Irene Papas & Vangelis • Rapsodies

Published on Jan 23, 2015 Irene Papas & Vangelis • Rapsodies Vangelis’ second collaboration with Irene Papas features music and text based on (or inspired by) Greek Orthodox liturgical chant. Papas sings the Greek Lyrics which are in fact Greek Orthodox Christian Hymns. Vangelis composed one additional song that blends nicely with the other material. … Continue reading Irene Papas & Vangelis • Rapsodies

Published on Jan 23, 2015

Irene Papas & Vangelis • Rapsodies

Vangelis’ second collaboration with Irene Papas features music and text based on (or inspired by) Greek Orthodox liturgical chant. Papas sings the Greek Lyrics which are in fact Greek Orthodox Christian Hymns. Vangelis composed one additional song that blends nicely with the other material.
In most countries this album is hard to find.

1. Ti Ipermacho Stratigo 6:51
2. O! Gliki Mou Ear 8:40
3. Ton Nimfona Sou Vlepo 1:36
4. Rapsodia 5:24
5. Tin Oreotita Tis Parthenias Sou 4:39
6. Christos Anesti 7:20
7. Asma Asmaton 11:14

In Greece, a re-mastered edition was released in 2007, with a partly translated track list:

Label: Polydor ?– 06025 1720630 4
Format: CD, Album, Remastered
Country: Europe
Released: 2007
Genre: Electronic
Style: Modern Classical, Ambient

Tracklist:

1 To My Champion And Commander 6:52
2 Oh, My Sweet Springtime 8:41
3 I See Your Bridal Chamber All Bedecked 1:36
4 Rhapsody 5:26
5 The Beauty Of Your Virginity And The Splendor Of Your Purity 4:41
6 Resurrection 7:23
7 Song Of Songs 11:13

Credits:

Arranged By, Producer, Performer [All Instruments] – Vangelis
Artwork By [Original Album Cover Design] – Nikos Kostopoulos
Composed By – Vangelis (tracks: 4, 7)
Engineer [Assistant Sound Engineer] – John Martin (4)
Engineer [Sound Engineer] – Jess Sutcliffe
Photography [Remastered Album Inlay Photography] – Stathis Zalidis
Translated By [Solomon’s Poem] – Lefteris Papadopoulos* (tracks: 7)
Vocals – Irene Papas

Notes:

First release of album: 1986

Recorded at Nemo Studios, London England 1986

Matrix Info:

[Universal Music logo] IFPI LV26
06025 172 063-0 01 * 51914763
Made in Germany by EDC

Plastic mould (can vary from disc to disc), so far seen: IFPI 0119, IFPI 0122

Bar-Code: 0 602517 206304

Worldwide licence to Universal Music S.A. (Greece).
All tracks sub-published by EMI Music Publishing Ltd (UK).

(P) & © V 2007 Universal Music S.A. (Greece), a Universal Music Company.

www.elsew.com

conciencias de cebolla

Yo soñaba hasta el agotamiento con un limpio, pequeño laberinto en cuyo centro estaba un ánfora, que mis manos casi tocaban, que mis ojos contemplaban, pero los senderos eran tan complicados como confusos, que se me hizo claro: moriría sin haber llegado jamás allí. Jorge Luis Borges La experiencia humana muestran un carácter universal de […]

Yo soñaba hasta el agotamiento con un limpio, pequeño laberinto en cuyo centro estaba un ánfora, que mis manos casi tocaban, que mis ojos contemplaban, pero los senderos eran tan complicados como confusos, que se me hizo claro: moriría sin haber llegado jamás allí.

Jorge Luis Borges

La experiencia humana muestran un carácter universal de plano sorprendente. Un colectivo de conciencias que se atisba en el lenguaje onírico de historias que se repiten entre gentes y tiempos sin una conexión aparente. El significado de estas historias es como una cebolla. Las puedes entender o asimilar casi arbitrariamente, dándoles alguna interpretación que te acomode. Pero al ver de nuevo la historia desde la perspectiva de nuestra interpretación, notamos algún detalle que no encaja y podemos dilucidar otro significado que no habíamos percibido al principio. Pero al ver de nuevo la historia vemos que en realidad no sabemos que no está diciendo ad infinitum.

Estas historias están llenas de símbolos que reconocemos pero que no sabemos con precisión que nos dicen. El número 7, el color rojo, el agua, el árbol, el toro. Su mensaje es para el subconsciente. De ahí su carácter universal, ya que reflejan la experiencia colectiva del ser humano.

Es fácil reírle al niño que no percibe la referencia al pájaro Uyuyuy en la historia de la cigüeña o, contrariamente, interpretar la historia de Blanca Nieves como un cuento de cantina pero el código de los cuentos populares tiene elementos más allá de lo obvio y picaresco.

Una de las historias centrales de la mitología griega es el cuento del Minotauro: Por supuesto la aventura del hombre de acción; Indudablemente la historia rosa de la princesa enamorada; Efectivamente la historia de terror para contar en noches de tormenta; El cuento picante de la mujer lujuriosa y el marido engañado; La advertencia moralista sobre los peligros de ofender a los dioses.

Una historia que puede ser contada desde la perspectiva de un cuento infantil hasta una morbosa historia pornográfica debe en realidad ser a cerca de algo más fundamental y profundo: Los miedos interiores, los vericuetos de la mente. Por supuesto. todo eso y lo que se nos ocurra, pero en ‘ultimo análisis su mensaje no puede ser discutido, solo sentido como las sensaciones de un sueño. El mismo nombre del cuento, La casa de las hachas, es un acertijo. Un acertijo indescifrable pero de clara carga emotiva que puede ser percibida aculturalmente por cualquier hombre, independientemente de tiempo y espacio. El mundo y destino como un laberinto, como una jaula donde los dioses juegan con nosotros.

Los laberintos más antiguos que aparecen mencionados en literatura, son los laberintos de Egipto y de Creta. El griego Heródoto visitó Egipto hacia el año 450 a. C. El relato de su estancia fue plasmado en el libro segundo de su Historia, de nombre Euterpe -musa de la música-. Gracias a su relato se han podido reconstruir algunos aspectos significativos de la vida de los egipcios, de los que solamente teníamos constancia por las diferentes pinturas de las tumbas. Si bien la descripción de la meseta de Gizeh ha sido uno de los pasajes más comentados de Heródoto, no lo es menos el fragmento en el que hace alusión al célebre laberinto. Su ubicación, desconocida hasta el siglo pasado y aún puesta en duda por multitud de investigadores, se encontraba en la región de Hawara, cerca del lago Moeris, tal y como señaló Heródoto. He aquí la descripción que del Laberinto nos proporciona Heródoto (2, 148, 1)

… Decidieron también dejar en común un monumento conmemorativo suyo y, una vez tomada esa decisión, ordenaron la construcción de un laberinto, que se halla algo al sur del lago Meris, aproximadamente a la altura de la ciudad que se llama Cocodrilópolis…
Tiene doce patios cubiertos, seis de ellos orientados hacia el norte y los otros seis hacia el sur, todos contiguos, cuyas puertas se abren unas frente a otras, y rodeados por un mismo muro exterior. Dentro hay una doble serie de estancias -unas subterráneas y otras en un primer piso sobre las anteriores-, en número de tres mil; mil quinientas en cada nivel.

La descripción de este monumento realizada por Estrabón, muy similar a la de Heródoto, hace referencia a un lugar muy concreto de Egipto. El lago mencionado en los textos fue identificado con el lago Moeris, situado en el oasis de El-Fayum, y la tumba próxima al laberinto, con la pirámide de Amenemhat III, de la XII dinastía (1.800 a. C.) construida en ladrillo de adobe secado al sol, y que se encuentra junto a las ruinas del laberinto. Hoy día el acceso al interior de esta pirámide es imposible por el mal estado de conservación de la misma, y porque la entrada se encuentra cubierta por la arena del desierto.

A las ya mencionadas descripciones de Heródoto y Estrabón, habría que añadir los relatos de Diodoro de Sicilia y de Plinio el Viejo. Richard Lepsius, cabecilla de la expedición patrocinada por el rey de Prusia a Egipto y Nubia, siguiendo estos relatos, pareció encontrar el laberinto en esta región, junto a la pirámide de Amenemhat III, a unos 90 kilómetros al sur de Menfis. En la época en la cual el prusiano visitó esta región (1.842-1.844), todavía se mantenían en pie alguno restos del edificio, los suficientes como para llevar a creer a Lepsius que realmente se encontraba ante el mítico laberinto descrito por los clásicos. La excavación de Sir Flinders Petrie llevada a cabo a finales del siglo XIX, permitió obtener un plano del monumento y poder comparar punto por punto, las similitudes y diferencias del edificio con las descripciones de Heródoto y Estrabón. Los planos de la excavación muestran una serie de habitaciones de tamaño variado, pegadas unas a otras de tres en tres o de seis en seis, precedidas de unos pórticos columnados. Es posible que en la Antigüedad el recinto estuviera rodeado por una gran columnata, que cercaba al edificio en toda su extensión y cuyo perímetro era de 370 metros (200 metros por 170 metros). En la memoria de excavación del yacimiento, Petrie no menciona en ningún momento los diferentes pisos aludidos por los autores griegos. Tampoco se ha podido encontrar en el monumento de Hawara un piso subterráneo en donde hubieran estado los enterramientos mencionados por Heródoto. De la publicación de Petrie sobre el laberinto es fácil deducir que el conjunto arquitectónico encontrado en Hawara, se aleja de la idea tradicional de un laberinto. Pensamos en un laberinto como un espacio intrincado, lleno de recovecos y pasadizos, de donde resulta francamente difícil encontrar la salida. También, todos pensamos que Heródoto tenía en la mente la misma idea que nosotros tenemos de este tipo de edificios, no en vano, él mismo utiliza la palabra ?????? para referirse a este lugar. El término griego hacía referencia en un principio a las hachas de doble hoja que decoraban las paredes del palacio de Cnosos en Creta, vinculado muy directamente con la leyenda del Minotauro. El carácter enrevesado de los pasillos de este palacio hizo que, por extensión, todos los edificios que ofrecieran una estructura enredada y confusa, recibieran el nombre de laberintos.
Sin embargo, como se puede apreciar perfectamente en la reconstrucción del edificio realizada por Petrie, ninguna de estas características arquitectónicas puede ser adjudicada al monumento sito en la región de Hawara junto a la pirámide de Amenemhat III. Heródoto hace especial hincapié en un hecho que no debe pasar por alto: era imposible que un hombre no acostumbrado a recorrer el lugar, pudiera salir del edificio si no era con la ayuda de un guía que le indicara correctamente el camino, y en los dibujos de Petrie no observamos ninguna complicación en este sentido.
El griego Estrabón en el siglo I a. C., menciona la existencia de unos subterráneos en el laberinto egipcio. Sin embargo, al igual que sucede en el relato de Heródoto, no presenta ninguna descripción de los mismos. Solamente será el romano Plinio el Viejo en el I d. C. quien haga la única referencia conocida a los mencionados subterráneos, aludiendo que eran “oscuras galerías con columnas de piedra, efigies de dioses, estatuas de reyes y todo tipo de repugnantes efigies.” Cabe preguntarnos el porqué de este vacío literario en los autores más antiguos y la repentina descripción de Plinio. Los subterráneos del famoso laberinto contenían algo que hoy desconocemos. Más oscuro resulta ese vacío literario toda vez que, cada día que pasa, son más los que opinan que el verdadero laberinto está por descubrir y que no se encuentra en el lugar señalado por el arqueólogo Richard Lepsius en 1.843.

Cualquiera que visite la moderna región de Hawara se llevará una inesperada sorpresa. En primer lugar el acceso a la región es un tanto tortuoso, toda vez que este centro se aleja de cualquier ruta turística convencional. Para llegar hasta allí hay que alquilar una buena furgoneta en El Cairo y poner camino hacia el oasis de El Fayum.
Es tan poca la gente que pasa por allí, que una vez que estás ante la garita del vigilante del lugar, le tienes que convencer de que no te has perdido y que realmente estás buscando el laberinto y la pirámide de Amenemhat III. El guarda tardará unos segundos en reaccionar y dar crédito a lo que dices; eso sí, después de hablar con el chofer que te ha traído, quien asentirá tus palabras. El paisaje es desolador. Todo está en ruinas y lo único que destaca es la pirámide de ladrillos de adobe a la que, para colmo, no puedes entrar porque la puerta está cubierta por la arena del desierto.

Luego Plutarco narra las hazañas de Teseo en el laberinto de Cnosos construido por el genial arquitecto Dédalo. La versión atribuida a Plutarco es aparentemente una evolución del culto de las grutas de la Edad de Piedra. El término laberinto tiene procedencia pre-griega y se originaría en el término “doble hacha” que guarda relación con Cnosos, puesto que ése es un símbolo grabado en varias de las piedras aún existentes del palacio.

Guy Béatrice, en su artículo “El laberinto hermético”, da cuenta que el término “laberinto” no procede del griego ?????? o doble hacha de los aqueos que presidiera el palacio de Cnosos; ya que, agrega, “hacha” se dice ???????. “Laberinto” vendría de “labra/laura, esto es, “piedra”, “gruta”. René Guénon también afirma que el origen de la palabra no estaría en ?????? . Algo contrario opina Paul de Saint-Hilaire quien propone el etimológico significado de “nasa de pescador”, siendo Teseo el pececito atrapado.

La civilización cretense del segundo milenio a.C. recibe su nombre del legendario rey Minos, que mandó construir el laberinto. Según Eliade si este último no es el palacio de Cnosos, decorado de hachas dobles, es probablemente la imagen deformada de las antiguas grutas arregladas para servir de santuario desde el neolítico.

El culto minoico consistía en sacrificios y ofrendas en las grutas y sobre las cimas de las montañas, en santuarios rurales construidos alrededor de árboles sagrados o en habitaciones especiales de los palacios. Los rituales del fuego sobre las montañas, las procesiones y las acrobacias sobre los cuernos de un toro forman parte de la vida religiosa cretense.

La alianza cósmica que se expresa a través de la unión del mar (toro blanco) y la tierra (Pasifae casada con el sol: Minos), encuentra su oponente “lógico” en el ámbito celeste, de modo que Minos se desdobla en Teseo para recuperar a Pasífae-Ariadna.

El toro es un símbolo del caos, de la naturaleza incontrolada y hostil. Una fuerza enorme y brutal. Símbolo de muerte y anonadamiento y también símbolo de poder, fecundidad y vida. Humanizando a la bestia es posible domesticarla: la cópula del toro de Poseidón con la reina Pasífae convierte al animal en su prolongación obvia, el Minotauro, en el plausible principio de la creación. El Minotauro es una criatura de las aguas oceánicas, Poseidón hizo salir del mar a su padre y según lo asienten otras versiones, era éste un toro que estaba destinado al sacrificio en honor del dios.

Del mito se desprende que los mancebos enviados como tributo de guerra de Atenas a Creta son víctimas del Minotauro, quien a su vez es presa del laberinto creado por Dédalo, quien está al servicio ( y también en el futuro será víctima) de Minos, que es víctima de la ira de Poseidón, quien le enviará el Toro blanco que Minos no sacrificará por su hermosura y del que se enamorará Pasífae, madre del Minotauro. Poseidón aunque no se explicite en el mito, forma parte de la red de destino general o cósmica inevitable, aún para los dioses, que los griegos llaman moira; así por ejemplo, el dios del mar, pese a su omnipotencia, no puede evitar que Minos deje de sacrificar a su Toro, y así cometa sacrilegio o infidelidad contra su autoridad divina.

Borges explica que el término ‘laberinto’ deriva del griego, cuyo significado es “el principio de las ruinas, los corredores, ese largo edificio construido especialmente para que la gente se pierda en él”. En “El inmortal”, dice:

En en alba, la lejanía se erizó de pirámides y de torres. Insoportablemente soñé con un exiguo y nítido laberinto: en el centro había un cántaro; mis manos casi lo tocaban, mis ojos lo veían, pero tan intrincadas y perplejas eran las curvas que yo sabía que iba a morir antes de alcanzarlo.

Antes de que finalice la segunda parte, lo compara con la Ciudad de los Inmortales y se refiere del siguiente modo a esa ininteligible construcción:

Un laberinto es una casa labrada para confundir a los hombres; su arquitectura, pródiga en simetrías, está subordinada a ese fin. En el palacio que imperfectamente exploré, la arquitectura carecía de fin.

Borges recurre al laberinto y al mito del minotauro como metáfora de la vida,  donde sin plena conciencia, nos consumimos en la busqueda de algo indefinido,  situado en el lugar más inescrutables e inaccesible, por ejemplo, ‘el Hexágono Carmesí’ de La Biblioteca de Babel. En estos ámbitos predominan la simetria y la regularidad con la concomitante abolición de referencias absolutas  de sucesión, de distribución y de ubicación en el tiempo-espacio.

Referencias

Laberintos virtuales

El laberinto

El mito del Minotauro

Obras de Borges

Referencia: El Inmortal, de Jorge Luis Borges, versión completa

Programas para crear y resolver laberintos con código fuente

Laberintos en C#

El mito del minotauro

El laberinto de piedra

????? ????

Πάτηρ ἡμῶν ὁ ἐν τοῖς οὐρανοῖς· ἁγιασθήτω τὸ ὄνομά σου· ἐλθέτω ἡ βασιλεία σου· γενηθήτω τὸ θέλημά σου, ὡς ἐν οὐρανῷ καὶ ἐπὶ τῆς γῆς· τὸν ἄρτον ἡμῶν τὸν ἐπιούσιον δὸς ἡμῖν σήμερον· καὶ ἄφες ἡμῖν τὰ ὀφειλήματα ἡμῶν, ὡς καὶ ἡμεῖς ἀφίεμεν τοῖς ὀφειλέταις ἡμῶν· καὶ μὴ εἰσενέγκῃς ἡμᾶς εἰς πειρασμόν, ἀλλὰ ρῦσαι ἡμᾶς […]

????? ???? ? ?? ???? ????????·
????????? ?? ????? ???·
?????? ? ???????? ???·
???????? ?? ?????? ???,
?? ?? ?????? ??? ??? ??? ???·
??? ????? ???? ??? ????????? ??? ???? ???????·
??? ???? ???? ?? ?????????? ????,
?? ??? ????? ??????? ???? ?????????? ????·
??? ?? ?????????? ???? ??? ?????????,
???? ????? ???? ??? ??? ???????.
[??? ??? ????? ? ???????? ??? ? ??????? ??? ? ???? ??? ???? ??????.
????.]

????????? ???? ?????? ???????? ??????

????? ????,
? ?? ???? ????????,
????????? ?? ????? ???,
?????? ? ???????? ???,
???????? ?? ?????? ???,
?? ?? ?????? ??? ??? ??? ???.
??? ????? ???? ??? ?????????,
??? ???? ???????,
??? ???? ???? ?? ?????????? ????,
?? ??? ????? ??????? ???? ?????????? ????,
??? ?? ?????????? ???? ??? ?????????,
???? ????? ???? ??? ??? ???????.
?????.



ABUNA DI BISHEMAYA Padre nuestro que estás en el cielo, ITQADDASH SHEMAK, santificado sea tu nombre, TETE MALKUTAK venga a nosotros tu reino, TIT’ABED RE’UTAK hágase tu voluntad KEDI BI SHEMAYA KAN BA AR’A en la tierra como en el cielo. LAJMANA HAB LANA SEKOM YOM BEYOMA Danos hoy nuestro pan de cada día, U SHEBOK LANA JOBEINA perdona nuestras ofensas KEDI AF ANAJNA SHEBAKNA LEJEIBINA como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, WEAL TA’ALNA LENISION, no nos dejes caer en la tentación ELA PESHINA MIN BISHA. y líbranos del mal.

Pater noster, qui es in caelis:
sanctificetur Nomen Tuum;
adveniat Regnum Tuum;
fiat voluntas Tua,sicut in caelo, et in terra.

Panem nostrum cotidianum da nobis hodie;
et dimitte nobis debita nostra,
Sicut et nos dimittimus debitoribus nostris;
et ne nos inducas in tentationem;
sed libera nos a Malo

Referencia

http://en.wikipedia.org/wiki/Lord’s_Prayer


??? ????????

????? ???
???? ??????
???? ??????
????? ?????? ?? ????
?? ?? ???? ??????? ?????
????? ?? ????? ??????
????? ??? ??? ???? ??????
?? ???? ???????
??? ??? ?? ?? ????
??? ???? ?? ??????
????? ????????
???? ?????
???


????? ?????? ??-?? ??? ????? ?????? ??-?? ????
??? ?? ??????: ????? ??????, ????? ???, ???? ?????? ????? ????? ?????? ?? ????. ?? ??? ????? ?? ??? ????, ???? ??? ?? ?????? ??? ??????? ?? ????? ??????? ???. ??? ?????? ???? ??????, ?? ?? ????? ?? ??? [?? ?? ?????? ??????? ??????? ?????? ?????? ???]. ????? ????? ?? ??????? ????: ?????, ????? ???, ???? ??????. ?? ??? ????? ?? ??? ???-???, ???? ?? ?? ?????? ?? ?????? ?? ????? ??? ????? ???. ??? ?????? ???? ?????? (?? ??-?????? ??-???).

Totahtziné, in ilhuicatl timoyetzticah,
m? y?ct?n?hualo in Mot?c?tzin;
m? hu?llauh in Motlahtohc?y?tzin;
m? ch?hualo in tl?lticpac motlanequiliztzin iuh in Ilhuicac.

In totlaxcal m?m?ztlaé totech monequi
m? ?xc?n xit?chmomaquili
?hu?n xit?chmopohpolhuili in totlahtlac?l
in iuh tiquintlapohpolhuiah in t?chtlahtlacalhuiah
?hu?n m?camo xit?chmotl?lc?huili
inic ahmo ?pan tihuetzizqueh in t?neyehyecoltiliztli;
zan ye m? xit?chmom?qu?xtili in ?hu?cpa in ahmo cualli.

M? iuh moch?hua.

La Biblia

La Biblia forma una unidad de 73 libros que narran el origen de la humanidad, la historia del pueblo de Israel y la vida de Jesucristo y los primeros años de los cristianos. Estos libros fueron escritos a lo largo de 1000 años, de ellos 46 libros fueron redactados durante 900 años a.C. y constituyen […]

La Biblia forma una unidad de 73 libros que narran el origen de la humanidad, la historia del pueblo de Israel y la vida de Jesucristo y los primeros años de los cristianos. Estos libros fueron escritos a lo largo de 1000 años, de ellos 46 libros fueron redactados durante 900 años a.C. y constituyen el Antiguo Testamento y 27 libros fueron escritos durante 100 años d.C. y constituyen el llamado Nuevo Testamento. Se escribieron separadamente, sobre todo en hebreo, algo en arameo y posteriormente compilados en griego para formar esa unidad de la Biblia. En el s III a.C. ya se había recopilado en Alejandría la llamada “Versión de los 70”, como traducción al griego del Antiguo Testamento. En el Nuevo Testamento se cita con frecuencia esta versión.

La Iglesia Católica establece el canon, como un listado, de esos 73 libros en el Sínodo de Roma del año 382. Esta es la versión de los 73 libros que San Jerónimo tradujo al latín (Vulgata).

Se entiende que el pueblo judío no admita la denominación de Antiguo Testamento y, menos aún, la validez del llamado Nuevo Testamento. Los grupos protestantes no admiten la validez de 7 de esos libros del Antiguo Testamento llamados Deuterocanónicos.

Este tema de las lenguas originales, versiones y traducciones de la Biblia es punto clave de las controversias entre especialistas y teólogos que han tenido la oportunidad de mostrar su honradez profesional trabajando con las lenguas originales sin manipular las posibles traducciones para defender sus hipótesis teológicas: por desgracia, la falta de profesionalidad y honradez también se ha colado con frecuencia en este ámbito.

Para todos los cristianos, la Biblia es de inspiración divina, narra la relación de Dios con los hombres, durante todos esos siglos y, a través del pueblo hebreo, y la revelación de los atributos y ser de Dios.

Los protestantes optaron por el principio de “sola scriptura” y, por tanto no admiten ninguna otra autoridad que la Biblia, mientras los católicos entienden que la Biblia solamente puede ser entendida correctamente en la Tradición y enseñanza de la Iglesia.



Los Libros de la Biblia fueron escritos por diversos personajes de la historia, tanto hebrea en el Antiguo Testamento como griega cristiana en el Nuevo Testamento.
El Antiguo Testamento ( o Escrituras Hebreoarameas) se compone, según el canon, de 39 libros para los protestantes, de 46 libros para la iglesia católica (49 si se cuentan de forma separada el Capítulo 6 del Libro de Baruc, y los Capítulos 13 y 14 del Libro de Daniel), y hasta 53 para las diferentes iglesias cristianas ortodoxas.
El Nuevo Testamento (o Escrituras Griegas Cristianas), que no se encuentra en los escritos judíos, se compone de 27 libros para todos los grupos de confesión cristiana.
Así, el total de libros de la Biblia varía según el canon. Los primeros cristianos utilizaron el canon alejandrino, 1 una traducción del hebreo al griego que incluía una serie de libros que fueron rechazados del canón del Tanaj judío, y fueron recibidos por la iglesia cristiana de los primeros siglos. En la iglesia católica se llama a estos libros deuterocanónicos. Los protestantes los han llamado apócrifos. Las iglesias cristianas orientales y ortodoxas incluyen en sus Biblias de cuatro a ocho textos en adición a éstos, y rechazan el uso occidental de distinguirlos de los protocanónicos.

El texto hebreo original consistía solamente de consonantes. Los libros de la Torá (como los judíos conocen a los primeros cinco libros de la Biblia, o Pentateuco) generalmente tienen nombres basados en la primera palabra prominente de cada libro. Sin embargo, los nombres en español no son traducciones del hebreo, sino están basados en los nombres en griego creados por la traducción llamada Septuaginta, basándose en los nombres rabínicos que describen el contenido temático de cada libro.
Estos son los libros del Antiguo Testamento, ordenados según la costumbre occidental:

Tanaj [nombre en hebreo] Atribuido tradicionalmente a Iglesia Protestante Iglesia Católica Iglesia Ortodoxa
Génesis [??????????? / Bereshit] Moisés Génesis Génesis Génesis
Éxodo [??????? / Shemot] Moisés Éxodo Éxodo Éxodo
Levítico [?????????? / Vayikra] Moisés Levítico Levítico Levítico
Números [??????????? / Bamidbar] Moisés Números Números Números
Deuteronomio [????????? / Devarim] Moisés; terminado por Josué Deuteronomio Deuteronomio Deuteronomio
Josué [????????? / Yehoshúa] Josué Josué Josué Josué
Jueces [?????????? / Shoftim] Samuel Jueces Jueces Jueces
Rut [???? / Rut] Samuel Rut Rut Rut
Samuel [????????? / Shemuel] Samuel, Gad , Natán I Samuel I Samuel I Samuel
Gad, Natán II Samuel II Samuel II Samuel
Reyes [???????? / Melajim] Jeremías I Reyes I Reyes I Reyes
Jeremías II Reyes II Reyes II Reyes
Crónicas [???????? ????????? / Divrei Hayamim] Esdras I Crónicas I Crónicas I Crónicas
Esdras II Crónicas II Crónicas II Crónicas
Esdras [???????] y Nehemías [?????????] Esdras Esdras Esdras Esdras
Nehemías Nehemías Nehemías Nehemías
III Esdras
IV Esdras
Tobías Tobías
Judit Judit
Ester [????????] Mardoqueo Ester¹ Ester Ester
I Macabeos I Macabeos
II Macabeos II Macabeos
III Macabeos
IV Macabeos
Job [??????? / Iyov] Job Job Job Job
Salmos [?????????? / Tehilim] David, Asaf, Salomón y otros Salmos Salmos Salmos (151)
Proverbios [???????? / Mishlei] Salomón, Agur, Lemuel Proverbios Proverbios Proverbios
Eclesiastés [??????? / Cohelet] Salomón Eclesiastés Eclesiastés (Cohelet) Eclesiastés (Cohelet)
Cantar de los Cantares [????? ?????????? / Shir Hashirim] Salomón Cantar de los Cantares Cantar de los Cantares Cantar de los Cantares
Pseudo-Salomón (170-30 a.C.) (?) Sabiduría Sabiduría
Jesús de Sirac, llamado Sirácides Eclesiástico (Sirácides) Eclesiástico (Sirácides)
Varios Odas
Pseudo-Salomón (70-60 a.C.) (?) Salmos de Salomón
Isaías [???????????? / Yeshayahu] Isaías Isaías Isaías Isaías
Jeremías [??????????? / Yirmiyahu] Jeremías Jeremías Jeremías Jeremías
Lamentaciones [?????? / Eijá] Jeremías Lamentaciones Lamentaciones Lamentaciones
Pseudo-Baruch (150 a.C.) (?) Baruch Baruch
Pseudo-Jeremías (100 a.C.) (?) Carta de Jeremías Carta de Jeremías
Ezequiel [?????????? / Yejezkel] Ezequiel Ezequiel Ezequiel Ezequiel
Daniel [??????????] Daniel Daniel¹ Daniel Daniel
Oseas [???????? / Hoshea] Oseas Oseas Oseas Oseas
Joel [?????? / Yoel] Joel Joel Joel Joel
Amós [?????? / Amós] Amós Amós Amós Amós
Abdías [????????? / Ovadia] Abdías Abdías Abdías Abdías
Jonás [?????? / Yona] Jonás Jonás Jonás Jonás
Miqueas [?????? / Mija] Miqueas Miqueas Miqueas Miqueas
Nahúm [??????] Nahúm Nahum Nahum Nahum
Habacuc [????????? / Javakuk] Habacuc Habacuc Habacuc Habacuc
Sofonías [????????? / Tzefania] Sofonías Sofonías Sofonías Sofonías
Hageo [?????? / Jagai] Hageo Hageo Hageo Hageo
Zacarías [????????? / Zejaria] Zacarías Zacarías Zacarías Zacarías
Malaquías [?????????] Malaquías Malaquías Malaquías Malaquías

¹ No incluyen las partes griegas, que se consideran deuterocanónicas.

Libros del Nuevo Testamento

Libro Atribuido a
Mateo Mateo
Marcos Marcos
Lucas Lucas
Juan Juan
Hechos de los Apóstoles Lucas
Romanos Pablo
I Corintios Pablo
II Corintios Pablo
Gálatas Pablo
Efesios Pablo
Filipenses Pablo
Colosenses Pablo
I Tesalonicenses Pablo
II Tesalonicenses Pablo
I Timoteo Pablo
II Timoteo Pablo
Tito Pablo
Filemón Pablo
Hebreos Pablo
Santiago Santiago
I Pedro Pedro
II Pedro Pedro
I Juan Juan
II Juan Juan (?)
III Juan Juan (?)
Judas Judas
Apocalipsis o Revelación de Juan Apóstol Juan

Por el año 605 a.C., el Pueblo de Israel sufrió una dispersión o, como se le conoce Bíblicamente, una “diáspora”. El rey Nabuconodosor conquistó a Jerusalén y llevó a los israelitas cautivos a Babilonia, comenzando de Babilónica” (cf. 2 Reyes 24, 12; y 2 Reyes 25, 1).

Pero no todos los israelitas fueron llevado cautivos, un “resto” quedó en Israel: 2 Reyes 25, 12; 2 Reyes 25, 22; Jeremías 40, 11; Ezequiel 33, 27. También un número de Israelitas no fueron cautivos a Babilonia sino que fueron a Egipto: 2 Reyes 25, 26; Jeremías 42, 14; Jeremías 43, 7.

El rey Ciro de Persia conquistó a Babilonia (2 Crónicas 36, 20; 2 Crónicas 36, 23) y dio la libertad a los israelitas de regresar a Israel, terminando así su esclavitud. Algunos regresaron a Palestina (Esdras 1, 5; 7, 28; y Nehemías 2, 11) pero otros se fueron en vez a Egipto, estableciéndose, en su mayoría, en la ciudad de Alejandría (fundada por Alejandro Magno en el 322 a.C, contaba con la biblioteca mas importante del mundo en esa época). En esta gran ciudad convivían griegos, judíos y egipcios. Así que los judíos estaban disgregados aun después del fin del cautiverio, unos en Palestina y otros en la diáspora, sobre todo en Alejandría. En el tiempo de Jesús habían mas judíos en Alejandría que en la misma Palestina (1 Macabeos 1, 1)
Mientras la primera semejanza de un canon hebreo se empieza a formar, la lengua hebrea comienza a morir y desapareció completamente para el año 135 a.C. Por esta razón Jesús y sus contemporáneos en Palestina hablaban arameo, un dialecto del hebreo.


Como en la mayor parte del mundo civilizado, la lengua principal de Alejandría en el siglo III a.C. era el griego. Había por eso gran necesidad de una traducción griega de las Sagradas Escrituras. La historia relata que Demetrio de Faleron, el bibliotecario de Plotomeo II (285-246 a.C.), quería unas copias de la Ley Judía para la Biblioteca de Alejandría. La traducción se realizó a inicios del siglo tercero a.C. y se llamó la Traducción de los Setenta (por el número de traductores que trabajaron en la obra). Comenzando con el Torá, tradujeron todas las Sagradas Escrituras, es decir todo lo que es hoy conocido por los cristianos como el Antiguo Testamento. Introdujeron también una nueva organización e incluyeron Libros Sagrados que, por ser mas recientes, no estaban en los antiguos cánones pero eran generalmente reconocidos como sagrados por los judíos. Se trata de siete libros, escritos en griego, que son llamados hoy deuterocanónicos. Vemos entonces que no hay un “silencio bíblico” (una ausencia de Revelación) en los siglos precedentes al nacimiento de Jesús.
La Traducción de los Setenta contiene los textos originales de algunos de los deuterocanónicos (Sabiduría y 2 Macabeos) y la base canónica de otros, ya sea en parte (Ester, Daniel y Sirac) o completamente (Tobit, Judit, Baruc y 1 Macabeos).
 
La Traducción de de los Setenta es la que se usaba en tiempo de Jesucristo y los Apóstoles
La versión alejandrina, con los siete libros deuterocanónicos, se propagó mucho y era la generalmente usada por los judíos en la era Apostólica. Por esta razón no es sorprendente que esta fuera la traducción utilizada por Cristo y los escritores del Nuevo Testamento. 300 de las 350 referencias al Antiguo Testamento que se hacen en el Nuevo Testamento son tomadas de la versión alejandrina. Por es no hay duda de que la Iglesia apostólica del primer siglo aceptó los libros deuterocanónicos como parte de su canon (libros reconocidos como Palabra de Dios). Por ejemplo, Orígenes, (Padre de la Iglesia, 254), afirmó que los cristianos usaban estos libros aunque algunos líderes judíos no los aceptaban oficialmente.
Al final del primer siglo de la era cristiana, una escuela judía, quizás de rabinos, hicieron un canon hebreo en la ciudad de Jamnia, en Palestina. Cerraron el canon con los profetas Esdras (458 a. C.), Nehemías (445 a. C.), y Malaquías (433 a. C.). Este canon comprendía de 22 a 24 libros. No rechazaron los libros deuterocanónicos definitivamente, pero no los incluyeron entre los canónicos. El canon reconocido por los judíos no se fijó hasta mas de cien años después. Aun entonces, los libros “deuterocanónicos” siguieron siendo leídos y respetados por los judíos. Mientras tanto los cristianos siguieron reconociendo la versión alejandrina. Es así que surgieron los dos cánones del Antíguo Testamento.
 
Los dos cánones del Antiguo Testamento
El canon de Alejandría (la traducción de los Setenta al griego, hecha antes de Cristo y aceptada por todos los cristianos y muchos judíos, que contiene los libros deuterocanónicos).
El canon de Palestina (Jamnia, traducción hebrea hecha después de Cristo).
Los historiadores ponen como fecha en que se fijaron los cánones de las traducciones de Alejandría y de Palestina para el siglo segundo de nuestra era. El Obispo Melito de Sardis registró la primera lista conocida del canon alejandrino en el año 170 A.D. Contenía 45/46 libros (el libro de Lamentaciones se consideraba como parte de Jeremías). El canon Palestino contenía solo 39 libros pues no tenía los libros 7 libros Deuterocanónicos.
 
La Vulgata de San Jerónimo
La primera traducción de la Biblia al latín fue hecha por San Jerónimo y se llamó Vulgata (año 383 AD). El latín era entonces el idioma común en el mundo Mediterráneo. San Jerónimo en un principio tradujo del texto hebreo del canon de Palestina. Su estilo era mas elegante y en algunas frases distinto a la Traducción de los Setenta. Además le faltaban los libros deuterocanónicos por no estar en el texto hebreo. Esto produjo una polémica entre los cristianos. En defensa de su traducción, San Jerónimo escribió una carta: Ad Pachmmachium de optimo genere interpretandi, la cual es el primer tratado acerca de la traductología. Por eso se le considera el padre de esta disciplina. Ahí explica, entre otras cosas el motivo por el cual considera inexacta a la septuagésima. Finalmente se aceptó su versión, pero con la inclusión de los libros deuterocanónicos. Por eso la Vulgata tiene todos los 46 libros.
 
La Iglesia establece el canon
La controversia sobre que libros son canónicos fue larga, extendiéndose hasta el siglo IV y aun mas tarde. Las polémicas con los herejes, particularmente los seguidores de Marción, que rechazaban libros generalmente reconocidos por los Padres, hizo que la Iglesia definiera con autoridad la lista de los libros sagrados (el canon).
Los concilios de la Iglesia, el Concilio de Hipona, en el año 393 y el Concilio de Cartago, en el año 397 y 419, ambos en el norte de África, confirmaron el canon Alejandrino (con 46 libros para el Antiguo Testamento) y también fijaron el canon del Nuevo Testamento con 27 libros. La carta del papa S. Inocencio I en el 405, también oficialmente lista estos libros. Finalmente, el Concilio de Florencia (1442) definitivamente estableció la lista oficial de 46 libros del A.T. y los 27 del N.T.
 
El canon del Nuevo Testamento se definió en el siglo IV tras un largo y difícil proceso de discernimiento
El mismo nombre de “Nuevo Testamento” no se usó hasta el siglo II. Uno de los criterios para aceptar o no los libros fue que tuviese como autor a un apóstol; su uso, especialmente en la liturgia en las Iglesias Apostólicas y la conformidad con la fe de la Iglesia. Fue bajo estos criterios que algunos evangelios atribuidos a los Apóstoles (ej. Ev de Tomás, Ev. de Pedro) fueron rechazados. El evangelio de San Juan y el Apocalipsis se consideraron por largo tiempo como dudosos por el atractivo que tenían con grupos sectarios y milenaristas.
Todos los católicos aceptaron el canon de la Biblia fijado por los concilios mencionados y, como este canon no fue causa de seria controversia hasta el siglo XVI, no se necesitó definir el canon de la Biblia como una verdad infalible.
 
A la Biblia Protestante le faltan libros
En el 1534, Martín Lutero tradujo la Biblia al alemán y agrupó los siete libros deuterocanónicos bajo el título de “apócrifos”, señalando: “estos son libros que no se tienen por iguales a las Sagradas Escrituras y sin embargo son útiles y buenos para leer.” Es así como los protestantes llegaron a considera a los deuterocanónicos como libros no aceptados en el canon, o sea como libros apócrifos.

Siempre los cristianos habían reconocido esos libros como parte de la Biblia. Los concilios del siglo IV y posteriores habían confirmado la creencia cristiana. La opinión de Lutero era mas bien la de los judíos que seguían la traducción de Jamnia. Es por eso que los protestantes, carecen de los libros deuterocanónicos de la Biblia:

  • Tobías
  • Judit
  • Ester (protocanónico con partes deuterocanónicas)
  • Daniel (protocanónico con partes deuterocanónicas)
  • I Macabeos
  • II Macabeos
  • Sabiduría
  • Eclesiástico (también llamado “Sirac”)
  • Baruc


Lutero no solo eliminó libros del Antiguo Testamento sino que hizo cambios en el Nuevo Testamento
“Él [Martín Lutero] había declarado que la persona no se justifica por la fe obrando en el amor, sino sólo por la fe. Llegó incluso a añadir la palabra “solamente” después de la palabra “justificado” en su traducción alemana de Romanos 3, 28, y llamó a la Carta de Santiago “epístola falsificada” porque Santiago dice explícitamente: “Veis que por las obras se justifica el hombre y no sólo por la fe”. (Scott y Kimberly HAHN, Roma dulce hogar, ed. Rialp, Madrid, 2000, página 57; Scott Hahn fue ministro protestante, presbiteriano antes de su conversión)
Se tomó la libertad de separar los libros del Nuevo Testamento de la siguiente manera:
  • Libros sobre la obra de Dios para la salvación: Juan, Romanos, Gálatas, Efesios, I Pedro y I Juan.
  • Otros libros canónicos: Mateo, Marcos, Lucas, Hechos, el resto de las cartas de Pablo, II Pedro y II de Juan.
  • Los libros no canónicos: Hebreos, Santiago, Judas, Apocalipsis y libros del Antiguo Testamento.
Los protestantes tienen los mismos libros que los católicos en el Nuevo Testamento porque no aceptaron los cambios de Lutero para esta parte del canon.
Los protestantes y evangélicos se encuentran en una posición contradictoria
Reconocen el canon establecido por los concilios del siglo IV para el Nuevo Testamento (los 27 libros que ellos tienen) pero no reconocen esa misma autoridad para el canon del AT.
Es interesante notar que la Biblia Gutenberg, la primera Biblia impresa, es la Biblia latina (Vulgata), por lo tanto, contenía los 46 libros del canon alejandrino.
 
Posición de la Iglesia Anglicana (episcopalianos)
Según los 39 Artículos de Religión (1563) de la Iglesia de Inglaterra, los libros deuterocanónicos pueden ser leídos para “ejemplo de vida e instrucción de costumbres”, pero no deben ser usados para “establecer ninguna doctrina” (Artículo VI). Consecuentemente, la Biblia, versión del Rey Jaime (1611) imprimió estos libros entre el N.T. y el A.T. Pero Juan Lightfoot (1643) criticó este orden alegando que los “malditos apócrifos” pudiesen ser así vistos como un puente entre el A.T. y el N.T. La Confesión de Westminster (1647) decidió que estos libros, “al no ser de inspiración divina, no son parte del canon de las Escrituras y, por lo tanto, no son de ninguna autoridad de la Iglesia de Dios ni deben ser en ninguna forma aprobados o utilizados mas que otros escritos humanos”.

a nadie le importa si los Evangelios tenían puntos, comas o la madre

Paleografía. Conclusiones Siguiendo con los medios que empleaban los griegos para expresar con toda precisión sus ideas, que fueron muchas, están los acentos y los denominados espíritus. Ciertas vocales que inician palabra se pronunciaban fuertes, como si se les añadiera nuestra “jota”, aunque un poco menos pronunciada. Había dos “espíritus”, el áspero y el suave. […]

Paleografía. Conclusiones

Siguiendo con los medios que empleaban los griegos para expresar con toda precisión sus ideas, que fueron muchas, están los acentos y los denominados espíritus. Ciertas vocales que inician palabra se pronunciaban fuertes, como si se les añadiera nuestra “jota”, aunque un poco menos pronunciada. Había dos “espíritus”, el áspero y el suave. Pues bien, los griegos tenían acentos y espíritus. Y parece que desde tiempos de Aristófanes de Bizancio (año 260 AEC, es decir, siglo tercero antes de Cristo).

También tenían Taquigrafía (de taxos y grafia = escritura rápida) y eso parece que data del siglo IV antes de Cristo, por una inscripción hallada en la Acrópolis de Atenas, dice el libro. Tenían una manera simplificada de numerar consistente en dar a cada letra el valor del orden en que se encuentra en el alfabeto. Como escribían a mano y reproducían los libros escritos a mano, tenían un método de calcular el número de letras y el valor de copiar un libro, la Esticometría. En fin, tenían de todo.

En un mundo analfabeto en que el saber es patrimonio de la Iglesia se divulga que unos sujetos, en 1.227 y 1.551, han establecido las divisiones de los Evangelios, divisiones que antes no existían. Nadie con capacidad crítica tiene la posibilidad de analizar tal hecho y es aceptado. Pasan los siglos y por fin a nadie le importa un bledo si los Evangelios tenían puntos, comas o la madre que les dio a luz. Todo sigue igual.

El Palimpsesto de Arquímedes

El Palimpsesto de Arquímedes, revelado Un resumen de la complicada historia podría ser el siguiente. El libro con los textos y diagramas de Arquímedes fue escrito en griego en el siglo X, sobre pergamino, en Constantinopla. Tres siglos después fue deshojado y su texto borrado imperfectamente para, junto con hojas de otros seis libros antiguos, […]

El Palimpsesto de Arquímedes, revelado

Arquimides

Un resumen de la complicada historia podría ser el siguiente. El libro con los textos y diagramas de Arquímedes fue escrito en griego en el siglo X, sobre pergamino, en Constantinopla. Tres siglos después fue deshojado y su texto borrado imperfectamente para, junto con hojas de otros seis libros antiguos, hacer un libro de oraciones cristianas. En el proceso de reciclado las páginas se cortaron por la mitad, se rotaron 90 grados y se volvieron a plegar por la mitad.

El estudio del original ha encontrado también al autor de este palimpsesto. Se llamaba Johanes Myronas y terminó su obra el 12 de abril de 1229. El libro resurge a principios del siglo XX en Estambul, y un estudioso identifica en él restos de textos clásicos pero luego se pierde por vericuetos relacionados con expertos judíos y la II Guerra Mundial, hasta 1998. Entonces se subasta en Christie’s, pero el comprador, que lo obtiene por dos millones de dólares frente a la oposición del Gobierno griego, sigue siendo anónimo.

Little Greek

Little Greek   ἐξίσταντο δὲ πάντες καὶ διηποροῦντο, ἄλλος πρὸς ἄλλον λέγοντες, τί θέλει τοῦτο εἶναι; (Acts 2:12)   This page contains information on resources for learning Greek. It is maintained by Jonathan Robie. Make sure you check out Little Greek 101, our online New Testament Greek tutorial.   Contents   What is a little […]

Little Greek

 

????????? ?? ?????? ??? ???????????, ????? ???? ????? ????????, ?? ????? ????? ?????;
(Acts 2:12)

 

This page contains information on resources for learning Greek. It is maintained by Jonathan Robie. Make sure you check out Little Greek 101, our online New Testament Greek tutorial.

 

Contents

 

 

????????

El alfabeto griego es un alfabeto de veinticuatro letras utilizado para escribir la lengua griega. Desarrollado alrededor del siglo IX a. C. a partir del alfabeto consonántico fenicio, los griegos adoptaron el primer alfabeto completo de la historia, entendiéndolo como la escritura que expresa los sonidos individuales del idioma, es decir que prácticamente a cada vocal y […]

image_pdfimage_print

El alfabeto griego es un alfabeto de veinticuatro letras utilizado para escribir la lengua griega. Desarrollado alrededor del siglo IX a. C. a partir del alfabeto consonántico fenicio, los griegos adoptaron el primer alfabeto completo de la historia, entendiéndolo como la escritura que expresa los sonidos individuales del idioma, es decir que prácticamente a cada vocal y cada consonante corresponde un símbolo distinto.

Su uso continúa hasta nuestros días, tanto como alfabeto nativo del griego moderno como a modo de crear denominaciones técnicas para las ciencias, en especial la lógica, la matemática, la física, la astronomía y la informática.

Durante los primeros años de escritura con ordenador era difícil escribir el alfabeto griego. Hoy en día los sistemas más usados son: el juego de caracteres ISO-8859-7[1], que sólo permite escribir griego monotónico (adecuado para el griego moderno), y el sistema Unicode, que permite escribir griego politónico (adecuado para el griego antiguo y moderno). Hay dos rangos de caracteres Unicode para el alfabeto griego: Griego y copto (U+0370 a U+03FF) y Griego extendido (U+1F00 a U+1FFF).

Los sonidos bajo el epígrafe ant. corresponden a la pronunciación del griego antiguo, indicada con los signos usados por el Alfabeto fonético internacional; bajo el epígrafe mod. se encuentra la pronunciación en el griego moderno. Los valores numéricos corresponden al sistema de numeración jónico. Nótese que el nombre de la letra en castellano no necesariamente corresponde con el sonido que tenía la letra en griego antiguo, algo de esperar debido a la evolución independiente que las dos lenguas han tenido a lo largo de su historia.

Greek alphabet alpha-omega.svg
????????
Alfabeto griego
? ? Alfa ? ? Beta
? ? Gamma ? ? Delta
? ? Épsilon ? ? Dseda
? ? Eta ? ? Zeta
? ? Iota ? ? Kappa
? ? Lambda ? ? Mi
? ? Ni ? ? Xi
? ? Ómicron ? ? Pi
? ? Ro ? ? Sigma
? ? Tau ? ? Ípsilon
? ? Fi ? ? Ji
? ? Psi ? ? Omega
Letras obsoletas
Digamma uc lc.svg Digamma Stigma uc lc.svg Stigma
Heta uc lc.svg Heta San uc lc.svg San
Sho uc lc.svg Sho Qoppa Q-and-Z-shaped.svg Qoppa
Greek Sampi 2 shapes.svg Sampi
Alfabeto griego

Variantes de algunos alfabetos griegos arcaicos (eubeo, jónico, ateniense y corintio) comparadas con la forma moderna.

Letra Nombre Sonido AFI Valor
numérico
Alfabeto
fenicio
Adaptado Gr. Clásico Gr. Moderno Ant.1 2 Mod.
? ? Alfa Alpha Alfa [a] [a?] [a] 1

????????

The Greek alphabet is the script that has been used to write the Greek language since the 8th century BC.[2] It was derived from the earlier Phoenician alphabet, and was in turn the ancestor of numerous other European and Middle Eastern scripts, including Cyrillic and Latin.[3] Apart from its use in writing the Greek language, […]

image_pdfimage_print

The Greek alphabet is the script that has been used to write the Greek language since the 8th century BC.[2] It was derived from the earlier Phoenician alphabet, and was in turn the ancestor of numerous other European and Middle Eastern scripts, including Cyrillic and Latin.[3] Apart from its use in writing the Greek language, both in its ancient and its modern forms, the Greek alphabet today also serves as a source of technical symbols and labels in many domains of mathematics, science and other fields.

In its classical and modern form, the alphabet has 24 letters, ordered from alpha to omega. Like Latin and Cyrillic, Greek originally had only a single form of each letter; it developed the letter case distinction between upper-case and lower-case forms in parallel with Latin during the modern era.

Sound values and conventional transcriptions for some of the letters differ between Ancient Greek and Modern Greek usage, owing to phonological changes in the language.

In traditional (“polytonic”) Greek orthography, vowel letters can be combined with several diacritics, including accent marks, so-called “breathing” marks, and the iota subscript. In common present-day usage for Modern Greek since the 1980s, this system has been simplified to a so-called “monotonic” convention.

Letter Name Sound value
Ancient[4] Modern[5]
? ? alpha [a] [a?] [a]
? ? beta [b] [v]
? ? gamma [?] [?] ~ [?]
? ? delta [d] [ð]
? ? epsilon [e] [e]
? ? zeta [zd] (or [dz][6]) [z]
? ? eta [??] [i]
? ? theta [t?] [?]
? ? iota [i] [i?] [i]
? ? kappa [k] [k] ~ [c]
? ? lambda [l] [l]
? ? mu [m] [m]
Letter Name Sound value
Ancient Modern
? ? nu [n] [n]
? ? xi [ks] [ks]
? ? omicron [o] [o]
? ? pi [p] [p]
? ? rho [r] [r]
? ??[7] sigma [s] [s]
? ? tau [t] [t]
? ? upsilon [y] [y?] [i]
? ? phi [p?] [f]
? ? chi [k?] [x] ~ [ç]
? ? psi [ps] [ps]
? ? omega [??] [o]

 


Greek alphabet (uncountable)

  1. The 24-letter alphabet of the modern Greek language, consisting of the following letters presented in upper case (majuscule) and lower case (minuscule) pairs:
    ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?, ? ?
  2. The alphabet consisting of the above letters plus the following four obsolete letters:
    ? ? (digamma), ? ? (san), ? ? (qoppa/koppa), ? ? (sampi)
???? ? ?
???? ? ?
????? ? ?
????? ? ?
? ????? ? ?
???? ? ?
??? ? ?
???? ? ?
???? ? ?
????? ? ?
?????? ? ?
?? ? ?
?? ? ?
?? ? ?
? ?????? ? ?
?? ? ?
?? ? ?
????? ? ?
??? ? ?
? ????? ? ?
?? ? ?
?? ? ?
?? ? ?
? ???? ? ?

 

Declinación del griego antiguo

La declinación del griego antiguo expresa numerosas relaciones gramaticales dentro de la oración. El griego antiguo es una lengua flexiva en la cual el sistema nominal (sustantivos, adjetivos, pronombres y determinantes) indica su función sintáctica por medio de sufijos: 1 Appendix:Ancient Greek first declension 2 Appendix:Ancient Greek second declension 3 Appendix:Ancient Greek third declension A […]

La declinación del griego antiguo expresa numerosas relaciones gramaticales dentro de la oración. El griego antiguo es una lengua flexiva en la cual el sistema nominal (sustantivos, adjetivos, pronombres y determinantes) indica su función sintáctica por medio de sufijos:

Greek nouns of the second declension are masculines and feminines in -?? (-os), and neuters in -?? (-on) or in -?? (-?s) and -?? (-?n) (Attic nouns).

Suffixes

Regular nouns
Masculine & Feminine Neuter
Singular Dual Plural Singular Dual Plural
Nominative –?? –? –?? –?? –? –?
Genitive –?? –??? –?? –?? –??? –??
Dative –? –??? –??? –? –??? –???
Accusative –?? –? –??? –?? –? –?
Vocative –? –? –?? –?? –? –?

Tercera declinación

Caso masculino femenino neutro
nominativo  sg ? ?
genitivo  sg ? ? ?
dativo  sg ? ? ?
acusativo  sg ? ? ?
nominativo pl ? ? ?
genitivo pl ?? ?? ??
dativo pl ?? ?? ??
acusativo pl ?? ? ?

Artículos

Caso masculino femenino neutro
nominativo  sg ? ? ??
genitivo  sg ??? ??? ?0?
dativo  sg ?? ?? ??
acusativo  sg ??? ??? ??
nominativo pl ?? ?? ??
genitivo pl ??? ??? ???
dativo pl ???? ???? ????
acusativo pl ???? ??? ??