El mito del México mestizo

Dice Héctor Pérez Martínez (Pérez-Martinez, 2014), en su biografía de Cuauhtémoc, que La Conquista es un hecho consumado, relevante como elemento formador de México como país mestizo: tal planteamiento supone la cauterización de heridas que todavía en el tercer mileno destilan pus. Si bien es cierto que la población mexicana es mestiza, caracterizar a México como país mestizo es una simplificación que ignora la realidad de varios Méxicos distintos y contra puestos: en una perspectiva mínima, el criollo, el mestizo, y el americano. Decía Paz en El Laberinto de la soledad (Paz, 2015):

«En nuestro territorio conviven no sólo distintas razas y lenguas, sino varios niveles históricos. Hay quienes viven antes de la historia; otros, como los otomíes, desplazados por sucesivas invasiones, al margen de ella. Y sin acudir a estos extremos, varias épocas se enfrentan, se ignoran o se entre devoran sobre una misma tierra o separadas apenas por unos kilómetros. Bajo un mismo cielo, con héroes, costumbres, calendarios y nociones morales diferentes, viven “católicos de Pedro el Ermitaño y jacobinos de la Era Terciaria”. Las épocas viejas nunca desaparecen completamente y todas las heridas, aun las más antiguas, manan sangre todavía. A veces, como las pirámides precortesianas que ocultan casi siempre otras, en una sola ciudad o en una sola alma se mezclan y superponen nociones y sensibilidades enemigas o distantes.»

México es nación apenas convencionalmente, sin embargo, basta que alguien cruce la frontera para que se plante su mexicanidad por el mismo y por los otros.

En el proceso de sucesión presidencial en Estados Unidos se ha manifestado como tema central el racismo contra la población nativa, particularmente expresado en los exabruptos antimexicanos de Donald Trump. La reacción popular y de los medios de comunicación ha sido la de considerar a Trump como un loco irresponsable y no ha faltado la obligada referencia a Hitler. Tal planteamiento pasa por alto que Trump no hace más que articular el sentir de una gran parte del pueblo gringo: Los Tea-partiers. Ignora también la endeble posición moral del gobierno mexicano, que no solo propicia con su corrupción e ineficiencia el sustrato socioeconómico que provoca la situación en primer lugar, sino que también permite y propicia un verdadero infierno para los hermanos centroamericanos que entran a México ilegalmente.

Los argumentos y expresiones de Trump se pudieran utilizar verbatim en reversa, ya que las políticas y acciones de los Estados Unidos provocan la crisis que empujan a los campesinos mexicanos hacia El Norte: en plena justicia se puede exigir que los culpables paguen las consecuencias de sus actos: las asimetrías de poder dictan la realidad de que los patos no le tiran a las escopetas.

La frontera México-Estados Unidos, o México-Centroamérica, es un accidente histórico que nada tiene de natural o fijo y que no es un argumento válido moralmente para negar el libre tránsito de gente que tiene arraigo ancestral en tierras americanas.

La probada metodología de alcohólicos anónimos ha establecido la práctica de que el primer paso para solucionar un problema es reconocer su existencia. México nunca podrá superar las contradicciones fundamentales que han inhibido su desarrollo por siglos sin antes reconocerlas plenamente.

Paz, O. (2015). El laberinto de la soledad. México: Fondo de Cultura Económica.

Pérez-Martinez, H. (2014). Cuauhtémoc, vida y muerte de una cultura. México: CONACULTA.

Dice Héctor Pérez Martínez (Pérez-Martinez, 2014), en su biografía de Cuauhtémoc, que La Conquista es un hecho consumado, relevante como elemento formador de México como país mestizo: tal planteamiento supone la cauterización de heridas que todavía en el tercer mileno destilan pus. Si bien es cierto que la población mexicana es mestiza, caracterizar a México como país mestizo es una simplificación que ignora la realidad de varios Méxicos distintos y contra puestos: en una perspectiva mínima, el criollo, el mestizo, y el americano. Decía Paz en El Laberinto de la soledad (Paz, 2015):

«En nuestro territorio conviven no sólo distintas razas y lenguas, sino varios niveles históricos. Hay quienes viven antes de la historia; otros, como los otomíes, desplazados por sucesivas invasiones, al margen de ella. Y sin acudir a estos extremos, varias épocas se enfrentan, se ignoran o se entre devoran sobre una misma tierra o separadas apenas por unos kilómetros. Bajo un mismo cielo, con héroes, costumbres, calendarios y nociones morales diferentes, viven “católicos de Pedro el Ermitaño y jacobinos de la Era Terciaria”. Las épocas viejas nunca desaparecen completamente y todas las heridas, aun las más antiguas, manan sangre todavía. A veces, como las pirámides precortesianas que ocultan casi siempre otras, en una sola ciudad o en una sola alma se mezclan y superponen nociones y sensibilidades enemigas o distantes.»

México es nación apenas convencionalmente, sin embargo, basta que alguien cruce la frontera para que se plante su mexicanidad por el mismo y por los otros.

En el proceso de sucesión presidencial en Estados Unidos se ha manifestado como tema central el racismo contra la población nativa, particularmente expresado en los exabruptos antimexicanos de Donald Trump. La reacción popular y de los medios de comunicación ha sido la de considerar a Trump como un loco irresponsable y no ha faltado la obligada referencia a Hitler. Tal planteamiento pasa por alto que Trump no hace más que articular el sentir de una gran parte del pueblo gringo: Los Tea-partiers. Ignora también la endeble posición moral del gobierno mexicano, que no solo propicia con su corrupción e ineficiencia el sustrato socioeconómico que provoca la situación en primer lugar, sino que también permite y propicia un verdadero infierno para los hermanos centroamericanos que entran a México ilegalmente.

Los argumentos y expresiones de Trump se pudieran utilizar verbatim en reversa, ya que las políticas y acciones de los Estados Unidos provocan la crisis que empujan a los campesinos mexicanos hacia El Norte: en plena justicia se puede exigir que los culpables paguen las consecuencias de sus actos: las asimetrías de poder dictan la realidad de que los patos no le tiran a las escopetas.

La frontera México-Estados Unidos, o México-Centroamérica, es un accidente histórico que nada tiene de natural o fijo y que no es un argumento válido moralmente para negar el libre tránsito de gente que tiene arraigo ancestral en tierras americanas.

La probada metodología de alcohólicos anónimos ha establecido la práctica de que el primer paso para solucionar un problema es reconocer su existencia. México nunca podrá superar las contradicciones fundamentales que han inhibido su desarrollo por siglos sin antes reconocerlas plenamente.

Paz, O. (2015). El laberinto de la soledad. México: Fondo de Cultura Económica.

Pérez-Martinez, H. (2014). Cuauhtémoc, vida y muerte de una cultura. México: CONACULTA.

Crónicas coloradas: Imágenes del desahucio

Un hombre decide reinventarse y viaja a Denver a empezar de nuevo. Este libro fue concebido como parte colección de cuentos, parte narración de viaje. Empezó como lo indica el titulo, como una crónica de un viaje a Colorado. pero la decrepitud de Denver se impuso e inmediatamente el texto se muestra como una estampa del desahucio. La imagen de sombras zarrapastrosas empujando carritos de supermercado con todas sus pertenencias por las ciudades del imperio resulta pintorescamente surrealista.

Un hombre decide reinventarse y viaja a Denver a empezar de nuevo. Este libro fue concebido como parte colección de cuentos, parte narración de viaje. Empezó como lo indica el titulo, como una crónica de un viaje a Colorado. pero la decrepitud de Denver se impuso e inmediatamente el texto se muestra como una estampa del desahucio. La imagen de sombras zarrapastrosas empujando carritos de supermercado con todas sus pertenencias por las ciudades del imperio resulta pintorescamente surrealista.

Biblioteca digital

Lectura solidaria Índice – A/ – Anónimos/ – B/ – C/ – D/ – E/ – F/ – G/ – H/ – I/ J/ – K/ – L/ – M/ – N/ – O/ – P/ – Q/ – R/ – S/ – T/ – V/ – W/ – Z/  

Lectura solidaria

Índice – A/ Anónimos/B/C/D/ E/F/G/H/I/

J/K/ L/M/N/O/P/Q/R/S/T/V/W/Z/

 

el ocaso de los libros

José Mendiola 19/06/2012 El suave tacto del papel y el aire que nos mece en el paso de las páginas podrían ser en unos años un reducto para los incondicionales del formato. Los libros electrónicos van poco a poco abriéndose camino en un mercado que cada vez apuesta con más firmeza hacia los nuevos formatos. […]

José Mendiola 19/06/2012

El suave tacto del papel y el aire que nos mece en el paso de las páginas podrían ser en unos años un reducto para los incondicionales del formato. Los libros electrónicos van poco a poco abriéndose camino en un mercado que cada vez apuesta con más firmeza hacia los nuevos formatos. De hecho, el primer punto de inflexión llegó a mediados de 2011, cuando el coloso Amazon, la mayor tienda on-line del mundo, confirmó que ya vendía más ebooks que libros en papel, consolidando un producto del que muchos auguraron un negro futuro. Pero uno bien podría argumentar que el dato de la firma de Jeff Bezos, pese a ser significativo, estaba limitado a las cifras de ventas de un solo comercio. Sin embargo, la Association of American Publishers acaba de confirmar que las cifras de ventas avanzan tozudas hacia una hegemonía de los libros electrónicos frente al papel, y se cobran la primera víctima en Estados Unidos: ya se venden más ebooks que libros con tapa dura, el primer ‘enemigo’ derribado por este formato.


En concreto, se lleva facturados en 2012 por la venta de libros electrónicos en aquel país 282 millones de dólares, frente a los 229 millones en los libros de tapa dura. Sin embargo, el papel resiste como un gato panza arriba en otras categorías como los libros de bolsillo donde se ha hecho fuerte pese a la pérdida de un 10 por ciento con respecto al mismo período del año pasado. Y ahora que hablamos de las tendencias, éstas no pueden ser más alarmistas para el libro impreso: el ebook crece a un ritmo cercano al 30 por ciento de año en año, mientras que el declive de las ventas del papel en Estados Unidos se mantiene constante desde la irrupción del Kindle, la bestia negra que abrió fuego por primera vez en este segmento.
El lector de libros electrónicos ha hecho mucho daño al mercado de los libros convencionales, que ha visto además en la creciente oferta de dispositivos y el éxito del iPad de Apple otros elementos que han restado cuota de mercado a este formato. ¿Cuáles son las causas que están provocando este cambio en el mercado? Los usuarios de los lectores de libros electrónicos disfrutan de diversas ventajas derivadas de la tecnología: poder llevar multitud de libros en el dispositivo, contar con un diccionario integrado, poder hacer anotaciones o bien sincronizar el punto de lectura con diferentes equipos. El grueso de los lectores de ebooks cuentan con pantallas de tinta electrónica en la que la sensación de lectura es muy similar a la que ofrece el papel y disfrutan de unas baterías que duran varios días sin pasar por el enchufe. Todo ventajas y así no sorprende descubrir un estudio que revela que los usuarios de lectores de libros electrónicos leen más que los que lo hacen en papel, un dato que sin duda invita a la reflexión.


Ahora pedí prestados unos libros en formato electrónico de la biblioteca. Es necesario usar un programa de Adobe para poder bajarlos y el tiempo de uso es limitado a 21 días máximo. El sitio de Adobe decía algo sobre un limite de 3 veces para bajar libros, pero creo que esto se aplica al comprar, no me queda claro si también es para libros prestados de bibliotecas.

Amazon esta haciendo una fuerte promoción de su lector (Kindle: Amazon’s 6) y del formato electrónico. Desde su perspectiva es el producto ideal, sin costo de distribución.

http://www.adobe.com/products/digitaleditions/library/

Clear code that works

A partir de una visión clara e intima del proceso de desarrollo de software, Kent Beck a creado un enfoque metodológico que  a primera vista pareciera contra intuitivo pero que ha resultado exitoso y ampliamente acepta…

A partir de una visión clara e intima del proceso de desarrollo de software, Kent Beck a creado un enfoque metodológico que  a primera vista pareciera contra intuitivo pero que ha resultado exitoso y ampliamente aceptado en la comunidad de programadores.

En Test Driven Development: By Example (Addison-Wesley Signature Series), el libro seminal de TDD, Beck

El ocaso de los libros

José Mendiola 19/06/2012    
 
El suave tacto del papel y el aire que nos mece en el paso de las páginas podrían ser en unos años un reducto para los incondicionales del formato. Los libros electrónicos van poco a poco abriéndose camino en un mercado que cada vez apuesta con más firmeza hacia los nuevos formatos. De hecho, el primer punto de inflexión llegó a mediados de 2011, cuando el coloso Amazon, la mayor tienda on-line del mundo, confirmó que ya vendía más ebooks que libros en papel, consolidando un producto del que muchos auguraron un negro futuro. Pero uno bien podría argumentar que el dato de la firma de Jeff Bezos, pese a ser significativo, estaba limitado a las cifras de ventas de un solo comercio. Sin embargo, la Association of American Publishers acaba de confirmar que las cifras de ventas avanzan tozudas hacia una hegemonía de los libros electrónicos frente al papel, y se cobran la primera víctima en Estados Unidos: ya se venden más ebooks que libros con tapa dura, el primer ‘enemigo’ derribado por este formato.


En concreto, se lleva facturados en 2012 por la venta de libros electrónicos en aquel país 282 millones de dólares, frente a los 229 millones en los libros de tapa dura. Sin embargo, el papel resiste como un gato panza arriba en otras categorías como los libros de bolsillo donde se ha hecho fuerte pese a la pérdida de un 10 por ciento con respecto al mismo período del año pasado. Y ahora que hablamos de las tendencias, éstas no pueden ser más alarmistas para el libro impreso: el ebook crece a un ritmo cercano al 30 por ciento de año en año, mientras que el declive de las ventas del papel en Estados Unidos se mantiene constante desde la irrupción del Kindle, la bestia negra que abrió fuego por primera vez en este segmento.
El lector de libros electrónicos ha hecho mucho daño al mercado de los libros convencionales, que ha visto además en la creciente oferta de dispositivos y el éxito del iPad de Apple otros elementos que han restado cuota de mercado a este formato. ¿Cuáles son las causas que están provocando este cambio en el mercado? Los usuarios de los lectores de libros electrónicos disfrutan de diversas ventajas derivadas de la tecnología: poder llevar multitud de libros en el dispositivo, contar con un diccionario integrado, poder hacer anotaciones o bien sincronizar el punto de lectura con diferentes equipos. El grueso de los lectores de ebooks cuentan con pantallas de tinta electrónica en la que la sensación de lectura es muy similar a la que ofrece el papel y disfrutan de unas baterías que duran varios días sin pasar por el enchufe. Todo ventajas y así no sorprende descubrir un estudio que revela que los usuarios de lectores de libros electrónicos leen más que los que lo hacen en papel, un dato que sin duda invita a la reflexión.


Ahora pedí prestados unos libros en formato electrónico de la biblioteca. Es necesario usar un programa de Adobe para poder bajarlos y el tiempo de uso es limitado a 21 días máximo. El sitio de Adobe decía algo sobre un limite de 3 veces para bajar libros, pero creo que esto se aplica al comprar, no me queda claro si también es para libros prestados de bibliotecas.

Amazon esta haciendo una fuerte promoción de su lector (Kindle: Amazon’s 6) y del formato electrónico. Desde su perspectiva es el producto ideal, sin costo de distribución.

http://www.adobe.com/products/digitaleditions/library/

José Mendiola 19/06/2012    
 
El suave tacto del papel y el aire que nos mece en el paso de las páginas podrían ser en unos años un reducto para los incondicionales del formato. Los libros electrónicos van poco a poco abriéndose camino en un mercado que cada vez apuesta con más firmeza hacia los nuevos formatos. De hecho, el primer punto de inflexión llegó a mediados de 2011, cuando el coloso Amazon, la mayor tienda on-line del mundo, confirmó que ya vendía más ebooks que libros en papel, consolidando un producto del que muchos auguraron un negro futuro. Pero uno bien podría argumentar que el dato de la firma de Jeff Bezos, pese a ser significativo, estaba limitado a las cifras de ventas de un solo comercio. Sin embargo, la Association of American Publishers acaba de confirmar que las cifras de ventas avanzan tozudas hacia una hegemonía de los libros electrónicos frente al papel, y se cobran la primera víctima en Estados Unidos: ya se venden más ebooks que libros con tapa dura, el primer ‘enemigo’ derribado por este formato.


En concreto, se lleva facturados en 2012 por la venta de libros electrónicos en aquel país 282 millones de dólares, frente a los 229 millones en los libros de tapa dura. Sin embargo, el papel resiste como un gato panza arriba en otras categorías como los libros de bolsillo donde se ha hecho fuerte pese a la pérdida de un 10 por ciento con respecto al mismo período del año pasado. Y ahora que hablamos de las tendencias, éstas no pueden ser más alarmistas para el libro impreso: el ebook crece a un ritmo cercano al 30 por ciento de año en año, mientras que el declive de las ventas del papel en Estados Unidos se mantiene constante desde la irrupción del Kindle, la bestia negra que abrió fuego por primera vez en este segmento.
El lector de libros electrónicos ha hecho mucho daño al mercado de los libros convencionales, que ha visto además en la creciente oferta de dispositivos y el éxito del iPad de Apple otros elementos que han restado cuota de mercado a este formato. ¿Cuáles son las causas que están provocando este cambio en el mercado? Los usuarios de los lectores de libros electrónicos disfrutan de diversas ventajas derivadas de la tecnología: poder llevar multitud de libros en el dispositivo, contar con un diccionario integrado, poder hacer anotaciones o bien sincronizar el punto de lectura con diferentes equipos. El grueso de los lectores de ebooks cuentan con pantallas de tinta electrónica en la que la sensación de lectura es muy similar a la que ofrece el papel y disfrutan de unas baterías que duran varios días sin pasar por el enchufe. Todo ventajas y así no sorprende descubrir un estudio que revela que los usuarios de lectores de libros electrónicos leen más que los que lo hacen en papel, un dato que sin duda invita a la reflexión.


Ahora pedí prestados unos libros en formato electrónico de la biblioteca. Es necesario usar un programa de Adobe para poder bajarlos y el tiempo de uso es limitado a 21 días máximo. El sitio de Adobe decía algo sobre un limite de 3 veces para bajar libros, pero creo que esto se aplica al comprar, no me queda claro si también es para libros prestados de bibliotecas.

Amazon esta haciendo una fuerte promoción de su lector (Kindle: Amazon’s 6) y del formato electrónico. Desde su perspectiva es el producto ideal, sin costo de distribución.

http://www.adobe.com/products/digitaleditions/library/

Las frasecitas matonas del Facebook

Hay una superficialidad en cuanto a los mensajes que compartimos en las redes sociales. El problema raíz es que de necesidad son frases tomadas fuera de contexto y muchas veces su significado simplemente se pierde y queda solo una frasecita matona que suena bien, pero que ya no tiene un significado claro y especifico.  Sin embargo, más que una disonancia cognitiva, lo que hay aquí es una falta de atención a lo que se esta diciendo, o mejor dicho, es irrelevante lo que se dice, lo importante es estar en contacto con nuestro grupo virtual. Por dar algunos ejemplos, gente altamente competitiva y que educa a sus hijos en los valores de la competencia y el rendimiento, que le da like a mensajes sobre la importancia de dar preponderancia de la empatia sobre la competencia en la educación de los niños; o gente cuyo discurso es preponderantemente religioso que publica enunciados anti-religiosos; o, todavía mas curioso, gente que esta activa en Facebook 24×7 y que contesta a cualquier mensaje en segundos, que publica mensajes en contra de la tendencia general a que todos estemos enajenados en la virtualidad.

Me parece que de manera análoga a la interacción física entre individuos, donde la comunicación es 80% no verbal, en la interacción virtual, la parte textual es solo una fracción menor, a veces poco relevante. Lo importante es el tono y la continuidad del contacto con los demás.

El mundo virtual es superior al real en que permite interactuar con mas gente de manera continua y con satisfactores inmediatos y claramente definidos. Recuerdo una experiencia personal que ilustra el lado obscuro de la virtualidad. Cuando mi hija tendría unos 9 años, en al escuela participo en un proyecto grupal en el que tenia que ir a casa de un compañero para registrar en una bitácora el comportamiento de un hámster. Al terminar el proyecto mi hija empezó a insistir que quería un hámster. Yo estaba en contra pero finalmente cedí y le compre uno. Desafortunadamente para el hámster, al mismo tiempo alguien le dio a mi hija un Tamagotchi (たまごっち), una mascota virtual creada en 1996 por Aki Maita. El Tamagotchi es un aparato electrónico con la forma y el tamaño de huevo que tiene una pantalla en blanco y negro pixelada, donde se puede ver a la mascota virtual.

El caso fue, que mientras el hámster que le compre a mi hija, se la pasaba sin agua y comida, mi hija se dedicaba todo el día a cuidar virtualmente al Tamagochi, alimentándolo y dándole muestras de afecto. Un día en que quise darle agua al hámster, me encontré que ya no era mas que un trapo disecado. Claramente era mas sencillo y satisfactorio interactuar virtualmente con el Tamagotchi durante todo el día, que dedicar unos cuantos minutos diarios a limpiar la mierda y re-abastecer de agua y comida al hámster. Mientras que el hámster no daba muestra alguna de agradecimiento, o siquiera conciencia de que era atendido o desatendido, el Tamagochi proprocionaba retribución instantánea con corazoncitos y campanitas y mensajes de queja por falta de atención.

La participación en redes sociales no es lo mismo que jugar con un Tamagochi. A fin de cuentas, los usuarios o miembros son personas, con la mayoría de las cuales tenemos una relación real en nuestra vida cotidiana. Ademas, dichas redes proporcionan un canal alterno de información. En países donde los gobiernos y grupos de poder limitan o administran lo que el publico en general puede saber, ( la mayoría, pero por citar algunos: Estados Unidos, China, Irán, México), el acceso a las redes sociales es un recurso democratizador y de resistencia a abusos de poder. Por lo mismo, es importante poner atención y estar conscientes de lo que publicamos y con lo que aceptamos o promovemos.

La virtualidad es adictiva por su capacidad de proporcionar satisfactores emotivos de manera continua y patente, pero a costa de que se nos muera el hámster de manera real, definitiva, e irremediable. A la vida real no se le puede dar reset y el tiempo que le dediquemos a la virtualidad ya nunca lo podremos recobrar en la realidad. Como el vino, a la virtualidad hay que tomarla con moderación, y negar su abuso es un síntoma de adicción.

Hay una superficialidad en cuanto a los mensajes que compartimos en las redes sociales. El problema raíz es que de necesidad son frases tomadas fuera de contexto y muchas veces su significado simplemente se pierde y queda solo una frasecita matona que suena bien, pero que ya no tiene un significado claro y especifico.  Sin embargo, más que una disonancia cognitiva, lo que hay aquí es una falta de atención a lo que se esta diciendo, o mejor dicho, es irrelevante lo que se dice, lo importante es estar en contacto con nuestro grupo virtual. Por dar algunos ejemplos, gente altamente competitiva y que educa a sus hijos en los valores de la competencia y el rendimiento, que le da like a mensajes sobre la importancia de dar preponderancia de la empatia sobre la competencia en la educación de los niños; o gente cuyo discurso es preponderantemente religioso que publica enunciados anti-religiosos; o, todavía mas curioso, gente que esta activa en Facebook 24×7 y que contesta a cualquier mensaje en segundos, que publica mensajes en contra de la tendencia general a que todos estemos enajenados en la virtualidad.

Me parece que de manera análoga a la interacción física entre individuos, donde la comunicación es 80% no verbal, en la interacción virtual, la parte textual es solo una fracción menor, a veces poco relevante. Lo importante es el tono y la continuidad del contacto con los demás.

El mundo virtual es superior al real en que permite interactuar con mas gente de manera continua y con satisfactores inmediatos y claramente definidos. Recuerdo una experiencia personal que ilustra el lado obscuro de la virtualidad. Cuando mi hija tendría unos 9 años, en al escuela participo en un proyecto grupal en el que tenia que ir a casa de un compañero para registrar en una bitácora el comportamiento de un hámster. Al terminar el proyecto mi hija empezó a insistir que quería un hámster. Yo estaba en contra pero finalmente cedí y le compre uno. Desafortunadamente para el hámster, al mismo tiempo alguien le dio a mi hija un Tamagotchi (?????), una mascota virtual creada en 1996 por Aki Maita. El Tamagotchi es un aparato electrónico con la forma y el tamaño de huevo que tiene una pantalla en blanco y negro pixelada, donde se puede ver a la mascota virtual.

El caso fue, que mientras el hámster que le compre a mi hija, se la pasaba sin agua y comida, mi hija se dedicaba todo el día a cuidar virtualmente al Tamagochi, alimentándolo y dándole muestras de afecto. Un día en que quise darle agua al hámster, me encontré que ya no era mas que un trapo disecado. Claramente era mas sencillo y satisfactorio interactuar virtualmente con el Tamagotchi durante todo el día, que dedicar unos cuantos minutos diarios a limpiar la mierda y re-abastecer de agua y comida al hámster. Mientras que el hámster no daba muestra alguna de agradecimiento, o siquiera conciencia de que era atendido o desatendido, el Tamagochi proprocionaba retribución instantánea con corazoncitos y campanitas y mensajes de queja por falta de atención.

La participación en redes sociales no es lo mismo que jugar con un Tamagochi. A fin de cuentas, los usuarios o miembros son personas, con la mayoría de las cuales tenemos una relación real en nuestra vida cotidiana. Ademas, dichas redes proporcionan un canal alterno de información. En países donde los gobiernos y grupos de poder limitan o administran lo que el publico en general puede saber, ( la mayoría, pero por citar algunos: Estados Unidos, China, Irán, México), el acceso a las redes sociales es un recurso democratizador y de resistencia a abusos de poder. Por lo mismo, es importante poner atención y estar conscientes de lo que publicamos y con lo que aceptamos o promovemos.

La virtualidad es adictiva por su capacidad de proporcionar satisfactores emotivos de manera continua y patente, pero a costa de que se nos muera el hámster de manera real, definitiva, e irremediable. A la vida real no se le puede dar reset y el tiempo que le dediquemos a la virtualidad ya nunca lo podremos recobrar en la realidad. Como el vino, a la virtualidad hay que tomarla con moderación, y negar su abuso es un síntoma de adicción.

Optimización de sitios de Internet

Para hablar de optimización es necesario primero definir el criterio de optimalidad.  En el caso de sitios de Internet el criterio es trafico y el logro de objetivos específicos. Un aspecto primordial para la generación de trafico es la colocac…

Para hablar de optimización es necesario primero definir el criterio de optimalidad.  En el caso de sitios de Internet el criterio es trafico y el logro de objetivos específicos. Un aspecto primordial para la generación de trafico es la colocación del sitio es los buscadores; sin embargo, el logro de objetivos depende de la experiencia del usuario una vez que llega a la pagina: que el usuario

TDD by Example con Python 3

Después de leer Test Driven Development- By Example (Addison-Wesley Signature Series) me quedo un sensación mixta de intranquilidad.Seguí los ejemplos del libro, la primera parte usando C#; aunq…

Después de leer Test Driven Development- By Example (Addison-Wesley Signature Series) me quedo un sensación mixta de intranquilidad.Seguí los ejemplos del libro, la primera parte usando C#; aunque el libro usa Java y la segunda parte con Python 3.1, haciendo algunas adecuaciones al código del libro. De hecho, primero lo intente con IronPython

Search Engine Optimization (SEO)

Internet es la calle más transitada del mundo, pero el trafico en cada pagina depende principalmente del posicionamiento en los buscadores como Google. Al arte de colocarse en los primeros lugares de los listados se le conoce como Search Engine Opti…

Internet es la calle más transitada del mundo, pero el trafico en cada pagina depende principalmente del posicionamiento en los buscadores como Google. Al arte de colocarse en los primeros lugares de los listados se le conoce como Search Engine Optimization (SEO).

Google mantiene como secreto la mecánica de asignación de lugares, que además cambia de manera continúa. Es un proceso bastante