Enrique Benjamín Solís Arzola

Nacional Vie 5 septiembre 2014 12:31

La periodista Karla Janeth Silva fue atacada a golpes y amenazada por un grupo de sujetos quienes ayer jueves irrumpió en la redacción del periódico “El Heraldo” para agredirla.

La joven periodista fue hospitalizada con lesiones graves y con un edema cerebral.

ras el ataque, “El Heraldo” destacó que la periodista había recibido reclamos del alcalde del municipio de Silao, Enrique Benjamín Solís Arzola, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por su trabajo periodístico.
“Karla Silva ha sido crítica con la pésima administración que encabeza Benjamín Solís Arzola, al denunciar la carencia de servicios municipales, la inseguridad, falta de transparencia y el derroche de recursos en ese municipio, lo que ya le había valido reclamos directos y el bloqueo a su trabajo por parte de funcionarios municipales. La periodista reiteradamente había comentado, en ocasiones anteriores, su temor por ser víctima de represalias”, escribió “El Heraldo” en su página web.

– See more at: http://pulsoslp.com.mx/2014/09/05/irrumpen-en-redaccion-de-el-heraldo-en-silao-y-golpean-a-reportera/#sthash.LL6r8Htg.dpuf

Nacional Vie 5 septiembre 2014 12:31

La periodista Karla Janeth Silva fue atacada a golpes y amenazada por un grupo de sujetos quienes ayer jueves irrumpió en la redacción del periódico “El Heraldo” para agredirla.

La joven periodista fue hospitalizada con lesiones graves y con un edema cerebral.

ras el ataque, “El Heraldo” destacó que la periodista había recibido reclamos del alcalde del municipio de Silao, Enrique Benjamín Solís Arzola, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por su trabajo periodístico.
“Karla Silva ha sido crítica con la pésima administración que encabeza Benjamín Solís Arzola, al denunciar la carencia de servicios municipales, la inseguridad, falta de transparencia y el derroche de recursos en ese municipio, lo que ya le había valido reclamos directos y el bloqueo a su trabajo por parte de funcionarios municipales. La periodista reiteradamente había comentado, en ocasiones anteriores, su temor por ser víctima de represalias”, escribió “El Heraldo” en su página web.

– See more at: http://pulsoslp.com.mx/2014/09/05/irrumpen-en-redaccion-de-el-heraldo-en-silao-y-golpean-a-reportera/#sthash.LL6r8Htg.dpuf

denuncia su violación y la tachan de inmoral

13 de enero de 2014•19:53

México.- Una joven de 18 años denunció que el 12 de septiembre pasado, un sujeto llamado Miguel Ángel Jasso la atacó brutalmente para intentar violarla; sin embargo la joven fue señalada como “inmoral” durante su juicio en Guanajuato.

El inculpado se encuentra libre y la chica fue tratada con mayor severidad por parte de las autoridades.

13 de enero de 2014•19:53

México.- Una joven de 18 años denunció que el 12 de septiembre pasado, un sujeto llamado Miguel Ángel Jasso la atacó brutalmente para intentar violarla; sin embargo la joven fue señalada como “inmoral” durante su juicio en Guanajuato.

El inculpado se encuentra libre y la chica fue tratada con mayor severidad por parte de las autoridades.

datos relacionados con la delincuencia

18 de noviembre de 2013

MÉXICO, D.F. (apro).- En cinco años el consumo de alcohol, tabaco, mariguana y cocaína se ha triplicado entre los adolescentes, en las mujeres principalmente, alertó el director general adjunto de Operación y Patronatos de los Centros de Integración Juvenil (CIJ), José Ángel Prado García.

En 2008, dijo, por cada 10 adictos hombres que había en México una era mujer, y en la actualidad la proporción es una adicta por cada tres varones, de acuerdo con cifras retomadas de la más reciente Encuesta Nacional de Adicciones.


México, DF.- Durante el mes de abril se registraron mil 47 homicidios dolosos relacionados con la delincuencia organizada, con lo que suman 5 mil 296 muertes de este tipo en los primeros cinco meses del sexenio, informó el gobierno federal.

Mediante una presentación difundida por la Secretaría de Gobernación, PGR, Sedena, Semar y la Comisión Nacional de Seguridad, el gobierno de Peña Nieto destaca que la cifra de homicidios es menor a la de los últimos cinco meses del gobierno de Felipe Calderón y también a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

De diciembre de 2011 a abril de 2012 se contabilizaron 6 mil 187 muertes presuntamente relacionadas con el crimen organizado, 14.4% más que de diciembre de 2012 a abril pasado.

Sobre el perdiodo de julio a noviembre de 2012 se tuvo registro de 6 mil 432 asesinatos, 18% más que en los primeros cinco meses del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Las instancias encargadas de seguridad reportaron que de los homicidios de abril, 991 son personas que presuntamente están vinculadas con algún ilícito relacionado con el crimen organizado, 39 fueron servidores públicos y 17 no tenían nexos con la delincuencia.

En un comunicado el gobierno federal explica que “estos datos preliminares son elaborados por el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI) de la Procuraduría General de la República, en coordinación con el Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, a partir de la información que proporcionan la PGR, la Comisión Nacional de Seguridad y las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, sobre sus actividades en atención a delitos federales”.

Por otra parte se informa que durante abril las autoridades federales incautaron 45 mil 236 kilogramos de drogas, entre las que destacan marihuana y cocaína.

“Asimismo, se aseguraron 360 litros de precursores químicos, así como 350 kilogramos de sustancias químicas para la elaboración de drogas sintéticas y 13 laboratorios para el procesamiento de éstas”.


COMPARATIVO NACIONAL sistema nacional de seguridad publica

Incidencia delictiva en el periodo enero-abril de 2012*

Rango Fuero federal Fuero común
1 Distrito Federal 8,372 México 85,554
2 Jalisco 5,037 Distrito Federal 59,693
3 Baja California 5,000 Baja California 36,537
4 Guanajuato 3,318 Puebla 32,366
5 Sonora 2,010 Jalisco 28,501
6 Tamaulipas 1,762 Guanajuato 25,595
7 Veracruz 1,650 Tabasco 22,386
8 México 1,536 Chihuahua 20,590
9 Chihuahua 1,399 Veracruz 17,233
10 Nuevo León 1,177 Tamaulipas 15,722


De acuerdo con las estimaciones realizadas por Leticia Ramírez de Alba, quien elaboró el Índice de Víctimas Visibles e Invisibles (IVVI) de delitos graves divulgado hace unos meses por la organización México Evalúa, los datos duros indican hoy una realidad igualmente dura: 88 mil 361 homicidios dolosos en el país durante el gobierno de Felipe Calderón y su fracasada guerra contra el narcotráfico; casos en los cuales, aclara la investigadora, no se incluye a las “víctimas invisibles”…

A unos meses de que deje Los Pinos, las cifras cada vez más crecientes de víctimas de la guerra emprendida por Felipe Calderón Hinojosa contra el narcotráfico desde el arranque se su gestión, así como las estimaciones sobre el impacto de este problema en amplios sectores de la población, fundamentalmente en el entono familiar de los afectados, muestran el fracaso de su política de seguridad nacional.

Con base en las denuncias registradas en las agencias del Ministerio Público federal y enviadas al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), indica la investigadora, entre diciembre de 2006 y marzo del presente año 120 mil 692 personas fueron víctimas de tres delitos: secuestro, extorsión y homicidio doloso. Este último es el más oprobioso, pues se registraron 88 mil 361 casos en el periodo referido.

Si se considera que en promedio cada hogar está conformado por tres o cuatro habitantes, de acuerdo con las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), por cada víctima han sido afectadas aproximadamente 366 mil 478 personas cercanas a ella.

“Si nos atenemos a las cifras oficiales, podemos hablar de un fracaso en la política de seguridad pública de la actual administración”, comenta a Proceso Leticia Ramírez de Alba, responsable del Índice de Víctimas Visibles e Invisibles (IVVI) de delitos graves publicado por México Evalúa en agosto de 2011.

(Extracto del reportaje que se publica esta semana en la revista Proceso 1857, ya en circulación)


Cuatro de las 10 ciudades más violentas del mundo son mexicanas, revela un estudio dado a conocer por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

José Antonio Ortega, quien encabeza el Consejo, mostró en conferencia de prensa un ranking de las 50 ciudades más violentas del mundo en 2010 de acuerdo con la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes.

La lista la encabeza Ciudad Juárez, Chihuahua, con una tasa de 229 homicidios por cada 100 mil habitantes, por arriba de ciudades como Kandahar, Afganistán, con 169; San Pedro Sula, Honduras, con 125, y Caracas, Venezuela, con 118.

En el quinto lugar de la clasificación está la capital de Chihuahua, con una tasa de 113 homicidios por cada 100 mil habitantes, seguida de Distrito Central, Honduras, con 109, y la capital de Guatemala, con 106.

Luego siguen las ciudades mexicanas de Mazatlán, con una tasa de 88, y Culiacán, con 87.81, y al último Medellín, Colombia, con 87.42.


Expertos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) alertaron ayer que la tendencia criminal en el Distrito Federal y Estado de México es cada vez más violenta desde el 2008 a la fecha, según arrojaron los resultados de la Encuesta de Victimización y Eficacia Institucional Informe Anual 2010.

Elena Azaola, José Antonio Caballero y Juan Salgado expresaron que la encuesta levantada en 3,000 hogares, entre mayores de 17 años, estimó que “aproximadamente una de cada tres personas ha sido víctima de un delito que involucró la amenaza o el uso de la fuerza”.

Agregaron que el aumento más drástico en la incidencia de delitos violentos entre el 2009 y el 2010 ocurrió en el Distrito Federal, donde se registró un incremento de 39 por ciento. Sin embargo, afirmaron, es importante destacar que en el Estado de México los delitos violentos también aumentaron, casi 7%, en el mismo periodo.

Durante los primeros tres años de la Encuesta de Victimización, a partir de índices agregados, las tasas de delitos específicos se mantenían en un “rango razonable” de varianza. Sin embargo, detallaron los especialistas, desde el 2008 se registró un aumento muy importante de la victimización.

Este incremento se detectó tanto en general, como en algunos delitos particulares, en los cuales las tasas se dispararon, expresaron los investigadores del CIDE.

“Esto puede significar que dentro de un entorno general de exacerbación del fenómeno delictivo, el crecimiento en el delito captado por la encuesta ha sido más pronunciado en el 2010 que en el 2009 y el 2008.

“Asimismo, tal aumento ha sido particularmente importante en algunos delitos como el robo personal, la agresión y el robo de autopartes”.

En el documento de 59 páginas, que consigna los datos de la encuesta, se establece que “los índices y tasas de victimización permiten establecer tendencias, particularmente si se cuenta con varias mediciones sucesivas, como en este caso. En esta línea de razonamiento, las políticas del control del delito, tanto en el Distrito Federal como en el Estado de México, no han tenido resultados favorables”.

Elena Azaola manifestó que las autoridades capitalinas y mexiquenses sostienen que el índice delictivo ha descendido, “cuando esto no es así y no hay un cambio sustancial en la percepción del ciudadano”.

La encuesta, que también se ocupó de calificar a corporaciones policiacas y de impartición de justicia, arrojó resultados reprobatorios en este rubro, coincidieron Azaola, Salgado y Caballero, porque apenas si se acercan a un 4 o 4.5 en un rango del 1 al 10, que se utilizó para la calificación.


INEGI


México.- Han pasado 5 años desde que Felipe Calderón instrumentó la estrategia contra el crimen organizado y desde estonces suman más de 48 mil personas asesinadas presuntamente por integrantes de la delincuencia organizada.

Tan sólo de enero a agosto de este 2011, van 8 mil muertos.

En el sexenio de Vicente Fox la cifra de muertes relacionadas con el crimen organizado terminó con 2 mil ejecutados, pero en lo que va de la actual administración cada año esos homicidios se han multiplicado.

De acuerdo con el diario La Jornada, las estadísticas oficiales superan los recuentos “y una muestra de descoordinación gubernamental ocurrió en julio de 2010: los titulares de la Procuraduría General de la República y del Centro de Investigación y Seguridad Nacional dieron cifras diferentes y sus datos variaron en relación con más de 3 mil casos”.

Con 15 mil 273, el 2010 fue el año más violento de esta administración, según una base de datos de homicidios cometidos por el crimen organizado presentada por el gobierno federal en enero de este año.

Pero el rotativo contabilizó 13 mil 397 en ese año.

Destaca que la llamada Base de datos de fallecimientos ocurridos por presunta rivalidad delincuencial supuestamente fue elaborada a partir de averiguaciones previas iniciadas por las procuradurías del país, no obstante las instancias encargadas de compilar y validar la información no han querido divulgar los documentos en que se sustenta la estadística.

El gobierno federal desplegó más de 50 mil efectivos del Ejército, 6 mil de la Secretaría de Marina y más de 25 mil de la Policía Federal (corporación que pasó de 9 mil a más de 35 mil agentes en los últimos cinco años) ante la ola de violencia generada por las bandas criminales.

Y en Michoacán, Tamaulipas, Baja California, Sinaloa, Durango, Chihuahua, Coahuila, Zacatecas, Guerrero, Sonora, Veracruz, Tabasco, Nuevo León y Colima se pusieron en marcha los llamados operativos conjuntos


12 Enero, 2011 – 13:34
Credito:
Notimex

Foto: EE Archivo 

El secretario técnico de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré Romero, informó que a partir de hoy se hizo pública la base de datos de homicidios presuntamente relacionados con la delincuencia organizada, donde permanece con acceso público la información de 2006 a 2010.

El funcionario señaló durante la sesión de Diálogos por la Seguridad que encabeza el presidente Felipe Calderón, que de acuerdo con las estadísticas el año pasado, la mitad de los homicidios tuvieron lugar en solamente tres entidades del país, ya que en Chihuahua se registraron 30% de ellos, 12% en Sinaloa y 8 por ciento en Tamaulipas.

Ante los miembros de la sociedad civil congregados en el Campo Marte, Poiré sostuvo que durante 2010 el total de homicidios vinculados a la delincuencia organizada fue de 15,273.

Sostuvo que después de cinco trimestres de crecimiento en el número de homicidios de este tipo, el cuarto trimestre de 2010 se observó una reducción de 10.95 por ciento, en tanto que el tercer trimestre fue considerado como el de la estabilización.

Alejando Pioré advirtió que estas cifras de reducción en el número de homicidios podrían no ser estables en los próximos meses; sin embargo, ya se cuenta con una base de datos reales en la materia.

Explicó que se trata de una plataforma de consulta que suma la sinergia entre gobierno federal y la ciudadanía que está asociada a la ley y que cuenta con una metodología diseñada por expertos en materia de seguridad y académicos.

Dijo que esta herramienta permite legalizar análisis estadísticos a nivel estatal y municipal de diciembre de 2006 a diciembre de 2010, donde cualquier ciudadano puede obtener la información y exportar los datos a hojas de cálculo para su análisis.

Alejandro Poiré dijo que los datos contenidos en esta base no sustituyen a otras estadísticas oficiales pero aclaró que solamente incluyen los homicidios que están relacionados con la acción del crimen organizado y no se incluyen otros homicidas dolosos.

Por otro lado, dijo que la violencia medida por los homicidios relacionados con la delincuencia organizada está concentrada en 85 municipios del país donde se registra el 70% de todas estas muertes desde diciembre de 2006 a diciembre de 2010.

Así mismo, dijo que en 2007 esta violencia se concentró en 90 municipios; en 2008, en 59; en 2009, en 70, y en 2010, en 73.

Esta base de datos se encuentra en la dirección electrónica de internet www.presidencia.gob.mx/voceria_seguridad/ a la que cualquier ciudadano tiene acceso.

Clasificación de los fallecimientos ocurridos por presunta rivalidad delincuencial.
Ejecuciones: fallecimientos con extrema violencia, que por sus características se presume que víctima, victimario o ambos pertenecen a una organización criminal.
Características descriptivas de las ejecuciones:
Lugar de hallazgo: clasifica el lugar en el que fueron encontradas las personas ejecutadas.
Sexo: clasifica el sexo de la persona ejecutada.
Edad: clasifica la persona ejecutada de acuerdo al grupo de edad aproximado.
Mensaje: define si la persona ejecutada tenía o no un mensaje de sus victimarios.
En todos los atributos, la categoría sin determinar responde a que no se contaba con información suficiente para clasificar el caso, debido ,entre otras cosas, al estado físico del cuerpo u otra condición desfavorable. 
Agresiones y enfrentamientos: fallecimientos producto de ataques por parte de grupos de la delincuencia organizada en contra de autoridades de cualquiera de los tres órdenes de gobierno, con o sin respuesta armada. También incluye los enfrentamientos entre grupos armados que no forman parte de autoridad alguna.


El calendario no entiende de sangre. A pesar de que febrero es el mes con menos días del año, la estadística de asesinatos en México no sólo se mantiene, sino que supera a otros meses. Tanto que sumadas las ejecuciones de enero y febrero, 2011 deja ya el bimestre más sangriento de la era de Felipe Calderón.

Las cifras, calculadas por el diario ‘Milenio’, acumulan en estos últimos 28 días 1.054 cadáveres, frente a los 799 del año pasado en las mismas fechas. Sumado enero, son más de 2.000 los asesinatos cometidos en los dos primeros meses del año.

Sobre el mapa de México, el 76,9% de las muertes relacionadas con el crimen organizado en febrero se registraron en los estados en los que el presidente Calderón tiene desplegados operativos militares (Baja California, Chihuahua, Durango, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas).

La otra cara de la moneda, la de los estados donde no se ha producido una sola ejecución en febrero, se localiza en Baja California, Tlaxcala, Campeche y Veracruz, según el mismo diario.

Chihuahua, el estado donde se encuentra Ciudad Juárez, continúa siendo el que más sufre la ola de violenci al registrar 341 muertes en el mes y sumar 659 casos en lo que va del año.

De los más de 1.000 asesinados el último mes, 26 eran policías estatales, 18 agentes municipales, siete que pertenecían a la Policía Federal y dos eran militares, además de los dos agentes estadunidenses acribillados a tiros en San Luís Potosí.

Solo el último fin de semana, el recuento de ELMUNDO.es ha sumado al menos 53 ejecuciones. Y ayer, sin ir más lejos, se produjeron otras 40, 17 de ellas en Chihuahua.

Raúl Ortiz Amaya, comandante de la Policía Ministerial de Guachochi y tres civiles fueron ejecutados en el interior de un bar; mientras que en las avenidas Ejército Nacional y Plutarco Elías Calles de Ciudad Juárez fue acribillada una familia, entre ellos un niño de 10 años, cuando viajaba en su vehículo.

También, una funeraria fue rafagueada e incendiada por integrantes de un comando, cuando se realizaba el velatorio de un hombre cuyo ataúd quedó destrozado por el fuego.

En Guerrero fueron asesinados seis policías, cuatro en la carretera México-Acapulco, en lo que se presume fue una emboscada. El atentado iba dirigido hacia un jefe de policía, que resultó herido, mientras sobre el asfalto quedaron los cuerpos de cuatro escoltas.

Por otra parte, cinco hombres aparecieron ahorcados en diferentes puntos de Mazatlán, Sinaloa.

Entre las entidades que registraron homicidios destacan el Estado de México, Sinaloa y Michoacán, donde la Fiscalía General informó que un comando ejecutó al ex candidato perredista a la presidencia municipal de El Saucillo, Enrique Chávez Gómez.

Todo ello se suma al balance récord de 2010, durante el que se superaron los 15.000 muertos. Desde que Calderón comenzó la guerra al ‘narco’ en diciembre de 2006, ya se han contabilizado más de 34.000 muertos.

18 de noviembre de 2013

MÉXICO, D.F. (apro).- En cinco años el consumo de alcohol, tabaco, mariguana y cocaína se ha triplicado entre los adolescentes, en las mujeres principalmente, alertó el director general adjunto de Operación y Patronatos de los Centros de Integración Juvenil (CIJ), José Ángel Prado García.

En 2008, dijo, por cada 10 adictos hombres que había en México una era mujer, y en la actualidad la proporción es una adicta por cada tres varones, de acuerdo con cifras retomadas de la más reciente Encuesta Nacional de Adicciones.


México, DF.- Durante el mes de abril se registraron mil 47 homicidios dolosos relacionados con la delincuencia organizada, con lo que suman 5 mil 296 muertes de este tipo en los primeros cinco meses del sexenio, informó el gobierno federal.

Mediante una presentación difundida por la Secretaría de Gobernación, PGR, Sedena, Semar y la Comisión Nacional de Seguridad, el gobierno de Peña Nieto destaca que la cifra de homicidios es menor a la de los últimos cinco meses del gobierno de Felipe Calderón y también a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

De diciembre de 2011 a abril de 2012 se contabilizaron 6 mil 187 muertes presuntamente relacionadas con el crimen organizado, 14.4% más que de diciembre de 2012 a abril pasado.

Sobre el perdiodo de julio a noviembre de 2012 se tuvo registro de 6 mil 432 asesinatos, 18% más que en los primeros cinco meses del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Las instancias encargadas de seguridad reportaron que de los homicidios de abril, 991 son personas que presuntamente están vinculadas con algún ilícito relacionado con el crimen organizado, 39 fueron servidores públicos y 17 no tenían nexos con la delincuencia.

En un comunicado el gobierno federal explica que “estos datos preliminares son elaborados por el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI) de la Procuraduría General de la República, en coordinación con el Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, a partir de la información que proporcionan la PGR, la Comisión Nacional de Seguridad y las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, sobre sus actividades en atención a delitos federales”.

Por otra parte se informa que durante abril las autoridades federales incautaron 45 mil 236 kilogramos de drogas, entre las que destacan marihuana y cocaína.

“Asimismo, se aseguraron 360 litros de precursores químicos, así como 350 kilogramos de sustancias químicas para la elaboración de drogas sintéticas y 13 laboratorios para el procesamiento de éstas”.


COMPARATIVO NACIONAL sistema nacional de seguridad publica

Incidencia delictiva en el periodo enero-abril de 2012*

Rango Fuero federal Fuero común
1 Distrito Federal 8,372 México 85,554
2 Jalisco 5,037 Distrito Federal 59,693
3 Baja California 5,000 Baja California 36,537
4 Guanajuato 3,318 Puebla 32,366
5 Sonora 2,010 Jalisco 28,501
6 Tamaulipas 1,762 Guanajuato 25,595
7 Veracruz 1,650 Tabasco 22,386
8 México 1,536 Chihuahua 20,590
9 Chihuahua 1,399 Veracruz 17,233
10 Nuevo León 1,177 Tamaulipas 15,722


De acuerdo con las estimaciones realizadas por Leticia Ramírez de Alba, quien elaboró el Índice de Víctimas Visibles e Invisibles (IVVI) de delitos graves divulgado hace unos meses por la organización México Evalúa, los datos duros indican hoy una realidad igualmente dura: 88 mil 361 homicidios dolosos en el país durante el gobierno de Felipe Calderón y su fracasada guerra contra el narcotráfico; casos en los cuales, aclara la investigadora, no se incluye a las “víctimas invisibles”…

A unos meses de que deje Los Pinos, las cifras cada vez más crecientes de víctimas de la guerra emprendida por Felipe Calderón Hinojosa contra el narcotráfico desde el arranque se su gestión, así como las estimaciones sobre el impacto de este problema en amplios sectores de la población, fundamentalmente en el entono familiar de los afectados, muestran el fracaso de su política de seguridad nacional.

Con base en las denuncias registradas en las agencias del Ministerio Público federal y enviadas al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), indica la investigadora, entre diciembre de 2006 y marzo del presente año 120 mil 692 personas fueron víctimas de tres delitos: secuestro, extorsión y homicidio doloso. Este último es el más oprobioso, pues se registraron 88 mil 361 casos en el periodo referido.

Si se considera que en promedio cada hogar está conformado por tres o cuatro habitantes, de acuerdo con las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), por cada víctima han sido afectadas aproximadamente 366 mil 478 personas cercanas a ella.

“Si nos atenemos a las cifras oficiales, podemos hablar de un fracaso en la política de seguridad pública de la actual administración”, comenta a Proceso Leticia Ramírez de Alba, responsable del Índice de Víctimas Visibles e Invisibles (IVVI) de delitos graves publicado por México Evalúa en agosto de 2011.

(Extracto del reportaje que se publica esta semana en la revista Proceso 1857, ya en circulación)


Cuatro de las 10 ciudades más violentas del mundo son mexicanas, revela un estudio dado a conocer por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

José Antonio Ortega, quien encabeza el Consejo, mostró en conferencia de prensa un ranking de las 50 ciudades más violentas del mundo en 2010 de acuerdo con la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes.

La lista la encabeza Ciudad Juárez, Chihuahua, con una tasa de 229 homicidios por cada 100 mil habitantes, por arriba de ciudades como Kandahar, Afganistán, con 169; San Pedro Sula, Honduras, con 125, y Caracas, Venezuela, con 118.

En el quinto lugar de la clasificación está la capital de Chihuahua, con una tasa de 113 homicidios por cada 100 mil habitantes, seguida de Distrito Central, Honduras, con 109, y la capital de Guatemala, con 106.

Luego siguen las ciudades mexicanas de Mazatlán, con una tasa de 88, y Culiacán, con 87.81, y al último Medellín, Colombia, con 87.42.


Expertos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) alertaron ayer que la tendencia criminal en el Distrito Federal y Estado de México es cada vez más violenta desde el 2008 a la fecha, según arrojaron los resultados de la Encuesta de Victimización y Eficacia Institucional Informe Anual 2010.

Elena Azaola, José Antonio Caballero y Juan Salgado expresaron que la encuesta levantada en 3,000 hogares, entre mayores de 17 años, estimó que “aproximadamente una de cada tres personas ha sido víctima de un delito que involucró la amenaza o el uso de la fuerza”.

Agregaron que el aumento más drástico en la incidencia de delitos violentos entre el 2009 y el 2010 ocurrió en el Distrito Federal, donde se registró un incremento de 39 por ciento. Sin embargo, afirmaron, es importante destacar que en el Estado de México los delitos violentos también aumentaron, casi 7%, en el mismo periodo.

Durante los primeros tres años de la Encuesta de Victimización, a partir de índices agregados, las tasas de delitos específicos se mantenían en un “rango razonable” de varianza. Sin embargo, detallaron los especialistas, desde el 2008 se registró un aumento muy importante de la victimización.

Este incremento se detectó tanto en general, como en algunos delitos particulares, en los cuales las tasas se dispararon, expresaron los investigadores del CIDE.

“Esto puede significar que dentro de un entorno general de exacerbación del fenómeno delictivo, el crecimiento en el delito captado por la encuesta ha sido más pronunciado en el 2010 que en el 2009 y el 2008.

“Asimismo, tal aumento ha sido particularmente importante en algunos delitos como el robo personal, la agresión y el robo de autopartes”.

En el documento de 59 páginas, que consigna los datos de la encuesta, se establece que “los índices y tasas de victimización permiten establecer tendencias, particularmente si se cuenta con varias mediciones sucesivas, como en este caso. En esta línea de razonamiento, las políticas del control del delito, tanto en el Distrito Federal como en el Estado de México, no han tenido resultados favorables”.

Elena Azaola manifestó que las autoridades capitalinas y mexiquenses sostienen que el índice delictivo ha descendido, “cuando esto no es así y no hay un cambio sustancial en la percepción del ciudadano”.

La encuesta, que también se ocupó de calificar a corporaciones policiacas y de impartición de justicia, arrojó resultados reprobatorios en este rubro, coincidieron Azaola, Salgado y Caballero, porque apenas si se acercan a un 4 o 4.5 en un rango del 1 al 10, que se utilizó para la calificación.


INEGI


México.- Han pasado 5 años desde que Felipe Calderón instrumentó la estrategia contra el crimen organizado y desde estonces suman más de 48 mil personas asesinadas presuntamente por integrantes de la delincuencia organizada.

Tan sólo de enero a agosto de este 2011, van 8 mil muertos.

En el sexenio de Vicente Fox la cifra de muertes relacionadas con el crimen organizado terminó con 2 mil ejecutados, pero en lo que va de la actual administración cada año esos homicidios se han multiplicado.

De acuerdo con el diario La Jornada, las estadísticas oficiales superan los recuentos “y una muestra de descoordinación gubernamental ocurrió en julio de 2010: los titulares de la Procuraduría General de la República y del Centro de Investigación y Seguridad Nacional dieron cifras diferentes y sus datos variaron en relación con más de 3 mil casos”.

Con 15 mil 273, el 2010 fue el año más violento de esta administración, según una base de datos de homicidios cometidos por el crimen organizado presentada por el gobierno federal en enero de este año.

Pero el rotativo contabilizó 13 mil 397 en ese año.

Destaca que la llamada Base de datos de fallecimientos ocurridos por presunta rivalidad delincuencial supuestamente fue elaborada a partir de averiguaciones previas iniciadas por las procuradurías del país, no obstante las instancias encargadas de compilar y validar la información no han querido divulgar los documentos en que se sustenta la estadística.

El gobierno federal desplegó más de 50 mil efectivos del Ejército, 6 mil de la Secretaría de Marina y más de 25 mil de la Policía Federal (corporación que pasó de 9 mil a más de 35 mil agentes en los últimos cinco años) ante la ola de violencia generada por las bandas criminales.

Y en Michoacán, Tamaulipas, Baja California, Sinaloa, Durango, Chihuahua, Coahuila, Zacatecas, Guerrero, Sonora, Veracruz, Tabasco, Nuevo León y Colima se pusieron en marcha los llamados operativos conjuntos


Credito:
Notimex

Foto: EE Archivo 

El secretario técnico de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré Romero, informó que a partir de hoy se hizo pública la base de datos de homicidios presuntamente relacionados con la delincuencia organizada, donde permanece con acceso público la información de 2006 a 2010.

El funcionario señaló durante la sesión de Diálogos por la Seguridad que encabeza el presidente Felipe Calderón, que de acuerdo con las estadísticas el año pasado, la mitad de los homicidios tuvieron lugar en solamente tres entidades del país, ya que en Chihuahua se registraron 30% de ellos, 12% en Sinaloa y 8 por ciento en Tamaulipas.

Ante los miembros de la sociedad civil congregados en el Campo Marte, Poiré sostuvo que durante 2010 el total de homicidios vinculados a la delincuencia organizada fue de 15,273.

Sostuvo que después de cinco trimestres de crecimiento en el número de homicidios de este tipo, el cuarto trimestre de 2010 se observó una reducción de 10.95 por ciento, en tanto que el tercer trimestre fue considerado como el de la estabilización.

Alejando Pioré advirtió que estas cifras de reducción en el número de homicidios podrían no ser estables en los próximos meses; sin embargo, ya se cuenta con una base de datos reales en la materia.

Explicó que se trata de una plataforma de consulta que suma la sinergia entre gobierno federal y la ciudadanía que está asociada a la ley y que cuenta con una metodología diseñada por expertos en materia de seguridad y académicos.

Dijo que esta herramienta permite legalizar análisis estadísticos a nivel estatal y municipal de diciembre de 2006 a diciembre de 2010, donde cualquier ciudadano puede obtener la información y exportar los datos a hojas de cálculo para su análisis.

Alejandro Poiré dijo que los datos contenidos en esta base no sustituyen a otras estadísticas oficiales pero aclaró que solamente incluyen los homicidios que están relacionados con la acción del crimen organizado y no se incluyen otros homicidas dolosos.

Por otro lado, dijo que la violencia medida por los homicidios relacionados con la delincuencia organizada está concentrada en 85 municipios del país donde se registra el 70% de todas estas muertes desde diciembre de 2006 a diciembre de 2010.

Así mismo, dijo que en 2007 esta violencia se concentró en 90 municipios; en 2008, en 59; en 2009, en 70, y en 2010, en 73.

Esta base de datos se encuentra en la dirección electrónica de internet www.presidencia.gob.mx/voceria_seguridad/ a la que cualquier ciudadano tiene acceso.

Clasificación de los fallecimientos ocurridos por presunta rivalidad delincuencial.
Ejecuciones: fallecimientos con extrema violencia, que por sus características se presume que víctima, victimario o ambos pertenecen a una organización criminal.
Características descriptivas de las ejecuciones:
Lugar de hallazgo: clasifica el lugar en el que fueron encontradas las personas ejecutadas.
Sexo: clasifica el sexo de la persona ejecutada.
Edad: clasifica la persona ejecutada de acuerdo al grupo de edad aproximado.
Mensaje: define si la persona ejecutada tenía o no un mensaje de sus victimarios.
En todos los atributos, la categoría sin determinar responde a que no se contaba con información suficiente para clasificar el caso, debido ,entre otras cosas, al estado físico del cuerpo u otra condición desfavorable. 
Agresiones y enfrentamientos: fallecimientos producto de ataques por parte de grupos de la delincuencia organizada en contra de autoridades de cualquiera de los tres órdenes de gobierno, con o sin respuesta armada. También incluye los enfrentamientos entre grupos armados que no forman parte de autoridad alguna.


El calendario no entiende de sangre. A pesar de que febrero es el mes con menos días del año, la estadística de asesinatos en México no sólo se mantiene, sino que supera a otros meses. Tanto que sumadas las ejecuciones de enero y febrero, 2011 deja ya el bimestre más sangriento de la era de Felipe Calderón.

Las cifras, calculadas por el diario ‘Milenio’, acumulan en estos últimos 28 días 1.054 cadáveres, frente a los 799 del año pasado en las mismas fechas. Sumado enero, son más de 2.000 los asesinatos cometidos en los dos primeros meses del año.

Sobre el mapa de México, el 76,9% de las muertes relacionadas con el crimen organizado en febrero se registraron en los estados en los que el presidente Calderón tiene desplegados operativos militares (Baja California, Chihuahua, Durango, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas).

La otra cara de la moneda, la de los estados donde no se ha producido una sola ejecución en febrero, se localiza en Baja California, Tlaxcala, Campeche y Veracruz, según el mismo diario.

Chihuahua, el estado donde se encuentra Ciudad Juárez, continúa siendo el que más sufre la ola de violenci al registrar 341 muertes en el mes y sumar 659 casos en lo que va del año.

De los más de 1.000 asesinados el último mes, 26 eran policías estatales, 18 agentes municipales, siete que pertenecían a la Policía Federal y dos eran militares, además de los dos agentes estadunidenses acribillados a tiros en San Luís Potosí.

Solo el último fin de semana, el recuento de ELMUNDO.es ha sumado al menos 53 ejecuciones. Y ayer, sin ir más lejos, se produjeron otras 40, 17 de ellas en Chihuahua.

Raúl Ortiz Amaya, comandante de la Policía Ministerial de Guachochi y tres civiles fueron ejecutados en el interior de un bar; mientras que en las avenidas Ejército Nacional y Plutarco Elías Calles de Ciudad Juárez fue acribillada una familia, entre ellos un niño de 10 años, cuando viajaba en su vehículo.

También, una funeraria fue rafagueada e incendiada por integrantes de un comando, cuando se realizaba el velatorio de un hombre cuyo ataúd quedó destrozado por el fuego.

En Guerrero fueron asesinados seis policías, cuatro en la carretera México-Acapulco, en lo que se presume fue una emboscada. El atentado iba dirigido hacia un jefe de policía, que resultó herido, mientras sobre el asfalto quedaron los cuerpos de cuatro escoltas.

Por otra parte, cinco hombres aparecieron ahorcados en diferentes puntos de Mazatlán, Sinaloa.

Entre las entidades que registraron homicidios destacan el Estado de México, Sinaloa y Michoacán, donde la Fiscalía General informó que un comando ejecutó al ex candidato perredista a la presidencia municipal de El Saucillo, Enrique Chávez Gómez.

Todo ello se suma al balance récord de 2010, durante el que se superaron los 15.000 muertos. Desde que Calderón comenzó la guerra al ‘narco’ en diciembre de 2006, ya se han contabilizado más de 34.000 muertos.

Mexican violence

By Dave Graham and Julian Cardona | ReutersCIUDAD JUAREZ, Mexico (Reuters) – Inside a notorious Mexican prison where armed convicts used to roam freely, selling drugs and deciding who was allowed in, the state is in control again. Prisoners are back in…

By Dave Graham and Julian Cardona | Reuters

CIUDAD JUAREZ, Mexico (Reuters) – Inside a notorious Mexican prison where armed convicts used to roam freely, selling drugs and deciding who was allowed in, the state is in control again. Prisoners are back in their cells and the once overcrowded complex sparkles with cleanliness.
But outside on the dusty streets of Ciudad Juarez, store owners lock themselves behind their doors, fearful of police and carefully vetting customers to avoid becoming the next victims of still rampant crime.
For four years, the city on the border with Texas was convulsed by daily slaughter, becoming the murder capital of the world and a shocking illustration of the Mexican government’s failure to contain violence among warring drug cartels.


Once best known as a party town for Americans hopping across the border for cheap thrills, Ciudad Juarez fell into chaos with about one in every six of the 60,000 victims of Mexico’s bloody drug war over the last six years dying here.
This year, though, the violence in Ciudad Juarez has fallen dramatically, prompting political leaders to hold up the city as a symbol of progress and offering hope to Mexico’s incoming president, Enrique Pena Nieto, in the fight against crime.
“It’s a completely different city now,” said mayor Hector Murguia, who took office for a second time in October 2010, just as the violence in Ciudad Juarez reached its peak.
Homicides and kidnappings fell by more than 60 percent from last year in the first 10 months of 2012, and extortion was down 12 percent, city data shows. In October, Ciudad Juarez had just 28 murders, down from 253 in the same month in 2010.
The government of Ciudad Juarez’s home state of Chihuahua has hailed the results as proof that tougher policing works, claiming a new record for catching criminals in Mexico. It has also transferred hundreds of gang members from local prisons to jails elsewhere in Mexico, dismantling power structures that continued to direct crime from behind bars.
A number of drug war experts say security has also improved because the Sinaloa Cartel of Joaquin “Shorty” Guzman now has a firm hold on the city after squeezing out the Juarez Cartel, for long aligned with the local police. Senior government officials deny this, and one said the gangs are likely biding their time to see what Pena Nieto does after he takes office on December 1.
For all the success in reducing violence, drug trafficking is still flourishing; police are widely suspected of colluding with the cartels; reports of human rights abuses are rife; and many businesses pay a de facto tax to the gangs.
National police data shows incidence of property-related crime – which includes extortion, fraud and looting – is heading for its worst year in Chihuahua since President Felipe Calderon took office in December 2006. His term has been dominated by the drug war and he sent more than 10,000 soldiers and federal police to Ciudad Juarez when violence erupted there in 2008.
U.S. demand continues to fuel the drug trade, and a U.S. congressional report this month said Mexican cartels still had “firm control” of border smuggling routes. Mexican consultancy Risk Evaluation says the amount of cocaine and marijuana smuggled across the U.S. frontier was up at least 20 percent this year compared to 2010, and methamphetamine by 40 percent.
PAY OR BURN
Instead of bringing peace, the security buildup in Ciudad Juarez spawned more chaos. Corrupt soldiers and police were soon infected by the criminal malaise sucking the life out of the city, extorting, kidnapping and killing at will.
“Unfortunately, there were people wearing federal police badges and army insignia who only came here to make money,” said municipal police officer Roberto Hernandez, 37.
By the end of 2011, most of the army and federal police had been pulled out. To regain the upper hand, Chihuahua beefed up intelligence gathering and investigations and also introduced tougher sentences for criminals.
State governor Cesar Duarte said since he took office two years ago, Chihuahua has executed a record 98 percent of arrest warrants issued and put 95 percent of suspects on trial.
“Where the news was once about deaths, deaths, and more deaths, today it’s about arrests, arrests, arrests and convictions,” he told Reuters. His government has put 8,000 people behind bars and moved 2,000 criminals to other jails around Mexico to break the power of prison networks, he said.
Inside Ciudad Juarez’s main prison, walkways and yards once filled with convicts in civilian clothes chatting in the sun are now empty. When prisoners emerge, all wear regulation gray.
“A year ago you couldn’t have been here,” said Chihuahua’s head of social re-integration, Gonzalo Diaz. “The prisoners had the keys to the cells and they were in charge. It was the most dangerous prison in the world.”
Regardless of improvements on the inside, the hold exercised by criminals on the city outside is palpable.
One recent Saturday afternoon, the main road through the center of Ciudad Juarez was almost deserted.
On block after block on the 16 de Septiembre avenue, nearly half the businesses were closed, abandoned or burned out. Many of the stores that were open had their doors locked, admitting strangers only after they were satisfied they meant no harm.
“Everyone who is open here is paying extortion,” said a man in his 30s working in a forlorn hairdressing salon on the street. “If you don’t pay, the place burns down.”
That Saturday the salon had four clients in 4-1/2 hours. Before the violence flared up in Ciudad Juarez it would have had about 60, said the man, who asked to remain anonymous.
Of some two dozen people working in the city Reuters spoke to about extortion, nearly all said their business paid it or that they knew of others who did – or they declined to comment.
They said payments vary from 100-150 pesos ($7.70-$11.50) a week for taxi drivers to 5,000 pesos at a mechanic’s workshop employing three and 6,000 pesos at a funeral home with 15 staff.
A bus driver said operators of 40-seat vehicles had to pay as much as 5,000 pesos a month for a single bus. Children as young as 12 have been used to collect extortion, police say.
For some residents of Ciudad Juarez, paying extortion has even become a token of security in areas where the gangs rule.
“A guy in our neighborhood who ran a store got so fed up with kids stealing stuff, he eventually said ‘Who do I have to pay extortion to around here?’ Once he started paying, the problems stopped,” said the manager of a funeral home.
EXHAUSTION
The torrent of robberies, shootouts and disappearances have drained the city’s economy, forcing many people out. A study by a local university estimated nearly 240,000 of the city’s 1.3 million people had left by the end of 2011.
In 2006, Ciudad Juarez accounted for about 1.9 percent of Mexican economic output, according to studies by bank Banamex. By the end of 2010 its share had fallen to 1.2 percent.
“Juarez is exhausted by gore, poverty, terror and business flight,” said Charles Bowden, a U.S. author of various books on the city. “This, coupled with a population flight, means there are fewer people left to kill. All the people who refused to pay extortion are dead, and the living have taken note.”
Many streets in the Riberas del Bravo district are largely deserted following months of fighting and gunfire.
Rows of neat little homes stand gutted, stripped of every item of value but their stone frames, the walls plastered with graffiti and entrances littered with debris and weeds. On one street in the area, only 12 of 39 houses had not been abandoned.
“You feel very lonely,” said Antonio, 38, a beautician who described regular battles between gangs on the street and seeing a man beaten to death with rocks outside his front door last year. Since the spring it has been mostly quiet, he said.
Locals say the city is much safer since the army and federal police withdrew, but corruption inside the local police remains a problem. “Very few of us hang out together after work because of the fear, the paranoia,” said police officer Hernandez.
For Hugo Almada, an academic who sits on a Ciudad Juarez security panel made up of local officials and civilians, the violence had less to do with drug trafficking itself and more to do with splits “within the state” over who controlled the money.
“What we saw was police, the military, politicians, entrepreneurs, drug traffickers and killers on the one side – and another group of the same people on the other,” he said.
(Editing by Kieran Murray and Mohammad Zargham)


Three Mexican policemen have been killed in a shootout with two other officers at Mexico City’s main airport.

Officials say those shot dead were attempting to arrest the two officers who are suspected of involvement in a cocaine trafficking ring.

Passengers dived for cover when the suspected traffickers opened fire, killing two officers immediately and injuring a third who later died.

The two suspects escaped and are being sought by the authorities.

Officials said they had spent 18 months investigating corrupt federal and local officials who they suspect are part of a drug trafficking ring operating at the airport.

The area was sealed off immediately after the incident but flights were reported to be operating normally in and out of the airport.

“When the alleged perpetrators were surrounded by the police, shots were fired against the federal agents,” a security ministry statement said.

The two officers have been identified, authorities said.

Eyewitness Israel Lopez told the Associated Press news agency: “We were in the food court, and some policemen came in and started shooting at another policeman who was on the floor.”

The BBC’s Will Grant in Mexico City says shootings in public spaces in broad daylight remain rare in the capital, which has been largely insulated from the violence seen elsewhere in the country.

Though traffickers use the capital’s main airport to move drugs, money and illegal migrants and 440lb (200kg) of cocaine has been seized there so far this year, violence related to drug trafficking seldom occurs in passenger areas.

Reuters reports that gang violence has been growing in Mexico City and its suburbs, with around 300 gang-related murders last year.


Mexican authorities arrested four alleged members of the Knights Templar drug cartel after a series of firebomb attacks on a potato-chip company owned by the U.S. food company PepsiCo, the first attack on an American multinational firm in Mexico’s ongoing drug war.

Five warehouses and parking lots owned by the popular Sabritas brand were attacked over the weekend in the states of Michoacan and Guanajato. Witnesses said masked men had thrown firebombs and incinerated warehouses and dozens of delivery trucks. No one was injured in the bombings, according to authorities.

The attorney general of Guanajato, Carlos Zamarippa Aguirre, alleged that the men arrested had confessed that the motive of the attacks was extortion. Aguirre said the suspects gave false names but were identified by fingerprints and at least one, the alleged cell leader, was already wanted on charges of kidnapping.

Emails that circulated in Michoacan, however, suggested the attacks may have been revenge attacks by members of the Knights Templar who believe that Mexican authorities use the snack-food trucks to spy on the cartel. The company has nearly 15,000 delivery trucks in Mexico, many featuring a smiley face and the slogan, “You can’t eat just one.” Cheetos, Fritos, Ruffles and Doritos as well as Sabritas potato chips are sold under the Sabritas name in Mexico.

Pepsico released a statement Sunday that emphasized the company’s trucks are used only for company business. “We repeat that in accordance with our code of conduct, all of our operations are carried out in the current regulatory framework and our vehicles and facilities are used exclusively to carry our products to our customers and clients,” said the statement.

The company also said that it was already taking steps to “restore operations” and that the safety of employees is always its highest priority.

The Knights Templar drug cartel is a relatively small and new entrant in Mexico’s drug war, and is active in the Pacific coast states of Michoacan and Guanajato. Formed two years ago as an offshoot of Christian-tinged La Familia Michoacana cartel, the “Caballeros Templarios” model themselves on the original Knights Templar, a Christian military order established in Europe 900 years ago and active in the Crusades.

The original Knights Templar, known for white tunics with large red crosses, fought to protect Christian pilgrims to Jerusalem and to recover the mythic Holy Grail, from which the disciples of Jesus supposedly drank during the Last Supper.

During initiation ceremonies, recruits to the drug cartel wear helmets similar to those worn by medieval knights and common in Mexican Easter ceremonies. Cartel members swear blood oaths and are issued Templar rulebooks. The cartel issued a very public call for a ceasefire during Pope Benedict’s visit to Mexico in March.

The Associated Press contributed to this report.

Candelario Rivas

Entre los prodigios de la Virgen de Guadalupe llama la atención el ocurrido el 14 de noviembre de 1921, a las 10:30 de la mañana, cuando Luciano Pérez Carpio subió «devoto» al altar y colocó a los pies de la Virgen de Guadalupe un enorme ramo de flores en el que escondida llevaba una poderosa bomba.

Los efectos de la explosión fueron aparatosos: destruyó las gradas de mármol del altar que sostenía la imagen, hizo volar por los aires los pesados candelabros, retorció un gran crucifijo de metal que todavía se exhibe en ese estado, convirtió en polvo jarrones, floreros y vidrios de casas cercanas a la basílica, y el cristal de un cuadro de San Juan colgado detrás de la Virgen de Guadalupe. Prodigiosamente la imagen de la Virgen de Guadalupe no recibió ni un rasguño. Más aún, quedó intacto el cristal que la protegía. Y entonces no había cristales antibala.

El estudio de los ojos de la Virgen de Guadalupe mexicana confirma que la imagen no es obra humana, sino que es de origen sobrenatural.

Autor: P. Jorge Loring

El misterio de la Virgen de Guadalupe mexicana

Más sobre la historia de la explosión en la Basílica de Guadalupe, aquí:


miércoles, 5 de agosto de 2009

La obra del pintor zacatecano Candelario Rivas en Salamanca

Publicado por

Hay una expresión artística muy grande en Salamanca, está ahí desde los años veintes del siglo XX en que fue concebida, son las pinturas del zacatecano Candelario Rivas, las cuales, gracias al sitio http://elsenordelhospital.blogspot.com/, (hermano de El Bable), tuve la oportunidad de conocer más a profundidad, sobre todo parte de la historia del pintor que creó toda esa belleza. La historia comienza a mediados del siglo XIX en la Zacatecas, Zac, donde nace un 2 de febrero, razón por la cual se le nombré Candelario, manteniendo aquella tradición de nombrar a la persona de acuerdo al santo del día de nacimiento. Nació ya con el don de la pintura, desde niño comenzó a bosquejar sus primeros trazos, siendo muy joven queda impresionado al visitar un circo de aquellos que circulaban por los pueblos de México, seguramente sería uno de esos que nombraban “de húngaros”. El colorido de los trajes de los artistas le motiva de tal forma que se va con ellos en breve gira para regresar, recibir una reprimenda y definir que lo suyo era la pintura.

La cúpula comienza a nueve metros de altura, se levanta seis metros más, fue un complicado trabajo el que tuvo que realizar Candelario Rivas y su hijo José para desarrollar la estupenda escena de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Siendo muy joven, un adolescente aun, entra en el equipo de trabajo del maestro pintor que elaboraba algunas de las pinturas monumentales de la Catedral de Zacatecas, su trabajo resulta ser el más destacado y comienza adquirir fama entre la clase pudiente, aquella que se podía permitir el lujo de retratar a su familia en algún lienzo o mandar pintar una escena religiosa de su elección, ambas cosas especialidades de Candelario. Habiendo nacido en una familia netamente católica, la cual había atravesado con el conflicto de la Guerra de Reforma y sus consecuentes leyes las cuales proclamaban la laicidad del estado mexicano, es criado dentro del conocimiento religioso propio de la época, manteniendo toda festividad, veneración y religiosidad suficiente como para interpretar los pasajes bíblicos y llevarlos al caballete, en este caso, a los enormes lienzos, como los del Señor del Hospital, cuyos detalles estamos viendo en estas fotografías.

Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí Querétaro y León fueron ciudades en donde Candelario Rivas fue contratado, siempre para los templos más grandes y suntuosos de la zona, los cuales dentro de los cánones establecidos en la época, el neoclásico, creaban el espacio suficiente para que, en concepción armónica, llegara a destacar el trabajo pictórico, la escena religiosa, bíblica, específicamente que de buena medida ayudaba a entender lo que una vez hace mucho tiempo sucedió en lo que conocemos como Tierra Santa. Es en 1920 que Candelario Rivas llega contratado por tres años para elaborar un trabajo en verdad ambicioso y de magistrales resultados. El fondo establecido por doña Emeteria Valencia de González, una de las damas más acaudaladas del Bajío a finales del XIX y principios del XX, para la construcción y decorado del Templo del Señor del Hospital, era tal que bastó para contratar lo mejor que en la época había en México en términos de artes decorativas.

El trabajo arduo de Candelario y su hijo José que a sus cortos veinte años destacaba ya en la elaboración detallada de rostros y escenas se tradujo en siete lienzos de gran tamaño los cuales describen de manera contundente el pasaje de Nuestro Señor en lo que conocemos como Pasión – Muerte – Resurrección, culminando en las excepcionales escenas de la cúpula, las cuales retratan un total de 22 personajes entre Santos, Apóstoles y Arcángeles. Los cuatro medallones en que se sienta la cúpula son también obra de los pintores Candelario y José. Por si todo esto no fuera poco, los 14 cuadros de tamaño chico que conforman las Estaciones del Vía Crucis, son pintados cada uno de ellos por José, el entonces muchacho que realizó un minucioso trabajo, tesoro incalculable que contiene el Templo del Señor del Hospital.

Candelario Rivas, personaje conocido entre Obispos, Curas y Sacerdotes del centro de México, es reconocido como uno de los mejores pintores religiosos, en 1921 es llamado a realizar un trabajo que durante algunos años se mantuvo en secreto, la restauración de la imagen de la Virgen de Guadalupe, la original del Tepeyac que en noviembre de ese año sufrió un atentado dinamitero, dañándola al estrellarse el cristal que la protegía. Candelario pasa varios días o semanas frente a frente a la Guadalupana, pocas personas han tenido el privilegio de estar tan cerca de la tilma de Juan Diego, esto sucedía en mitad de las obras de decoración que se realizaban en el Templo del Señor del Hospital. A su regreso instruyó a su hijo para crear, junto a él una de las más fieles copias que de Nuestra Señora de Guadalupe existen en México.

Obregón era el Presidente de la República, se había iniciado ya eso periodo oscuro de la historia de México que conocemos como Guerra Cristera, la persecución de Sacerdotes y laicos se daba ya, Candelario junto a su familia reciben amenazas de muerte y una vez terminado su trabajo en Salamanca, decide refugiarse en los Estados Unidos, estableciéndose en Los Ángeles, lugar en donde logra igualmente destacar, su fama es tal que uno de los estudios de Hollywood lo llama para pintar algunas escenografías, trabajo que no es del todo de su agrado, pero que igualmente lo llevó a la inmortalidad pues todos hemos visto el castillo del Mago de Oz, el cual fue su creación. En arte religioso Candelario Rivas sigue produciendo para distintas Parroquias y Conventos norteamericanos, finalmente muere en 1949. De Candelario Rivas tenemos una magnífica obra aquí en Salamanca.


lunes, 3 de agosto de 2009

La copia mas fiel de la Guadalupana se encuentra en El Señor del Hospital

Publicado por

Tratar de entender la historia de México en momentos se vuelve difícil y complicado, han sido tantos los hechos y tan complejas las situaciones que se vivieron que, acumuladas junto a lo que actualmente padecemos, al final es una cosa que mejor decidimos no ver, no prestarle atención. Sin embargo, adentrándonos mas a la historia de El Señor del Hospital, lograremos, por un lado, rendir el tributo para el cual fue construido el templo, el tributo al Santo Cristo Negro, y, por el otro, entender lo que ha sido la historia tan apasionante que es la historia de todos nosotros, la historia de nuestro país, de nuestra nación, de nuestro México tuyo y mío y de Ciento diez millones de personas más.

Fue hacia 1889 que se diseñó el proyecto del templo, el Ing. Ernesto Barton, inglés de origen que llegó a vivir a Salamanca por el contrato que obtuvo para la Compañía Ferrocarrilera del Centro y que al casar con dama salmantina opta por quedarse a vivir aquí. Ese proyecto quedó almacenado por más de diez años, para luego iniciar su construcción. La fuerte aportación económica de doña Emeteria Valencia de González fue lo que hizo posible lo que nuestros ojos ven, admiran y agradecen a tan pía dama. Se contrató lo mejor de la época para dar una casa a la altura de la Realeza del Cristo Negro. La marmolería Ponzanelli de México y el connotado pintor zacatecano Candelario Rivas para realizar la obra conceptual de la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesús, que se tradujo en los magníficos lienzos que podemos apreciar en toda su magnitud hoy día.

El templo fue levantado en su obra negra durante el álgido período que fue la Revolución, 1910-1920, una década de caos en todo el país, especialmente el Bajío que fue la zona de confluencia de todos los grupos participantes, los de Sonora, los de Puebla, los de México y Morelos. La crisis aparentemente terminó una vez que asumió el poder Álvaro Obregón, pero fue eso, apariencia meramente, pues, en realidad fue el inicio de un negro pasaje de la historia de nuestro país. Obregón, venido de Sonora, lugar en donde se gestó en buena medida el movimiento revolucionario, pertenecía al grupo radical de poder, era una sombra de Plutarco Elías Calles, “el turco”. Él Obregón, “el manco”, había perdido su mano en la célebre batalla de Celaya, y era además del mismo grupo, un títere, de los que en realidad controlaban al país: Calles.

Terminada la revolución, el Estado de Sonora era gobernado por Calles, la República por Obregón, ambos con un objetivo, destruir a la Iglesia Católica. Obregón toma la Presidencia de la República el 1 de diciembre de 1920, Calles dejaba de ser gobernador y pasaba a ocupar la Secretaría de Gobernación. La CROM, brazo bolchevique y de ideas radicalmente rojas eran los brazos operadores de ambos líderes, no por convicción de ideas, sino por conveniencia, la corrupción, esa que vivimos actualmente, estaba dentro de su capullo gestor. Es para el 14 de Noviembre de 1921 que, como preámbulo a lo que sería la Guerra Cristera, un atentado se realiza en la Basílica de Guadalupe, la explosión de un cartucho de dinamita daña la Tilma de Juan Diego y varios objetos de ornamento son prácticamente achicharrados. La Iglesia Católica informa a la comunidad que nada pasó, que la imagen de la Virgen de Guadalupe quedaba intacta, cosa que al paso del tiempo corroboraron que no fue cierto, la imagen si había sufrido algunos daños.

El pinto zacatecano Candelario Rivas había sido contratado en 1920 para realizar la obra pictórica del Templo de El Señor del Hospital, llevaba ya algunos meses cuando en misión secreta y especial un enviado del Arzobispado de México llega a Salamanca para conducir a Candelario a una de los trabajos más delicados que el pintor realizó en su vida, la restauración de la imagen Guadalupana en el propio Tepeyac. Candelario Rivas con su ojo aguzado de artista nato logra en mágicas pinceladas recuperar los pequeños trazos que fueron dañados durante la explosión, daños no de fuego, sino de pequeños vidrios que, ante la explosión del artefacto, protegieron del impacto a la Sagrada tilma, pero en el impacto algunos de esos vidrios causaron algunos daños. Fueron varios días o semanas los que Candelario se ausenta de Salamanca, su trabajo es concluido y mantenido en secreto por muchos años. Mientras tanto aquí en Salamanca sigue realizando su monumental trabajo con la ayuda de su hijo José.

No es de sorprendernos que tengamos un tesoro muy especial aquí, en la Parroquia de El Señor del Hospital de Salamanca. Una pintura trazada por el mismo pincel que días antes había restaurado la imagen original, manteniendo frescos aun los trazos delicados de la bendita tilma de Juan Diego, traduciéndolos en ese trabajo excepcional que, pagado por la fortuna de doña Emeteria Valencia y realizado por la sensibilidad de artista de la que Candelario Rivas hacía gala, al igual que su hijo, José, nos legáran a todos los salmantinos una obra sin igual: Nuestra Señora de Guadalupe en su más alta expresión, hecha con la visión del ojo que tuvo el privilegio de estar a milímetros de la original y única Tonantzin Guadalupe, Nuestra Señora de Guadalupe.

“Entre la clase política se había difundido el rumor de un posible asesinato de Obregón, pero el presidente electo hizo caso omiso de las advertencias. La mañana del 17 de julio de 1928 salió a comer invitado por los diputados del estado de Guanajuato, en el restaurante “La Bombilla”, ubicado en San Ángel. León Toral acudió al lugar tras varios días de espiar a Obregón, y se hizo pasar por un dibujante, Toral sacó su pistola y lanzó cinco disparos a Álvaro Obregón, quien cayó muerto al instante”. Fue 1928 que es asesinado Obregón, Candelario Rivas llevaba ya cinco años de vivir en los Estados Unidos, lugar al que huyo junto con su familia luego de haber sido amenazado por el gobierno obegonista.


Si te interesa saber sobre la tradición de las 14 Estaciones del Vía Crucis, y ver todos los cuadros de José Rivas da clic aquí:

Los medallones que fueron pintados por Candelario Rivas los puedes ver aquí:

El sentido que llevan los lienzos pintados por Candelario Rivas están explicados aquí:

La riqueza espiritual que encierra la cúpula del Señor del Hospital la tienes explicada aquí:

Entre los prodigios de la Virgen de Guadalupe llama la atención el ocurrido el 14 de noviembre de 1921, a las 10:30 de la mañana, cuando Luciano Pérez Carpio subió «devoto» al altar y colocó a los pies de la Virgen de Guadalupe un enorme ramo de flores en el que escondida llevaba una poderosa bomba.

Los efectos de la explosión fueron aparatosos: destruyó las gradas de mármol del altar que sostenía la imagen, hizo volar por los aires los pesados candelabros, retorció un gran crucifijo de metal que todavía se exhibe en ese estado, convirtió en polvo jarrones, floreros y vidrios de casas cercanas a la basílica, y el cristal de un cuadro de San Juan colgado detrás de la Virgen de Guadalupe. Prodigiosamente la imagen de la Virgen de Guadalupe no recibió ni un rasguño. Más aún, quedó intacto el cristal que la protegía. Y entonces no había cristales antibala.

El estudio de los ojos de la Virgen de Guadalupe mexicana confirma que la imagen no es obra humana, sino que es de origen sobrenatural.

Autor: P. Jorge Loring

El misterio de la Virgen de Guadalupe mexicana

Más sobre la historia de la explosión en la Basílica de Guadalupe, aquí:


miércoles, 5 de agosto de 2009

La obra del pintor zacatecano Candelario Rivas en Salamanca

Publicado por

Hay una expresión artística muy grande en Salamanca, está ahí desde los años veintes del siglo XX en que fue concebida, son las pinturas del zacatecano Candelario Rivas, las cuales, gracias al sitio http://elsenordelhospital.blogspot.com/, (hermano de El Bable), tuve la oportunidad de conocer más a profundidad, sobre todo parte de la historia del pintor que creó toda esa belleza. La historia comienza a mediados del siglo XIX en la Zacatecas, Zac, donde nace un 2 de febrero, razón por la cual se le nombré Candelario, manteniendo aquella tradición de nombrar a la persona de acuerdo al santo del día de nacimiento. Nació ya con el don de la pintura, desde niño comenzó a bosquejar sus primeros trazos, siendo muy joven queda impresionado al visitar un circo de aquellos que circulaban por los pueblos de México, seguramente sería uno de esos que nombraban “de húngaros”. El colorido de los trajes de los artistas le motiva de tal forma que se va con ellos en breve gira para regresar, recibir una reprimenda y definir que lo suyo era la pintura.

La cúpula comienza a nueve metros de altura, se levanta seis metros más, fue un complicado trabajo el que tuvo que realizar Candelario Rivas y su hijo José para desarrollar la estupenda escena de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Siendo muy joven, un adolescente aun, entra en el equipo de trabajo del maestro pintor que elaboraba algunas de las pinturas monumentales de la Catedral de Zacatecas, su trabajo resulta ser el más destacado y comienza adquirir fama entre la clase pudiente, aquella que se podía permitir el lujo de retratar a su familia en algún lienzo o mandar pintar una escena religiosa de su elección, ambas cosas especialidades de Candelario. Habiendo nacido en una familia netamente católica, la cual había atravesado con el conflicto de la Guerra de Reforma y sus consecuentes leyes las cuales proclamaban la laicidad del estado mexicano, es criado dentro del conocimiento religioso propio de la época, manteniendo toda festividad, veneración y religiosidad suficiente como para interpretar los pasajes bíblicos y llevarlos al caballete, en este caso, a los enormes lienzos, como los del Señor del Hospital, cuyos detalles estamos viendo en estas fotografías.

Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí Querétaro y León fueron ciudades en donde Candelario Rivas fue contratado, siempre para los templos más grandes y suntuosos de la zona, los cuales dentro de los cánones establecidos en la época, el neoclásico, creaban el espacio suficiente para que, en concepción armónica, llegara a destacar el trabajo pictórico, la escena religiosa, bíblica, específicamente que de buena medida ayudaba a entender lo que una vez hace mucho tiempo sucedió en lo que conocemos como Tierra Santa. Es en 1920 que Candelario Rivas llega contratado por tres años para elaborar un trabajo en verdad ambicioso y de magistrales resultados. El fondo establecido por doña Emeteria Valencia de González, una de las damas más acaudaladas del Bajío a finales del XIX y principios del XX, para la construcción y decorado del Templo del Señor del Hospital, era tal que bastó para contratar lo mejor que en la época había en México en términos de artes decorativas.

El trabajo arduo de Candelario y su hijo José que a sus cortos veinte años destacaba ya en la elaboración detallada de rostros y escenas se tradujo en siete lienzos de gran tamaño los cuales describen de manera contundente el pasaje de Nuestro Señor en lo que conocemos como Pasión – Muerte – Resurrección, culminando en las excepcionales escenas de la cúpula, las cuales retratan un total de 22 personajes entre Santos, Apóstoles y Arcángeles. Los cuatro medallones en que se sienta la cúpula son también obra de los pintores Candelario y José. Por si todo esto no fuera poco, los 14 cuadros de tamaño chico que conforman las Estaciones del Vía Crucis, son pintados cada uno de ellos por José, el entonces muchacho que realizó un minucioso trabajo, tesoro incalculable que contiene el Templo del Señor del Hospital.

Candelario Rivas, personaje conocido entre Obispos, Curas y Sacerdotes del centro de México, es reconocido como uno de los mejores pintores religiosos, en 1921 es llamado a realizar un trabajo que durante algunos años se mantuvo en secreto, la restauración de la imagen de la Virgen de Guadalupe, la original del Tepeyac que en noviembre de ese año sufrió un atentado dinamitero, dañándola al estrellarse el cristal que la protegía. Candelario pasa varios días o semanas frente a frente a la Guadalupana, pocas personas han tenido el privilegio de estar tan cerca de la tilma de Juan Diego, esto sucedía en mitad de las obras de decoración que se realizaban en el Templo del Señor del Hospital. A su regreso instruyó a su hijo para crear, junto a él una de las más fieles copias que de Nuestra Señora de Guadalupe existen en México.

Obregón era el Presidente de la República, se había iniciado ya eso periodo oscuro de la historia de México que conocemos como Guerra Cristera, la persecución de Sacerdotes y laicos se daba ya, Candelario junto a su familia reciben amenazas de muerte y una vez terminado su trabajo en Salamanca, decide refugiarse en los Estados Unidos, estableciéndose en Los Ángeles, lugar en donde logra igualmente destacar, su fama es tal que uno de los estudios de Hollywood lo llama para pintar algunas escenografías, trabajo que no es del todo de su agrado, pero que igualmente lo llevó a la inmortalidad pues todos hemos visto el castillo del Mago de Oz, el cual fue su creación. En arte religioso Candelario Rivas sigue produciendo para distintas Parroquias y Conventos norteamericanos, finalmente muere en 1949. De Candelario Rivas tenemos una magnífica obra aquí en Salamanca.


lunes, 3 de agosto de 2009

La copia mas fiel de la Guadalupana se encuentra en El Señor del Hospital

Publicado por

Tratar de entender la historia de México en momentos se vuelve difícil y complicado, han sido tantos los hechos y tan complejas las situaciones que se vivieron que, acumuladas junto a lo que actualmente padecemos, al final es una cosa que mejor decidimos no ver, no prestarle atención. Sin embargo, adentrándonos mas a la historia de El Señor del Hospital, lograremos, por un lado, rendir el tributo para el cual fue construido el templo, el tributo al Santo Cristo Negro, y, por el otro, entender lo que ha sido la historia tan apasionante que es la historia de todos nosotros, la historia de nuestro país, de nuestra nación, de nuestro México tuyo y mío y de Ciento diez millones de personas más.

Fue hacia 1889 que se diseñó el proyecto del templo, el Ing. Ernesto Barton, inglés de origen que llegó a vivir a Salamanca por el contrato que obtuvo para la Compañía Ferrocarrilera del Centro y que al casar con dama salmantina opta por quedarse a vivir aquí. Ese proyecto quedó almacenado por más de diez años, para luego iniciar su construcción. La fuerte aportación económica de doña Emeteria Valencia de González fue lo que hizo posible lo que nuestros ojos ven, admiran y agradecen a tan pía dama. Se contrató lo mejor de la época para dar una casa a la altura de la Realeza del Cristo Negro. La marmolería Ponzanelli de México y el connotado pintor zacatecano Candelario Rivas para realizar la obra conceptual de la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesús, que se tradujo en los magníficos lienzos que podemos apreciar en toda su magnitud hoy día.

El templo fue levantado en su obra negra durante el álgido período que fue la Revolución, 1910-1920, una década de caos en todo el país, especialmente el Bajío que fue la zona de confluencia de todos los grupos participantes, los de Sonora, los de Puebla, los de México y Morelos. La crisis aparentemente terminó una vez que asumió el poder Álvaro Obregón, pero fue eso, apariencia meramente, pues, en realidad fue el inicio de un negro pasaje de la historia de nuestro país. Obregón, venido de Sonora, lugar en donde se gestó en buena medida el movimiento revolucionario, pertenecía al grupo radical de poder, era una sombra de Plutarco Elías Calles, “el turco”. Él Obregón, “el manco”, había perdido su mano en la célebre batalla de Celaya, y era además del mismo grupo, un títere, de los que en realidad controlaban al país: Calles.

Terminada la revolución, el Estado de Sonora era gobernado por Calles, la República por Obregón, ambos con un objetivo, destruir a la Iglesia Católica. Obregón toma la Presidencia de la República el 1 de diciembre de 1920, Calles dejaba de ser gobernador y pasaba a ocupar la Secretaría de Gobernación. La CROM, brazo bolchevique y de ideas radicalmente rojas eran los brazos operadores de ambos líderes, no por convicción de ideas, sino por conveniencia, la corrupción, esa que vivimos actualmente, estaba dentro de su capullo gestor. Es para el 14 de Noviembre de 1921 que, como preámbulo a lo que sería la Guerra Cristera, un atentado se realiza en la Basílica de Guadalupe, la explosión de un cartucho de dinamita daña la Tilma de Juan Diego y varios objetos de ornamento son prácticamente achicharrados. La Iglesia Católica informa a la comunidad que nada pasó, que la imagen de la Virgen de Guadalupe quedaba intacta, cosa que al paso del tiempo corroboraron que no fue cierto, la imagen si había sufrido algunos daños.

El pinto zacatecano Candelario Rivas había sido contratado en 1920 para realizar la obra pictórica del Templo de El Señor del Hospital, llevaba ya algunos meses cuando en misión secreta y especial un enviado del Arzobispado de México llega a Salamanca para conducir a Candelario a una de los trabajos más delicados que el pintor realizó en su vida, la restauración de la imagen Guadalupana en el propio Tepeyac. Candelario Rivas con su ojo aguzado de artista nato logra en mágicas pinceladas recuperar los pequeños trazos que fueron dañados durante la explosión, daños no de fuego, sino de pequeños vidrios que, ante la explosión del artefacto, protegieron del impacto a la Sagrada tilma, pero en el impacto algunos de esos vidrios causaron algunos daños. Fueron varios días o semanas los que Candelario se ausenta de Salamanca, su trabajo es concluido y mantenido en secreto por muchos años. Mientras tanto aquí en Salamanca sigue realizando su monumental trabajo con la ayuda de su hijo José.

No es de sorprendernos que tengamos un tesoro muy especial aquí, en la Parroquia de El Señor del Hospital de Salamanca. Una pintura trazada por el mismo pincel que días antes había restaurado la imagen original, manteniendo frescos aun los trazos delicados de la bendita tilma de Juan Diego, traduciéndolos en ese trabajo excepcional que, pagado por la fortuna de doña Emeteria Valencia y realizado por la sensibilidad de artista de la que Candelario Rivas hacía gala, al igual que su hijo, José, nos legáran a todos los salmantinos una obra sin igual: Nuestra Señora de Guadalupe en su más alta expresión, hecha con la visión del ojo que tuvo el privilegio de estar a milímetros de la original y única Tonantzin Guadalupe, Nuestra Señora de Guadalupe.

“Entre la clase política se había difundido el rumor de un posible asesinato de Obregón, pero el presidente electo hizo caso omiso de las advertencias. La mañana del 17 de julio de 1928 salió a comer invitado por los diputados del estado de Guanajuato, en el restaurante “La Bombilla”, ubicado en San Ángel. León Toral acudió al lugar tras varios días de espiar a Obregón, y se hizo pasar por un dibujante, Toral sacó su pistola y lanzó cinco disparos a Álvaro Obregón, quien cayó muerto al instante”. Fue 1928 que es asesinado Obregón, Candelario Rivas llevaba ya cinco años de vivir en los Estados Unidos, lugar al que huyo junto con su familia luego de haber sido amenazado por el gobierno obegonista.


Si te interesa saber sobre la tradición de las 14 Estaciones del Vía Crucis, y ver todos los cuadros de José Rivas da clic aquí:

Los medallones que fueron pintados por Candelario Rivas los puedes ver aquí:

El sentido que llevan los lienzos pintados por Candelario Rivas están explicados aquí:

La riqueza espiritual que encierra la cúpula del Señor del Hospital la tienes explicada aquí:

Candelario Rivas

The Life and Art of Candelario Rivas The Valle de Santiago Paintings Before the Rivas family left León for Salamanca in 1920, Candelario had secured a commission from the Santiago Apóstol Church of Valle de Santiago which would last for … Continue reading

The Life and Art of Candelario Rivas

The Valle de Santiago Paintings

Before the Rivas family left León for Salamanca in 1920, Candelario had secured a commission from the Santiago Apóstol Church of Valle de Santiago which would last for over a year and consist of fourteen large paintings. Candelario’s oldest son, José, being an award-winning artist in his late teens, worked along with his father on these paintings, which were likely completed in a studio in León. Unlike the other highly- decorated churches that have Candelario’s work, the Santiago Apóstol Church has never had the funds to afford elaborate frames and mounting structures for the artwork. Today, the paintings are yet without frames, but remain clean and maintained as the rest of the church is. One interesting note: Candelario must have really liked the family dog photographed in the family portrait taken in the León studio; he painted him as the customary dog next to St. Dominic in one of the high vertical paintings.

As Candelario entered his forty-third year, he moved the family to Salamanca to work on perhaps his most brilliant paintings at the Catedral Señor del Hospital of Salamanca. This must have been a memorable three years, as Candelario experienced strong professional, personal and spiritual rejuvenation.

The family had lost two infants to stomach ailments: Rafaelito in 1904, and the first Salvador in 1909. Also, Herlinda had been told that she would not likely have additional children after the birth of the second Salvador in 1909. She had tragically injured herself during the birth as she tried to attend to her dying two-year-old. But in the autumn of 1920, the forty-year-old Herlinda was advised by the doctor that her nagging nausea was actually morning sickness, and another baby was due the following April! This baby was Maria Elena, and Carmen was born two years later.

On the professional side, Candelario enjoyed sharing the immense Catedral Señor del Hospital commission with his son José, who was now an award winning artist in his early twenties.

In the midst of this great endeavor, Candelario suffered a serious bout with pneumonia, and the word spread thoughout the city that the master artist from Zacatecas was home in bed, too ill to work. As Herlinda treated him with homeopathic medicine, a crowd holding candles gathered outside their home and prayed for his health. He made a complete recovery and regained the strength to finish the difficult and somewhat dangerous work on the magnificent dome murals.

The work in the Catedral Señor del Hospital of Salamanca took two and one half years. Along with the seven large wall murals, the commission also included four oval ceiling murals at the base of the dome, and the entire inside of the dome as well. Candelario’s son José completed the fourteen Stations of the Cross (No. 14 is under the red banner) and one of the oval ceiling murals. He also rendered the Our Lady of Guadalupe painting mounted high on the right side altar.

Our Lady of Guadalupe

Our Lady of Guadalupe or the Virgin of Guadalupe is arguably Mexico’s most popular image, and perhaps the most viewed image in the world with moving sidewalks continually moving pilgrims and tourists across its protective display. Tradition holds that the Virgin Mary appeared to the Native Juan Diego Cuauhtlatoatzin in 1531 and presented him with the image on what is now described as the Blessed Tilma. It is currently housed in the Basilica of Guadalupe in Mexico City. Also a political image, both Miguel Hidalgo and Emiliano Zapata carried the image with them during their revolutionary offensives.
However, ever since its origin, the icon has been subject to great controversy, and in the last century, there have been several attempts to conduct scientific analysis to determine its origins. The most comprehensive was conducted in 1999 by Professor Leoncio Garza-Valdés of the University of Texas at San Antonio. His instrumentation revealed the current image to be dated around 1625, and to be painted over a somewhat different image dated in 1556.

In 1921, a factory worker placed a bomb just a few feet away from the Tilma, and the explosion demolished the marble steps, severely bent a brass crucifix, and shattered windows from across the street. The official word was that the Tilma was undamaged and that it would be two years before it could be remounted again with new construction. But recently, the Basilica has presented evidence that the Tilma was secretly retouched before it was displayed again in 1923, and so it might have indeed been at least somewhat damaged.

Twelve years after the Tilma was remounted in Mexico City, Candelario Rivas was in Pasadena, California, painting a portrait for his lifelong friend, Arturo Gutierrez. As Arturo’s soon-to-be bride, Maria Elena Asencio sat for her portrait, Candelario would tell her and Arturo stories to keep their interest during the long setting. He told them of his kidnapping by Pancho Villa, and a most unusual story from his last days in Mexico. Late one evening in 1923, the Archbishop of Mexico City’s carriage arrived in front of the Rivas house in Salamanca. Although he had not mentioned it to his family (except perhaps Herlinda), he was expecting it and quickly entered the carriage alone, only returning after several days. Candelario revealed to his two close friends that he had been summoned by the Catholic Church to secretly work on the Blessed Tilma in Mexico City.

Many years later, when Gene Magallanes Rivas discussed this with Arturo and his wife, they were adamant that they were told the truth. They informed Gene (though he had already known) that Candelario was honest to a fault, a thoroughly religious man who would never consider anything but the truth.

In 2001, Gene had this same discussion with an assistant to the Curator of the Basilica in their offices at the Basilica complex in Mexico City. Gene was fortunate that she spoke fluent English so they could have a clear discussion on this delicate topic. He told her that select members of the Rivas family had always known (Arturo?s story confirmed what the Rivas family knew) that Candelario Rivas had secretly been retained by the Catholic Church to repaint parts of the Blessed Tilma. And that he was indeed the artist responsible for the fixes painted in 1923. The assistant curator was not only receptive to this discussion, but she agreed that he (Candelario) was probably the one.

After they both understood that there would never be any supporting documents to find, they mutually agreed that there were two reasons why the Catholic Church would select him. First, he (Candelario) had been trained by the Catholic Church to create grand religious works of art in Mexico, and that he had perfected the ability to replicate the great religious masterpieces in Europe so that they could be seen by the public in Mexico. And coming from out of town as a faithful servant of the Church, he was the ideal candidate. At the conclusion of our meeting, Gene informed the assistant to the Curator of a possible way to prove what they discussed. Candelario had a unique process of applying gold paint that has endured for over one hundred years. By analyzing the gold on the Tilma, and comparing it with his other known works, they could scientifically prove what Gene and the family already knew, that Candelario Rivas was indeed the late unknown artist of the Blessed Tilma.


20011129_pid35070_aid35067_painting1_w400

source: http://galeon.com/ilmmatteminiat/mattepainter/CandelarioRivas.html

Born on February 2, 1877, in the city of Zacatecas, Mexico. From his childhood, he was an exceptionally gifted artist. He learned the techniques of mural paintings so fast that with 17 yeast old was assigned to paint a mural into the Zacatecas cathedral. In those days, it was routine for the Catholic Church to commission large murals and other artworks to adorn their houses of worship. Rivas would work for several years sometimes, executing large paintings on religious subjects. His first such commission, in fact, came when he was only 17, and was well enough received that he was able to make a very good living this way until he was 45.

In 1923, the violence in Mexico forced him to leave the country and settle in L.A.
Rivas’ life in California was considerably different as he learned that American churches rarely hired artists to do original work. Besides murals, Candelario often painted for the studio large estate-type portraits for the wealthy, particularly in the Los Angeles area. Candelario Rivas repeatedly refused to work for the Hollywood movie studios. But on one occasion, with work hard to come by, he accepted a week long commission to paint a castle with pastels on a three by four foot blackboard. It was a last- minute requirement by MGM, and he received a handsome fee worth about three months rent ($100). The studio was pleased with the pastel work and it was used in the movie The Wizard of Oz as the wicked witch’s castle. Soon after, he was offered a full-time job. Not easily persuaded by money, Candelario declined the offer and told his family that he would have lost his soul in the corruption of the film industry.

He continued to do religious paintings when he could, but the commissions were rarely as large as those in Mexico.

He passed away suddenly from a heart attack on June 29, 1949

Filmography: – The Wizard of Oz( 1939) (matte painting, Castle)

Click to view slideshow.