La obesidad y la diabetes

13 Noviembre, 2013 – 23:40
Credito:

José Juan Reyes / El Economista

La obesidad y la diabetes son enfermedades relacionadas. La segunda acompaña a la primera y llega para quedarse. Actualmente, es la primera causa de muerte en México; le siguen las enfermedades del sistema cardiovascular. Cada hora se diagnostican hasta 38 nuevos casos de diabetes; hasta 55% de quienes la padecen desconoce su estado de salud.

En México, se estima que 6.4 millones de personas tienen diabetes y reciben tratamiento farmacológico, pero sólo 28.8% es monitoreado y 6.8% está consciente de que debe llevar dieta especial y actividad física.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre) y con base en estudios del Instituto Nacional de Salud Pública, las instituciones de salud gastan por paciente con diabetes 707 dólares al año; es decir, 9,500 pesos al año, aproximadamente.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónico-degenerativa que se presenta cuando el páncreas no produce insulina o la que produce no es utilizada de manera eficiente por el organismo; ésta es la hormona responsable de que la glucosa de los alimentos sea absorbida por las células y así dotar de energía al organismo.

Debido a que hay población sin seguridad social, la Secretaría de Salud tenía identificados a Baja California, Jalisco, Estado de México y Zacatecas como los territorios con los porcentajes más altos de esta enfermedad. En el caso de la población asegurada son el DF, Morelos y Durango las entidades que tienen porcentajes más altos de diagnósticos positivos de diabetes.

ATIENDEN A LA INFANCIA

Con la finalidad de homologar los protocolos de detección y atención de la obesidad de los infantes desde la primeras etapas, la Clínica de Obesidad del Instituto Nacional de Pediatría y la Academia Mexicana de Pediatría trabajan en la profesionalización de médicos, nutriólogos y psicólogos.

Y es que desde este año se realizó la primera Caravana Nacional para la Prevención de la Obesidad, con el propósito de que los médicos tengan el conocimiento profundo de esta enfermedad, “para entender cuáles son las verdaderas oportunidades de prevención y las verdaderas oportunidades de tratamiento”.

HASTA 50,000 PESOS, ATENCIÓN

De acuerdo con el estudio “Costos de la diabetes en América Latina”, realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública de México, en el país, 92% del gasto de salud destinado al tratamiento médico de la diabetes corresponde a casos no controlados.

Según Alejandro Chías, experto en salud de GNP Seguros, el gasto para el tratamiento de pacientes con diabetes (según la Asociación Mexicana de Diabetes y la experiencia de la cartera de la aseguradora) en casos sin complicaciones es de entre 30,000 y 50,000 pesos anuales. Cuando se tienen complicaciones crónicas, como la insuficiencia renal, puede llegar a registrar un gasto anual de entre 360,000 y 600,000 pesos y en casos con complicaciones de gravedad, como las cardiovasculares, puede elevarse hasta $1.5 millones al año.

jose.reyes@eleconomista.mx

13 Noviembre, 2013 - 23:40
Credito:

José Juan Reyes / El Economista


La obesidad y la diabetes son enfermedades relacionadas. La segunda acompaña a la primera y llega para quedarse. Actualmente, es la primera causa de muerte en México; le siguen las enfermedades del sistema cardiovascular. Cada hora se diagnostican hasta 38 nuevos casos de diabetes; hasta 55% de quienes la padecen desconoce su estado de salud.

En México, se estima que 6.4 millones de personas tienen diabetes y reciben tratamiento farmacológico, pero sólo 28.8% es monitoreado y 6.8% está consciente de que debe llevar dieta especial y actividad física.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre) y con base en estudios del Instituto Nacional de Salud Pública, las instituciones de salud gastan por paciente con diabetes 707 dólares al año; es decir, 9,500 pesos al año, aproximadamente.



La diabetes mellitus es una enfermedad crónico-degenerativa que se presenta cuando el páncreas no produce insulina o la que produce no es utilizada de manera eficiente por el organismo; ésta es la hormona responsable de que la glucosa de los alimentos sea absorbida por las células y así dotar de energía al organismo.

Debido a que hay población sin seguridad social, la Secretaría de Salud tenía identificados a Baja California, Jalisco, Estado de México y Zacatecas como los territorios con los porcentajes más altos de esta enfermedad. En el caso de la población asegurada son el DF, Morelos y Durango las entidades que tienen porcentajes más altos de diagnósticos positivos de diabetes.

ATIENDEN A LA INFANCIA

Con la finalidad de homologar los protocolos de detección y atención de la obesidad de los infantes desde la primeras etapas, la Clínica de Obesidad del Instituto Nacional de Pediatría y la Academia Mexicana de Pediatría trabajan en la profesionalización de médicos, nutriólogos y psicólogos.

Y es que desde este año se realizó la primera Caravana Nacional para la Prevención de la Obesidad, con el propósito de que los médicos tengan el conocimiento profundo de esta enfermedad, “para entender cuáles son las verdaderas oportunidades de prevención y las verdaderas oportunidades de tratamiento”.

HASTA 50,000 PESOS, ATENCIÓN

De acuerdo con el estudio “Costos de la diabetes en América Latina”, realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública de México, en el país, 92% del gasto de salud destinado al tratamiento médico de la diabetes corresponde a casos no controlados.

Según Alejandro Chías, experto en salud de GNP Seguros, el gasto para el tratamiento de pacientes con diabetes (según la Asociación Mexicana de Diabetes y la experiencia de la cartera de la aseguradora) en casos sin complicaciones es de entre 30,000 y 50,000 pesos anuales. Cuando se tienen complicaciones crónicas, como la insuficiencia renal, puede llegar a registrar un gasto anual de entre 360,000 y 600,000 pesos y en casos con complicaciones de gravedad, como las cardiovasculares, puede elevarse hasta $1.5 millones al año.

jose.reyes@eleconomista.mx

DDP

Published on May 6, 2012 REMEMBER, ANYTHING IS POSSIBLE!For more information on DDP YOGA, visit http://www.ddpyoga.comWe’re glad Arthur’s story has inspired many already – to do the «IMPOSSIBLE». Arthur and DDP ha…



Published on May 6, 2012
REMEMBER, ANYTHING IS POSSIBLE!

For more information on DDP YOGA, visit http://www.ddpyoga.com

We're glad Arthur's story has inspired many already - to do the "IMPOSSIBLE". Arthur and DDP have been buried in requests for help, unfortunately they can't help every single person one on one.

100 millones de toneladas de plásticos

Cada año, en todo el mundo, se producen 100 millones de toneladas de plásticos. Un 10% termina en el mar. Así es como ha llegado a formarse el llamado trash vortex (vórtice de basura), un área de 700 mil kilómetros cuadrados ubicada entre Estados Unidos y Japón, y que puede llegar a tener, en promedio 334.000 piezas de desechos por kilómetro cuadrado.
Esta masa inmensa de residuos fue descubierta en 1997 por el investigador Charles Moore cuando volvía de una competición a vela de Hawaii. «Cada vez que subía a cubierta para inspeccionar el horizonte, veía una botella de jabón, una tapa de la botella o un trozo de plástico flotando» contó por aquel entonces. «Aquí estaba yo en el medio del océano y no había ningún lugar al que pudiera ir que no tuviera plástico».
Fue él quien dio a conocer al mundo científico sobre los seis kilos de residuos plásticos que podían encontrarse en el Norte del Pacífico por cada kilo de placton, el alimento básico de muchos de los organismos marinos.
La también llamada sopa flotante cubre 800 kilómetros de la costa de California, rodea Hawaii, y llega casi hasta Japón. «Los plásticos absorben contaminantes y liberan químicos que van a parar al pescado que comemos», contó el científico Marcus Eriksen, del centro de investigación marino Algalita.
Esta institución, fundada por Charles Moore, realizó en 2008 un estudio en el que descubrió que de 671 peces que analizaron, el 35% estaban contaminados. Más allá del peligro que eso puede representar para el ser humano, también se han encontrado cadáveres de pájaros que tenían el estómago lleno de tapas de botellas de plástico, cepillos de dientes, restos de jeringuillas, y otros restos no biodegradables.
El problema, a juicio de Moore, es que la mayoría de los productos de plásticos se usan una sola vez, y no existe un buen modo de que vuelvan al consumidor para que sean reciclados, por lo que estos residuos pueden terminar en el mar. Este oceanógrafo ha explicado cómo las corrientes submarinas han provocado que a lo largo de los años se concentren en el norte del Pacífico unas 100 millones de toneladas de basura, o dicho de otro modo, el 2,5% de todos los productos de plástico que se han construido desde 1950.
No deja de ser llamativo que el 20% de los residuos vienen de las mismas embarcaciones marinas que surcan los mares mientras que tres de los países que generan parte de los desechos del norte del Pacífico son México, Australia y China, grandes consumidores y productores de residuos.
Debido a la salinidad de las aguas, la temperatura, y sobre todo la escasez de viento, en el Pacífico Norte se ha creado una zona en la que las corrientes marinas apenas tienen movimiento. Esta área se llama Giro del Pacífico Norte, y es el más grande de los cinco principales que existen en el planeta.
«Los vientos y las corrientes tienden a dirigir a la materia que flota en el agua hacia la zona central de baja energía del remolino», explica Greenpeace. Los trozos de plástico se degradan poco a poco con la luz del sol, se desintegran en minúsculos pedazos, y así terminan en el estómago de aves y de todo tipo de animales marinos. El daño que hacen al ecosistema marino es incalculable, aunque la ONU lanza algunas cifras: cada año, mueren un millón de aves y hasta 100.000 animales marinos por tratar de deglutir residuos plásticos.
Semejante extensión de basura podría ser muy impactante sólo a simple vista, pero el plástico es transparente y la mayor parte de los residuos están justo debajo de la superficie, así que las fotos por satélite no podrían mostrar el horizonte de desechos que cubre el norte del océano Pacífico.
Soluciones, por ahora, no hay ninguna. El impacto medioambiental es extraordinario, y las medidas para revertirlo deberían plantearse a largo plazo para ser sostenibles. Hay, no obstante, algunas iniciativas como la del Proyecto Kaisei, que estudia el detritus de los residuos para evaluar la posibilidad de transformarlos en algún tipo de combustible.
Esta institución, junto con otras organizaciones ecológicas, alertan del perjuicio medioambiental que conlleva la existencia de la isla de la basura, aunque no haya fotos impactantes, y aunque no se perciba desde tierra adentro. Éste es un riesgo real del que no está excluido el ser humano.

Cada año, en todo el mundo, se producen 100 millones de toneladas de plásticos. Un 10% termina en el mar. Así es como ha llegado a formarse el llamado trash vortex (vórtice de basura), un área de 700 mil kilómetros cuadrados ubicada entre Estados Unidos y Japón, y que puede llegar a tener, en promedio 334.000 piezas de desechos por kilómetro cuadrado.
Esta masa inmensa de residuos fue descubierta en 1997 por el investigador Charles Moore cuando volvía de una competición a vela de Hawaii. "Cada vez que subía a cubierta para inspeccionar el horizonte, veía una botella de jabón, una tapa de la botella o un trozo de plástico flotando" contó por aquel entonces. "Aquí estaba yo en el medio del océano y no había ningún lugar al que pudiera ir que no tuviera plástico".
Fue él quien dio a conocer al mundo científico sobre los seis kilos de residuos plásticos que podían encontrarse en el Norte del Pacífico por cada kilo de placton, el alimento básico de muchos de los organismos marinos.
La también llamada sopa flotante cubre 800 kilómetros de la costa de California, rodea Hawaii, y llega casi hasta Japón. "Los plásticos absorben contaminantes y liberan químicos que van a parar al pescado que comemos", contó el científico Marcus Eriksen, del centro de investigación marino Algalita.
Esta institución, fundada por Charles Moore, realizó en 2008 un estudio en el que descubrió que de 671 peces que analizaron, el 35% estaban contaminados. Más allá del peligro que eso puede representar para el ser humano, también se han encontrado cadáveres de pájaros que tenían el estómago lleno de tapas de botellas de plástico, cepillos de dientes, restos de jeringuillas, y otros restos no biodegradables.
El problema, a juicio de Moore, es que la mayoría de los productos de plásticos se usan una sola vez, y no existe un buen modo de que vuelvan al consumidor para que sean reciclados, por lo que estos residuos pueden terminar en el mar. Este oceanógrafo ha explicado cómo las corrientes submarinas han provocado que a lo largo de los años se concentren en el norte del Pacífico unas 100 millones de toneladas de basura, o dicho de otro modo, el 2,5% de todos los productos de plástico que se han construido desde 1950.
No deja de ser llamativo que el 20% de los residuos vienen de las mismas embarcaciones marinas que surcan los mares mientras que tres de los países que generan parte de los desechos del norte del Pacífico son México, Australia y China, grandes consumidores y productores de residuos.
Debido a la salinidad de las aguas, la temperatura, y sobre todo la escasez de viento, en el Pacífico Norte se ha creado una zona en la que las corrientes marinas apenas tienen movimiento. Esta área se llama Giro del Pacífico Norte, y es el más grande de los cinco principales que existen en el planeta.
"Los vientos y las corrientes tienden a dirigir a la materia que flota en el agua hacia la zona central de baja energía del remolino", explica Greenpeace. Los trozos de plástico se degradan poco a poco con la luz del sol, se desintegran en minúsculos pedazos, y así terminan en el estómago de aves y de todo tipo de animales marinos. El daño que hacen al ecosistema marino es incalculable, aunque la ONU lanza algunas cifras: cada año, mueren un millón de aves y hasta 100.000 animales marinos por tratar de deglutir residuos plásticos.
Semejante extensión de basura podría ser muy impactante sólo a simple vista, pero el plástico es transparente y la mayor parte de los residuos están justo debajo de la superficie, así que las fotos por satélite no podrían mostrar el horizonte de desechos que cubre el norte del océano Pacífico.
Soluciones, por ahora, no hay ninguna. El impacto medioambiental es extraordinario, y las medidas para revertirlo deberían plantearse a largo plazo para ser sostenibles. Hay, no obstante, algunas iniciativas como la del Proyecto Kaisei, que estudia el detritus de los residuos para evaluar la posibilidad de transformarlos en algún tipo de combustible.
Esta institución, junto con otras organizaciones ecológicas, alertan del perjuicio medioambiental que conlleva la existencia de la isla de la basura, aunque no haya fotos impactantes, y aunque no se perciba desde tierra adentro. Éste es un riesgo real del que no está excluido el ser humano.

¿Qué nos pasa?

MENSAJE DE UN SACERDOTE DE HERMOSILLO A LOS PADRES DE FAMILIA,
NO DEJES DE MEDITARLO
MENSAJE DEL PADRE SINOHUI

Bueno, pero… ¿Qué nos pasa? Qué es lo que nos hace suponer, que alguien más tiene la responsabilidad de cuidar de nuestros hijos, si nosotros, que se supone que somos los que más los amamos, no queremos tomar esa responsabilidad?

Es ridículo ver esas mesas redondas, en las cuales

MENSAJE DE UN SACERDOTE DE HERMOSILLO A LOS PADRES DE FAMILIA, NO DEJES DE MEDITARLO MENSAJE DEL PADRE SINOHUI Bueno, pero... ¿Qué nos pasa? Qué es lo que nos hace suponer, que alguien más tiene la responsabilidad de cuidar de nuestros hijos, si nosotros, que se supone que somos los que más los amamos, no queremos tomar esa responsabilidad? Es ridículo ver esas mesas redondas, en las cuales

Las conductas; ¿de qué te quejas?

El Dr. Juan Hitzig es autor del libro «Cincuenta y tantos» Cuerpo y mente en forma aunque el tiempo siga pasando. En la página de Gerontología de la Universidad Maimónides se lee: No hay duda de que el ser humano vive cada vez más. ¿Cómo hacer pa…

El Dr. Juan Hitzig es autor del libro "Cincuenta y tantos" Cuerpo y mente en forma aunque el tiempo siga pasando. En la página de Gerontología de la Universidad Maimónides se lee:

No hay duda de que el ser humano vive cada vez más. ¿Cómo hacer para que esta longevidad no sea una acumulación de dolencias y enfermedades, sino una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal?

Las ideas centrales de este libro se basan en investigaciones que demuestran que alrededor de los cincuenta años se encuentra el Punto de Inflexión Biológica que define en qué forma envejeceremos. Transmitiendo experiencias y observaciones que ha hecho a lo largo de su carrera, el autor sugiere ideas y conclusiones que ayudarán a los lectores a acceder a una longevidad saludable. Tomando en cuenta aspectos biológicos, sociológicos, psicológicos e incluso espirituales, presenta una manera de encarar los próximos años que permitirá frenar el envejecimiento y renovar, con inteligencia, la segunda mitad de la vida de muchos.

Profesor de la Universidad Maimónides y reconocido gerontólogo dedicado a estudiar las causas de la longevidad saludable sostiene con humor que:

"El cerebro es un ‘músculo' fácil de engañar; si sonríes cree que estás contenta y te hace sentir mejor".

Explica que el pensamiento es un evento energético que transcurre en una realidad intangible pero que rápidamente se transforma en emoción (del griego emotion, movimiento), un movimiento de neuroquímica y hormonas que cuando es negativo hace colapsar a nuestro organismo físico en forma de malestar, enfermedades e incluso de muerte. Con los años, el Dr. Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene memorizar.

Las conductas con R:

Resentimiento, rabia, reproche, rencor, rechazo, resistencia, represión, Son generadoras de coRtisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letal para las células arteriales ya que aumenta el riesgo de adquirir enfermedades cardio-cerebro-vasculares.

Las conductas R generan actitudes D:

Depresión, desánimo, desesperación, desolación. En cambio, las conductas con S: Serenidad, silencio, sabiduría, sabor, sexo, sueño, sonrisa, sociabilidad,sedación, son motorizadoras de Serotonina, una hormona generadora de tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular.

Las conductas S generan actitudes A:

Animo, aprecio, amor, amistad, acercamiento.

Fíjate que así nos enteramos de que lo que siempre se llamó "hacerse mala sangre" no es más que un exceso de cortisol y una falta de serotonina en la sangre. Algunas reflexiones más del Dr. Hitzig:

Presta atención a tus pensamientos pues se harán palabras.
Presta atención a tus palabras pues se harán actitudes.
Presta atención a tus actitudes porque se harán conductas.
Presta atención a tus conductas porque se harán carácter.
Presta atención a tu carácter porque se hará biología. Practiquemos.



Hace muchos años el poeta Rabindranath Tagore decía: "Si tiene remedio, ¿de qué te quejas? Y si no tiene remedio, ¿de qué te quejas?" Podría servirnos para aprender a dejar las quejas y los pensamientos negativos de lado y buscar en cada situación el aspecto positivo ya que hasta la peor de ellas lo tiene. De esa forma nos inundaría la serotonina con todas sus eses, la sonrisa se nos grabaría en las mejillas y todo ello nos ayudaría a vivir mucho mejor ese montón de años que la ciencia nos ha agregado. Porque, olvidaba escribirlo, el Dr. Hitzig ha comprobado con sus investigaciones que quienes envejecen bien son las personas activas, sociables y sonrientes. No las rezongonas, malhumoradas y avinagradas que nadie quiere tener cerca. Empecemos hoy practicando las eses frente al espejo para mejorar nuestro humor y cuidar nuestra salud. ¿Estás de acuerdo con el alfabeto emocional? ¿Qué abunda más en tu vida, R’s o S’s?

NO SOSTENGA EL TELEFONO CON LA CABEZA Y EL HOMBRO

ALERTA MÉDICA: MUCHO CUIDADO, CON ELAPOFISIS ESTILOIDES: ES ALGO QUE TODOS HACEMOS Y ES MUY PELIGROSOLa alerta llega de los consultores médicos del diario británico ‘Neurology’.Está comprobado que es peligroso, y hasta puede ser fatal conversar por…

ALERTA MÉDICA: MUCHO CUIDADO, CON ELAPOFISIS ESTILOIDES: ES ALGO QUE TODOS HACEMOS Y ES MUY PELIGROSO


La alerta llega de los consultores médicos del diario británico 'Neurology'.
Está comprobado que es peligroso, y hasta puede ser fatal conversar por el teléfono apoyándolo en el hombro y aguantándolo con la cabeza.

Generalmente hay una tendencia a hacer eso cuando necesitamos anotar lo que el interlocutor está diciendo. El caso relatado por la publicación científica se refiere a un psiquiatra francés que pasó una hora con el teléfono entre la cabeza y el hombro izquierdo. Cuando terminó, sufrió ceguera temporal y sintió dificultad para hablar, a lo que sobrevino un derrame cerebral.

MOTIVO: Un hueso minúsculo, pero puntiagudo, situado debajo de la oreja izquierda y detrás de la mandíbula, rompió los vasos que llevan la sangre hacia el cerebro. Ese rompimiento se produce porque la persona, sin sentirlo, va presionando cada vez más la cabeza sobre el teléfono y también, involuntariamente, va levantando el hombro.

Como es una práctica muy común este comportamiento, principalmente en las oficinas, muchas veces este problema afecta a las personas con intensidad y puede causar problemas por acumulación. Luego no sabemos el por qué ahora sufren las personas, de tantos derrames cerebrales (Accidente Cerebro Vascular=A.C.V.)

Ojo con esto. Avisa a todos sus contactos y EVITA HABLAR POR TELÉFONO SOSTENIÉNDOLO ENTRE LA CABEZA Y EL HOMBRO



A priori, te lo puedes creer a pies juntillas o no, aunque como siempre expongo no todo suele ser tan dramático pero no queda de menos prevenir. Buscando un poco por Internet nos encontramos con que para empezar el hueso existe (vale, no es gran cosa). Es una Apófisis de la cabeza humana, que parte de la superficie interior del hueso temporal en forma de colmillo, ubicada debajo de la oreja. Sirve de anclaje para los músculos que mueven la lengua y la laringe. Así mismo en distintas webs encontramos más información.

El Apófisis Estiloides, como parte del cuerpo humano puede tener malformaciones. Un pequeño porcentaje de la población sufrirá a lo largo de su vida el alargamiento del Estiloides y la calcificación del Ligamento Estiloioideo. Esta alteración es conocida como "síndrome de las águilas", y puede causar dolor intenso en oído y boca. A partir de esta patología podemos creer que se pueda producir el problema del que se alerta en el mensaje pero tranquilicémonos.

Podemos deducir que no se trata de algo habitual, puesto que tienen que coincidir diversos factores, como son un tamaño anormalmente largo del Apófisis Estiloides, mantener una postura incorrecta durante largo tiempo, etc.. pudiendo todo ello llegar a producir el daño mencionado en el mensaje y como ninguno sabemos a priori si padecemos alguna anomalía en el tamaño de dicho hueso soy de los que pienso que por prevenir no se pierde nada, de hecho, ningún médico, fisioterapeuta o higienista postural recomendará esa postura para hablar por teléfono, ya que puede producirnos diversas contracturas musculares. Otra cosa es que por realizar un tipo de comportamiento postural concreto en un momento concreto obligados por las circuntancias nos vaya a producir un aneurisma o derrame cerebral.

Qué cada uno medite, yo sólo me hago eco de una información que he intentado completar para que pueda ser útil, ya que como reitero prevenir es la mejor cura que existe. Y como ninguno sabemos como de largo tenemos dicho huesecito ante cualquier síntoma ya sabemos que evitar hacer (pero sin dramatizar).

Para saber más:

http://es.wikipedia.org/wiki/Ap%C3%B3fisis_estiloides

http://www.google.es/search?q=apofisis+estiloides&hl=es&prmd=imvnsb&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=qxQxT7zKBsyWhQfZtYXxBA&sqi=2&ved=0CEUQsAQ&biw=1024&bih=702

http://es.wikipedia.org/wiki/Hueso_temporal

http://news.bbc.co.uk/2/hi/health/512912.stm

http://www.trolasenlared.com/2011/12/apofisis-estiloides-apoyar-el-telefono.html