La bella durmiente

En 1924, José Vasconcelos, entonces titular de la Secretaría de Educación Pública, promovió la creación de la colección Lecturas clásicas para niños. En cinco tomos se incluyó una muestra representativa de lo más destacado de la literatura universal. Entre las lecturas se encuentra una versión poética del cuento de Perrault por Gabriela Mistral.

La bella durmiente

Hace tantos años, tantos años

En 1924, José Vasconcelos, entonces titular de la Secretaría de Educación Pública, promovió la creación de la colección Lecturas clásicas para niños. En cinco tomos se incluyó una muestra representativa de lo más destacado de la literatura universal. Entre las lecturas se encuentra una versión poética del cuento de Perrault por Gabriela Mistral. La bella durmiente Hace tantos años, tantos años

Benoit Talleu

El 13 de enero de 2013, Benoit Talleu de 17 años de edad, fue orador en la Marcha por la Familia que organizó La Manif Pour Tous en París, Francia. Habló en nombre de la Asociación para los Niños Adoptados.
He aquí su discurso completo:
“Hola a todos. Soy Benoit Talleu y tengo 17 años de edad. Nací en Vietnam, pero me adoptaron desde bebé. Mis padres adoptaron 7 niños y yo soy el mayor.
Estoy en la lucha contra el “matrimonio para todos”, junto con la Asociación para Niños Adoptados, porque estoy harto de escuchar que muchos hablan de la adopción, como si lo más importante no fuéramos los adoptados.
Si preguntas a los adoptados qué quieren, ellos solo tienen una respuesta: ¡un papá y una mamá! “Papi y mami” son palabras que un huérfano conoce y cuando es adoptado, sueña con usar esas palabras. Los niños en adopción sueñan con sus futuros padres. Los imaginan. Desde lo más profundo de su ser, ellos esperan a papá y mamá. ¡Y son esos niños los que deben ser escuchados!
Debemos decirlo claro, un huérfano NECESITA un papá y una mamá. En cambio, la pareja QUIERE un niño, y entre “necesitar” y “querer”, hay mucha diferencia.
La adopción no es para “hacer” papás y mamás. No es un remedio para las parejas estériles. La esterilidad no hace NECESARIA la adopción. La adopción no es para que los adultos se sientan bien. ¡No somos un remedio para la esterilidad! ¡No somos medicinas! ¡No estamos aquí para consolarte por no tener hijos! ¡No somos un premio! ¡No somos un derecho! No hables como si tuvieras derecho a nosotros. ¡Eso es violentar nuestra identidad!
Nuestra madre biológica tuvo la valentía de confiarnos a un orfanatorio. Eso no quiere decir que seamos objetos. Ella pudo estar en una situación dramática, probablemente estaba sola, tal vez no había papá. Ella no pudo hacerlo. Pero eso no es un insulto para nosotros.
Dar a parejas del mismo sexo “el derecho a nosotros” ¡Traiciona la confianza de nuestra madre biológica! El huérfano necesita un papá y una mamá. Eso no es discriminar a las parejas gay. ¡No tiene nada que ver! Es más simple que eso: ¡Todos nacemos de un hombre y una mujer!.. ¡Y los adoptantes deben ser un hombre y una mujer!
Escuchamos a personas que dicen: “Vivir con una pareja gay es mejor que ser huérfano” Escuchen lo que tengo que decir al respecto: Esa afirmación rebosa de deshonestidad. ¡Hay decenas de miles de parejas hombre/mujer que esperan poder adoptar!
Otros dicen, “una pareja gay es mejor que nada”. ¡Eso es estremecedor y homofóbico! ¡Lo mejor para un niño es un papá y una mamá! No me cansaré de repetirlo.
Decir que un huérfano no merece tener mamá, es cruel e injusto. Decir que un huérfano no merece tener papá, es cruel e injusto. ¡Es una crueldad y una injusticia! ¡Es atentar contra la igualdad de la niñez!
La inseminación y la renta de úteros se contempla en la ley del matrimonio gay.
Cada vez será más común ver niños de la inseminación y la renta de vientres. Nosotros decimos ¡No a la inseminación artificial ni al alquiler de vientres! ¡No a la adopción por parejas del mismo sexo! Los gays pueden estar enamorados, no lo dudo, ¡pero eso no cambia las necesidades de un niño!
Muchos dicen “oh, las cosas han evolucionado”, “tantos países han aceptado el matrimonio gay”, pero nosotros somos un gran nación y una gran democracia. La ley del matrimonio gay es puro egoísmo. La ley debe velar por los más débiles, ¡No por el capricho de los fuertes! Los padres son para el niño, no al revés.
Francia es la nación de los derechos humanos, es la nación de los derechos del niño. ¡Somos la nación donde los niños tienen derechos! ¡No donde los niños son un derecho!
Señor presidente, le recuerdo a usted, escúchenos, los huérfanos somos los que importamos en todo esto. Los niños, los huérfanos y los adoptados.
¡Gracias y movilicémonos!
¡Por nosotros!
¡Por nuestros papás y mamás!
¡Por la familia!

El 13 de enero de 2013, Benoit Talleu de 17 años de edad, fue orador en la Marcha por la Familia que organizó La Manif Pour Tous en París, Francia. Habló en nombre de la Asociación para los Niños Adoptados.
He aquí su discurso completo:
“Hola a todos. Soy Benoit Talleu y tengo 17 años de edad. Nací en Vietnam, pero me adoptaron desde bebé. Mis padres adoptaron 7 niños y yo soy el mayor.
Estoy en la lucha contra el “matrimonio para todos”, junto con la Asociación para Niños Adoptados, porque estoy harto de escuchar que muchos hablan de la adopción, como si lo más importante no fuéramos los adoptados.
Si preguntas a los adoptados qué quieren, ellos solo tienen una respuesta: ¡un papá y una mamá! “Papi y mami” son palabras que un huérfano conoce y cuando es adoptado, sueña con usar esas palabras. Los niños en adopción sueñan con sus futuros padres. Los imaginan. Desde lo más profundo de su ser, ellos esperan a papá y mamá. ¡Y son esos niños los que deben ser escuchados!
Debemos decirlo claro, un huérfano NECESITA un papá y una mamá. En cambio, la pareja QUIERE un niño, y entre “necesitar” y “querer”, hay mucha diferencia.
La adopción no es para “hacer” papás y mamás. No es un remedio para las parejas estériles. La esterilidad no hace NECESARIA la adopción. La adopción no es para que los adultos se sientan bien. ¡No somos un remedio para la esterilidad! ¡No somos medicinas! ¡No estamos aquí para consolarte por no tener hijos! ¡No somos un premio! ¡No somos un derecho! No hables como si tuvieras derecho a nosotros. ¡Eso es violentar nuestra identidad!
Nuestra madre biológica tuvo la valentía de confiarnos a un orfanatorio. Eso no quiere decir que seamos objetos. Ella pudo estar en una situación dramática, probablemente estaba sola, tal vez no había papá. Ella no pudo hacerlo. Pero eso no es un insulto para nosotros.
Dar a parejas del mismo sexo “el derecho a nosotros” ¡Traiciona la confianza de nuestra madre biológica! El huérfano necesita un papá y una mamá. Eso no es discriminar a las parejas gay. ¡No tiene nada que ver! Es más simple que eso: ¡Todos nacemos de un hombre y una mujer!.. ¡Y los adoptantes deben ser un hombre y una mujer!
Escuchamos a personas que dicen: “Vivir con una pareja gay es mejor que ser huérfano” Escuchen lo que tengo que decir al respecto: Esa afirmación rebosa de deshonestidad. ¡Hay decenas de miles de parejas hombre/mujer que esperan poder adoptar!
Otros dicen, “una pareja gay es mejor que nada”. ¡Eso es estremecedor y homofóbico! ¡Lo mejor para un niño es un papá y una mamá! No me cansaré de repetirlo.
Decir que un huérfano no merece tener mamá, es cruel e injusto. Decir que un huérfano no merece tener papá, es cruel e injusto. ¡Es una crueldad y una injusticia! ¡Es atentar contra la igualdad de la niñez!
La inseminación y la renta de úteros se contempla en la ley del matrimonio gay.
Cada vez será más común ver niños de la inseminación y la renta de vientres. Nosotros decimos ¡No a la inseminación artificial ni al alquiler de vientres! ¡No a la adopción por parejas del mismo sexo! Los gays pueden estar enamorados, no lo dudo, ¡pero eso no cambia las necesidades de un niño!
Muchos dicen “oh, las cosas han evolucionado”, “tantos países han aceptado el matrimonio gay”, pero nosotros somos un gran nación y una gran democracia. La ley del matrimonio gay es puro egoísmo. La ley debe velar por los más débiles, ¡No por el capricho de los fuertes! Los padres son para el niño, no al revés.
Francia es la nación de los derechos humanos, es la nación de los derechos del niño. ¡Somos la nación donde los niños tienen derechos! ¡No donde los niños son un derecho!
Señor presidente, le recuerdo a usted, escúchenos, los huérfanos somos los que importamos en todo esto. Los niños, los huérfanos y los adoptados.
¡Gracias y movilicémonos!
¡Por nosotros!
¡Por nuestros papás y mamás!
¡Por la familia!

Los hijos

¿POR QUÉ TUS HIJOS HACEN LO QUE HACEN?

Una madre levantó la mano y preguntó:
– ¿Qué hago si mi hijo está encima de la mesa y no quiere bajar?
– Dígale que baje, – le dije yo.
– Ya se lo digo, pero no me hace caso y no baja- respondió la madre con voz de derrotada.
– ¿Cuántos años tiene el niño?– le pregunté.
– Tres años – afirmó ella.

Situaciones semejantes a ésta se presentan frecuentemente

¿POR QUÉ TUS HIJOS HACEN LO QUE HACEN? Una madre levantó la mano y preguntó: – ¿Qué hago si mi hijo está encima de la mesa y no quiere bajar? – Dígale que baje, – le dije yo. – Ya se lo digo, pero no me hace caso y no baja- respondió la madre con voz de derrotada. – ¿Cuántos años tiene el niño?– le pregunté. – Tres años – afirmó ella. Situaciones semejantes a ésta se presentan frecuentemente

Simojovel

28 jun 2015 7:13 AM.
Por: Redacción – xeu Noticias

Empresarios de Corea, China y Taiwán llegaron hace dos años a Simojovel, Chiapas, a comprar piezas de ámbar rojo y amarillo, considerado el de mayor calidad y belleza, agotando así de este material precioso a minas de 25 millones de años de antigüedad, denuncian habitantes de este municipio.

El periódico El Universal publica este domingo un reportaje que muestra la forma en que los asiáticos se han llevado el ámbar chiapaneco de localidades como La Pimienta, una comunidad tzotzil de Simojovel, donde sus habitantes, niños y adultos, trabajan de siete de la mañana a tres de la tarde para extraerlo de las minas por sueldos sumamente bajos.

La publicación detalla que el ámbar generó una nueva forma de hacer negocio, desde la renta de minas de aproximadamente seis mil pesos mensuales para exportarlo a China, Corea y Taiwán en donde es vendido en más de 600 pesos cada piedra, el equivalente al gramo de oro de 24 quilates, según declaraciones de artesanos chiapanecos.

Fuente: El Universal/


28 jun 2015 7:13 AM.
Por: Redacción - xeu Noticias



Empresarios de Corea, China y Taiwán llegaron hace dos años a Simojovel, Chiapas, a comprar piezas de ámbar rojo y amarillo, considerado el de mayor calidad y belleza, agotando así de este material precioso a minas de 25 millones de años de antigüedad, denuncian habitantes de este municipio.

El periódico El Universal publica este domingo un reportaje que muestra la forma en que los asiáticos se han llevado el ámbar chiapaneco de localidades como La Pimienta, una comunidad tzotzil de Simojovel, donde sus habitantes, niños y adultos, trabajan de siete de la mañana a tres de la tarde para extraerlo de las minas por sueldos sumamente bajos.

La publicación detalla que el ámbar generó una nueva forma de hacer negocio, desde la renta de minas de aproximadamente seis mil pesos mensuales para exportarlo a China, Corea y Taiwán en donde es vendido en más de 600 pesos cada piedra, el equivalente al gramo de oro de 24 quilates, según declaraciones de artesanos chiapanecos.

Fuente: El Universal/

Ciclo de aprendizaje de David Kolbe

Ciclo de aprendizaje de David Kolbe fuente: Innovación Estratégica y Tecnológica Ricardo Villafaña Figueroa Pregunta principal: De qué manera los individuos y las organizaciones generan principios, conceptos y reglas que les sirven de guía para futuros comportamientos. Teoría: A partir de sus propias experiencias los individuos y las organizaciones generan principios, conceptos y reglas que … Continue reading Ciclo de aprendizaje de David Kolbe

Ciclo de aprendizaje de David Kolbe

fuente:

Innovación Estratégica y Tecnológica

Ricardo Villafaña Figueroa

  • Pregunta principal:
    • De qué manera los individuos y las organizaciones generan principios, conceptos y reglas que les sirven de guía para futuros comportamientos.
  • Teoría:
    • A partir de sus propias experiencias los individuos y las organizaciones generan principios, conceptos y reglas que les sirven de guía para futuros comportamientos.
  • Ideas principales:
    • David A. Kolb (M.I.T., 1979) propone un modelo para mejorar la habilidad de aprender tanto de los individuos como de las organizaciones.
    • El modelo describe de qué manera el proceso de aprendizaje y los estilos de aprendizaje individual afectan la eficiencia de los individuos y de las organizaciones a las que pertenecen.
    • La aplicación apropiada de los principios derivados de este modelo pueden mejorar sustancialmente los procesos de aprendizaje y generación de conocimiento de los individuos y de las organizaciones.
  • El conocimiento del ciclo de Kolb puede ayudar a los individuos y a las organizaciones a mejorar sus habilidades de:
    • Aprender a aprender,
    • Aprender a enseñar y
    • Aprender a conducir organizaciones.

     

Kolb propone que el aprendizaje es un ciclo formado por cuatro procesos diferentes:

  • Hacer
  • Reflexionar
  •  Conceptuar
  •  Decidir

De acuerdo al ciclo de Kolbe, podemos encontrar cuatro formas diferentes de aprender:

  • Aprendemos haciendo.
  • Aprendemos reflexionado sobre la experiencia obtenida al hacer.
  • Aprendemos creando ideas y posibilidades derivadas de la reflexión de la experiencia (desarrollando conceptos, modelos, paradigmas, teorías)
  • Aprendemos al elegir la idea o la posibilidad que ha de guiar nuestro próximo curso de acción derivada de conceptuar (decidiendo, planeando)
  • Aprendemos al rehacer aplicando las nuevas ideas o posibilidades

Cada proceso genera una forma diferente de conocimiento.

  • En el decidir y hacer, conocimiento operativo:
    • Saber cómo
  • En el reflexionar y conceptuar:
    • Saber por qué
Cada una de las cuatro formas/ estilos de aprender también pueden ser vistos de la siguiente manera:

  • Aprendizaje concreto (a través de la experiencia directa)
  • Aprendizaje pasivo (a través de la observación)
  • Aprendizaje abstracto (a través de la conceptualización)
  • Aprendizaje activo (a través de la experimentación)
Concreto
Aprender haciendo
Sintiendo
Todos los sentidos
Intuitivo
Involucrado
Personal
Situacional
Pasivo
Aprender reflexionado sobre la experiencia obtenida al hacer (observando, analizando)
Mirando
Vista
Introvertido
Reflexivo
Analítico
Tentativo
Abstracto
Aprender creando ideas y posibilidades derivadas de la reflexión de la experiencia (desarrollando conceptos, modelos, paradigmas, teorías)
Pensando
Pensador
Teórico
No involucrado
Impersonal
Generalizador
Activo
Aprender al elegir la idea o la posibilidad que ha de guiar nuestro próximo curso de acción derivada de la conceptualización (decidiendo, planeando, diseñando)
Haciendo
Haciendo
Extrovertido
Impulsivo
Aplicativo
Tomador de riesgos

 

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas

2015-09-25

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas
Durante su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, el Pontífice defendió el medio ambiente, la vida y el acuerdo nuclear.


2015-09-25

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas
Durante su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, el Pontífice defendió el medio ambiente, la vida y el acuerdo nuclear.

la emoción regente

Nos dice Celso Santajuliana que escribir una novela no es cuestión de inspiración, sino de encontrar la emoción que lleva el escritor dentro, la que lo define. El pivote es lo que Celso llama la emoción regente. La novela no convence, involucra. Lo anecdótico es incidental, la historia es un sendero que lleva al lector […]

Nos dice Celso Santajuliana que escribir una novela no es cuestión de inspiración, sino de encontrar la emoción que lleva el escritor dentro, la que lo define. El pivote es lo que Celso llama la emoción regente. La novela no convence, involucra. Lo anecdótico es incidental, la historia es un sendero que lleva al lector a compartir el estado emocional del escritor. La esencia del hombre, del alma, es el sentimiento. Lo racional esta siempre supeditado a lo endocrinológico. Pero no es fácil llevar la vivencia, empírica y concreta, a la esfera del lenguaje, simbólico y abstracto. El camino es indirecto, mediante imágenes comunes. Surge entonces el problema de encontrar la autentica voz propia. Como le dijo Rimbaud a Izambard:

C’est faux dire: je pense; on devrait dire: on me pense … Je est un autre. Tant pis pour le bois qui se trouve violon, et nargue aux inconscients, qui ergotent sur ce qu’ils ignorent tout à fait.

Lo universal emana de lo concreto. Es decir, la novela no cuenta, sino que muestra. En vez del adjetivo abstracto, la escena. Escribir una novela es un acto de auto descubrimiento catártico. De necesidad las emociones que motivan al escritor son negativas, demonios que hay que expurgar. Si no fuera así, ¿para que robar tiempo a la felicidad para caminar un sendero incierto y escabroso?

Mi emoción regente es escuchar a una madre contar sus citas con la nutrióloga, mientras le da refresco embotellado a sus hijos, o a un amigo describir como una víctima de secuestro provoco su mala suerte al levantar de mas la voz en un restaurante, o pensar como provocar un cambio en la época del uno por ciento y la cultura de masas.

Referencias

Forment, J. F. (2011). Rimbaud, Arthur; poesía al raso (Vols. 1. Textos 1870-1871). Barcelona, España: Alrevés.
Santajuliana, C. (2013). laboratoriodenovela, una experiencia de creación; módulo 1. México, D.F., México: Narratio aspectabilis.


Celso Santajuliana nació en la ciudad de México el 31 de marzo de 1960. Narrador. De 1993 a 2004 ha diseñado e impartido cursos y talleres de creación literaria, novela, cuento, literatura infantil y juvenil, en instituciones como el Centro Cultural Juan Pablos, Instituto de Cultura de Tabasco, Universidad del Claustro de Sor Juana, SOGEM, entre otras.


Catarsis (del griego ???????? kátharsis, purificación) es una palabra descrita en la definición de tragedia en la Poética de Aristóteles como purificación emocional, corporal, mental y espiritual. Mediante la experiencia de la compasión y el miedo (eleos y phobos), los espectadores de la tragedia experimentarían la purificación del alma de esas pasiones.1 2

Biblioteca digital

Lectura solidaria Índice – A/ – Anónimos/ – B/ – C/ – D/ – E/ – F/ – G/ – H/ – I/ J/ – K/ – L/ – M/ – N/ – O/ – P/ – Q/ – R/ – S/ – T/ – V/ – W/ – Z/  

Lectura solidaria

Índice - A/ - Anónimos/B/C/D/ E/F/G/H/I/

J/K/ L/M/N/O/P/Q/R/S/T/V/W/Z/

 

Cómo hacer un manual de usuario

Creado por Emarroquin 3 métodos:Crea la documentación de usuario apropiadaComponentes del manual de usuarioDiseña un manual de usuario legible Los manuales de usuario son guías escritas en formatos impresos (en papel) o en documentos electrónicos (PDF o XPS) que proporcionan instrucciones de cómo hacer o utilizar algo. Si bien se piensa generalmente en las “guías […]

Los manuales de usuario son guías escritas en formatos impresos (en papel) o en documentos electrónicos (PDF o XPS) que proporcionan instrucciones de cómo hacer o utilizar algo. Si bien se piensa generalmente en las “guías de usuario” como manuales para programas de computación, las guías de usuario pueden acompañar a computadoras y a otros dispositivos electrónicos, como televisores, estéreos, sistemas telefónicos, y reproductores MP3, y también pueden acompañar a electrodomésticos y equipos de jardinería. Los buenos manuales de usuario educan al usuario acerca de las características del producto mientras les enseñan cómo utilizar esas características de manera efectiva, y están dispuestos de tal forma para que puedan leerse y consultarse fácilmente. A continuación se presentan algunas cosas para tener en cuenta a la hora de crear un contenido efectivo y diseñar la disposición para un manual de usuario.

la cohesión social de México

ser un estudiante tsotsil

Xun Betan

En una red social habían posteado una nota de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Me sorprendió leer de la celebración de los supuestos cincuenta años de educación indígena en México. La noticia me llevó a mis años de estudiante desde la primaria hasta la universidad, para encontrar dónde estaba reflejada esa llamada educación indígena.

En un párrafo dice: “De 1964 a 2014 se ha trabajado en la atención educativa especializada a la diversidad social, lingüística y cultural en aras de contribuir a la cohesión social de México y del mundo plural del siglo XXI, a través del enfoque de pertinencia e inclusión educativa a los grupos vulnerables”. Vinieron a mi mente varias preguntas: ¿Qué entienden por atención especializada? ¿Por diversidad cultural, lingüística, pertinencia e inclusión? ¿Cómo personas ajenas a nuestro contexto cultural promueven planes y programas de estudio? ¿Cómo desde las actuales reformas para privatizar la educación se puede tomar en cuenta la diversidad?

No soy experto, sólo puedo reflexionar sobre mi experiencia. Creo que refleja la de miles de personas que nacieron en este país y pertenecen a algún grupo indígena. Quizás sabrán más que yo de todo este proceso de integración y discriminación por el modelo educativo. Nací y crecí en una comunidad indígena. Cuando tuve edad para el jardín de niños fui dos o tres veces en tres años, únicamente para pedir los dulces que repartían los maestros el Día del Niño. Me daba miedo ir porque yo no entendía nada el castellano y ninguna de las maestras hablaba una sola palabra de tsotsil.

Cuando entré a primaria, me tocó una profesora que venía de otro estado. Se molestaba porque no entendíamos lo que decía. No pasé. Repetí porque según el modelo educativo yo no sabía nada, aunque a esa edad ya sabía sembrar en la milpa, cosechaba el frijol, la calabaza y pizcaba el maíz, reconocía las plantas medicinales y la variedad de flores comestibles, y había aprendido a contar los costales y las frutas que recolectaba. Sabía otras cosas más desde mi lengua, pero de acuerdo al modelo educativo yo era un tonto que no sabía nada.

En segundo se repitió la historia, me tocó otro profesor que no sabía mi lengua. Me regañaba, me golpeaba y a veces me corría del salón. También lo hizo con otros. Según él, los niños deberíamos aprender castellano y dejar nuestra “mentalidad de indios”, porque solo así nos podríamos desarrollar, salir de la miseria y el atraso. Al siguiente año tuve que trasladarme a la cabecera municipal. En ese lugar las cosas empeoraron. Me volvieron a tocar maestros que me humillaban por ser indígena, ser pobre y no hablar bien castellano. Ya no eran sólo los maestros, ahora también los niños de la escuela. Esta situación de rechazo y exclusión me llevó a cuestionar mi identidad. Quise dejar de ser indio, dejando de hablar mi lengua y de usar mi traje para ser aceptado. Pero no tuve suerte. En esa escuela habían otros niños que hicieron lo mismo, poco a poco dejaron de hablar la lengua.

En secundaria nuevamente encontré maestros racistas. En aquella secundaria técnica había otros estudiantes indígenas que entre ellos ya no hablaban la lengua. Algunos actuaban como mestizos y se alejaban de mí. Al ver estas actitudes comencé a tomar valor, a tener más cariño y amor por mi lengua y mi cultura. Gracias al consejo de mis abuelos, me quise mucho. También me ayudó a valorar el campo y la milpa. Decía mi abuelo que allí estaba el verdadero conocimiento y el aprendizaje porque de allí sacábamos la comida y vivíamos. El mensaje de mis abuelos me dio más fuerzas para enfrentarme a los profesores, quienes me recriminaban por hablar en mi lengua. Uno me amenazó con expulsarme. Me defendí como pude.

El modelo adoptado por la sep enaltece al indio “estudiado”, y celebra como un logro que después del proceso de castellanización algunos hayan conservado su lengua y todavía usen su traje. Al ir un poco más al fondo nos damos cuenta de que son personas que han quedado con un hueco en la cabeza, ya no pueden reflexionar, pensar ni ver lo más profundo de su ser como indígenas y terminan actuando como enseña el modelo educativo, que nos degrada y trata de secar nuestras raíces. Muchos indios “estudiados” son exhibidos en actos políticos, o les dan un puesto para llenar requisitos, y con eso dicen luchar contra la desigualdad. Se sigue el mismo principio de los programas de asistencia: que con una despensa para mal nutrir a los niños o una miseria de beca están haciendo una caridad a partir de la injusticia que se ha vivido por siglos de olvido y desprecio.

En la universidad las cosas no cambiaron. Quise estudiar Arqueología, pero en Chiapas en ese momento no existía la carrera. Sí Antropología Social, y traté de sacar ficha. Como era vía electrónica, no me aceptaba elegir esa carrera por mi perfil de la prepa. Tuve que sacar ficha para Economía. Pasé dos semestres en una carrera que no quería. Ya en Antropología, entendí que la lucha no era con los profesores. En el fondo estaba un sistema social y económico neoliberal que no sólo trataba de eliminar mi cultura y mi identidad, sino que me obligaba a estudiar una carrera técnica para ilusionarme con un trabajo al final de mi estudio. Trataban de enfilarme a una mentalidad economicista y técnica al servicio del sistema mercantil que explota, destruye y mata a las personas y a la Madre Tierra. En ese momento entendí más sobre la educación y sus objetivos. Pero lo único que yo quería era aprender, conocer y volar.

ser un estudiante tsotsil
Xun Betan

En una red social habían posteado una nota de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Me sorprendió leer de la celebración de los supuestos cincuenta años de educación indígena en México. La noticia me llevó a mis años de estudiante desde la primaria hasta la universidad, para encontrar dónde estaba reflejada esa llamada educación indígena.

En un párrafo dice: “De 1964 a 2014 se ha trabajado en la atención educativa especializada a la diversidad social, lingüística y cultural en aras de contribuir a la cohesión social de México y del mundo plural del siglo XXI, a través del enfoque de pertinencia e inclusión educativa a los grupos vulnerables”. Vinieron a mi mente varias preguntas: ¿Qué entienden por atención especializada? ¿Por diversidad cultural, lingüística, pertinencia e inclusión? ¿Cómo personas ajenas a nuestro contexto cultural promueven planes y programas de estudio? ¿Cómo desde las actuales reformas para privatizar la educación se puede tomar en cuenta la diversidad?



No soy experto, sólo puedo reflexionar sobre mi experiencia. Creo que refleja la de miles de personas que nacieron en este país y pertenecen a algún grupo indígena. Quizás sabrán más que yo de todo este proceso de integración y discriminación por el modelo educativo. Nací y crecí en una comunidad indígena. Cuando tuve edad para el jardín de niños fui dos o tres veces en tres años, únicamente para pedir los dulces que repartían los maestros el Día del Niño. Me daba miedo ir porque yo no entendía nada el castellano y ninguna de las maestras hablaba una sola palabra de tsotsil.

Cuando entré a primaria, me tocó una profesora que venía de otro estado. Se molestaba porque no entendíamos lo que decía. No pasé. Repetí porque según el modelo educativo yo no sabía nada, aunque a esa edad ya sabía sembrar en la milpa, cosechaba el frijol, la calabaza y pizcaba el maíz, reconocía las plantas medicinales y la variedad de flores comestibles, y había aprendido a contar los costales y las frutas que recolectaba. Sabía otras cosas más desde mi lengua, pero de acuerdo al modelo educativo yo era un tonto que no sabía nada.

En segundo se repitió la historia, me tocó otro profesor que no sabía mi lengua. Me regañaba, me golpeaba y a veces me corría del salón. También lo hizo con otros. Según él, los niños deberíamos aprender castellano y dejar nuestra “mentalidad de indios”, porque solo así nos podríamos desarrollar, salir de la miseria y el atraso. Al siguiente año tuve que trasladarme a la cabecera municipal. En ese lugar las cosas empeoraron. Me volvieron a tocar maestros que me humillaban por ser indígena, ser pobre y no hablar bien castellano. Ya no eran sólo los maestros, ahora también los niños de la escuela. Esta situación de rechazo y exclusión me llevó a cuestionar mi identidad. Quise dejar de ser indio, dejando de hablar mi lengua y de usar mi traje para ser aceptado. Pero no tuve suerte. En esa escuela habían otros niños que hicieron lo mismo, poco a poco dejaron de hablar la lengua.

En secundaria nuevamente encontré maestros racistas. En aquella secundaria técnica había otros estudiantes indígenas que entre ellos ya no hablaban la lengua. Algunos actuaban como mestizos y se alejaban de mí. Al ver estas actitudes comencé a tomar valor, a tener más cariño y amor por mi lengua y mi cultura. Gracias al consejo de mis abuelos, me quise mucho. También me ayudó a valorar el campo y la milpa. Decía mi abuelo que allí estaba el verdadero conocimiento y el aprendizaje porque de allí sacábamos la comida y vivíamos. El mensaje de mis abuelos me dio más fuerzas para enfrentarme a los profesores, quienes me recriminaban por hablar en mi lengua. Uno me amenazó con expulsarme. Me defendí como pude.

...

El modelo adoptado por la sep enaltece al indio “estudiado”, y celebra como un logro que después del proceso de castellanización algunos hayan conservado su lengua y todavía usen su traje. Al ir un poco más al fondo nos damos cuenta de que son personas que han quedado con un hueco en la cabeza, ya no pueden reflexionar, pensar ni ver lo más profundo de su ser como indígenas y terminan actuando como enseña el modelo educativo, que nos degrada y trata de secar nuestras raíces. Muchos indios “estudiados” son exhibidos en actos políticos, o les dan un puesto para llenar requisitos, y con eso dicen luchar contra la desigualdad. Se sigue el mismo principio de los programas de asistencia: que con una despensa para mal nutrir a los niños o una miseria de beca están haciendo una caridad a partir de la injusticia que se ha vivido por siglos de olvido y desprecio.

En la universidad las cosas no cambiaron. Quise estudiar Arqueología, pero en Chiapas en ese momento no existía la carrera. Sí Antropología Social, y traté de sacar ficha. Como era vía electrónica, no me aceptaba elegir esa carrera por mi perfil de la prepa. Tuve que sacar ficha para Economía. Pasé dos semestres en una carrera que no quería. Ya en Antropología, entendí que la lucha no era con los profesores. En el fondo estaba un sistema social y económico neoliberal que no sólo trataba de eliminar mi cultura y mi identidad, sino que me obligaba a estudiar una carrera técnica para ilusionarme con un trabajo al final de mi estudio. Trataban de enfilarme a una mentalidad economicista y técnica al servicio del sistema mercantil que explota, destruye y mata a las personas y a la Madre Tierra. En ese momento entendí más sobre la educación y sus objetivos. Pero lo único que yo quería era aprender, conocer y volar.