un millón y medio de pesos al mes para el pago de “aviadores”.
Se han detectado plazas irregulares en dependencias como la Secretaría de Seguridad, Vialidad y Tránsito, Protección Civil, Obras Públicas, entre otras.