El principe y el mendigo

Alejandro Magno (el grande) de Macedonia conquisto a Grecia y al medio oriente. Alejandro había escuchado la fama de Diógenes y decidió verlo.

Lo encontró tomado sol. Al verlo le dijo:
o Pídeme cualquier deseo.
o ¿Cualquier cosa? respondió Di?…

Alejandro Magno (el grande) de Macedonia conquisto a Grecia y al medio oriente. Alejandro había escuchado la fama de Diógenes y decidió verlo. Lo encontró tomado sol. Al verlo le dijo: o Pídeme cualquier deseo. o ¿Cualquier cosa? respondió Diógenes o Si o Pues entonces, muévete que me estas tapando el sol. o Yo soy Alejandro el grande. o Yo soy Diógenes el cínico o ¿No me tienes miedo? o ¿Por


¿Qué sabes hacer?

Dicen que Diógenes fue secuestrado con intención de venderlo como esclavo.

Sus secuestradores le preguntaron: «¿Qué sabes hacer?».
Diógenes respondió: «Sé gobernar a los hombres, por lo tanto véndeme a quien necesite un amo».

Dicen que Diógenes fue secuestrado con intención de venderlo como esclavo. Sus secuestradores le preguntaron: "¿Qué sabes hacer?". Diógenes respondió: "Sé gobernar a los hombres, por lo tanto véndeme a quien necesite un amo".


El movimiento se demuestra andando

Zenón de Elea (490 – 430 a.C.) era un celebre matemático y filosofo. El inventó la demostración llamada Ad Absurdum y proclamaba que el movimiento no era real.

En un discurso trató de probar que el rápido de Aquiles (de la Ilíada de Homero) …

Zenón de Elea (490 - 430 a.C.) era un celebre matemático y filosofo. El inventó la demostración llamada Ad Absurdum y proclamaba que el movimiento no era real. En un discurso trató de probar que el rápido de Aquiles (de la Ilíada de Homero) no podría atrapar a una tortuga, pues cada vez que Aquiles se moviera, la tortuga se movería otro poco. A esto, Diógenes se levanto, se puso a caminar y


Todos se ríen de ti

-Todos se ríen de ti

-Probablemente los asnos se ríen de ti, pero a ti no te importa. Igual a mi no me importa los que se ríen de mi

-Todos se ríen de ti -Probablemente los asnos se ríen de ti, pero a ti no te importa. Igual a mi no me importa los que se ríen de mi


Lentejas

Un día estaba Diógenes comiendo un plato de lentejas.

En ese momento llegó Aristipo, otro filosofo quien trabajaba para el rey y le dijo: «Mira, si tu trabajaras para el rey, no tendrías que comer lentejas». Diógenes le contesto, «Mira, si tu co…

Un día estaba Diógenes comiendo un plato de lentejas. En ese momento llegó Aristipo, otro filosofo quien trabajaba para el rey y le dijo: "Mira, si tu trabajaras para el rey, no tendrías que comer lentejas". Diógenes le contesto, "Mira, si tu comieras lentejas, no tendrías que trabajar para el rey".