El virus Zika

El virus Zika, culpado ahora por el nacimiento de bebés con cabezas muy pequeñas y cerebros dañados, ha existido por largo tiempo -fines de los años 40 y principios de los 50- y repentinamente, sin aviso o razón, después de inducir, en el mejor de los casos, enfermedad suave. Además, muchas de las mujeres que están dando a luz bebés deformados dan negativo para la presencia del virus Zika. Así es que ¿Qué es lo que está causando que nazcan bebés con cabezas muy pequeñas y cerebros dañados?
El virus Zika, culpado ahora por el nacimiento de bebés con cabezas muy pequeñas y cerebros dañados, ha existido por largo tiempo -fines de los años 40 y principios de los 50- y repentinamente, sin aviso o razón, después de inducir, en el mejor de los casos, enfermedad suave. Además, muchas de las mujeres que están dando a luz bebés deformados dan negativo para la presencia del virus Zika. Así es que ¿Qué es lo que está causando que nazcan bebés con cabezas muy pequeñas y cerebros dañados?

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas

2015-09-25

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas
Durante su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, el Pontífice defendió el medio ambiente, la vida y el acuerdo nuclear.

2015-09-25

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas
Durante su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, el Pontífice defendió el medio ambiente, la vida y el acuerdo nuclear.

gas and mortgage

The world population is the total number of living humans on Earth. As of 2013, it is estimated at 7.176 billion by the United States Census Bureau (USCB).[1] The USCB estimates that the world population exceeded 7 billion on March 12, 2012.[2]According to a separate estimate by the United Nations Population … Continue reading

The world population is the total number of living humans on Earth. As of 2013, it is estimated at 7.176 billion by the United States Census Bureau (USCB).[1] The USCB estimates that the world population exceeded 7 billion on March 12, 2012.[2]According to a separate estimate by the United Nations Population Fund, it reached this milestone on October 31, 2011.[3][4][5]

The world population has experienced continuous growth since the end of the Great Famine and the Black Death in 1350, when it was near 370 million.[6] The highest growth rates – global population increases above 1.8% per year – occurred briefly during the 1950s, and for longer during the 1960s and 1970s. The global growth rate peaked at 2.2% in 1963, and has declined to below 1.1% as of 2012.[7] Total annual births were highest in the late 1980s at about 138 million,[8] and are now expected to remain essentially constant at their 2011 level of 134 million, while deaths number 56 million per year, and are expected to increase to 80 million per year by 2040.[9]

Current UN projections show a continued increase in population in the near future with a steady decline in population growth rate; global population is expected to reach between 8.3 and 10.9 billion by 2050.[10][11] UN Population Division estimates for the year 2150 range between 3.2 and 24.8 billion;[12] one of many independent mathematical models supports the lower estimate.[13] Some analysts have questioned the sustainability of further world population growth, highlighting the growing pressures on the environment, global food supplies, and energy resources

While everyone in the world could fit into a small chunk of America if they all lived in the density of New York, the world wouldn’t survive at all if everyone in the world decided to consume like those New Yorkers (or any Americans). While those of us in the U.S. consume enough resources to take up 4.1 Earth’s worth of resources, the only reason we haven’t eaten through everything is that the rest of the world is balancing us out by using far more reasonable percentages of the Earth.

If the Chinese and Indians were to use as much energy per capita as Americans use, their total power consumption would be 14 times as great as that of the United States.

Even if Asians were to restrict themselves to lower European levels of energy usage they would still consume eight to nine times as much power as America does today.

Spend a week in China and you’ll see why. Here’s a Shanghai Daily headline from Sept. 7, 2012: “City Warned of Water Resource Shortage.” The article said: “Shanghai may face a shortage of water resources if the population continues to soar. … The current capacity of the city’s water supply was about 16 million tons per day, which is able to cover the demand of 26 million people. However, once the population reaches 30 million, the demand would rise to 18 million tons per day, exceeding the current capacity.” Shanghai will hit 30 million in about seven years!

“Success in the ‘American Dream,’ ” notes Peggy Liu, the founder of the Joint U.S.-China Collaboration on Clean Energy, or Juccce, “used to just mean a house, a family of four, and two cars, but now it’s escalated to conspicuous consumption as epitomized by Kim Kardashian. China simply cannot follow that path — or the planet will be stripped bare of natural resources to make all that the Chinese consumers want to consume.”

However we look at it, the world cannot expect to see its energy usage grow by such an extent. Conventional forms of power generation will produce carbon in such volumes that our planet will be condemned to unmanageable climate change, while the alternatives — even nuclear power — are simply not viable within the time frames mentioned.

Or take cars. Estimates suggest that if China, India and other developing countries reach Western levels of car ownership, there could be 3 billion cars in the world, four times the current total, within four decades. Where will the fuel come from for these vehicles, and what about their environmental impact?

Similar calculations can be made for everything from chickens to iPads. Quite simply, this world just does not have enough for two more consumption-driven Americas.

Politicians, economists and businessmen remain in denial, using the crutch of technology, free markets and finance to spin messages about innovation and hope. But hope is not a plan.

This is misleading. She didn’t say she thought Obama’s government would pay for her gas and her mortgage. She said she wouldn’t have to “worry” about them anymore, probably meaning she hoped that she’d have enough income to cover those things. And she expected an increase in income due to some grand policy she mistakenly thought Obama would institute. The guy brings her ruby slippers before they met and she would later go on to compare Obama to the Wizard of Oz. Probably a preset script.

Fracking

PATRICIA MAYORGA
16 DE AGOSTO DE 2014

Los habitantes de las comunidades de los municipios del norte de Chihuahua comienzan a organizarse para defender sus tierras, pero sobre todo para pedir información a las autoridades federales, en particular a Pemex, sobre los trabajos de la apertura de pozos para explorar y explotar hidrocarburos no convencionales en la región mediante la cuestionada técnica de fracturación hidráulica o fracking. Entrevistados por Proceso, algunos alcaldes y regidores aseguran que si esos trabajos prosperan, Chihuahua va rumbo a la catástrofe ambiental.


EMILIO GODOY
16 DE AGOSTO DE 2014

Justo cuando en México se aprobó una ley secundaria en materia energética que no sólo estimula a los inversores extranjeros sino que les ofrece garantías inusitadas, en Estados Unidos están en marcha varios juicios de particulares contra las compañías petroleras que aplican el método del fracking o fractura hidráulica, por sus agresiones al entorno natural y los riesgos para la población. Aunque el impacto de estas querellas podrá evaluarse en unos años, cuando se den los veredictos, algunos condados y estados ya están restringiendo esas actividades.


Raúl A. Rubio Cano

Es impresionante el documental titulado “Gasland”, de Josh Fox (http://www.youtube.com/watch?v=VEaNLaSFFl8), vecino de los bosques de Pensilvania, Milanville, por donde pasa el río Delaware, el mismo que abastece de agua potable a la ciudad de Nueva York y otras poblaciones circunvecinas a la metrópoli de los rascacielos. Las grandes compañías del Fracking le han ofrecido 100 mil dólares anuales porque les rente algunas hectáreas de su propiedad, ya que desean extraer gas Shale de esa gran cuenca del noreste estadounidense y, en lugar de ello, Fox decidió viajar por buena parte de los 34 estados de la Unión Americana que ya son motivo de explotación y exponer en su reportaje, de una hora y 40 minutos, la dramática existencia que padecen tranquilas almas y ecosistemas que por la avaricia de unos cuantos potentados (entre ellos Dick Cheney), se les ha ido destruyendo y generando así, un verdadero infierno para la mayoría de las tierra y población de los Estados Unidos de América, propagando el gobierno de Obama, que con tales extracciones de gas, Estados Unidos será energéticamente autosuficiente y que con ese gas se contaminará menos al medio ambiente, olvidando mencionar que en cada pozo que va abriendo de gas Shale, le inyectan más de 596 poderosos tóxicos y se consume de 4 a 28 millones de litros de agua para tales propósitos de explotación gasera. Lo importante de este reportaje es que pone de manifiesto lo que nos espera en la explotación del gas Shale en la cuenca del río Bravo del lado mexicano que es considerada la tercera a nivel mundial y donde, se afectará el norte de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas horriblemente y, tal vez para los planeadores estratégicos del imperio, por eso se busca traer agua a Monterrey de otras partes del país (Monterrey VI), como es el río Tampaon, porque obviamente, el agua que viene de los escurrimientos de los desiertos de Chihuahua y Coahuila para el abasto de los regios, se contaminará inevitablemente cuando se acelere la extracción del gas Shale en la gran cuenca de Sabinas Coahuila, y de donde se utilizará el agua del mar subterráneo en ese desierto, el caso es de emergencia nacional, pero por lo visto, poco importa todo ello, tanto al gobierno de Peña Nieto, no digamos al de Obama, que ya tiene de responsable para tales tropelías en su propio país y fronteras, al general David Petraeus. Por eso, es lamentable, vergonzoso, inconcebible, que en nuestra ciudad hasta se den cursos de lo que la USAID llama “Justicia Restaurativa” para el supuesto bien de Nuevo León, y que con ello se busque ir minando nuestros sistema de Justicia y ponernos al servicio del amo del norte; se les olvida a estas modernas Malinches que trabajan para tal fin que ya en Estados Unidos se acaba de adquirir para su protección interna armamento militar por un costo equivalente al gastado en la guerra de Afganistán e Irak, según últimas noticias, porque ya sienten esos dueños del mundo, que son unos cuantos, que ese pueblo ya no aguanta más, porque oiga usted, eso del gas Shale acabará con vidas y ecosistemas para siempre; definitivamente, pareciera que el gobierno estadounidense lo maneja un nuevo Nerón que va destruyendo su país aceleradamente y de pasada el resto del mundo, así que mejor la USAID y demás serviles apliquen eso de “Justicia Restaurativa”, allende el Río Bravo, que bastante tienen qué hacer para atender a su propio pueblo ¡Órale!

PATRICIA MAYORGA
16 DE AGOSTO DE 2014

Los habitantes de las comunidades de los municipios del norte de Chihuahua comienzan a organizarse para defender sus tierras, pero sobre todo para pedir información a las autoridades federales, en particular a Pemex, sobre los trabajos de la apertura de pozos para explorar y explotar hidrocarburos no convencionales en la región mediante la cuestionada técnica de fracturación hidráulica o fracking. Entrevistados por Proceso, algunos alcaldes y regidores aseguran que si esos trabajos prosperan, Chihuahua va rumbo a la catástrofe ambiental.


EMILIO GODOY
16 DE AGOSTO DE 2014

Justo cuando en México se aprobó una ley secundaria en materia energética que no sólo estimula a los inversores extranjeros sino que les ofrece garantías inusitadas, en Estados Unidos están en marcha varios juicios de particulares contra las compañías petroleras que aplican el método del fracking o fractura hidráulica, por sus agresiones al entorno natural y los riesgos para la población. Aunque el impacto de estas querellas podrá evaluarse en unos años, cuando se den los veredictos, algunos condados y estados ya están restringiendo esas actividades.


Raúl A. Rubio Cano

Es impresionante el documental titulado “Gasland”, de Josh Fox (http://www.youtube.com/watch?v=VEaNLaSFFl8), vecino de los bosques de Pensilvania, Milanville, por donde pasa el río Delaware, el mismo que abastece de agua potable a la ciudad de Nueva York y otras poblaciones circunvecinas a la metrópoli de los rascacielos. Las grandes compañías del Fracking le han ofrecido 100 mil dólares anuales porque les rente algunas hectáreas de su propiedad, ya que desean extraer gas Shale de esa gran cuenca del noreste estadounidense y, en lugar de ello, Fox decidió viajar por buena parte de los 34 estados de la Unión Americana que ya son motivo de explotación y exponer en su reportaje, de una hora y 40 minutos, la dramática existencia que padecen tranquilas almas y ecosistemas que por la avaricia de unos cuantos potentados (entre ellos Dick Cheney), se les ha ido destruyendo y generando así, un verdadero infierno para la mayoría de las tierra y población de los Estados Unidos de América, propagando el gobierno de Obama, que con tales extracciones de gas, Estados Unidos será energéticamente autosuficiente y que con ese gas se contaminará menos al medio ambiente, olvidando mencionar que en cada pozo que va abriendo de gas Shale, le inyectan más de 596 poderosos tóxicos y se consume de 4 a 28 millones de litros de agua para tales propósitos de explotación gasera. Lo importante de este reportaje es que pone de manifiesto lo que nos espera en la explotación del gas Shale en la cuenca del río Bravo del lado mexicano que es considerada la tercera a nivel mundial y donde, se afectará el norte de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas horriblemente y, tal vez para los planeadores estratégicos del imperio, por eso se busca traer agua a Monterrey de otras partes del país (Monterrey VI), como es el río Tampaon, porque obviamente, el agua que viene de los escurrimientos de los desiertos de Chihuahua y Coahuila para el abasto de los regios, se contaminará inevitablemente cuando se acelere la extracción del gas Shale en la gran cuenca de Sabinas Coahuila, y de donde se utilizará el agua del mar subterráneo en ese desierto, el caso es de emergencia nacional, pero por lo visto, poco importa todo ello, tanto al gobierno de Peña Nieto, no digamos al de Obama, que ya tiene de responsable para tales tropelías en su propio país y fronteras, al general David Petraeus. Por eso, es lamentable, vergonzoso, inconcebible, que en nuestra ciudad hasta se den cursos de lo que la USAID llama “Justicia Restaurativa” para el supuesto bien de Nuevo León, y que con ello se busque ir minando nuestros sistema de Justicia y ponernos al servicio del amo del norte; se les olvida a estas modernas Malinches que trabajan para tal fin que ya en Estados Unidos se acaba de adquirir para su protección interna armamento militar por un costo equivalente al gastado en la guerra de Afganistán e Irak, según últimas noticias, porque ya sienten esos dueños del mundo, que son unos cuantos, que ese pueblo ya no aguanta más, porque oiga usted, eso del gas Shale acabará con vidas y ecosistemas para siempre; definitivamente, pareciera que el gobierno estadounidense lo maneja un nuevo Nerón que va destruyendo su país aceleradamente y de pasada el resto del mundo, así que mejor la USAID y demás serviles apliquen eso de “Justicia Restaurativa”, allende el Río Bravo, que bastante tienen qué hacer para atender a su propio pueblo ¡Órale!

Transgénicos

Dr. Gilles-Eric Séralini, experto de la Comisión Europea en transgénicos.
“Los transgénicos son tóxicos para la salud humana”

LA VANGUARDIA – IMA SANCHÍS – 08/04/2009
Tengo 49 años. Nací en Argelia y vivo en Caen (Francia), donde soy catedrático de Biología Molecular. Estoy casado y tengo dos hijos. Me preocupan el medio ambiente y la salud a largo plazo, soy especialista en toxicidad de variedades transgénicas y herbicidas. Soy cristiano


Artículo escrito por Raúl Mannise para ecocosas.com

Viendo que mucha gente esta confundida, y no es para menos, con la cantidad de información que circula por ahí; me he visto en la necesidad de volver a escribir sobre el tema como ya hice en el artículo: Transgénicos una gran mentira (si hacen clic en los textos en azul van al artículo mencionado).
Con anterioridad he comentada las muchas desventajas y problemas que ocasionan estos cultivos,he enfocado el tema desde otro angulo, mencionando un aspecto que poco se conoce y que considero es la raíz del problema con los transgénicos.
tomates transgenicos1 ¿Cual es el problema con los Transgénicos?
Primero haremos un poco de historia y definiciones para poder entender el problema. El hombre lleva realizando modificaciones genéticas en plantas durante milenios, casi desde que empieza a cultivar, siempre se buscó mejorar las plantas seleccionando solo las semillas de aquellas con mejores frutos, cruzando una planta que produce mucho con otra que tolere mas el frío etc. A partir de 1900 gracias al trabajo de George Mendel la cosa se potencio, Mendel experimento con guisantes de distintos colores haciendo múltiples cruzas y generaciones, logrando redactar “las leyes de Mendel”, es considerado el padre de la genética, a principios de 1970 una serie de empresas logro las primeras semillas híbridas que consintieron en una cruza entre plantas de una misma familia, dando como resultados plantas cuyas semillas eran estériles, de esta forma hicieron grandes fortunas, el precio de las semillas creció sin parar entre en 1970 y 1990, convirtiendo a estas empresas en poderosas multinacionales. También comenzaron técnicas de clonación y micro-propagación para poder asegurar un producto homogéneo y vender así siempre la misma planta, que dará siempre el mismo tipo de tomate del mismo tamaño y color (parece ser que si algo tiene buen aspecto se vende mejor aunque no tenga sabor) etc.
Con el tiempo surgió la competencia, las técnicas se volvieron populares y las semillas ya no eran el “super” negocio, entonces nacen los transgénicos como respuesta para monopolizar el mercado nuevamente, Monsanto compro varios competidores y empezó a patentar cuanto gen encontraba, convirtiéndose en la mas grande empresa de biotecnología del mundo.
Un transgénico (organismo modificado genéticamente OMG) consiste en injertar genes de una especie en otra, como comente el hombre lleva manipulando la genética de plantas y animales desde hace mucho pero la gran diferencia es que siempre estaba sujeto a las leyes naturales, podía mezclar una tomate con un pimiento, pero no una acelga con mosquito, no solo por la diferencias de órganos sexuales sino por que genéticamente eso era inviable, por ejemplo físicamente seria posible cruzar una oveja con un perro pero como la unión genética es inviable la naturaleza lo rechaza, al hacerlo directamente sobre el ADN y solo en pequeñas porciones los transgénicos se saltan esta leyes.
trans ¿Cual es el problema con los Transgénicos?
Así llegamos a cruzas imposibles como un maíz con genes de un salmón o una bacteria, y los resultados de esta trasgénia son nuevas formas de vida, nuevas proteínas, enzimas y demás, cuyos efectos sobre el ambiente son desconocidos.
Si se derrama petroleo en el Delta del Niger la contaminación lleva muchos años para poder remediarse por mas medios que se ocupen en la tarea, un accidente nuclear o un detonación lleva siglos esto lo saben bien los japoneses y los rusos, pero la contaminación genética es para siempre, es un proceso irreversible la planta transgénica con su polen contamina a la especie sin modificaciones y su descendencia presentar los “genes nuevos” junto a sus desconocidos efectos.
Algunos efectos de los transgénicos ya se han dado como la disminución de la mariposa monarca en E.E.U.U. Seis equipos de investigadores publicaron sus resultados en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias en el otoño de 2001 (Hellmich et al., 2001Oberhauser et al., 2001Pleasants et al., 2001Sears et al., 2001Stanley-Horn et al., 2001Zangerl et al., 2001). Según estos informes, Bt 176, el componente transgénico presente en un tipo de maíz Bt, produce polen que es muy tóxico para las larvas de monarca y otras especies de mariposas, como la mariposa negra con alas posteriores bifurcadas (Papilio polixenes). Varios estudios independientes levantan algo mas que sospechas sobre los efectos de los transgénicos en estudios hechos con ratas se han visto daños graves en los órganos internos de ratas alimentadas con maíz transgénico, pero la industria y los gobernantes insisten en que son seguros (basados en que…no se sabe) ignorando a la comunidad científica.
El problema es aun mayor porque al saltarse la normas genéticas también afectan no solo a la biodiversidad, no solo ponen en peligro a mas de una especie desde bacterias a insectos o cualquiera que se alimente con estos, sino que también toda la cadena de la vida, los organismos tienen algo llamado selectividad una vaca acostumbrada a comer vegetales reacciona mal si se la alimenta con carne esto ya paso y nos dio como resultado la enfermedad de la “Vaca loca” su organismo reconoce esos genes extraños en su comida y reacciona, al alimentar con transgénicos se corre un serio peligro de romper esta selectividad y que el organismo no sea capaz de reaccionar cundo ingiera algo que no debe.
En resumen los OMG son el mayor experimento de la humanidad hasta la fecha, todo esto hecho a escala global y con ningún o muy poco control, no se ustedes pero a mi no me gusta ser rata de laboratorio.
Ademas ya se han visto muchas desventajas de este experimento en la naturaleza y ninguna de las ventajas prometidas por las empresas (salvo si eres accionista de estas).
Algunos de los problemas asociados con los Transgénicos:
Insectos cada vez mas resistentes ver: La naturaleza se revela contra Monsanto e Insectos que resisten al maíz transgéncio
Super malezas ver: Monsanto derrotado por las malezas
Muerte repentina de Abejas y Mariposas ver: Monsanto acusado por la muerte de las abejas
Suelos erosionados, uso indiscriminado de tóxicos, cosechas poco productivas ver: Roundup tóxico, Transgénicos producen menos que las variedades tradicionales, Erosión insostenible.
Contaminación transgénica ver: Toxinas transgénicas en bebes no natos
Y la lista podría seguir…

El problema es que la avaricia de algunos junto a la sed de dinero y poder sin limites puede llevar a la extinción de la vida, como verán es un tema mucho mas serio de lo que algunos nos quieren hacer pensar, es tiempo para reflexionar y actuar.

Además de otros cosas como todo el combustible (cuando se acabe el petroleo me pregunto que comeremos) necesario para producir este tipo de cultivos, pesticidas, herbicidas, el empobrecimiento de los campesinos, el aumento del precio en los granos, mas hambre en el mundo y sigue, de hecho no descarto escribir un libro sobre el tema en un futuro próximo.
 ¿Cual es el problema con los Transgénicos?
El hombre tiene que parar ya con estos experimentos sin control, y tomarse en serio las cosas, que no haya evidencia de que algo no sea veneno no quiere decir que no lo sea, los transgénicos pueden llegar a ser útiles pero primero se debe investigar y diseñar siguiendo los patrones naturales o el costo sera impagable.

“No esta en juego nuestra vida o la de nuestros hijos esta en juego la de todo ser vivo en el planeta”


Las toxinas que se implantan en los cultivos de alimentos transgénicos para matar plagas están llegando al torrente sanguíneo de las mujeres y a los bebés no nacidos, ha revelado una alarmante investigación.
Un estudio señala que en el 93 por ciento de las muestras de sangre tomadas de mujeres embarazadas en el 80 por ciento de los cordones umbilicales dieron positivo por rastros de toxinas.

bebe Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en bebés aún no nacidos

Las empresas de OMG afirmaron que las toxinas serían destruidas en el intestino

Millones de hectáreas en América del Norte y del Sur están plantadas con maíz transgénico que contiene las toxinas, que se alimenta en grandes cantidades a la granja de ganado en todo el mundo – incluyendo a Gran Bretaña.
Sin embargo, ahora está claro que las toxinas para matar plagas de los cultivos están llegando a los seres humanos y a los bebés en el vientre materno – al parecer por los alimentos.
No se sabe lo que, en su caso, el daño que esto causa, pero se especula que podría llevar a las alergias, el cáncer de anomalías o incluso aborto involuntario.
Hasta la fecha la industria siempre ha argumentado que si estas toxinas fueron comidas por animales o seres humanos que serían destruidas en el intestino y pasarían fuera del cuerpo, no causando daño alguno.
Autoridades de inocuidad de los alimentos en Gran Bretaña y Europa han aceptado estas garantías sobre la base de que los cultivos transgénicos efectivamente no son diferente a los producidos con métodos convencionales.
Pero este estudio reciente parece que abrió un agujero en estas afirmaciones y ha provocado llamadas por la prohibición de las importaciones y una revisión total del régimen de seguridad para los cultivos y alimentos transgénicos.
La mayor parte de la investigación mundial que se ha utilizado para demostrar la seguridad de los cultivos transgénicos ha sido financiado por la propia industria.
El nuevo estudio fue llevado a cabo por médicos independientes en el Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Sherbrooke Centro Hospitalario en Quebec, Canadá.
Tomaron muestras de sangre de 30 mujeres embarazadas y 39 mujeres que no estaban teniendo un bebé.
Fueron en busca de restos de los plaguicidas asociados con el cultivo de alimentos transgénicos.
Estas incluyen las toxinas llamadas Bt, que se implantan mediante técnicas de modificación genética en el maíz y otros cultivos.
Huellas de la toxina Bt se encontraron en la sangre del 93 por ciento de las madres embarazadas – 28 de un total de 30. También se encontró en el 80 por ciento de los cordones umbilicales – 24 de los 30.
En el grupo de no embarazadas, los rastros se encontraron en la sangre del 69 por ciento – 27 de los 39. Se cree que la toxina entra en el cuerpo humano como resultado de comer carne, leche y huevos de animales de granja alimentados con maíz OMG.
El equipo canadiense dijo a la revista científica Toxicología reproductiva: “Este es el primer estudio para poner de relieve la presencia de los plaguicidas asociados a los alimentos modificados genéticamente en la sangre de las mujeres materna, fetal y no embarazadas.”
Dijeron que la toxina Bt fue “claramente detectable y parece cruzar la placenta hacia el feto. Llamando a la acción, el equipo dijo: “Teniendo en cuenta la potencial toxicidad de estos contaminantes del medio ambiente y la fragilidad del feto, se necesitan más estudios.”
El director de OMG Freeze, que reúne a la comunidad, organizaciones de consumidores y del medio ambiente frente a la agricultura OMG, describió la investigación como «muy grave».
Pete Riley, dijo: “Esta investigación es una gran sorpresa ya que muestra que las proteínas Bt han sobrevivido al sistema digestivo humano y pasó a la fuente de la sangre – algo que los reguladores dijeron que no podría suceder.
“Los reguladores necesitan volver a evaluar urgentemente sus opiniones, y la UE debería utilizar las cláusulas de salvaguardia en la normativa para evitar aún más los cultivos transgénicos Bt se cultivan o importan para la alimentación animal o alimentos hasta que las consecuencias potenciales para la salud hayan sido evaluadas por completo.”
trans Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en bebés aún no nacidos
El Consejo de Agricultura de la Biotecnología, que habla en nombre de la industria de los transgénicos, puso en duda la fiabilidad y el valor de la investigación.
Su presidente, el Dr. Julian Little, dijo: “El estudio se basa en el análisis que se ha utilizado en estudios de alimentación anterior y ha demostrado ser poco fiables.”
Dijo que las toxinas que se encuentran también se utilizan en otros sistemas de cultivo y la jardinería “, sin daño para la salud humana”.
El Dr. Little dijo: “Los cultivos biotecnológicos están rigurosamente probado para la seguridad antes de su uso y más de dos billones de comidas hechas con ingredientes modificados genéticamente se han consumido con seguridad en todo el mundo durante los últimos 15 años sin un solo problema de salud justificado.”
Fuente: El Nuevo Despertar


REFERENCIAS CIENTIFICAS SOBRE IMPACTOS NEGATIVOS DE LOS CULTIVOS DE ORGANISMOS GENETICAMENTE MODIFICADOS (OGMs)
­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­______________________________________________________________________
(1)   Los OGMs utilizan cada vez más pesticidas
(2)   Los OGMs están acabando con la biodiversidad silvestre y cultivada
(3)   La expansión de los OGMs genera deforestación especialmente en los países tropicales, y sustituye superficies dedicadas a producir alimentos para los seres humanos (cereales, carne y leche).
(4)   Los OGMs son alimentos potencialmente peligrosos para el ser humano
(5)   Los ciudadanos del mundo han salido a las calles a protestar contra los OGMs
______________________________________________________________________
Barona, E., et al 2010. The role of pasture and soybean in deforestation of the Brazilian Amazon. Environment  Research Letters 5: 1-9. (3).
 Barri, F. & J. Wahren. 2010. El modelo sojero de desarrollo en la Argentina: tensiones y conflictos en la era del neocolonialismo de los agronegocios. Revista Desarrollo Económico 255:76-88 (2).
Catacora-Vargas, G. et al. 2012. Producción de Soya en las Américas. Redes AT/ Amigos de la Tierra. Uruguay. (1,2,3).
Pengue, W. 2005. Transgenic crops in Argentina: the ecological and social debt. Bulletin of Science, Technology and Society 25: 314-322 (1, 2, 3).
Séralini, Gilles-Eric, et al. 2012. Long term toxicity of a Roundup herbicide and a Roundup-tolerant genetically modified maize”. Food and Chemical Toxicology 50 (11): 4221–31. (4).
Seralini and Science: an open letter. Independent Science News. October 2, 2012. Ver:   
Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS). 2013. El Maíz Transgénico en México. Solicitar a: http://www.uccs.mx/agricultura_alimentacion
(1,2,3,4).
Vila-Aiub, M., et al. 2008. 2008. Glyphosate: resistant weeds of South American cropping systems: an overview. Pest Management Science 64:366-371. (1).

Publicado por ecologiaypoliticaen 10:46

Dr. Gilles-Eric Séralini, experto de la Comisión Europea en transgénicos.
“Los transgénicos son tóxicos para la salud humana”

LA VANGUARDIA – IMA SANCHÍS – 08/04/2009
Tengo 49 años. Nací en Argelia y vivo en Caen (Francia), donde soy catedrático de Biología Molecular. Estoy casado y tengo dos hijos. Me preocupan el medio ambiente y la salud a largo plazo, soy especialista en toxicidad de variedades transgénicas y herbicidas. Soy cristiano


Artículo escrito por Raúl Mannise para ecocosas.com

Viendo que mucha gente esta confundida, y no es para menos, con la cantidad de información que circula por ahí; me he visto en la necesidad de volver a escribir sobre el tema como ya hice en el artículo: Transgénicos una gran mentira (si hacen clic en los textos en azul van al artículo mencionado).
Con anterioridad he comentada las muchas desventajas y problemas que ocasionan estos cultivos,he enfocado el tema desde otro angulo, mencionando un aspecto que poco se conoce y que considero es la raíz del problema con los transgénicos.
tomates transgenicos1 ¿Cual es el problema con los Transgénicos?
Primero haremos un poco de historia y definiciones para poder entender el problema. El hombre lleva realizando modificaciones genéticas en plantas durante milenios, casi desde que empieza a cultivar, siempre se buscó mejorar las plantas seleccionando solo las semillas de aquellas con mejores frutos, cruzando una planta que produce mucho con otra que tolere mas el frío etc. A partir de 1900 gracias al trabajo de George Mendel la cosa se potencio, Mendel experimento con guisantes de distintos colores haciendo múltiples cruzas y generaciones, logrando redactar “las leyes de Mendel”, es considerado el padre de la genética, a principios de 1970 una serie de empresas logro las primeras semillas híbridas que consintieron en una cruza entre plantas de una misma familia, dando como resultados plantas cuyas semillas eran estériles, de esta forma hicieron grandes fortunas, el precio de las semillas creció sin parar entre en 1970 y 1990, convirtiendo a estas empresas en poderosas multinacionales. También comenzaron técnicas de clonación y micro-propagación para poder asegurar un producto homogéneo y vender así siempre la misma planta, que dará siempre el mismo tipo de tomate del mismo tamaño y color (parece ser que si algo tiene buen aspecto se vende mejor aunque no tenga sabor) etc.
Con el tiempo surgió la competencia, las técnicas se volvieron populares y las semillas ya no eran el “super” negocio, entonces nacen los transgénicos como respuesta para monopolizar el mercado nuevamente, Monsanto compro varios competidores y empezó a patentar cuanto gen encontraba, convirtiéndose en la mas grande empresa de biotecnología del mundo.
Un transgénico (organismo modificado genéticamente OMG) consiste en injertar genes de una especie en otra, como comente el hombre lleva manipulando la genética de plantas y animales desde hace mucho pero la gran diferencia es que siempre estaba sujeto a las leyes naturales, podía mezclar una tomate con un pimiento, pero no una acelga con mosquito, no solo por la diferencias de órganos sexuales sino por que genéticamente eso era inviable, por ejemplo físicamente seria posible cruzar una oveja con un perro pero como la unión genética es inviable la naturaleza lo rechaza, al hacerlo directamente sobre el ADN y solo en pequeñas porciones los transgénicos se saltan esta leyes.
trans ¿Cual es el problema con los Transgénicos?
Así llegamos a cruzas imposibles como un maíz con genes de un salmón o una bacteria, y los resultados de esta trasgénia son nuevas formas de vida, nuevas proteínas, enzimas y demás, cuyos efectos sobre el ambiente son desconocidos.
Si se derrama petroleo en el Delta del Niger la contaminación lleva muchos años para poder remediarse por mas medios que se ocupen en la tarea, un accidente nuclear o un detonación lleva siglos esto lo saben bien los japoneses y los rusos, pero la contaminación genética es para siempre, es un proceso irreversible la planta transgénica con su polen contamina a la especie sin modificaciones y su descendencia presentar los “genes nuevos” junto a sus desconocidos efectos.
Algunos efectos de los transgénicos ya se han dado como la disminución de la mariposa monarca en E.E.U.U. Seis equipos de investigadores publicaron sus resultados en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias en el otoño de 2001 (Hellmich et al., 2001Oberhauser et al., 2001Pleasants et al., 2001Sears et al., 2001Stanley-Horn et al., 2001Zangerl et al., 2001). Según estos informes, Bt 176, el componente transgénico presente en un tipo de maíz Bt, produce polen que es muy tóxico para las larvas de monarca y otras especies de mariposas, como la mariposa negra con alas posteriores bifurcadas (Papilio polixenes). Varios estudios independientes levantan algo mas que sospechas sobre los efectos de los transgénicos en estudios hechos con ratas se han visto daños graves en los órganos internos de ratas alimentadas con maíz transgénico, pero la industria y los gobernantes insisten en que son seguros (basados en que…no se sabe) ignorando a la comunidad científica.
El problema es aun mayor porque al saltarse la normas genéticas también afectan no solo a la biodiversidad, no solo ponen en peligro a mas de una especie desde bacterias a insectos o cualquiera que se alimente con estos, sino que también toda la cadena de la vida, los organismos tienen algo llamado selectividad una vaca acostumbrada a comer vegetales reacciona mal si se la alimenta con carne esto ya paso y nos dio como resultado la enfermedad de la “Vaca loca” su organismo reconoce esos genes extraños en su comida y reacciona, al alimentar con transgénicos se corre un serio peligro de romper esta selectividad y que el organismo no sea capaz de reaccionar cundo ingiera algo que no debe.
En resumen los OMG son el mayor experimento de la humanidad hasta la fecha, todo esto hecho a escala global y con ningún o muy poco control, no se ustedes pero a mi no me gusta ser rata de laboratorio.
Ademas ya se han visto muchas desventajas de este experimento en la naturaleza y ninguna de las ventajas prometidas por las empresas (salvo si eres accionista de estas).
Algunos de los problemas asociados con los Transgénicos:
Insectos cada vez mas resistentes ver: La naturaleza se revela contra Monsanto e Insectos que resisten al maíz transgéncio
Super malezas ver: Monsanto derrotado por las malezas
Muerte repentina de Abejas y Mariposas ver: Monsanto acusado por la muerte de las abejas
Suelos erosionados, uso indiscriminado de tóxicos, cosechas poco productivas ver: Roundup tóxico, Transgénicos producen menos que las variedades tradicionales, Erosión insostenible.
Contaminación transgénica ver: Toxinas transgénicas en bebes no natos
Y la lista podría seguir…

El problema es que la avaricia de algunos junto a la sed de dinero y poder sin limites puede llevar a la extinción de la vida, como verán es un tema mucho mas serio de lo que algunos nos quieren hacer pensar, es tiempo para reflexionar y actuar.

Además de otros cosas como todo el combustible (cuando se acabe el petroleo me pregunto que comeremos) necesario para producir este tipo de cultivos, pesticidas, herbicidas, el empobrecimiento de los campesinos, el aumento del precio en los granos, mas hambre en el mundo y sigue, de hecho no descarto escribir un libro sobre el tema en un futuro próximo.
 ¿Cual es el problema con los Transgénicos?
El hombre tiene que parar ya con estos experimentos sin control, y tomarse en serio las cosas, que no haya evidencia de que algo no sea veneno no quiere decir que no lo sea, los transgénicos pueden llegar a ser útiles pero primero se debe investigar y diseñar siguiendo los patrones naturales o el costo sera impagable.

“No esta en juego nuestra vida o la de nuestros hijos esta en juego la de todo ser vivo en el planeta”


Las toxinas que se implantan en los cultivos de alimentos transgénicos para matar plagas están llegando al torrente sanguíneo de las mujeres y a los bebés no nacidos, ha revelado una alarmante investigación.
Un estudio señala que en el 93 por ciento de las muestras de sangre tomadas de mujeres embarazadas en el 80 por ciento de los cordones umbilicales dieron positivo por rastros de toxinas.

bebe Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en bebés aún no nacidos

Las empresas de OMG afirmaron que las toxinas serían destruidas en el intestino

Millones de hectáreas en América del Norte y del Sur están plantadas con maíz transgénico que contiene las toxinas, que se alimenta en grandes cantidades a la granja de ganado en todo el mundo – incluyendo a Gran Bretaña.
Sin embargo, ahora está claro que las toxinas para matar plagas de los cultivos están llegando a los seres humanos y a los bebés en el vientre materno – al parecer por los alimentos.
No se sabe lo que, en su caso, el daño que esto causa, pero se especula que podría llevar a las alergias, el cáncer de anomalías o incluso aborto involuntario.
Hasta la fecha la industria siempre ha argumentado que si estas toxinas fueron comidas por animales o seres humanos que serían destruidas en el intestino y pasarían fuera del cuerpo, no causando daño alguno.
Autoridades de inocuidad de los alimentos en Gran Bretaña y Europa han aceptado estas garantías sobre la base de que los cultivos transgénicos efectivamente no son diferente a los producidos con métodos convencionales.
Pero este estudio reciente parece que abrió un agujero en estas afirmaciones y ha provocado llamadas por la prohibición de las importaciones y una revisión total del régimen de seguridad para los cultivos y alimentos transgénicos.
La mayor parte de la investigación mundial que se ha utilizado para demostrar la seguridad de los cultivos transgénicos ha sido financiado por la propia industria.
El nuevo estudio fue llevado a cabo por médicos independientes en el Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Sherbrooke Centro Hospitalario en Quebec, Canadá.
Tomaron muestras de sangre de 30 mujeres embarazadas y 39 mujeres que no estaban teniendo un bebé.
Fueron en busca de restos de los plaguicidas asociados con el cultivo de alimentos transgénicos.
Estas incluyen las toxinas llamadas Bt, que se implantan mediante técnicas de modificación genética en el maíz y otros cultivos.
Huellas de la toxina Bt se encontraron en la sangre del 93 por ciento de las madres embarazadas – 28 de un total de 30. También se encontró en el 80 por ciento de los cordones umbilicales – 24 de los 30.
En el grupo de no embarazadas, los rastros se encontraron en la sangre del 69 por ciento – 27 de los 39. Se cree que la toxina entra en el cuerpo humano como resultado de comer carne, leche y huevos de animales de granja alimentados con maíz OMG.
El equipo canadiense dijo a la revista científica Toxicología reproductiva: “Este es el primer estudio para poner de relieve la presencia de los plaguicidas asociados a los alimentos modificados genéticamente en la sangre de las mujeres materna, fetal y no embarazadas.”
Dijeron que la toxina Bt fue “claramente detectable y parece cruzar la placenta hacia el feto. Llamando a la acción, el equipo dijo: “Teniendo en cuenta la potencial toxicidad de estos contaminantes del medio ambiente y la fragilidad del feto, se necesitan más estudios.”
El director de OMG Freeze, que reúne a la comunidad, organizaciones de consumidores y del medio ambiente frente a la agricultura OMG, describió la investigación como «muy grave».
Pete Riley, dijo: “Esta investigación es una gran sorpresa ya que muestra que las proteínas Bt han sobrevivido al sistema digestivo humano y pasó a la fuente de la sangre – algo que los reguladores dijeron que no podría suceder.
“Los reguladores necesitan volver a evaluar urgentemente sus opiniones, y la UE debería utilizar las cláusulas de salvaguardia en la normativa para evitar aún más los cultivos transgénicos Bt se cultivan o importan para la alimentación animal o alimentos hasta que las consecuencias potenciales para la salud hayan sido evaluadas por completo.”
trans Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en bebés aún no nacidos
El Consejo de Agricultura de la Biotecnología, que habla en nombre de la industria de los transgénicos, puso en duda la fiabilidad y el valor de la investigación.
Su presidente, el Dr. Julian Little, dijo: “El estudio se basa en el análisis que se ha utilizado en estudios de alimentación anterior y ha demostrado ser poco fiables.”
Dijo que las toxinas que se encuentran también se utilizan en otros sistemas de cultivo y la jardinería “, sin daño para la salud humana”.
El Dr. Little dijo: “Los cultivos biotecnológicos están rigurosamente probado para la seguridad antes de su uso y más de dos billones de comidas hechas con ingredientes modificados genéticamente se han consumido con seguridad en todo el mundo durante los últimos 15 años sin un solo problema de salud justificado.”
Fuente: El Nuevo Despertar


REFERENCIAS CIENTIFICAS SOBRE IMPACTOS NEGATIVOS DE LOS CULTIVOS DE ORGANISMOS GENETICAMENTE MODIFICADOS (OGMs)
­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­______________________________________________________________________
(1)   Los OGMs utilizan cada vez más pesticidas
(2)   Los OGMs están acabando con la biodiversidad silvestre y cultivada
(3)   La expansión de los OGMs genera deforestación especialmente en los países tropicales, y sustituye superficies dedicadas a producir alimentos para los seres humanos (cereales, carne y leche).
(4)   Los OGMs son alimentos potencialmente peligrosos para el ser humano
(5)   Los ciudadanos del mundo han salido a las calles a protestar contra los OGMs
______________________________________________________________________
Barona, E., et al 2010. The role of pasture and soybean in deforestation of the Brazilian Amazon. Environment  Research Letters 5: 1-9. (3).
 Barri, F. & J. Wahren. 2010. El modelo sojero de desarrollo en la Argentina: tensiones y conflictos en la era del neocolonialismo de los agronegocios. Revista Desarrollo Económico 255:76-88 (2).
Catacora-Vargas, G. et al. 2012. Producción de Soya en las Américas. Redes AT/ Amigos de la Tierra. Uruguay. (1,2,3).
Pengue, W. 2005. Transgenic crops in Argentina: the ecological and social debt. Bulletin of Science, Technology and Society 25: 314-322 (1, 2, 3).
Séralini, Gilles-Eric, et al. 2012. Long term toxicity of a Roundup herbicide and a Roundup-tolerant genetically modified maize”. Food and Chemical Toxicology 50 (11): 4221–31. (4).
Seralini and Science: an open letter. Independent Science News. October 2, 2012. Ver:   
Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS). 2013. El Maíz Transgénico en México. Solicitar a: http://www.uccs.mx/agricultura_alimentacion
(1,2,3,4).
Vila-Aiub, M., et al. 2008. 2008. Glyphosate: resistant weeds of South American cropping systems: an overview. Pest Management Science 64:366-371. (1).

el ganado y la biomasa global

¿Debemos renunciar al chuletón para salvar al planeta?

Por Miguel Artime | Ciencia curiosa – mié, 27 jun 2012

Cada vez que nos mentan el ya innegable fenómeno del calentamiento global provocado por la actividad humana, se nos vienen imágenes de tubos de escape emitiendo gases de combustión, grandes chimeneas industriales liberando gases invernadero, etc. Pocas veces, por no decir ninguna, culpamos a nuestro irrefrenable apetito por la carne del aumento en las temperaturas del planeta. Lo crean o no la industria cárnica y la cría de ganado suman el 18% del total de emisiones de gases de efecto invernadero, lo que supone un impacto mayor que todo el transporte terrestre mundial, según informa la FAO.

Un dato devastador que apenas se conoce es que el 78% del total del área cultivable de tierras en nuestro planeta (e incluyo entre esas a los distintos terrenos destinados a pastos) se dedican de una forma u otra al mantenimiento de animales de granja. Y es que más de un tercio del grano cultivado en la Tierra se utiliza como forraje. ¿No sería mucho más lógico producir menos carne, criar menos animales y dedicar todo ese grano a la alimentación humana?

Ya no es simplemente por el hecho de asegurar la alimentación de personas en áreas poco favorecidas. Es que haciendo esto incluso se podrían dedicar excedentes a la producción de biocombustibles.

Sea como sea, necesitamos reducir drásticamente la cantidad de carne que comemos, particularmente la de vaca. Solo así podríamos reequilibrar el ciclo global del carbono, reduciendo los riesgos del calentamiento global.
Esto es lo que se desprende de un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Exeter en el Reino Unido, publicado recientemente en la revista Energy & Enviromental Science. De continuar con los hábitos actuales en el consumo de carne, y teniendo en cuenta el aumento previsto en la población del planeta, lo que nos espera es un desastre ecológico.
Para estos investigadores, no basta con reducir el consumo de carne; además, tendríamos que dedicar más porciones de tierra al cultivo de biomasa y al secuestro de carbono. A pesar de que las plantas son menos eficientes como proveedoras de energía en comparación con los combustibles fósiles, capturan y almacenan energía que de otro modo acabaría en la atmósfera.
Para evitar el desastre, los científicos proponen reducir para el año 2050 el consumo medio de carne desde el 16,6% actual hasta un 15% de la ingesta calórica diaria. Eso reduciría los niveles de dióxido de carbono en 25 partes por millón, lo cual bastaría para mantener el aumento de la temperatura global por debajo del límite de los dos grados, techo que según los expertos es el incremento máximo “seguro”.
Teniendo en cuenta que en el año 2050 seremos 9.300 millones de personas en la Tierra, el reto es sin duda formidable. Hay que incrementar el consumo de vegetales y reducir poco a poco nuestro apetito por la carne si queremos preservar la sostenibilidad planetaria.

¿Debemos renunciar al chuletón para salvar al planeta?

Por Miguel Artime | Ciencia curiosa – mié, 27 jun 2012

Cada vez que nos mentan el ya innegable fenómeno del calentamiento global provocado por la actividad humana, se nos vienen imágenes de tubos de escape emitiendo gases de combustión, grandes chimeneas industriales liberando gases invernadero, etc. Pocas veces, por no decir ninguna, culpamos a nuestro irrefrenable apetito por la carne del aumento en las temperaturas del planeta. Lo crean o no la industria cárnica y la cría de ganado suman el 18% del total de emisiones de gases de efecto invernadero, lo que supone un impacto mayor que todo el transporte terrestre mundial, según informa la FAO.

Un dato devastador que apenas se conoce es que el 78% del total del área cultivable de tierras en nuestro planeta (e incluyo entre esas a los distintos terrenos destinados a pastos) se dedican de una forma u otra al mantenimiento de animales de granja. Y es que más de un tercio del grano cultivado en la Tierra se utiliza como forraje. ¿No sería mucho más lógico producir menos carne, criar menos animales y dedicar todo ese grano a la alimentación humana?

Ya no es simplemente por el hecho de asegurar la alimentación de personas en áreas poco favorecidas. Es que haciendo esto incluso se podrían dedicar excedentes a la producción de biocombustibles.

Sea como sea, necesitamos reducir drásticamente la cantidad de carne que comemos, particularmente la de vaca. Solo así podríamos reequilibrar el ciclo global del carbono, reduciendo los riesgos del calentamiento global.
Esto es lo que se desprende de un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Exeter en el Reino Unido, publicado recientemente en la revista Energy & Enviromental Science. De continuar con los hábitos actuales en el consumo de carne, y teniendo en cuenta el aumento previsto en la población del planeta, lo que nos espera es un desastre ecológico.
Para estos investigadores, no basta con reducir el consumo de carne; además, tendríamos que dedicar más porciones de tierra al cultivo de biomasa y al secuestro de carbono. A pesar de que las plantas son menos eficientes como proveedoras de energía en comparación con los combustibles fósiles, capturan y almacenan energía que de otro modo acabaría en la atmósfera.
Para evitar el desastre, los científicos proponen reducir para el año 2050 el consumo medio de carne desde el 16,6% actual hasta un 15% de la ingesta calórica diaria. Eso reduciría los niveles de dióxido de carbono en 25 partes por millón, lo cual bastaría para mantener el aumento de la temperatura global por debajo del límite de los dos grados, techo que según los expertos es el incremento máximo “seguro”.
Teniendo en cuenta que en el año 2050 seremos 9.300 millones de personas en la Tierra, el reto es sin duda formidable. Hay que incrementar el consumo de vegetales y reducir poco a poco nuestro apetito por la carne si queremos preservar la sostenibilidad planetaria.

the mysterious mass die-off of honey bees

the mysterious mass die-off of honey bees that pollinate $30 billion worth of crops in the US has so decimated America’s apis mellifera population that one bad winter could leave fields fallow. Now, a new study has pinpointed some of the probable causes of bee deaths and the rather scary results show that averting beemageddon will be much more difficult than previously thought. 

+
Scientists had struggled to find the trigger for so-called Colony Collapse Disorder (CCD) that has wiped out an estimated 10 million beehives, worth $2 billion, over the past six years. Suspects have included pesticides, disease-bearing parasites and poor nutrition. But in a first-of-its-kind study published today in the journal PLOS ONE, scientists at the University of Maryland and the US Department of Agriculture have identified a witch’s brew of pesticides and fungicides contaminating pollen that bees collect to feed their hives. The findings break new ground on why large numbers of bees are dying though they do not identify the specific cause of CCD, where an entire beehive dies at once.
+
When researchers collected pollen from hives on the east coast pollinating cranberry, watermelon and other crops and fed it to healthy bees, those bees showed a significant decline in their ability to resist infection by a parasite called Nosema ceranae. The parasite has been implicated in Colony Collapse Disorder though scientists took pains to point out that their findings do not directly link the pesticides to CCD. The pollen was contaminated on average with nine different pesticides and fungicides though scientists discovered 21 agricultural chemicals in one sample. Scientists identified eight ag chemicals associated with increased risk of infection by the parasite.
+
Most disturbing, bees that ate pollen contaminated with fungicides were three times as likely to be infected by the parasite. Widely used, fungicides had been thought to be harmless for bees as they’re designed to kill fungus, not insects, on crops like apples.
+
“There’s growing evidence that fungicides may be affecting the bees on their own and I think what it highlights is a need to reassess how we label these agricultural chemicals,” Dennis vanEngelsdorp, the study’s lead author, told Quartz.
+
Labels on pesticides warn farmers not to spray when pollinating bees are in the vicinity but such precautions have not applied to fungicides.
+
Bee populations are so low in the US that it now takes 60% of the country’s surviving colonies just to pollinate one California crop, almonds. And that’s not just a west coast problem—California supplies 80% of the world’s almonds, a market worth $4 billion.
+
In recent years, a class of chemicals called neonicotinoids has been linked to bee deaths and in April regulators banned the use of the pesticide for two years in Europe where bee populations have also plummeted. But vanEngelsdorp, an assistant research scientist at the University of Maryland, says the new study shows that the interaction of multiple pesticides is affecting bee health.
+
“The pesticide issue in itself is much more complex than we have led to be believe,” he says. “It’s a lot more complicated than just one product, which means of course the solution does not lie in just banning one class of product.”
+
The study found another complication in efforts to save the bees: US honey bees, which are descendants of European bees, do not bring home pollen from native North American crops but collect bee chow from nearby weeds and wildflowers. That pollen, however, was also contaminated with pesticides even though those plants were not the target of spraying.
+
“It’s not clear whether the pesticides are drifting over to those plants but we need take a new look at agricultural spraying practices,” says vanEngelsdorp.

the mysterious mass die-off of honey bees that pollinate $30 billion worth of crops in the US has so decimated America’s apis mellifera population that one bad winter could leave fields fallow. Now, a new study has pinpointed some of the probable causes of bee deaths and the rather scary results show that averting beemageddon will be much more difficult than previously thought. 

+
Scientists had struggled to find the trigger for so-called Colony Collapse Disorder (CCD) that has wiped out an estimated 10 million beehives, worth $2 billion, over the past six years. Suspects have included pesticides, disease-bearing parasites and poor nutrition. But in a first-of-its-kind study published today in the journal PLOS ONE, scientists at the University of Maryland and the US Department of Agriculture have identified a witch’s brew of pesticides and fungicides contaminating pollen that bees collect to feed their hives. The findings break new ground on why large numbers of bees are dying though they do not identify the specific cause of CCD, where an entire beehive dies at once.
+
When researchers collected pollen from hives on the east coast pollinating cranberry, watermelon and other crops and fed it to healthy bees, those bees showed a significant decline in their ability to resist infection by a parasite called Nosema ceranae. The parasite has been implicated in Colony Collapse Disorder though scientists took pains to point out that their findings do not directly link the pesticides to CCD. The pollen was contaminated on average with nine different pesticides and fungicides though scientists discovered 21 agricultural chemicals in one sample. Scientists identified eight ag chemicals associated with increased risk of infection by the parasite.
+
Most disturbing, bees that ate pollen contaminated with fungicides were three times as likely to be infected by the parasite. Widely used, fungicides had been thought to be harmless for bees as they’re designed to kill fungus, not insects, on crops like apples.
+
“There’s growing evidence that fungicides may be affecting the bees on their own and I think what it highlights is a need to reassess how we label these agricultural chemicals,” Dennis vanEngelsdorp, the study’s lead author, told Quartz.
+
Labels on pesticides warn farmers not to spray when pollinating bees are in the vicinity but such precautions have not applied to fungicides.
+
Bee populations are so low in the US that it now takes 60% of the country’s surviving colonies just to pollinate one California crop, almonds. And that’s not just a west coast problem—California supplies 80% of the world’s almonds, a market worth $4 billion.
+
In recent years, a class of chemicals called neonicotinoids has been linked to bee deaths and in April regulators banned the use of the pesticide for two years in Europe where bee populations have also plummeted. But vanEngelsdorp, an assistant research scientist at the University of Maryland, says the new study shows that the interaction of multiple pesticides is affecting bee health.
+
“The pesticide issue in itself is much more complex than we have led to be believe,” he says. “It’s a lot more complicated than just one product, which means of course the solution does not lie in just banning one class of product.”
+
The study found another complication in efforts to save the bees: US honey bees, which are descendants of European bees, do not bring home pollen from native North American crops but collect bee chow from nearby weeds and wildflowers. That pollen, however, was also contaminated with pesticides even though those plants were not the target of spraying.
+
“It’s not clear whether the pesticides are drifting over to those plants but we need take a new look at agricultural spraying practices,” says vanEngelsdorp.

las abejas están desapareciendo

 artículo del blog La abeja egipcia publicado por Eva González.


Muchos habréis oído hablar de que las abejas están desapareciendo, lo cierto es que están muriendo de forma misteriosa y masiva sin que nadie sepa a ciencia exacta porqué y esto ha provocado innumerables investigaciones en medio de una alarma generalizada.

Los científicos descubren lo que está matando a las abejas

¿Pero porqué la desaparición de las abejas preocupa tanto y se lo considera un problema global? … para nosotros los humanos, que es lo único que parece seguir contando.

Aunque la industria de la apicultura no es un asunto despreciable, viene a ser algo secundario respecto al verdadero problema; las abejas polinizan la tierra, su labor es indispensable para que millones de plantas puedan dar fruto y eso las sitúa en la base de la pirámide de la alimentación en la Tierra. Y creo que aún esto, con su gravedad, podría ser ignorado a la vista de cómo se atiende la salud del planeta si no fuera porque ya está pasando una importante factura (económica, se entiende).
Pongamos un ejemplo: EE.UU. lleva sufriendo de forma especial la desaparición masiva de sus abejas (en los últimos seis años han perdido 10.000 millones de colmenas) y sus poblaciones de abejas son ahora tan bajas que uno de sus cultivos estrella, la almendra en California, está requiriendo el 60% de las colmenas supervivientes de todo el país para su polinización.
California provee el 80% de la exportación mundial de almendras y eso le supone al estado un valor de $ 4 mil millones, por lo que cualquiera, independientemente de su inquietud ecológica, entiende que esto es un problema. (Para los que además tenga alguna inquietud ecológica, mucho habría que hablar de lo que supone un monocultivo de dimensiones tan brutales…) 
Volviendo al colapso de colmenas, se sospechaba de los pesticidas, de ciertos parásitos o de una mala nutrición, pero en el primer estudio de su tipo, los científicos de la Universidad de Maryland y el Departamento de Agricultura de EE.UU. han identificado una mezcla extraña de pesticidas y fungicidas que contaminan el polen que las abejas recolectan para alimentar sus colmenas.

Los científicos descubren lo que está matando a las abejas, y es peor de lo que se pensaba

Cuando los investigadores recogieron este polen y alimentaron con él a abejas sanas, estas mostraron una disminución significativa en su capacidad para resistir a la infección de un parásito específico, el Nosema Ceranae. Este polen estaba contaminado por una media de nueve pesticidas y fungicidas diferentes, aunque los científicos descubrieron hasta 21 productos químicos agrícolas en una de las muestras.
Lo que el estudio demostró es que las abejas que comían polen contaminado con fungicidas tenían tres veces más probabilidades de ser infectadas por el parásito. Estos fungicidas se utilizan de forma generalizada en la agricultura porque hasta ahora se pensaba que eran inofensivos para las abejas, ya que están diseñados para matar a los hongos, no a los insectos, en los cultivos como las manzanas. Dennis vanEngelsdorp, el autor principal del estudio, manifestó que cada vez hay más pruebas de que los fungicidas pueden estar afectando a las abejas por si mismos.
En los últimos años, una clase de químicos llamados neonicotinoides se ha vinculado a las muertes de abejas y recientemente se ha prohibido en la Unión Europea, donde las poblaciones de colmenas también se han desplomado, la utilización de estos pesticidas durante dos años.
Pero vanEngelsdor dice que el nuevo estudio muestra que es la interacción de múltiples pesticidas lo que está afectando a la salud de las abejas. “El tema de los pesticidas en sí mismo es mucho más complejo de lo que hemos llegado  a  creer”, dice. “Es mucho más complicado que un solo producto, lo que significa, por supuesto, que la solución no consiste simplemente en la prohibición de un tipo de producto.”
El estudio mostró además que el polen que las abejas recogían también de las malas hierbas y flores silvestres cercanas estaba igualmente contaminado con plaguicidas, aunque esas plantas no eran el objetivo de la pulverización.
Esto ya me lo contaban apicultores hace años, lo que está matando a las abejas es el veneno al que las llevamos sometiendo durante décadas de agricultura “eficiente”: herbicidas, fungicidas y pesticidas. Ahora, el Departamento de Agricultura de EE.UU. nos lo presenta en un estudio que lo hace oficial. Y recuerda, el bouquet de productos químicos descubierto por los científicos en su estudio, ¡Se encuentra  en el polen de las plantas de las que nos alimentamos también nosotros!.
Para el que le interese, en ESTE ENLACE está la noticia en inglés.

Fuente: La abeja egipcia
Autora: Eva González

 artículo del blog La abeja egipcia publicado por Eva González.


Muchos habréis oído hablar de que las abejas están desapareciendo, lo cierto es que están muriendo de forma misteriosa y masiva sin que nadie sepa a ciencia exacta porqué y esto ha provocado innumerables investigaciones en medio de una alarma generalizada.

Los científicos descubren lo que está matando a las abejas

¿Pero porqué la desaparición de las abejas preocupa tanto y se lo considera un problema global? … para nosotros los humanos, que es lo único que parece seguir contando.

Aunque la industria de la apicultura no es un asunto despreciable, viene a ser algo secundario respecto al verdadero problema; las abejas polinizan la tierra, su labor es indispensable para que millones de plantas puedan dar fruto y eso las sitúa en la base de la pirámide de la alimentación en la Tierra. Y creo que aún esto, con su gravedad, podría ser ignorado a la vista de cómo se atiende la salud del planeta si no fuera porque ya está pasando una importante factura (económica, se entiende).
Pongamos un ejemplo: EE.UU. lleva sufriendo de forma especial la desaparición masiva de sus abejas (en los últimos seis años han perdido 10.000 millones de colmenas) y sus poblaciones de abejas son ahora tan bajas que uno de sus cultivos estrella, la almendra en California, está requiriendo el 60% de las colmenas supervivientes de todo el país para su polinización.
California provee el 80% de la exportación mundial de almendras y eso le supone al estado un valor de $ 4 mil millones, por lo que cualquiera, independientemente de su inquietud ecológica, entiende que esto es un problema. (Para los que además tenga alguna inquietud ecológica, mucho habría que hablar de lo que supone un monocultivo de dimensiones tan brutales…) 
Volviendo al colapso de colmenas, se sospechaba de los pesticidas, de ciertos parásitos o de una mala nutrición, pero en el primer estudio de su tipo, los científicos de la Universidad de Maryland y el Departamento de Agricultura de EE.UU. han identificado una mezcla extraña de pesticidas y fungicidas que contaminan el polen que las abejas recolectan para alimentar sus colmenas.

Los científicos descubren lo que está matando a las abejas, y es peor de lo que se pensaba

Cuando los investigadores recogieron este polen y alimentaron con él a abejas sanas, estas mostraron una disminución significativa en su capacidad para resistir a la infección de un parásito específico, el Nosema Ceranae. Este polen estaba contaminado por una media de nueve pesticidas y fungicidas diferentes, aunque los científicos descubrieron hasta 21 productos químicos agrícolas en una de las muestras.
Lo que el estudio demostró es que las abejas que comían polen contaminado con fungicidas tenían tres veces más probabilidades de ser infectadas por el parásito. Estos fungicidas se utilizan de forma generalizada en la agricultura porque hasta ahora se pensaba que eran inofensivos para las abejas, ya que están diseñados para matar a los hongos, no a los insectos, en los cultivos como las manzanas. Dennis vanEngelsdorp, el autor principal del estudio, manifestó que cada vez hay más pruebas de que los fungicidas pueden estar afectando a las abejas por si mismos.
En los últimos años, una clase de químicos llamados neonicotinoides se ha vinculado a las muertes de abejas y recientemente se ha prohibido en la Unión Europea, donde las poblaciones de colmenas también se han desplomado, la utilización de estos pesticidas durante dos años.
Pero vanEngelsdor dice que el nuevo estudio muestra que es la interacción de múltiples pesticidas lo que está afectando a la salud de las abejas. “El tema de los pesticidas en sí mismo es mucho más complejo de lo que hemos llegado  a  creer”, dice. “Es mucho más complicado que un solo producto, lo que significa, por supuesto, que la solución no consiste simplemente en la prohibición de un tipo de producto.”
El estudio mostró además que el polen que las abejas recogían también de las malas hierbas y flores silvestres cercanas estaba igualmente contaminado con plaguicidas, aunque esas plantas no eran el objetivo de la pulverización.
Esto ya me lo contaban apicultores hace años, lo que está matando a las abejas es el veneno al que las llevamos sometiendo durante décadas de agricultura “eficiente”: herbicidas, fungicidas y pesticidas. Ahora, el Departamento de Agricultura de EE.UU. nos lo presenta en un estudio que lo hace oficial. Y recuerda, el bouquet de productos químicos descubierto por los científicos en su estudio, ¡Se encuentra  en el polen de las plantas de las que nos alimentamos también nosotros!.
Para el que le interese, en ESTE ENLACE está la noticia en inglés.

Fuente: La abeja egipcia
Autora: Eva González

HOW MANY AMERICANS CAN THE EARTH SUPPORT?

Dr. David Pimentel, Cornell University  Based on the current growth rate, the present U.S. population of more than 270 million is projected to double to 540 million within the next 70 years. In addition, the world population — about 6 billio…


Dr. David Pimentel, Cornell University 

Based on the current growth rate, the present U.S. population of more than 270 million is projected to double to 540 million within the next 70 years. In addition, the world population — about 6 billion — is projected to double within just 50 years (again, based on current rates of growth). The growing imbalance between the increasing world population and the finite amount of Earth’s resources that support human life is reason for grave concern.
Consider that according the World Health Organization, more than 3 billion people are currently considered malnourished. This represents the largest number and proportion of malnourished humans ever in history! Deaths from malnutrition and other diseases have significantly increased, especially during the past decade, and there is no indication that this trend will cease or reverse. What can we expect as population numbers continue to climb?
In order to support increasing numbers of people, we will need to be able to feed them. The production of adequate food depends on ample supplies of fertile cropland, pure water, energy, and other biological resources, like plants and pollinators. Growing numbers of humans, though, force us to stretch these limited resources further and further. The fact that grain production — which supplies 80% to 90% of the world food — has been declining since 1983 should alert us to the potential for future food supply problems and increasing malnutrition.
About 0.5 hectares (1.2 acres) of cropland per person is required to provide a diverse diet similar to that desired by the average American and European. At present, this amount of land is still available in the United States for its present population. In contrast, worldwide, only 0.27 ha of cropland per person remains for food production. Since land is a finite resource, available cropland per person will continue to decline, both worldwide and in the United States, as the human population increases. Urban sprawl, highways, and industries also spread and cover more land. Finally, a substantial amount of fertile cropland is lost to erosion by wind and water every year. Some 10 million hectares of cropland is being eroded and abandoned each year throughout the world.
Rainfall, as well as water captured in rivers and lakes, is essential for all plants, including crops. As agricultural production increases to feed more humans, pressure on water supplies also increases. Because communities, states, and countries must share water, competition for water resources increases. In arid regions of the world, which supply 30% of the world’s food, irrigation has declined during the past decade. This has already had a negative impact on food production in these regions. Even in some areas of the United States, sufficient water for crops and people is becoming a serious problem. The fact that the great Agualla aquifer of central United States is being depleted about 140% faster than rainfall recharges it, suggests an impending serious water scarcity for a large area of U.S. land.
In addition to land and water resources, energy is also vital to crop production. Solar energy and human power, augmented with fossil energy, make the cultivation of crops possible. Fossil energy is used to power farm machinery and irrigation pumps as well as to produce fertilizers and pesticides. Unfortunately, fossil energy is a finite and non-renewable resource that is being rapidly depleted throughout the world.
Lastly, humans and their assorted activities are reducing biodiversity throughout the world. Pollination, essential for one-third of the world’s food supply and dependent on diverse species of pollinators, has been declining; some U.S. crops already face serious problems due to lack of sufficient pollination. The stability of other essential biological resources for agriculture and forestry, such as microbes and invertebrates, are also declining and being threatened due to human activities. Finally, the use of more than 100,000 different chemicals — including pesticides — worldwide reduces vital biodiversity even further.
As increasing numbers of humans travel and trade more, more exotic species of plants and animals invade the U.S. and other ecosystems worldwide. Some of these exotic species become pests, which can increase food losses and frequently alter natural habitats. From 40% to 80% of agricultural pests are biological invaders, and — despite the 5 billion pounds of pesticide applied worldwide — more than 40% of potential food is destroyed by pests each year.
At present, humans face serious malnutrition, land degradation, water pollution and shortages, and declining fossil energy resources. In addition, with related changes in the natural environment, many thousands of species are being lost forever. If the human population increases dramatically over the next several decades, as it is projected to do, the strains on these limited resources will grow as well.
Some people are starting to ask just how many people the Earth can support if we want to cease degrading the environment and move to a sustainable solar energy system? There is no solid answer yet, but the best estimate is that Earth can support about 1 to 2 billion people with an American Standard of living, good health, nutrition, prosperity, personal dignity and freedom. This estimate suggests an optimal U.S. population of 100 to 200 million. To achieve this goal, humans must first stabilize their population and then gradually reduce their numbers to achieve a sustainable society in terms of both economics and environmental resources. With fair policies and realistic incentives, such a reduction in the human population can be achieved over the next century.


David Pimentel is a professor of ecology and agricultural science at the College of Agriculture and Life Sciences, Cornell University, Ithaca, NY 14853-0901. His Ph.D. is from Cornell University. His research spans the fields of basic population ecology, ecological and economic aspects of pest control, biological control, biotechnology, sustainable agriculture, land and water conservation, natural resource management, and environmental policy. Pimentel has published more than 490 scientific papers and 20 books and has served on many national and government committees including the National Academy of Sciences; President’s Science Advisory Council; U.S. Department of Agriculture; U.S. Department of Energy; U.S. Department of Health, Education and Welfare; Office of Technology Assessment of the U.S. Congress; and the U.S. State Department. From Pop!ulation Press vol 5, # 3, March/April 1999.
http://www.populationpress.org/essays/essay-pimentel.html

http://www.globaldashboard.org/2010/11/09/how-many-people-can-the-earth-support/

http://makewealthhistory.org/2010/12/09/how-many-people-can-the-earth-support/

http://ergobalance.blogspot.com/2008/12/how-many-people-can-earth-support.html

estimates of how many people the earth can support

http://en.wikipedia.org/wiki/Overpopulation

http://www.fao.org/docrep/007/y5686e/y5686e04.htm
http://www.enotes.com/energy-reference/energy-177831

http://www.eufic.org/article/en/health-and-lifestyle/food-choice/artid/biology-of-food-choice/

http://www.ajcn.org/content/79/1/6.full

http://www.ecofuture.org/pop/rpts/mccluney_maxpop.html

http://archive.org/details/howmanypeoplecan00cohe

mathematical cartoons human population size carrying capacity

http://www.learner.org/courses/envsci/support/guide_unit5.pdf

http://fatknowledge.blogspot.com/2008/11/how-many-people-can-earth-support.html

http://www.ecofuture.org/pop/rpts/mccluney_maxpop.html