Los fines del mundo

Desde los albores de la historia, los seres humanos hemos estado fascinados con el tema apocalíptico. Hay quienes verdaderamente consideran el apocalipsis como algo de lo que hay que escapar. Por ejemplo, empresarios de Silicon Valley compran búnkeres…

Desde los albores de la historia, los seres humanos hemos estado fascinados con el tema apocalíptico. Hay quienes verdaderamente consideran el apocalipsis como algo de lo que hay que escapar. Por ejemplo, empresarios de Silicon Valley compran búnkeres en Nueva Zelanda. Hay quienes, con más imaginación, consideran el apocalipsis como una vía de escape de las vicisitudes del mundo. La religión

Los fines del mundo

Desde los albores de la historia, los seres humanos hemos estado fascinados con el tema apocalíptico. Hay quienes verdaderamente consideran el apocalipsis como algo de lo que hay que escapar. Por ejemplo, empresarios de Silicon Valley compran búnkeres en Nueva Zelanda. Hay quienes, con más imaginación, consideran el apocalipsis como una vía de escape de las vicisitudes del mundo. La religión

Desde los albores de la historia, los seres humanos hemos estado fascinados con el tema apocalíptico. Hay quienes verdaderamente consideran el apocalipsis como algo de lo que hay que escapar. Por ejemplo, empresarios de Silicon Valley compran búnkeres en Nueva Zelanda. Hay quienes, con más imaginación, consideran el apocalipsis como una vía de escape de las vicisitudes del mundo. La religión

la producción de Nutella

Tomado de Muy Interesante

11/09/14

El mal clima en Turquía podría afectar la producción de Nutella, la crema de avellanas y chocolate amada por muchos.

Turquía produce 70% más avellanas que cualquier otro país, y estas son el ingrediente principal de esta crema de chocolate untable. Después de la helada que sucedió en marzo, la cosecha de avellanas fue un 30% menor a la esperada. Lo cual ha

Tomado de Muy Interesante 11/09/14 El mal clima en Turquía podría afectar la producción de Nutella, la crema de avellanas y chocolate amada por muchos. Turquía produce 70% más avellanas que cualquier otro país, y estas son el ingrediente principal de esta crema de chocolate untable. Después de la helada que sucedió en marzo, la cosecha de avellanas fue un 30% menor a la esperada. Lo cual ha

Silos de Agua

febrero 17, 2014 Ésta es la historia de Sergio Jesús Rico Velasco, ingeniero del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y quien ha sido nombrado como la mente científica más brillante de nuestros tiempos en México, según la revista Discovery, quien creó “Silos de Agua” -como denominó a su invento-, el cual reduce de un 50 a un 90 por […]

Ésta es la historia de Sergio Jesús Rico Velasco, ingeniero del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y quien ha sido nombrado como la mente científica más brillante de nuestros tiempos en México, según la revista Discovery, quien creó “Silos de Agua” -como denominó a su invento-, el cual reduce de un 50 a un 90 por ciento el consumo del líquido en la agricultura.

Rico Velasco recuerda que acudió a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural Pesca y Alimentación (Sagarpa), a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para presentar la “lluvia sólida” y los beneficios de su uso en los cultivos, pues en promedio se gasta el 80 por ciento del agua nacional con fines agrícolas; sin embargo, sólo “le desearon suerte”.

Published on Mar 11, 2013

La lluvia solida es capaz de preservar la humedad en las raíces de árboles y plantas por largos periodos de tiempo, constituye la gran solución a los problemas de sequía. Creada por el Ing. Sergio Rico, quien a la fecha a recibido reconocimientos de Instituciones académicas y científicas, y a capturado la atención de gobiernos de países como Rusia, India, Francia y muchos más. En estas entrevistas nos revela su origen, aplicaciones pero sobre todo el inmenso caudal de posibilidades que se abren frente a nosotros.

2. DEMOSTRACION DE LA LLUVIA SOLIDA Ent con Ing. Sergio Rico https://www.youtube.com/watch?v=prRkf…
3. POTENCIAL Y APLICACIONES DE LA LLUVIA SOLIDA Ent con el Ing. Sergio Rico https://www.youtube.com/watch?v=YlopW…
4. LA MENTE MAS BRILLANTE DE MEXICO: SERGIO RICO… DISCOVERY https://www.youtube.com/watch?v=FzqPa…

organismos genéticamente modificados (OGM)

Ciencia traicionadaVíctor M. Toledo

Más que embustero, engañoso, tramposo o falso, el que miente se define mejor como «aquel que falta a la verdad». Una mujer u hombre de ciencia es un miembro de la sociedad que se ha formado y especializado en el uso del pensamiento objetivo, la aplicación impecable de la razón, la artesanía de la lógica. Su calidad se mide por su capacidad para dejar fuera de

Ciencia traicionadaVíctor M. Toledo Más que embustero, engañoso, tramposo o falso, el que miente se define mejor como "aquel que falta a la verdad". Una mujer u hombre de ciencia es un miembro de la sociedad que se ha formado y especializado en el uso del pensamiento objetivo, la aplicación impecable de la razón, la artesanía de la lógica. Su calidad se mide por su capacidad para dejar fuera de

el ganado y la biomasa global

¿Debemos renunciar al chuletón para salvar al planeta?

Por Miguel Artime | Ciencia curiosa – mié, 27 jun 2012

Cada vez que nos mentan el ya innegable fenómeno del calentamiento global provocado por la actividad humana, se nos vienen imágenes de tubos de escape emitiendo gases de combustión, grandes chimeneas industriales liberando gases invernadero, etc. Pocas veces, por no decir ninguna, culpamos a nuestro irrefrenable apetito por la carne del aumento en las temperaturas del planeta. Lo crean o no la industria cárnica y la cría de ganado suman el 18% del total de emisiones de gases de efecto invernadero, lo que supone un impacto mayor que todo el transporte terrestre mundial, según informa la FAO.

Un dato devastador que apenas se conoce es que el 78% del total del área cultivable de tierras en nuestro planeta (e incluyo entre esas a los distintos terrenos destinados a pastos) se dedican de una forma u otra al mantenimiento de animales de granja. Y es que más de un tercio del grano cultivado en la Tierra se utiliza como forraje. ¿No sería mucho más lógico producir menos carne, criar menos animales y dedicar todo ese grano a la alimentación humana?

Ya no es simplemente por el hecho de asegurar la alimentación de personas en áreas poco favorecidas. Es que haciendo esto incluso se podrían dedicar excedentes a la producción de biocombustibles.

Sea como sea, necesitamos reducir drásticamente la cantidad de carne que comemos, particularmente la de vaca. Solo así podríamos reequilibrar el ciclo global del carbono, reduciendo los riesgos del calentamiento global.
Esto es lo que se desprende de un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Exeter en el Reino Unido, publicado recientemente en la revista Energy & Enviromental Science. De continuar con los hábitos actuales en el consumo de carne, y teniendo en cuenta el aumento previsto en la población del planeta, lo que nos espera es un desastre ecológico.
Para estos investigadores, no basta con reducir el consumo de carne; además, tendríamos que dedicar más porciones de tierra al cultivo de biomasa y al secuestro de carbono. A pesar de que las plantas son menos eficientes como proveedoras de energía en comparación con los combustibles fósiles, capturan y almacenan energía que de otro modo acabaría en la atmósfera.
Para evitar el desastre, los científicos proponen reducir para el año 2050 el consumo medio de carne desde el 16,6% actual hasta un 15% de la ingesta calórica diaria. Eso reduciría los niveles de dióxido de carbono en 25 partes por millón, lo cual bastaría para mantener el aumento de la temperatura global por debajo del límite de los dos grados, techo que según los expertos es el incremento máximo «seguro».
Teniendo en cuenta que en el año 2050 seremos 9.300 millones de personas en la Tierra, el reto es sin duda formidable. Hay que incrementar el consumo de vegetales y reducir poco a poco nuestro apetito por la carne si queremos preservar la sostenibilidad planetaria.

¿Debemos renunciar al chuletón para salvar al planeta?

Por Miguel Artime | Ciencia curiosa – mié, 27 jun 2012


Cada vez que nos mentan el ya innegable fenómeno del calentamiento global provocado por la actividad humana, se nos vienen imágenes de tubos de escape emitiendo gases de combustión, grandes chimeneas industriales liberando gases invernadero, etc. Pocas veces, por no decir ninguna, culpamos a nuestro irrefrenable apetito por la carne del aumento en las temperaturas del planeta. Lo crean o no la industria cárnica y la cría de ganado suman el 18% del total de emisiones de gases de efecto invernadero, lo que supone un impacto mayor que todo el transporte terrestre mundial, según informa la FAO.

Un dato devastador que apenas se conoce es que el 78% del total del área cultivable de tierras en nuestro planeta (e incluyo entre esas a los distintos terrenos destinados a pastos) se dedican de una forma u otra al mantenimiento de animales de granja. Y es que más de un tercio del grano cultivado en la Tierra se utiliza como forraje. ¿No sería mucho más lógico producir menos carne, criar menos animales y dedicar todo ese grano a la alimentación humana?

Ya no es simplemente por el hecho de asegurar la alimentación de personas en áreas poco favorecidas. Es que haciendo esto incluso se podrían dedicar excedentes a la producción de biocombustibles.

Sea como sea, necesitamos reducir drásticamente la cantidad de carne que comemos, particularmente la de vaca. Solo así podríamos reequilibrar el ciclo global del carbono, reduciendo los riesgos del calentamiento global.
Esto es lo que se desprende de un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Exeter en el Reino Unido, publicado recientemente en la revista Energy & Enviromental Science. De continuar con los hábitos actuales en el consumo de carne, y teniendo en cuenta el aumento previsto en la población del planeta, lo que nos espera es un desastre ecológico.
Para estos investigadores, no basta con reducir el consumo de carne; además, tendríamos que dedicar más porciones de tierra al cultivo de biomasa y al secuestro de carbono. A pesar de que las plantas son menos eficientes como proveedoras de energía en comparación con los combustibles fósiles, capturan y almacenan energía que de otro modo acabaría en la atmósfera.
Para evitar el desastre, los científicos proponen reducir para el año 2050 el consumo medio de carne desde el 16,6% actual hasta un 15% de la ingesta calórica diaria. Eso reduciría los niveles de dióxido de carbono en 25 partes por millón, lo cual bastaría para mantener el aumento de la temperatura global por debajo del límite de los dos grados, techo que según los expertos es el incremento máximo "seguro".
Teniendo en cuenta que en el año 2050 seremos 9.300 millones de personas en la Tierra, el reto es sin duda formidable. Hay que incrementar el consumo de vegetales y reducir poco a poco nuestro apetito por la carne si queremos preservar la sostenibilidad planetaria.

el ciclo maya de 52 HAAB

Ciclo Maya de 52 Años (por: carlitosrangel/lupinamere) from Carlos Rangel
(sep.2012) Producción inspirada en la sabiduría maya, ese pueblo tan increíblemente adelantado que aún hoy resulta sorprendente su cúmulo de conocimientos y la perfección que alcanzaron. Muestra de ello es su concepto del tiempo, su sistema especial para contar, de base vigesimal y su relación directa con la manera

Ciclo Maya de 52 Años (por: carlitosrangel/lupinamere) from Carlos Rangel (sep.2012) Producción inspirada en la sabiduría maya, ese pueblo tan increíblemente adelantado que aún hoy resulta sorprendente su cúmulo de conocimientos y la perfección que alcanzaron. Muestra de ello es su concepto del tiempo, su sistema especial para contar, de base vigesimal y su relación directa con la manera

Calendario Maya

Ciclo Maya de 52 Años (por: carlitosrangel/lupinamere) from Carlos Rangel
(sep.2012) Producción inspirada en la sabiduría maya, ese pueblo tan increíblemente adelantado que aún hoy resulta sorprendente su cúmulo de conocimientos y la perfección que alcanzaron. Muestra de ello es su concepto del tiempo, su sistema especial para contar, de base vigesimal y su relación directa con la manera de

Ciclo Maya de 52 Años (por: carlitosrangel/lupinamere) from Carlos Rangel (sep.2012) Producción inspirada en la sabiduría maya, ese pueblo tan increíblemente adelantado que aún hoy resulta sorprendente su cúmulo de conocimientos y la perfección que alcanzaron. Muestra de ello es su concepto del tiempo, su sistema especial para contar, de base vigesimal y su relación directa con la manera de

el gnomo

Encuentro con un Publicista Allá en el bosque, sentado sobre el tronco de un árbol caído, Cri Crí se ocupaba en borrar de la pauta muchas notas musicales sin porvenir, un ruido de pisadas en la hojarasca lo distrajo y alzando la cara vio venir haci…


Encuentro con un Publicista

Allá en el bosque, sentado sobre el tronco de un árbol caído, Cri Crí se ocupaba en borrar de la pauta muchas notas musicales sin porvenir, un ruido de pisadas en la hojarasca lo distrajo y alzando la cara vio venir hacia él un hombrecillo regordete con una facilidad de palabra que demostraba haber practicado mucho. El recién llegado se presentó: Ditirambo Farfulla a sus órdenes ¿Ordenes ? Cri Crí no se las da a nadie como no sea un reloj despertador para que repiquete a las seis de la mañana. Bien, pues el muy conversador Ditirambo Farfulla resulto ser un publicista en busca de nuevos horizontes. Publicista es aquel que redacta y se encarga de hacer circular anuncios, avisos y toda clase de reclamo comercial. Este Farfulla pretendía entrar al País de los Cuentos, terreno vírgen en cualquier tipo de promociones, mas aunque no se necesite pasaporte al país de los cuentos no se entra así como así. Es preciso tener costumbre de traspasar las fronteras entre lo real y lo imaginario. Como a Cri Crí le encanta introducir gente nueva, con la mejor voluntad tomó la mano de Ditirambo Farfulla y en menos que canta un gallo ya estaban ambos al otro lado.

Hay que confesar que el País de los Cuentos se parece mucho a nuestro mundo, excepto en el modo como ocurren las cosas. Sin dejar de pensar en el interés que le movía, Farfulla encauzó hábiles preguntas para averiguar quien era el personaje más rico en el País de los Cuentos.

"Yo soy rico" aseguro Cri Crí. Gasto menos de lo que gano y siempre me sobra, pero no era éso lo que Farfulla quería saber sino quien tenía más propiedades en aquella región. Después de un breve silencio Cri Crí recordó que el dueño de bosques, prados, lagunas y lomas era el gnomo ¿Y cómo llego ese gnomo a adquirir tantas riquezas ? Muy sencillo respondió Cri Crí. Gritaba "ésto es mío, ésto es mío, ésto es mío" y así gritando terminó porque todo era suyo. Ditirambo Farfulla estaba pasmado de admiración. A su vez, codiciando una vega florida, pretendió gritar ¡Esto es mío!. "Imposible" le advirtió Cri Crí porque el Gnomo ya gritó antes. Lamentando no ser propietario a tan poco costo Ditirambo Farfulla se consoló con buscar a tan afortunado magnate para sacarle dinero a cambio de publicidad, pero una cosa es buscar al Gnomo y otra muy distinta dar con él.

© Francisco Gabilondo Soler " Cri-Crí el Grillito Cantor"

Hablando de influencias literarias Francisco Gabilondo es indudablemente, si no la más, una de las fuertes y significativas en mi formación. En parte porque prefiero escuchar a leer pero principalmente porque los cuentos de Francisco no son propiamente cosas de niños sino de adulto, de un hombre que le cuenta sus quitas a un niño, a sabiendas que no sera entendido, con la esperanza de dejar una semilla que con el tiempo compartirá una vivencia.

La historia de Farfulla y el gnomo ha sido una de las que más me han intrigado. Ahora sé que gastar menos de lo que se gana y poder ahorrar es un privilegio que pocas personas en el mundo tienen y, como ahora ya no soy de esos, entiendo hasta las entrañas que nosotros los que vivimos al día también somos gente. Pero cuando era niño de privilegio no lo entendía y me intrigaba.

El método de adquisición de riqueza del gnomo es el único posible pero hay una diferencia fundamental entre el mundo de la fantasía y el de los hombres. En el mundo de los hombres la precedencia histórica solo es relevante en lo táctico pero lo esencial es la fuerza, a la que el fuerte llama justicia, y el más fuerte, derecho divino o destino manifiesto.

Cuando nació el hombre no existía más propiedad que el palmo de tierra que pisaba cuando lo pisaba, el cachito de rió donde bebía cuando bebía, la sombra donde dormía cuando dormía, y la mujer que se cogía cuando se la cogía.

Un día a una mujer - siendo ella misma semilla, tierra, y agua - tal vez en la penumbra donde terminan los sueños y nace el día, le hablo Dios de las semillas de los cereales y del ciclo de la vida, de la resurrección de los muertos, de los caminos del sol, y de ritmos. Tun, Tun, Tun. Y la mujer aprendió a sembrar y a cosechar y a escoger y a adaptar.

Con la agricultura llego la necesidad de asentarse y el uso de la fuerza para defender y ocupar buenas parcelas, salvaguardar y saquear buenas cosechas. Pero el concepto de propiedad privada tomo milenios en desarrollarse a partir de la idea de propiedad comunal y el entendimiento de que Dios, el dueño del mundo, es un miembro de nuestro clan.

Dicen los que han visto cosa tan triste, que en la India, por decir un lugar de donde he oído la historia, en villas asoladas por la sequía y la hambruna, donde todos mueren de hambre, los depositarios de semilla madre destinados para la siembra están llenos. ¿Porqué?¿Porque no usar la semilla y vivir unos días más? Cada campesino es un sacerdote del culto de la vida y la resurrección y acabar con la semilla es un sacrilegio y una traición a las abuelas milenarias que desde antes de la historia han trabajado en crear las variedades que tenemos hoy, pero aparte consumir la semilla es consumir la esperanza de la siguiente cosecha y sin esperanza no puede haber vida.

Igual que el gnomo las grandes corporaciones como GM, Monsanto y Bechtel se declaran dueñas del agua, del aire, del sorgo, el arroz, la cebada, de la vida misma y por lo tanto del cuerpo de todos y cada uno. ¿Tendrán toda la justicia y derecho divino de su parte o nos quedara a los nadies un poco de vigor?