Los hijos

¿POR QUÉ TUS HIJOS HACEN LO QUE HACEN?

Una madre levantó la mano y preguntó:
– ¿Qué hago si mi hijo está encima de la mesa y no quiere bajar?
– Dígale que baje, – le dije yo.
– Ya se lo digo, pero no me hace caso y no baja- respondió la madre con voz de derrotada.
– ¿Cuántos años tiene el niño?– le pregunté.
– Tres años – afirmó ella.

Situaciones semejantes a ésta se presentan frecuentemente

¿POR QUÉ TUS HIJOS HACEN LO QUE HACEN?

Una madre levantó la mano y preguntó:
– ¿Qué hago si mi hijo está encima de la mesa y no quiere bajar?
– Dígale que baje, – le dije yo.
– Ya se lo digo, pero no me hace caso y no baja- respondió la madre con voz de derrotada.
– ¿Cuántos años tiene el niño?– le pregunté.
– Tres años – afirmó ella.

Situaciones semejantes a ésta se presentan frecuentemente

Simojovel

28 jun 2015 7:13 AM.
Por: Redacción – xeu Noticias

Empresarios de Corea, China y Taiwán llegaron hace dos años a Simojovel, Chiapas, a comprar piezas de ámbar rojo y amarillo, considerado el de mayor calidad y belleza, agotando así de este material precioso a minas de 25 millones de años de antigüedad, denuncian habitantes de este municipio.

El periódico El Universal publica este domingo un reportaje que muestra la forma en que los asiáticos se han llevado el ámbar chiapaneco de localidades como La Pimienta, una comunidad tzotzil de Simojovel, donde sus habitantes, niños y adultos, trabajan de siete de la mañana a tres de la tarde para extraerlo de las minas por sueldos sumamente bajos.

La publicación detalla que el ámbar generó una nueva forma de hacer negocio, desde la renta de minas de aproximadamente seis mil pesos mensuales para exportarlo a China, Corea y Taiwán en donde es vendido en más de 600 pesos cada piedra, el equivalente al gramo de oro de 24 quilates, según declaraciones de artesanos chiapanecos.

Fuente: El Universal/

28 jun 2015 7:13 AM.
Por: Redacción – xeu Noticias

Empresarios de Corea, China y Taiwán llegaron hace dos años a Simojovel, Chiapas, a comprar piezas de ámbar rojo y amarillo, considerado el de mayor calidad y belleza, agotando así de este material precioso a minas de 25 millones de años de antigüedad, denuncian habitantes de este municipio.

El periódico El Universal publica este domingo un reportaje que muestra la forma en que los asiáticos se han llevado el ámbar chiapaneco de localidades como La Pimienta, una comunidad tzotzil de Simojovel, donde sus habitantes, niños y adultos, trabajan de siete de la mañana a tres de la tarde para extraerlo de las minas por sueldos sumamente bajos.

La publicación detalla que el ámbar generó una nueva forma de hacer negocio, desde la renta de minas de aproximadamente seis mil pesos mensuales para exportarlo a China, Corea y Taiwán en donde es vendido en más de 600 pesos cada piedra, el equivalente al gramo de oro de 24 quilates, según declaraciones de artesanos chiapanecos.

Fuente: El Universal/

Ciclo de aprendizaje de David Kolbe

Ciclo de aprendizaje de David Kolbe fuente: Innovación Estratégica y Tecnológica Ricardo Villafaña Figueroa Pregunta principal: De qué manera los individuos y las organizaciones generan principios, conceptos y reglas que les sirven de guía para futuros comportamientos. Teoría: A partir de sus propias experiencias los individuos y las organizaciones generan principios, conceptos y reglas que … Continue reading Ciclo de aprendizaje de David Kolbe

Ciclo de aprendizaje de David Kolbe

fuente:

Innovación Estratégica y Tecnológica

Ricardo Villafaña Figueroa

  • Pregunta principal:
    • De qué manera los individuos y las organizaciones generan principios, conceptos y reglas que les sirven de guía para futuros comportamientos.
  • Teoría:
    • A partir de sus propias experiencias los individuos y las organizaciones generan principios, conceptos y reglas que les sirven de guía para futuros comportamientos.
  • Ideas principales:
    • David A. Kolb (M.I.T., 1979) propone un modelo para mejorar la habilidad de aprender tanto de los individuos como de las organizaciones.
    • El modelo describe de qué manera el proceso de aprendizaje y los estilos de aprendizaje individual afectan la eficiencia de los individuos y de las organizaciones a las que pertenecen.
    • La aplicación apropiada de los principios derivados de este modelo pueden mejorar sustancialmente los procesos de aprendizaje y generación de conocimiento de los individuos y de las organizaciones.
  • El conocimiento del ciclo de Kolb puede ayudar a los individuos y a las organizaciones a mejorar sus habilidades de:
    • Aprender a aprender,
    • Aprender a enseñar y
    • Aprender a conducir organizaciones.

     

Kolb propone que el aprendizaje es un ciclo formado por cuatro procesos diferentes:

  • Hacer
  • Reflexionar
  •  Conceptuar
  •  Decidir

De acuerdo al ciclo de Kolbe, podemos encontrar cuatro formas diferentes de aprender:

  • Aprendemos haciendo.
  • Aprendemos reflexionado sobre la experiencia obtenida al hacer.
  • Aprendemos creando ideas y posibilidades derivadas de la reflexión de la experiencia (desarrollando conceptos, modelos, paradigmas, teorías)
  • Aprendemos al elegir la idea o la posibilidad que ha de guiar nuestro próximo curso de acción derivada de conceptuar (decidiendo, planeando)
  • Aprendemos al rehacer aplicando las nuevas ideas o posibilidades

Cada proceso genera una forma diferente de conocimiento.

  • En el decidir y hacer, conocimiento operativo:
    • Saber cómo
  • En el reflexionar y conceptuar:
    • Saber por qué
Cada una de las cuatro formas/ estilos de aprender también pueden ser vistos de la siguiente manera:

  • Aprendizaje concreto (a través de la experiencia directa)
  • Aprendizaje pasivo (a través de la observación)
  • Aprendizaje abstracto (a través de la conceptualización)
  • Aprendizaje activo (a través de la experimentación)
Concreto
Aprender haciendo
Sintiendo
Todos los sentidos
Intuitivo
Involucrado
Personal
Situacional
Pasivo
Aprender reflexionado sobre la experiencia obtenida al hacer (observando, analizando)
Mirando
Vista
Introvertido
Reflexivo
Analítico
Tentativo
Abstracto
Aprender creando ideas y posibilidades derivadas de la reflexión de la experiencia (desarrollando conceptos, modelos, paradigmas, teorías)
Pensando
Pensador
Teórico
No involucrado
Impersonal
Generalizador
Activo
Aprender al elegir la idea o la posibilidad que ha de guiar nuestro próximo curso de acción derivada de la conceptualización (decidiendo, planeando, diseñando)
Haciendo
Haciendo
Extrovertido
Impulsivo
Aplicativo
Tomador de riesgos

 

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas

2015-09-25

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas
Durante su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, el Pontífice defendió el medio ambiente, la vida y el acuerdo nuclear.

2015-09-25

Discurso completo del papa Francisco en Naciones Unidas
Durante su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, el Pontífice defendió el medio ambiente, la vida y el acuerdo nuclear.

la emoción regente

Nos dice Celso Santajuliana que escribir una novela no es cuestión de inspiración, sino de encontrar la emoción que lleva el escritor dentro, la que lo define. El pivote es lo que Celso llama la emoción regente. La novela no convence, involucra. Lo anecdótico es incidental, la historia es un sendero que lleva al lector […]

Nos dice Celso Santajuliana que escribir una novela no es cuestión de inspiración, sino de encontrar la emoción que lleva el escritor dentro, la que lo define. El pivote es lo que Celso llama la emoción regente. La novela no convence, involucra. Lo anecdótico es incidental, la historia es un sendero que lleva al lector a compartir el estado emocional del escritor. La esencia del hombre, del alma, es el sentimiento. Lo racional esta siempre supeditado a lo endocrinológico. Pero no es fácil llevar la vivencia, empírica y concreta, a la esfera del lenguaje, simbólico y abstracto. El camino es indirecto, mediante imágenes comunes. Surge entonces el problema de encontrar la autentica voz propia. Como le dijo Rimbaud a Izambard:

C’est faux dire: je pense; on devrait dire: on me pense … Je est un autre. Tant pis pour le bois qui se trouve violon, et nargue aux inconscients, qui ergotent sur ce qu’ils ignorent tout à fait.

Lo universal emana de lo concreto. Es decir, la novela no cuenta, sino que muestra. En vez del adjetivo abstracto, la escena. Escribir una novela es un acto de auto descubrimiento catártico. De necesidad las emociones que motivan al escritor son negativas, demonios que hay que expurgar. Si no fuera así, ¿para que robar tiempo a la felicidad para caminar un sendero incierto y escabroso?

Mi emoción regente es escuchar a una madre contar sus citas con la nutrióloga, mientras le da refresco embotellado a sus hijos, o a un amigo describir como una víctima de secuestro provoco su mala suerte al levantar de mas la voz en un restaurante, o pensar como provocar un cambio en la época del uno por ciento y la cultura de masas.

Referencias

Forment, J. F. (2011). Rimbaud, Arthur; poesía al raso (Vols. 1. Textos 1870-1871). Barcelona, España: Alrevés.
Santajuliana, C. (2013). laboratoriodenovela, una experiencia de creación; módulo 1. México, D.F., México: Narratio aspectabilis.


Celso Santajuliana nació en la ciudad de México el 31 de marzo de 1960. Narrador. De 1993 a 2004 ha diseñado e impartido cursos y talleres de creación literaria, novela, cuento, literatura infantil y juvenil, en instituciones como el Centro Cultural Juan Pablos, Instituto de Cultura de Tabasco, Universidad del Claustro de Sor Juana, SOGEM, entre otras.


Catarsis (del griego ???????? kátharsis, purificación) es una palabra descrita en la definición de tragedia en la Poética de Aristóteles como purificación emocional, corporal, mental y espiritual. Mediante la experiencia de la compasión y el miedo (eleos y phobos), los espectadores de la tragedia experimentarían la purificación del alma de esas pasiones.1 2

Biblioteca digital

Lectura solidaria Índice – A/ – Anónimos/ – B/ – C/ – D/ – E/ – F/ – G/ – H/ – I/ J/ – K/ – L/ – M/ – N/ – O/ – P/ – Q/ – R/ – S/ – T/ – V/ – W/ – Z/  

Lectura solidaria

Índice – A/ Anónimos/B/C/D/ E/F/G/H/I/

J/K/ L/M/N/O/P/Q/R/S/T/V/W/Z/

 

Cómo hacer un manual de usuario

Creado por Emarroquin 3 métodos:Crea la documentación de usuario apropiadaComponentes del manual de usuarioDiseña un manual de usuario legible Los manuales de usuario son guías escritas en formatos impresos (en papel) o en documentos electrónicos (PDF o XPS) que proporcionan instrucciones de cómo hacer o utilizar algo. Si bien se piensa generalmente en las “guías […]

Los manuales de usuario son guías escritas en formatos impresos (en papel) o en documentos electrónicos (PDF o XPS) que proporcionan instrucciones de cómo hacer o utilizar algo. Si bien se piensa generalmente en las “guías de usuario” como manuales para programas de computación, las guías de usuario pueden acompañar a computadoras y a otros dispositivos electrónicos, como televisores, estéreos, sistemas telefónicos, y reproductores MP3, y también pueden acompañar a electrodomésticos y equipos de jardinería. Los buenos manuales de usuario educan al usuario acerca de las características del producto mientras les enseñan cómo utilizar esas características de manera efectiva, y están dispuestos de tal forma para que puedan leerse y consultarse fácilmente. A continuación se presentan algunas cosas para tener en cuenta a la hora de crear un contenido efectivo y diseñar la disposición para un manual de usuario.

la cohesión social de México

ser un estudiante tsotsil

Xun Betan

En una red social habían posteado una nota de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Me sorprendió leer de la celebración de los supuestos cincuenta años de educación indígena en México. La noticia me llevó a mis años de estudiante desde la primaria hasta la universidad, para encontrar dónde estaba reflejada esa llamada educación indígena.

En un párrafo dice: “De 1964 a 2014 se ha trabajado en la atención educativa especializada a la diversidad social, lingüística y cultural en aras de contribuir a la cohesión social de México y del mundo plural del siglo XXI, a través del enfoque de pertinencia e inclusión educativa a los grupos vulnerables”. Vinieron a mi mente varias preguntas: ¿Qué entienden por atención especializada? ¿Por diversidad cultural, lingüística, pertinencia e inclusión? ¿Cómo personas ajenas a nuestro contexto cultural promueven planes y programas de estudio? ¿Cómo desde las actuales reformas para privatizar la educación se puede tomar en cuenta la diversidad?

No soy experto, sólo puedo reflexionar sobre mi experiencia. Creo que refleja la de miles de personas que nacieron en este país y pertenecen a algún grupo indígena. Quizás sabrán más que yo de todo este proceso de integración y discriminación por el modelo educativo. Nací y crecí en una comunidad indígena. Cuando tuve edad para el jardín de niños fui dos o tres veces en tres años, únicamente para pedir los dulces que repartían los maestros el Día del Niño. Me daba miedo ir porque yo no entendía nada el castellano y ninguna de las maestras hablaba una sola palabra de tsotsil.

Cuando entré a primaria, me tocó una profesora que venía de otro estado. Se molestaba porque no entendíamos lo que decía. No pasé. Repetí porque según el modelo educativo yo no sabía nada, aunque a esa edad ya sabía sembrar en la milpa, cosechaba el frijol, la calabaza y pizcaba el maíz, reconocía las plantas medicinales y la variedad de flores comestibles, y había aprendido a contar los costales y las frutas que recolectaba. Sabía otras cosas más desde mi lengua, pero de acuerdo al modelo educativo yo era un tonto que no sabía nada.

En segundo se repitió la historia, me tocó otro profesor que no sabía mi lengua. Me regañaba, me golpeaba y a veces me corría del salón. También lo hizo con otros. Según él, los niños deberíamos aprender castellano y dejar nuestra “mentalidad de indios”, porque solo así nos podríamos desarrollar, salir de la miseria y el atraso. Al siguiente año tuve que trasladarme a la cabecera municipal. En ese lugar las cosas empeoraron. Me volvieron a tocar maestros que me humillaban por ser indígena, ser pobre y no hablar bien castellano. Ya no eran sólo los maestros, ahora también los niños de la escuela. Esta situación de rechazo y exclusión me llevó a cuestionar mi identidad. Quise dejar de ser indio, dejando de hablar mi lengua y de usar mi traje para ser aceptado. Pero no tuve suerte. En esa escuela habían otros niños que hicieron lo mismo, poco a poco dejaron de hablar la lengua.

En secundaria nuevamente encontré maestros racistas. En aquella secundaria técnica había otros estudiantes indígenas que entre ellos ya no hablaban la lengua. Algunos actuaban como mestizos y se alejaban de mí. Al ver estas actitudes comencé a tomar valor, a tener más cariño y amor por mi lengua y mi cultura. Gracias al consejo de mis abuelos, me quise mucho. También me ayudó a valorar el campo y la milpa. Decía mi abuelo que allí estaba el verdadero conocimiento y el aprendizaje porque de allí sacábamos la comida y vivíamos. El mensaje de mis abuelos me dio más fuerzas para enfrentarme a los profesores, quienes me recriminaban por hablar en mi lengua. Uno me amenazó con expulsarme. Me defendí como pude.

El modelo adoptado por la sep enaltece al indio “estudiado”, y celebra como un logro que después del proceso de castellanización algunos hayan conservado su lengua y todavía usen su traje. Al ir un poco más al fondo nos damos cuenta de que son personas que han quedado con un hueco en la cabeza, ya no pueden reflexionar, pensar ni ver lo más profundo de su ser como indígenas y terminan actuando como enseña el modelo educativo, que nos degrada y trata de secar nuestras raíces. Muchos indios “estudiados” son exhibidos en actos políticos, o les dan un puesto para llenar requisitos, y con eso dicen luchar contra la desigualdad. Se sigue el mismo principio de los programas de asistencia: que con una despensa para mal nutrir a los niños o una miseria de beca están haciendo una caridad a partir de la injusticia que se ha vivido por siglos de olvido y desprecio.

En la universidad las cosas no cambiaron. Quise estudiar Arqueología, pero en Chiapas en ese momento no existía la carrera. Sí Antropología Social, y traté de sacar ficha. Como era vía electrónica, no me aceptaba elegir esa carrera por mi perfil de la prepa. Tuve que sacar ficha para Economía. Pasé dos semestres en una carrera que no quería. Ya en Antropología, entendí que la lucha no era con los profesores. En el fondo estaba un sistema social y económico neoliberal que no sólo trataba de eliminar mi cultura y mi identidad, sino que me obligaba a estudiar una carrera técnica para ilusionarme con un trabajo al final de mi estudio. Trataban de enfilarme a una mentalidad economicista y técnica al servicio del sistema mercantil que explota, destruye y mata a las personas y a la Madre Tierra. En ese momento entendí más sobre la educación y sus objetivos. Pero lo único que yo quería era aprender, conocer y volar.

ser un estudiante tsotsil

Xun Betan

En una red social habían posteado una nota de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Me sorprendió leer de la celebración de los supuestos cincuenta años de educación indígena en México. La noticia me llevó a mis años de estudiante desde la primaria hasta la universidad, para encontrar dónde estaba reflejada esa llamada educación indígena.

En un párrafo dice: “De 1964 a 2014 se ha trabajado en la atención educativa especializada a la diversidad social, lingüística y cultural en aras de contribuir a la cohesión social de México y del mundo plural del siglo XXI, a través del enfoque de pertinencia e inclusión educativa a los grupos vulnerables”. Vinieron a mi mente varias preguntas: ¿Qué entienden por atención especializada? ¿Por diversidad cultural, lingüística, pertinencia e inclusión? ¿Cómo personas ajenas a nuestro contexto cultural promueven planes y programas de estudio? ¿Cómo desde las actuales reformas para privatizar la educación se puede tomar en cuenta la diversidad?

No soy experto, sólo puedo reflexionar sobre mi experiencia. Creo que refleja la de miles de personas que nacieron en este país y pertenecen a algún grupo indígena. Quizás sabrán más que yo de todo este proceso de integración y discriminación por el modelo educativo. Nací y crecí en una comunidad indígena. Cuando tuve edad para el jardín de niños fui dos o tres veces en tres años, únicamente para pedir los dulces que repartían los maestros el Día del Niño. Me daba miedo ir porque yo no entendía nada el castellano y ninguna de las maestras hablaba una sola palabra de tsotsil.

Cuando entré a primaria, me tocó una profesora que venía de otro estado. Se molestaba porque no entendíamos lo que decía. No pasé. Repetí porque según el modelo educativo yo no sabía nada, aunque a esa edad ya sabía sembrar en la milpa, cosechaba el frijol, la calabaza y pizcaba el maíz, reconocía las plantas medicinales y la variedad de flores comestibles, y había aprendido a contar los costales y las frutas que recolectaba. Sabía otras cosas más desde mi lengua, pero de acuerdo al modelo educativo yo era un tonto que no sabía nada.

En segundo se repitió la historia, me tocó otro profesor que no sabía mi lengua. Me regañaba, me golpeaba y a veces me corría del salón. También lo hizo con otros. Según él, los niños deberíamos aprender castellano y dejar nuestra “mentalidad de indios”, porque solo así nos podríamos desarrollar, salir de la miseria y el atraso. Al siguiente año tuve que trasladarme a la cabecera municipal. En ese lugar las cosas empeoraron. Me volvieron a tocar maestros que me humillaban por ser indígena, ser pobre y no hablar bien castellano. Ya no eran sólo los maestros, ahora también los niños de la escuela. Esta situación de rechazo y exclusión me llevó a cuestionar mi identidad. Quise dejar de ser indio, dejando de hablar mi lengua y de usar mi traje para ser aceptado. Pero no tuve suerte. En esa escuela habían otros niños que hicieron lo mismo, poco a poco dejaron de hablar la lengua.

En secundaria nuevamente encontré maestros racistas. En aquella secundaria técnica había otros estudiantes indígenas que entre ellos ya no hablaban la lengua. Algunos actuaban como mestizos y se alejaban de mí. Al ver estas actitudes comencé a tomar valor, a tener más cariño y amor por mi lengua y mi cultura. Gracias al consejo de mis abuelos, me quise mucho. También me ayudó a valorar el campo y la milpa. Decía mi abuelo que allí estaba el verdadero conocimiento y el aprendizaje porque de allí sacábamos la comida y vivíamos. El mensaje de mis abuelos me dio más fuerzas para enfrentarme a los profesores, quienes me recriminaban por hablar en mi lengua. Uno me amenazó con expulsarme. Me defendí como pude.

El modelo adoptado por la sep enaltece al indio “estudiado”, y celebra como un logro que después del proceso de castellanización algunos hayan conservado su lengua y todavía usen su traje. Al ir un poco más al fondo nos damos cuenta de que son personas que han quedado con un hueco en la cabeza, ya no pueden reflexionar, pensar ni ver lo más profundo de su ser como indígenas y terminan actuando como enseña el modelo educativo, que nos degrada y trata de secar nuestras raíces. Muchos indios “estudiados” son exhibidos en actos políticos, o les dan un puesto para llenar requisitos, y con eso dicen luchar contra la desigualdad. Se sigue el mismo principio de los programas de asistencia: que con una despensa para mal nutrir a los niños o una miseria de beca están haciendo una caridad a partir de la injusticia que se ha vivido por siglos de olvido y desprecio.

En la universidad las cosas no cambiaron. Quise estudiar Arqueología, pero en Chiapas en ese momento no existía la carrera. Sí Antropología Social, y traté de sacar ficha. Como era vía electrónica, no me aceptaba elegir esa carrera por mi perfil de la prepa. Tuve que sacar ficha para Economía. Pasé dos semestres en una carrera que no quería. Ya en Antropología, entendí que la lucha no era con los profesores. En el fondo estaba un sistema social y económico neoliberal que no sólo trataba de eliminar mi cultura y mi identidad, sino que me obligaba a estudiar una carrera técnica para ilusionarme con un trabajo al final de mi estudio. Trataban de enfilarme a una mentalidad economicista y técnica al servicio del sistema mercantil que explota, destruye y mata a las personas y a la Madre Tierra. En ese momento entendí más sobre la educación y sus objetivos. Pero lo único que yo quería era aprender, conocer y volar.

Los niños invisibles

¿Cómo pueden viajar miles de niños centroamericanos por todo un país sin ser detectados? Una de las respuestas es la corrupción que “hace invisibles” a estos menores para los responsables de la vigilancia migratoria del país, le dice a BBC Mundo el sacerdote Alejandro Solalinde, fundador del albergue Hermanos en el Camino de Ixtepec, Oaxaca.

Pero en todos los casos el común denominador es que

¿Cómo pueden viajar miles de niños centroamericanos por todo un país sin ser detectados? Una de las respuestas es la corrupción que “hace invisibles” a estos menores para los responsables de la vigilancia migratoria del país, le dice a BBC Mundo el sacerdote Alejandro Solalinde, fundador del albergue Hermanos en el Camino de Ixtepec, Oaxaca.

Pero en todos los casos el común denominador es que

habilidades y competencias

La frase de habilidades y competencias es de uso común en los ámbitos de capacitación y recursos humanos aunque no existe una definición precisa y universal de lo que significa. En general habilidades y competencias se refiere a la capacidad de funcionar en contextos específicos. Hace ya algunos años que en medios educativos se habla […]

La frase de habilidades y competencias es de uso común en los ámbitos de capacitación y recursos humanos aunque no existe una definición precisa y universal de lo que significa. En general habilidades y competencias se refiere a la capacidad de funcionar en contextos específicos.

Hace ya algunos años que en medios educativos se habla de competencias y el término empieza a llegar a las aulas, a las reuniones de profesores, a las pruebas de evaluación, etc. A menudo como sinónimo de conocimiento, capacidad o habilidad. Esto no hace más que profundizar en la confusión existente sobre el significado preciso de cada uno de estos términos

Cuando alcanzamos la comprensión de un saber desde su lógica interna, la que permite seguir profundizando en su construcción y desarrollo, decimos que hemos alcanzado el dominio o adquisición de un conocimiento.

Los conocimientos son muy importantes porque sin ellos no puedes desarrollar habilidades específicas que puedas aplicar a tu trabajo.

Cuando relacionamos este conocimiento concreto con un contexto de realidad y ampliamos nuestro campo cognoscitivo entendiendo e interpretando el conocimiento en función de la realidad con la que se relaciona, nos hallamos frente a una capacidad.

Cuando esta capacidad se manifiesta y permite la aplicación del conocimiento sobre una realidad específica para su transformación, estamos situados en el dominio de las habilidades.

Cuando una realidad compleja exige seleccionar entre el universo de conocimientos, capacidades y habilidades relacionadas con dicha realidad, aquellas que se requieren para su comprensión y transformación nos encontremos frente a una competencia. Su desarrollo en la persona exige no tan sólo capacidad de gestión global de las mismas sino también un cierto grado de conjunción con determinadas actitudes y valores personales.

Tener una habilidad consiste en la capacidad de realizar una actividad para alcanzar un objetivo. Mientras más habilidades tengas, podrás trabajar en mayor cantidad de escenarios. Por ejemplo: puedes tener la habilidad de configurar una aplicación en un servidor de tal o cual sistema operativo, con tal o cual versión de software.

Sin embargo, es de suma importancia que en tu desarrollo profesional no te detengas en la meta de adquirir habilidades. Es mucho mejor, si además logras desarrollar competencias.

Una competencia consiste en la capacidad de poner en uso tus conocimientos, habilidades y valores para enfrentarte exitosamente a un reto.

un informe de CareerBuilder sobre los cargos más demandados de 2013 y el exponencial crecimiento de la industria informática, la revista Forbes elaboró una lista de las 10 competencias más requeridas por reclutadores a la hora de contratar nuevos empleados. Esta enumeración, además de incluir los conocimientos específicos inherentes a los rubros más populares, incluyó algunas habilidades que suelen ser valoradas sin importar la profesión y que no siempre se pueden introducir en un currículum:


1. Pensamiento crítico:
 el razonamiento y la lógica son fundamentales para identificar las debilidades y las fortalezas de cualquier propuesta.


2. Resolución de problemas:
 a la hora de solucionar dilemas complejos, se aprecian las decisiones rápidas y útiles, que verdaderamente logren erradicar los inconvenientes.

3. Toma de decisiones: evaluar los puntos a favor y en contra de potenciales acciones, prefiriendo aquellas que sean más apropiadas y beneficiosas, ayuda a la prosperidad y productividad de las empresas.

4. Escucha activa: el trabajador debe darle toda su atención a lo que los demás dicen, tanto clientes como compañeros, tomándose el tiempo necesario para comprender lo que plantean y para formular las preguntas adecuadas.

5. Computación: hoy en día el manejo básico de ordenadores es requerido en cualquier puesto de trabajo. No obstante, los cargos vinculados con la informática demandan conocimientos formales sobre procesadores, equipamiento electrónico, software y hardware, entre otros.

6. Matemáticas: conocimientos de aritmética, álgebra, cálculo, estadística y su aplicación suelen ser solicitados en empresas del rubro tecnológico que manejan grandes conjuntos de datos.

7. Análisis de sistemas: saber cómo funciona un sistema o una operación, o cómo se aplican puede cambiar los resultados de su uso.

8. Monitoreo: mantener un seguimiento del desempeño propio y el ajeno puede colaborar en la mejoría del rendimiento y ayudar a implementar acciones correctivas.

9. Programación: conocer los lenguajes informáticos puede ayudar a la hora de configurar programas informáticos con variados propósitos, según las necesidades de la empresa.

10. Ventas y marketing: aunque la compañía no se dedique a la venta de productos, siempre es útil que los empleados sepan cómo manejar la imagen empresarial y cómo posicionar en el mercado el servicio que le brindan a la comunidad.

 

Desde el punto de vista global la similitud principal de estos 3 conceptos es que todos forman parte de la personalidad del sujeto pero entre ellas hay  algunas diferencias.

Veamos cada una en particular.

Concepto de base de las aptitudes: Las aptitudes hacen referencia a la  predisposición personal unida a las capacidades de que  dispone una persona para realizar actividades facilitan el desenvolvimiento de las personas hacia determinadas cosas.

Son susceptibles de desarrollarse y cambiar a lo largo del tiempo en la sociedad, en general y en el mercado de trabajo en particular aportan la capacidad básica del comportamiento laboral y social

Las aptitudes pueden ser innatas es decir preexisten en el sujeto, están como recursos potenciales que algún día podrán o no emerger, o bien son adquiridas es decir se adquieren como destreza gracias alguna capacitación o instrucción que la persona adquiere. Así por ejemplo aprendemos un idioma porque recibimos un conocimiento del idioma, pero no obstante  hay personas que tienen una facilidad mayor para su aprendizaje.

Por lo tanto si bien lo importante es tener aptitud para realizar algo, suele ser una ventaja si ese algo forma parte del bagaje natural de la persona hacia esa actividad.

Es decir las aptitudes pueden ser potenciales y también ir emergiendo en la medida que el sujeto va desarrollando su personalidad.

Definición de competencia: La competencia implica las aptitudes y habilidades de un sujeto pero tiene un condicionante o requisito imprescindible estas deben haberse puesto en juego en la vida concreta del sujeto en sus actividades. Es decir que toda competencia implica en cierta forma “un saber hacer” en algún campo o actividad. Es un saber hacer bien operativo y validado por la experiencia.

Pongamos un ejemplo un sujeto puede tener un estilo de personalidad con rasgos obsesivos saludables con lo cual probablemente tenga mayores aptitudes para la organización,  la mirada de detalle el perfeccionismo o la búsqueda de mejoramiento en sus actividades, pero si estas aptitudes no han sido aplicadas concretamente no pueden considerarse como competencias.

Para convertirse en competencias la persona tiene que tener una experiencia en la utilización de esos recursos.

Cuando una competencia se une además al conocimiento formal en un área, esas aptitudes se convierten en habilidades. Por ejemplo una persona se destaca por su buena memoria es una buena aptitud potencial, ahora bien con el tiempo decide estudiar Abogacía (que requiere al igual que el traductorado en un idioma y otras tantas profesiones como la Medicina, la farmacología) de un buen nivel de retención de información y datos, además de que los términos que se utilizan son muy específicos y numerosos y en estas últimas de nombre difícil. En este caso esta persona cuenta con esta aptitud como potencial, con el tiempo al recibirse y ejercer ira convirtiendo esas aptitudes en competencias. Y toda competencia a medida que se gana en experiencia, se le suman otros conocimientos (formación…) se convertirá  en  habilidades. Las competencias implican aptitudes y habilidades desempeñadas, utilizadas, experimentadas.

Estas competencias serán más o menos operacionales en el perfil del postulante cuando además son afines o a aplicables a la empresa u organización en la que el mismo se postula.

Luego toda competencia se validará o no cuando además se aúna experiencia y conocimientos específicos.

Existen distintos tipos de competencias específicas:

  •  Genéricas o de base: que son las que básicamente le permiten a un empleado más allá de su tarea o función desempeñarse en una organización. Es decir  involucran comportamientos asociados a desempeños básicos. Algunas competencias genéricas son:
  •  Nivel de inteligencia medio
  •  Energía
  •  Sociabilidad adecuada
  •  Adaptabilidad
  •  Tolerancia a la presión
  •  Trabajo en equipo
  •  Responsabilidad y compromiso.
  •  Conocimiento de la tarea
  •  Conocimiento del producto o servicio.
  •  Experiencia en el área (pero no es excluyente)
  •  Estabilidad emocional.

Luego siguen las competencias específicas: están estarán en relación directa con el tipo de empresa, área y tipo de misión de la misma, así como también si se trata de una empresa que  se dedica a producir bienes o servicios.

Por ejemplo en un puesto ligado al área comercial serian importante como competencias especificas esperables.

Inteligencia social

Visión global

Orientación a los resultados

Orientación al cliente

Iniciativa (proactividad)

Perseverancia

Independencia (autonomía)

Motivación al logro

Tolerancia al estrés

Tolerancia a la frustración

Negociación

Comunicación (argumentación verbal, persuasión adecuada, claridad expresiva)

Trabajo en equipo

La habilidad en cada aptitud y competencia será el resultado de la experiencia y logros en su aplicación.

Podemos sumar como sub-categorías las competencias:

  •  Interpersonales, organizacionales o sociales: Estas son las  que permiten mantener relaciones humanas y laborales cordiales, fluidas, trabajar en equipo y comunicarse en general.

• Técnicas o específicas: aquellos comportamientos de índole técnica vinculados

A un cierto lenguaje o función productiva.

  •  Tecnológicas: las que facultan el conocimiento y uso de tecnologías actuales y usuales en ese campo laboral. Ejemplo manejo de programas informáticos específicos.
  •  Intelectuales o cognitivas: incluyen comprensión de entornos y procesos, concentración, y resolución de problemas. Capacidad de abstracción, capacidad de síntesis.

Para finalizar este trabajo ejemplificamos con un caso.

 

Se trata de un empleado para operario área despachos de mercaderías:

Como competencia requiere

  1.  Organización
  2.  Perseverancia
  3.  Tolerancia a la presión
  4.  Estabilidad emocional
  5.  Orden
  6.  Experiencia en el sector
  7.  Y tolerancia a la rutina.
  8.  Buen nivel de atención concentración

Seleccionamos de la batería administrada el protocolo del Test de Bender la idea es puntualizar algunos aspectos que se destacan y ver su afinidad en competencias con el puesto a cubrir.

  •  Se observa una secuencia irregular por lo cual hay emocionalidad y es menor la habilidad para organizar y organizarse. Y por otra parte menor la tolerancia a tareas de rutina.
  •  No hay buena regulación y manejo de sus impulsos y estados afectivo emocionales (mala ejecución de la figura 3 :flecha, puntos rellenos, agudización de ángulos , aumento de tamaño en varias figuras)
  •  El espacio entre figuras particularmente entre la figura 4 7 5 6 y 8 es comprimido, es decir inferior a lo que corresponde como modulo entre figura y figura. Esto denota sentimientos hostiles subyacente y baja tolerancia a la presión y frustración, a la par que irritabilidad.
  •  Tenía secundario  (era lo básico requerido)
  •  No tenía experiencia en tareas de despacho.

En función de las competencias requeridas para este puesto y las que se evidenciaban en el postulante podríamos pensar que las mismas no son las ideales para ocupar dicho puesto. Básicamente su impaciencia, ansiedad y susceptibilidad son poco afines a trabajos de rutina que exigen buen nivel de atención y concentración.