toda la humanidad

Beirut y París: Historia de dos ataques terroristas

Por: Belén Fernández

Publicado 16 noviembre 2015

Cuando llegó la noticia de los ataques terroristas en París, que en última instancia dejaron más de 120 muertos, el Presidente estadounidense, Barack Obama calificó la situación como “desgarradora” y un asalto “a toda la humanidad”.

Esa simpatía presidencial estuvo notablemente ausente el día anterior cuando los ataques terroristas en Beirut dejaron más de 40 muertos. Como era de esperar, los medios de comunicación Occidentales y los medios sociales fueron mucho menos vocales sobre la masacre en el Líbano.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/opinion/Beirut-y-Paris-Historia-de-dos-ataques-terroristas-20151116-0036.html.

Beirut y París: Historia de dos ataques terroristas

Por: Belén Fernández

Publicado 16 noviembre 2015

Cuando llegó la noticia de los ataques terroristas en París, que en última instancia dejaron más de 120 muertos, el Presidente estadounidense, Barack Obama calificó la situación como “desgarradora” y un asalto “a toda la humanidad”.

Esa simpatía presidencial estuvo notablemente ausente el día anterior cuando los ataques terroristas en Beirut dejaron más de 40 muertos. Como era de esperar, los medios de comunicación Occidentales y los medios sociales fueron mucho menos vocales sobre la masacre en el Líbano.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/opinion/Beirut-y-Paris-Historia-de-dos-ataques-terroristas-20151116-0036.html.

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas

2015-09-25

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas
Durante su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, el Pontífice defendió el medio ambiente, la vida y el acuerdo nuclear.

2015-09-25

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas
Durante su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, el Pontífice defendió el medio ambiente, la vida y el acuerdo nuclear.

Los cristianos del Medio Oriente

Hay una falla fundamental en el ser humano, que cuando se encuentra con unos billoncitos de más, lo único que se le ocurre es causar dolor y destrucción .


Ante el genocidio y a través de la campaña de la Fundación Novae Terrae en CitizenGOsúmate a la petición a Naciones Unidas, cuyo Consejo de Seguridad se reúne este mes, para que «pase de las palabras a los hechos».

La Fundación Novae Terrae considera que es el momento «de pasar de las palabras a los hechos» ante los crimines de guerra y contra la humanidad y el verdadero genocidio cristiano. Para ello ha lanzado una iniciativa mundial a través de CitizenGO secundada de momento por más de 100.000 ciudadanos de más de 50 países. En concreto piden lo siguiente:
  • Elaboren, promuevan y sostengan medidas concretas y claras para defender y proteger a las minorías religiosas en Medio Oriente. Adopte el Plan de Acción anunciado para este septiembre por el secretario general en defensa de los derechos humanos y la libertad religiosa de las minorías donde el Estado Islámico ha perpetrado verdaderas masacres y crímenes contra la humanidad.
  • Promuevan y adopten un marco legal que incluya sanciones y apelaciones a la Corte Penal Internacional
  • Aprueben medidas que frenen la ayuda financiera y el tráfico de armas a ISIS y sus grupos afiliados.

Hay que entender que los grupos que atacan a los cristianos no son solo los “Islamitas malos”  (en la retorica de Washington), sino también grupos apoyados por los Estados Unidos, al punto de   recibir salarios del gobierno de Estados Unidos. Grupos como Nusra (un trasplante de Al-Qaeda en Iraq), Frente Islámico, y ISIS, son apoyados financieramente por naciones del Golfo Pérsico como Saudí Arabia, Qatar, y Kuwait – todos aliados de Estados Unidos.

Cuando los lideres cristianos del Medio Oriente se refieren al “silencio de Occidente,” con referencia a la destrucción sistemática de iglesias, están señalando la complicidad de los gobiernos europeos y estadounidenses  en el genocidio.

Los cristianos del oriente medio representan uno de los grupos más influyentes y dedicados a un nacionalismo secular en sus países.  Definitivamente no son como se pretende una minoría irrelevante sino participantes clave de las sociedades Levantinas  (especialmente en Siria, Líbano, Iraq, Palestina).

Hay un intensión clara y manifiesta de fragmentar el Medio Oriente en débiles Estados teocraticos y negar el nacionalismo árabe secular, un movimiento fundado por cristianos ortodoxos como Constantin Zureiq  y Michel Aflaq. No hay espacio para los cristianos de oriente medio en los planes del imperio. Un mapa potencial del Medio Oriente, creado por Ralph Peters, planta un división en regiones Shia, Sunni, y Kurda, sin lugar alguno para los cristianos. En su articulo  “Blood Borders,” Peters admite que la limpieza étnica es elemento esencial del plan.

Hay una falla fundamental en el ser humano, que cuando se encuentra con unos billoncitos de más, lo único que se le ocurre es causar dolor y destrucción .


Ante el genocidio y a través de la campaña de la Fundación Novae Terrae en CitizenGOsúmate a la petición a Naciones Unidas, cuyo Consejo de Seguridad se reúne este mes, para que «pase de las palabras a los hechos».

La Fundación Novae Terrae considera que es el momento «de pasar de las palabras a los hechos» ante los crimines de guerra y contra la humanidad y el verdadero genocidio cristiano. Para ello ha lanzado una iniciativa mundial a través de CitizenGO secundada de momento por más de 100.000 ciudadanos de más de 50 países. En concreto piden lo siguiente:
  • Elaboren, promuevan y sostengan medidas concretas y claras para defender y proteger a las minorías religiosas en Medio Oriente. Adopte el Plan de Acción anunciado para este septiembre por el secretario general en defensa de los derechos humanos y la libertad religiosa de las minorías donde el Estado Islámico ha perpetrado verdaderas masacres y crímenes contra la humanidad.
  • Promuevan y adopten un marco legal que incluya sanciones y apelaciones a la Corte Penal Internacional
  • Aprueben medidas que frenen la ayuda financiera y el tráfico de armas a ISIS y sus grupos afiliados.

Hay que entender que los grupos que atacan a los cristianos no son solo los “Islamitas malos”  (en la retorica de Washington), sino también grupos apoyados por los Estados Unidos, al punto de   recibir salarios del gobierno de Estados Unidos. Grupos como Nusra (un trasplante de Al-Qaeda en Iraq), Frente Islámico, y ISIS, son apoyados financieramente por naciones del Golfo Pérsico como Saudí Arabia, Qatar, y Kuwait – todos aliados de Estados Unidos.

Cuando los lideres cristianos del Medio Oriente se refieren al “silencio de Occidente,” con referencia a la destrucción sistemática de iglesias, están señalando la complicidad de los gobiernos europeos y estadounidenses  en el genocidio.

Los cristianos del oriente medio representan uno de los grupos más influyentes y dedicados a un nacionalismo secular en sus países.  Definitivamente no son como se pretende una minoría irrelevante sino participantes clave de las sociedades Levantinas  (especialmente en Siria, Líbano, Iraq, Palestina).

Hay un intensión clara y manifiesta de fragmentar el Medio Oriente en débiles Estados teocraticos y negar el nacionalismo árabe secular, un movimiento fundado por cristianos ortodoxos como Constantin Zureiq  y Michel Aflaq. No hay espacio para los cristianos de oriente medio en los planes del imperio. Un mapa potencial del Medio Oriente, creado por Ralph Peters, planta un división en regiones Shia, Sunni, y Kurda, sin lugar alguno para los cristianos. En su articulo  “Blood Borders,” Peters admite que la limpieza étnica es elemento esencial del plan.

El mito del México mestizo

Dice Héctor Pérez Martínez (Pérez-Martinez, 2014), en su biografía de Cuauhtémoc, que La Conquista es un hecho consumado, relevante como elemento formador de México como país mestizo: tal planteamiento supone la cauterización de heridas que todavía en el tercer mileno destilan pus. Si bien es cierto que la población mexicana es mestiza, caracterizar a México como país mestizo es una simplificación que ignora la realidad de varios Méxicos distintos y contra puestos: en una perspectiva mínima, el criollo, el mestizo, y el americano. Decía Paz en El Laberinto de la soledad (Paz, 2015):

«En nuestro territorio conviven no sólo distintas razas y lenguas, sino varios niveles históricos. Hay quienes viven antes de la historia; otros, como los otomíes, desplazados por sucesivas invasiones, al margen de ella. Y sin acudir a estos extremos, varias épocas se enfrentan, se ignoran o se entre devoran sobre una misma tierra o separadas apenas por unos kilómetros. Bajo un mismo cielo, con héroes, costumbres, calendarios y nociones morales diferentes, viven “católicos de Pedro el Ermitaño y jacobinos de la Era Terciaria”. Las épocas viejas nunca desaparecen completamente y todas las heridas, aun las más antiguas, manan sangre todavía. A veces, como las pirámides precortesianas que ocultan casi siempre otras, en una sola ciudad o en una sola alma se mezclan y superponen nociones y sensibilidades enemigas o distantes.»

México es nación apenas convencionalmente, sin embargo, basta que alguien cruce la frontera para que se plante su mexicanidad por el mismo y por los otros.

En el proceso de sucesión presidencial en Estados Unidos se ha manifestado como tema central el racismo contra la población nativa, particularmente expresado en los exabruptos antimexicanos de Donald Trump. La reacción popular y de los medios de comunicación ha sido la de considerar a Trump como un loco irresponsable y no ha faltado la obligada referencia a Hitler. Tal planteamiento pasa por alto que Trump no hace más que articular el sentir de una gran parte del pueblo gringo: Los Tea-partiers. Ignora también la endeble posición moral del gobierno mexicano, que no solo propicia con su corrupción e ineficiencia el sustrato socioeconómico que provoca la situación en primer lugar, sino que también permite y propicia un verdadero infierno para los hermanos centroamericanos que entran a México ilegalmente.

Los argumentos y expresiones de Trump se pudieran utilizar verbatim en reversa, ya que las políticas y acciones de los Estados Unidos provocan la crisis que empujan a los campesinos mexicanos hacia El Norte: en plena justicia se puede exigir que los culpables paguen las consecuencias de sus actos: las asimetrías de poder dictan la realidad de que los patos no le tiran a las escopetas.

La frontera México-Estados Unidos, o México-Centroamérica, es un accidente histórico que nada tiene de natural o fijo y que no es un argumento válido moralmente para negar el libre tránsito de gente que tiene arraigo ancestral en tierras americanas.

La probada metodología de alcohólicos anónimos ha establecido la práctica de que el primer paso para solucionar un problema es reconocer su existencia. México nunca podrá superar las contradicciones fundamentales que han inhibido su desarrollo por siglos sin antes reconocerlas plenamente.

Paz, O. (2015). El laberinto de la soledad. México: Fondo de Cultura Económica.

Pérez-Martinez, H. (2014). Cuauhtémoc, vida y muerte de una cultura. México: CONACULTA.

Dice Héctor Pérez Martínez (Pérez-Martinez, 2014), en su biografía de Cuauhtémoc, que La Conquista es un hecho consumado, relevante como elemento formador de México como país mestizo: tal planteamiento supone la cauterización de heridas que todavía en el tercer mileno destilan pus. Si bien es cierto que la población mexicana es mestiza, caracterizar a México como país mestizo es una simplificación que ignora la realidad de varios Méxicos distintos y contra puestos: en una perspectiva mínima, el criollo, el mestizo, y el americano. Decía Paz en El Laberinto de la soledad (Paz, 2015):

«En nuestro territorio conviven no sólo distintas razas y lenguas, sino varios niveles históricos. Hay quienes viven antes de la historia; otros, como los otomíes, desplazados por sucesivas invasiones, al margen de ella. Y sin acudir a estos extremos, varias épocas se enfrentan, se ignoran o se entre devoran sobre una misma tierra o separadas apenas por unos kilómetros. Bajo un mismo cielo, con héroes, costumbres, calendarios y nociones morales diferentes, viven “católicos de Pedro el Ermitaño y jacobinos de la Era Terciaria”. Las épocas viejas nunca desaparecen completamente y todas las heridas, aun las más antiguas, manan sangre todavía. A veces, como las pirámides precortesianas que ocultan casi siempre otras, en una sola ciudad o en una sola alma se mezclan y superponen nociones y sensibilidades enemigas o distantes.»

México es nación apenas convencionalmente, sin embargo, basta que alguien cruce la frontera para que se plante su mexicanidad por el mismo y por los otros.

En el proceso de sucesión presidencial en Estados Unidos se ha manifestado como tema central el racismo contra la población nativa, particularmente expresado en los exabruptos antimexicanos de Donald Trump. La reacción popular y de los medios de comunicación ha sido la de considerar a Trump como un loco irresponsable y no ha faltado la obligada referencia a Hitler. Tal planteamiento pasa por alto que Trump no hace más que articular el sentir de una gran parte del pueblo gringo: Los Tea-partiers. Ignora también la endeble posición moral del gobierno mexicano, que no solo propicia con su corrupción e ineficiencia el sustrato socioeconómico que provoca la situación en primer lugar, sino que también permite y propicia un verdadero infierno para los hermanos centroamericanos que entran a México ilegalmente.

Los argumentos y expresiones de Trump se pudieran utilizar verbatim en reversa, ya que las políticas y acciones de los Estados Unidos provocan la crisis que empujan a los campesinos mexicanos hacia El Norte: en plena justicia se puede exigir que los culpables paguen las consecuencias de sus actos: las asimetrías de poder dictan la realidad de que los patos no le tiran a las escopetas.

La frontera México-Estados Unidos, o México-Centroamérica, es un accidente histórico que nada tiene de natural o fijo y que no es un argumento válido moralmente para negar el libre tránsito de gente que tiene arraigo ancestral en tierras americanas.

La probada metodología de alcohólicos anónimos ha establecido la práctica de que el primer paso para solucionar un problema es reconocer su existencia. México nunca podrá superar las contradicciones fundamentales que han inhibido su desarrollo por siglos sin antes reconocerlas plenamente.

Paz, O. (2015). El laberinto de la soledad. México: Fondo de Cultura Económica.

Pérez-Martinez, H. (2014). Cuauhtémoc, vida y muerte de una cultura. México: CONACULTA.

Crónicas coloradas: Imágenes del desahucio

Un hombre decide reinventarse y viaja a Denver a empezar de nuevo. Este libro fue concebido como parte colección de cuentos, parte narración de viaje. Empezó como lo indica el titulo, como una crónica de un viaje a Colorado. pero la decrepitud de Denver se impuso e inmediatamente el texto se muestra como una estampa del desahucio. La imagen de sombras zarrapastrosas empujando carritos de supermercado con todas sus pertenencias por las ciudades del imperio resulta pintorescamente surrealista.

Un hombre decide reinventarse y viaja a Denver a empezar de nuevo. Este libro fue concebido como parte colección de cuentos, parte narración de viaje. Empezó como lo indica el titulo, como una crónica de un viaje a Colorado. pero la decrepitud de Denver se impuso e inmediatamente el texto se muestra como una estampa del desahucio. La imagen de sombras zarrapastrosas empujando carritos de supermercado con todas sus pertenencias por las ciudades del imperio resulta pintorescamente surrealista.

33.5 millones de mexicanos

El Financiero/Staff
18.06.2015 Última actualización 05:05 AM

El trabajo de los 33.5 millones de mexicanos radicados en Estados Unidos representa el 8 por ciento del PIB de este país, al cual aportan en áreas como agricultura o pesca, además de destacaren la toma de riesgo en la apertura de empresas y el establecimiento de plazas laborales.

El Financiero/Staff
18.06.2015 Última actualización 05:05 AM

El trabajo de los 33.5 millones de mexicanos radicados en Estados Unidos representa el 8 por ciento del PIB de este país, al cual aportan en áreas como agricultura o pesca, además de destacaren la toma de riesgo en la apertura de empresas y el establecimiento de plazas laborales.

Mu Du Bong

México, 8 Abr (Notimex).- El gobierno de México aclaró que en la detención del buque coreano Mu Du Bong está actuando con base en sus obligaciones internacionales y como Estado miembro responsable de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El buque Mu Du Bong se encuentra en el puerto de Tuxpan, Veracruz, luego de que encallara en el sistema arrecifal “Lobos-Tuxpan” provocando graves daños

México, 8 Abr (Notimex).- El gobierno de México aclaró que en la detención del buque coreano Mu Du Bong está actuando con base en sus obligaciones internacionales y como Estado miembro responsable de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El buque Mu Du Bong se encuentra en el puerto de Tuxpan, Veracruz, luego de que encallara en el sistema arrecifal “Lobos-Tuxpan” provocando graves daños

¿Ha comenzado el apocalipsis zombie?

 Resucitan dos mujeres tras morir por ébola en Liberia y Kansas se prepara para una invasión zombieMEP 26 DE SEPTIEMBRE DE 2014

El ébola avanza a una velocidad aterradora en África Occidental, donde ya hay más de 6.000 personas afectadas y casi 3.000 personas muertas. El pasado mes de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de ébola era una emergencia de salud

 Resucitan dos mujeres tras morir por ébola en Liberia y Kansas se prepara para una invasión zombieMEP 26 DE SEPTIEMBRE DE 2014

El ébola avanza a una velocidad aterradora en África Occidental, donde ya hay más de 6.000 personas afectadas y casi 3.000 personas muertas. El pasado mes de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de ébola era una emergencia de salud

la cultura neolonesa

Nací y fui criado en Monterrey. Mis raíces familiares en Nuevo León, el Nuevo León histórico que comprende lo que hoy en día es Texas, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, se remontan por lo seguro a por lo menos cuatro generaciones. Por mis venas corre sangre americana, así que puedo afirmar con contundencia que soy un mexicano con raíces americanas milenarias. Por otro lado tengo ancestros sefarditas, portugueses, alemanes, e ingleses. Aunque mi conocimiento de las culturas y las lenguas maternas es nulo, culturalmente y étnicamente tengo muy poco que ver con la América precolombina. Sé algunos hechos aislados sobre los mexicas y la conquista, y prácticamente nada sobre las tribus americanas del norte que fueron exterminadas por mis abuelos. El carácter de la cultura neolonesa es más bien sefardita: palabras como huerco, comidas como el cabrito y las tortillas de harina, gusto por limones e higos, el acordeón, la circuncisión.

Los sefarditas llegaron a nuestras montañas y desiertos en busca de la libertad religiosa. Vinimos en busca de la tierra prometida. Nuestros orígenes judíos han sido olvidados en la conciencia popular: porque manifestar abiertamente el judaísmo significaba en los tiempos coloniales ser quemado vivo o ahorcado por la Inquisición, cuanto mayor el rango, mayor el riesgo. Con el tiempo, practicar el judaísmo implicaba ser excluido por parientes y vecinos, que se habían convertido en fervientes católicos.

Entiendo porque rusos y neoyorquinos claman con vehemencia que Palestina les pertenece. El pillaje, cuando la escala es lo suficientemente grande, se convierte en botín de guerra, y patrimonio legítimo de la Nación y el Pueblo.

Los hechos son los hechos e Israel existe. Pero Israel no tiene que ser un Estado genocida con un régimen jurídico racista e intolerante. De manera similar a como desapareció el apartheid en Sudáfrica, el régimen de Israel puede cambiar a algo más humano. Ha sucedido y podría suceder de nuevo. La alternativa es la auto-destrucción eventual del Estado judío.

Nací y fui criado en Monterrey. Mis raíces familiares en Nuevo León, el Nuevo León histórico que comprende lo que hoy en día es Texas, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, se remontan por lo seguro a por lo menos cuatro generaciones. Por mis venas corre sangre americana, así que puedo afirmar con contundencia que soy un mexicano con raíces americanas milenarias. Por otro lado tengo ancestros sefarditas, portugueses, alemanes, e ingleses. Aunque mi conocimiento de las culturas y las lenguas maternas es nulo, culturalmente y étnicamente tengo muy poco que ver con la América precolombina. Sé algunos hechos aislados sobre los mexicas y la conquista, y prácticamente nada sobre las tribus americanas del norte que fueron exterminadas por mis abuelos. El carácter de la cultura neolonesa es más bien sefardita: palabras como huerco, comidas como el cabrito y las tortillas de harina, gusto por limones e higos, el acordeón, la circuncisión.

Los sefarditas llegaron a nuestras montañas y desiertos en busca de la libertad religiosa. Vinimos en busca de la tierra prometida. Nuestros orígenes judíos han sido olvidados en la conciencia popular: porque manifestar abiertamente el judaísmo significaba en los tiempos coloniales ser quemado vivo o ahorcado por la Inquisición, cuanto mayor el rango, mayor el riesgo. Con el tiempo, practicar el judaísmo implicaba ser excluido por parientes y vecinos, que se habían convertido en fervientes católicos.

Entiendo porque rusos y neoyorquinos claman con vehemencia que Palestina les pertenece. El pillaje, cuando la escala es lo suficientemente grande, se convierte en botín de guerra, y patrimonio legítimo de la Nación y el Pueblo.

Los hechos son los hechos e Israel existe. Pero Israel no tiene que ser un Estado genocida con un régimen jurídico racista e intolerante. De manera similar a como desapareció el apartheid en Sudáfrica, el régimen de Israel puede cambiar a algo más humano. Ha sucedido y podría suceder de nuevo. La alternativa es la auto-destrucción eventual del Estado judío.

Espionaje recíproco

Domingo 17 de agosto de 2014

Con todo y lo condenable que resultan las prácticas de espionaje, no es difícil entender las motivaciones de las efectuadas por la NSA sobre gobiernos como el brasileño, el ruso o el chino, cuyos países representan, cada cual a su manera, desafíos comerciales y estratégicos para la menguante hegemonía estadunidense en el planeta y pugnan, en el contexto de la alianza BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica), por establecer un orden planetario multipolar en sustitución del que se definió tras el colapso del bloque oriental, en 1991, y que ha girado en buena medida en torno a las orientaciones procedentes de Washington. Pero que esta actividad intrínsecamente desleal se realice entre estados que supuestamente comparten visiones del mundo, intereses y orientaciones, deja al descubierto la fragilidad de la alianza occidental en razón de las desconfianzas que la corroen y explica su creciente parálisis y su cada vez mayor incapacidad para enfrentar situaciones en las que hasta hace una o dos décadas solía actuar como un solo bloque.

En otro sentido, si ese es el grado de vigilancia subrepticia que llevan a cabo entre ellos los países más desarrollados y con mayor capacidad tecnológica y económica, no se requiere de mucha suspicacia para imaginar el férreo espionaje que ejercen sobre naciones menos avanzadas, como la nuestra, ni el inmenso poderío suplementario que les otorga la información obtenida por esos medios ilegítimos.

Domingo 17 de agosto de 2014

Con todo y lo condenable que resultan las prácticas de espionaje, no es difícil entender las motivaciones de las efectuadas por la NSA sobre gobiernos como el brasileño, el ruso o el chino, cuyos países representan, cada cual a su manera, desafíos comerciales y estratégicos para la menguante hegemonía estadunidense en el planeta y pugnan, en el contexto de la alianza BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica), por establecer un orden planetario multipolar en sustitución del que se definió tras el colapso del bloque oriental, en 1991, y que ha girado en buena medida en torno a las orientaciones procedentes de Washington. Pero que esta actividad intrínsecamente desleal se realice entre estados que supuestamente comparten visiones del mundo, intereses y orientaciones, deja al descubierto la fragilidad de la alianza occidental en razón de las desconfianzas que la corroen y explica su creciente parálisis y su cada vez mayor incapacidad para enfrentar situaciones en las que hasta hace una o dos décadas solía actuar como un solo bloque.

En otro sentido, si ese es el grado de vigilancia subrepticia que llevan a cabo entre ellos los países más desarrollados y con mayor capacidad tecnológica y económica, no se requiere de mucha suspicacia para imaginar el férreo espionaje que ejercen sobre naciones menos avanzadas, como la nuestra, ni el inmenso poderío suplementario que les otorga la información obtenida por esos medios ilegítimos.