EE.UU. está comprometido con la seguridad de Israel

Publicado: 31 jul 2014 | 5:12 GMT Última actualización: 31 jul 2014 | 5:12 GMT

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/135547-eeuu-reabastecer-israel-municion

Poco después de que la Casa Blanca condenara el bombardeo de una escuela en Gaza operada por la ONU, el Pentágono confirma que suministrará a los militares israelíes nueva munición para su campaña en Gaza.

El Ejército de EE.UU. satisfará una petición de Israel de ayuda en su campaña contra los militantes de Hamás que residen en la ciudad de Gaza, reporta ‘The Guardian’.

«EE.UU. está comprometido con la seguridad de Israel, y es vital para los intereses nacionales de EE.UU. ayudar a Israel a desarrollar y mantener una capacidad de autodefensa fuerte y disponible», declaró Rear Admiral Kirby, portavoz del Departamento de Defensa. «Esta venta de defensa es coherente con estos objetivos», explica.

El Ejército israelí pidió la munición adicional el 20 de julio, y el Departamento de Defensa de EE.UU. aprobó la venta 3 días más tarde, comentó Kirby. Según el medio, los funcionarios del Pentágono han confirmado que cumplirán con la petición de Israel para varios tipos de municiones, incluidas granadas de mortero de 120 mm y municiones de 40 mm para lanzagranadas. Dos de las municiones solicitadas proceden de un arsenal secreto que EE.UU. mantiene en Israel para emergencias.

La provisión de municiones podría resultar polémica para Washington, que ha expresado su preocupación por las muertes de civiles palestinos, pero por ahora mantiene el apoyo a su aliado israelí.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/135547-eeuu-reabastecer-israel-municion

Publicado: 31 jul 2014 | 5:12 GMT Última actualización: 31 jul 2014 | 5:12 GMT

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/135547-eeuu-reabastecer-israel-municion

Poco después de que la Casa Blanca condenara el bombardeo de una escuela en Gaza operada por la ONU, el Pentágono confirma que suministrará a los militares israelíes nueva munición para su campaña en Gaza.

El Ejército de EE.UU. satisfará una petición de Israel de ayuda en su campaña contra los militantes de Hamás que residen en la ciudad de Gaza, reporta 'The Guardian'.

"EE.UU. está comprometido con la seguridad de Israel, y es vital para los intereses nacionales de EE.UU. ayudar a Israel a desarrollar y mantener una capacidad de autodefensa fuerte y disponible", declaró Rear Admiral Kirby, portavoz del Departamento de Defensa. "Esta venta de defensa es coherente con estos objetivos", explica.

El Ejército israelí pidió la munición adicional el 20 de julio, y el Departamento de Defensa de EE.UU. aprobó la venta 3 días más tarde, comentó Kirby. Según el medio, los funcionarios del Pentágono han confirmado que cumplirán con la petición de Israel para varios tipos de municiones, incluidas granadas de mortero de 120 mm y municiones de 40 mm para lanzagranadas. Dos de las municiones solicitadas proceden de un arsenal secreto que EE.UU. mantiene en Israel para emergencias.

La provisión de municiones podría resultar polémica para Washington, que ha expresado su preocupación por las muertes de civiles palestinos, pero por ahora mantiene el apoyo a su aliado israelí.


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/135547-eeuu-reabastecer-israel-municion

paranoia

No vuele a EE.UU. sin recargar sus dispositivos electrónicos

Redacción

BBC Mundo

 Lunes, 7 de julio de 2014

«Si su dispositivo no funciona cuando se le pida que lo encienda, no se le permitirá viajar a EE.UU. en su vuelo original. Nuestro servicio de atención al cliente se ocupará de modificar su reserva», señaló British Airways en su página de internet.
Las autoridades no han

No vuele a EE.UU. sin recargar sus dispositivos electrónicos Redacción BBC Mundo  Lunes, 7 de julio de 2014 "Si su dispositivo no funciona cuando se le pida que lo encienda, no se le permitirá viajar a EE.UU. en su vuelo original. Nuestro servicio de atención al cliente se ocupará de modificar su reserva", señaló British Airways en su página de internet. Las autoridades no han

¿Que es Grosería?

A Xóchitl Galvéz, ex-secretaria de estado, se le acusó de grosera en una entrevista y contestó lo siguiente:

GROSERÍA es que el salario mínimo de un trabajador sea de $54.00 al día(1,620 al mes) y el de un diputado de $200,000.00 pudiendo llegar con dietas y otras prebendas a $350,000.00

Grosería es que un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

Grosería es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca, (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

Grosería es comparar la jubilación de un diputado con la de una viuda.

Grosería es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con tres o con seis según el caso y que los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima sólo necesiten jurar el cargo.

Grosería es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?)de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del ISR.

Grosería es colocar en la administración a miles de asesores (léase amigotes con sueldo) que ya desearían los técnicos más calificados.

Grosería es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

Grosería es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural).

Grosería es el costo que representa para los ciudadanos, sus comidas, coches oficiales, choferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

Grosería es que sus señorías tengan casi cinco meses de vacaciones al año (48 días en Navidad-enero, unos 17 en Semana Santa -a pesar de que muchos de ellos se declaran laicos- y unos 82 días en verano).

Grosería es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses.

Grosería es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política cuando cesan son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público.

Grosería es que se utilice a los medios de comunicación para transmitir a la sociedad que los funcionarios sólo representan un costo para el bolsillo de los ciudadanos…

Grosería es que nos oculten sus privilegios mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven. Mientras, ¿hablan de política social y derechos sociales?
¡Qué grosería!






A Xóchitl Galvéz, ex-secretaria de estado, se le acusó de grosera en una entrevista y contestó lo siguiente:






GROSERÍA es que el salario mínimo de un trabajador sea de $54.00 al día(1,620 al mes) y el de un diputado de $200,000.00 pudiendo llegar con dietas y otras prebendas a $350,000.00

Grosería es que un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

Grosería es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca, (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

Grosería es comparar la jubilación de un diputado con la de una viuda.

Grosería es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con tres o con seis según el caso y que los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima sólo necesiten jurar el cargo.

Grosería es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?)de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del ISR.

Grosería es colocar en la administración a miles de asesores (léase amigotes con sueldo) que ya desearían los técnicos más calificados.

Grosería es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

Grosería es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural).

Grosería es el costo que representa para los ciudadanos, sus comidas, coches oficiales, choferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

Grosería es que sus señorías tengan casi cinco meses de vacaciones al año (48 días en Navidad-enero, unos 17 en Semana Santa -a pesar de que muchos de ellos se declaran laicos- y unos 82 días en verano).

Grosería es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses.

Grosería es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política cuando cesan son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público.

Grosería es que se utilice a los medios de comunicación para transmitir a la sociedad que los funcionarios sólo representan un costo para el bolsillo de los ciudadanos...

Grosería es que nos oculten sus privilegios mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven. Mientras, ¿hablan de política social y derechos sociales?
¡Qué grosería!

DÉJAME DORMIR, MAMÁ

el poema no es de Fray Junípero sino de José Aguilar Jurado

Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta..

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche..

Hijo mío, por favor,
que España entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.
Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.
Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso..
Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.
Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.
En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.
Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.
Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.
Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!

Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡Yo no sabía el estrés
que produce el Parlamento!

el poema no es de Fray Junípero sino de José Aguilar Jurado



Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta..

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche..

Hijo mío, por favor,
que España entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.
Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.
Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso..
Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.
Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.
En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.
Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.
Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.
Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!

Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡Yo no sabía el estrés
que produce el Parlamento!

El aborto

Lucía Raphael 

Los peligros de la ignorancia: Las leyes en contra de las mujeres en México

El Sol de México

6 de junio de 2014

  Quien diga que el arte no tiene relación alguna con la justicia, no ha entendido la desgarradora complejidad de la condición humana. 

La realidad del Aborto: La frialdad de los datos

Por Francisco Torres
Se cumple el vigésimo aniversario de la puesta en

Lucía Raphael  Los peligros de la ignorancia: Las leyes en contra de las mujeres en México El Sol de México 6 de junio de 2014   Quien diga que el arte no tiene relación alguna con la justicia, no ha entendido la desgarradora complejidad de la condición humana.  La realidad del Aborto: La frialdad de los datos Por Francisco Torres Se cumple el vigésimo aniversario de la puesta en

Caso Edward Snowden

El «enemigo temible» de Washington es el pueblo
Chomsky

Se denomina espionaje a la práctica y al conjunto de técnicas asociadas a la obtención encubierta de datos o información confidencial. Las técnicas comunes del espionaje han sido históricamente la infiltración y la penetración, en ambas es posible el uso del soborno y el chantaje.


El excontratista de la NSA y la CIA Edward Snowden fue capacitado como espía «en el sentido tradicional de la palabra» y trabajó en el extranjero como agente encubierto. Así lo declaró en una entrevista concedida al canal de televisión NBC.

En un extracto de la grabación hecho público por la NBC en una charla con el presentador Brian Williams, que aún no ha sido emitida, el autor intelectual de la masiva filtración de datos relacionados con el sistema de vigilancia estadounidense rechaza los intentos de atribuirle específicamente el papel de administrador de sistemas.

Snowden se calificó como un experto técnico que trabajó a distintos niveles, desde los umbrales hasta los más altos para que todos los sistemas en Estados Unidos funcionaran apropiadamente. Destacó su labor como conferenciante en la Academia de Contraespionaje de la Agencia de Inteligencia de Defensa. Desempeñó también como agente encubierto para la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional, agregó.

«No es un secreto que en nuestros días EE.UU. tiende a sacar más y mejor información de las computadoras que de las personas», señaló el exagente asilado provisionalmente en Moscú. «Yo fui entrenado como un espía en el sentido tradicional de la palabra. Viví en el extranjero y trabajé como agente encubierto, pretendiendo hacer un trabajo ficticio, e incluso bajo un nombre que no era mío», dijo.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/129407-snowden-espia-eeuu

El "enemigo temible" de Washington es el pueblo
Chomsky

Se denomina espionaje a la práctica y al conjunto de técnicas asociadas a la obtención encubierta de datos o información confidencial. Las técnicas comunes del espionaje han sido históricamente la infiltración y la penetración, en ambas es posible el uso del soborno y el chantaje.



El excontratista de la NSA y la CIA Edward Snowden fue capacitado como espía "en el sentido tradicional de la palabra" y trabajó en el extranjero como agente encubierto. Así lo declaró en una entrevista concedida al canal de televisión NBC.

En un extracto de la grabación hecho público por la NBC en una charla con el presentador Brian Williams, que aún no ha sido emitida, el autor intelectual de la masiva filtración de datos relacionados con el sistema de vigilancia estadounidense rechaza los intentos de atribuirle específicamente el papel de administrador de sistemas.

Snowden se calificó como un experto técnico que trabajó a distintos niveles, desde los umbrales hasta los más altos para que todos los sistemas en Estados Unidos funcionaran apropiadamente. Destacó su labor como conferenciante en la Academia de Contraespionaje de la Agencia de Inteligencia de Defensa. Desempeñó también como agente encubierto para la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional, agregó.

"No es un secreto que en nuestros días EE.UU. tiende a sacar más y mejor información de las computadoras que de las personas", señaló el exagente asilado provisionalmente en Moscú. "Yo fui entrenado como un espía en el sentido tradicional de la palabra. Viví en el extranjero y trabajé como agente encubierto, pretendiendo hacer un trabajo ficticio, e incluso bajo un nombre que no era mío", dijo.


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/129407-snowden-espia-eeuu

eliminación del cobro por roaming nacional

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Desde este domingo 6 Telmex y Telcel están obligados a realizar cambios en sus operaciones, como la eliminación del cobro por roaming nacional, desbloquear celulares, emitir facturas claras y facilitar la cancelación de sus servicios, entre otras.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) determinó hace un mes que estas empresas, propiedad de Carlos Slim

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Desde este domingo 6 Telmex y Telcel están obligados a realizar cambios en sus operaciones, como la eliminación del cobro por roaming nacional, desbloquear celulares, emitir facturas claras y facilitar la cancelación de sus servicios, entre otras. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) determinó hace un mes que estas empresas, propiedad de Carlos Slim

el fusil G36

rnw

rnw

Updated: Mon, 17 Feb 2014 14:30:00 GMT | By el TOQUE

México, muerte made in Germany

La venta de armas de la empresa alemana Heckler & Koch a México ha crecido, a pesar de que en sus políticas está prohibido enviarlas a zonas de conflicto.


El artículo 26 de la Constitución alemana
Las leyes alemanas prohíben la exportación de armas, sobre todo, de rifles de asalto a países con conflictos bélicos o donde se violen los derechos humanos. Sin embargo, es precisamente ahí donde la industria armamentista germana hace su agosto. La guerra es un gran negocio para los exportadores de armas.
Alemania legalmente le vende armas a México, sin embargo, hay una muy clara y expresa prohibición de que los rifles de asalto sean usados en Guerrero, Chiapas, Chihuahua y Jalisco.
Hay infinidad de fotos y videos que muestran los G36, precisamente, en las regiones donde están prohibidos.
El veto que rige en esas regiones es ilógico porque las mismas condiciones de violencia se dan en todo el país. Además, con la corrupción y la simbiosis existente entre el crimen organizado y los funcionarios públicos, las armas cambian de manos y de regiones con gran facilidad y rapidez.
Vemos cotidianamente en redes sociales y en las portadas de discos de narcocorridos que los delincuentes se fotografían con esas armas.
México compra a muchos países equipos bélicos que no solo están diseñados para uso militar, sino también para emplearse en contra de los ciudadanos, como puede ser para disolver manifestaciones.
Benditos sean los arrepentidos
En la fábrica Heckler & Koch todo funcionaba con normalidad hasta que uno de sus empleados tuvo una crisis de conciencia: ya no aguantó que las armas que él ayuda a construir cosecharan muerte y dolor.
Los rifles de asalto y las pistolas son vendidos sin ningún recato tanto a dictadores, como a guerrillas. Los G36 estuvieron tanto en manos de las tropas leales a Kadafi como en las de los rebeldes.
La gota que colmó el vaso para el ingeniero arrepentido fue México. Las armas alemanas están en manos de policías, ladrones, narcos, soldados, bandas criminales y verdaderos ejércitos al servicio del crimen organizado.
El empleado arrepentido vive en la clandestinidad y tiene contacto con la prensa sólo a través de su abogado.
Gracias por las gracias
La prensa alemana, en especial las cadenas de televisión, destaparon el escándalo de las armas de asalto en las provincias donde está prohibido su uso en México.
Inmediatamente Heckler & Koch declaró que no tenía conocimiento de la llegada de los G36 a las zonas vetadas.
El empleado arrepentido y otras personas hicieron llegar a la prensa y al experto en armas Jürgen Grässlin, fotos, videos y testimonios oculares del entrenamiento que los enviados de  Heckler & Koch le dieron a las “fuerzas del orden” de las zonas prohibidas.
A los policías, H&K les regaló lentes oscuros y gorras rojas con el emblema de la fábrica de armas más grande de Europa.
Por si fuera poco, también llegó a manos de la prensa un diploma emitido por el gobierno de Jalisco, de la Secretaría de Seguridad Pública, donde otorga un reconocimiento a Heckler & Koch por la demostración del fusil G36 en sus instalaciones. La constancia está firmada por Carolina Valdez Rizo, directora de la academia de policía.
En Jalisco, la capacitación fue el 24, 25 y 26 de diciembre de 2008. Ya desde 2006, Heckler & Koch le dio entrenamiento a la policía de Guerrero, en Chilpancingo, y parece que los capacitadores desconocían el veto para Guerrero.
Sin embargo, ese año, la fábrica recibió pedidos de de rifles y pistolas precisamente de Jalisco, Chiapas, Guerrero y Chihuahua.

Al tiempo que aumentaban los pedidos de armas, se quintuplicaron las denuncias de violaciones de los derechos humanos por parte del Ejército mexicano.
Los entrenamientos de H&K empezaron en el 2006 con el gobierno de Felipe Calderón. Al término de éste, ya había más de cien mil muertos por la violencia desatada en la fallida lucha contra las drogas que emprendió el entonces presidente.
El que no transa, no avanza
Jürgen Grässlin es un maestro de secundaria, pacifista, que en su defensa de los derechos humanos se convirtió en uno de los grandes expertos en armas.
Grässlin es la némesis de Heckler & Koch y en mayo de 2013 publicó El Libro Negro del Tráfico de Armas, en el que explicaba cómo Alemania se hace rico con la guerra.
Para la elaboración de este libro de 624 páginas, el Premio al Valor Civil estudió con lupa a las compañías armamentistas, sus productos, sus precios, sus clientes.
Grässlin cuenta con la simpatía de varias personas que de manera secreta le han hecho llegar documentos internos de las fábricas de armas, por lo que su texto está perfectamente documentado.
En la página 444 Grässlin narra que el general Aguilar (no da el nombre de pila), quien en 2002 era jefe de la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones en México durante el gobierno de Vicente Fox, pidió a Heckler & Koch 25 dólares de sobreprecio por cada G36 y 20 dólares por cada pistola que México les comprara, de lo contrario, le daría el contrato a otra compañía.
El sobreprecio no era problema porque a final de cuentas, el dinero saldría de los impuestos de los mexicanos, del erario público. Lo que sí exigió el general Aguilar es que el dinero se le pagara en efectivo a través de un mensajero.
Según los documentos del gobierno alemán se exportaron a México en 2005 18 rifles; en 2006 se autorizaron 2,025 armas largas. Para 2007, fueron 6,667 G36. En total en esos tres años el valor fue 7,783,352 euros. En aquellos años el tipo de cambio era más o menos de quince pesos por euro; así que hablamos de 109 millones de pesos.
En abril de 2010, Jürgen Grässlin emprendió un proceso legal en contra de Heckler & Koch. El juicio sigue su curso.

rnwrnw
Updated: Mon, 17 Feb 2014 14:30:00 GMT | By el TOQUE

México, muerte made in Germany

La venta de armas de la empresa alemana Heckler & Koch a México ha crecido, a pesar de que en sus políticas está prohibido enviarlas a zonas de conflicto.


El artículo 26 de la Constitución alemana
Las leyes alemanas prohíben la exportación de armas, sobre todo, de rifles de asalto a países con conflictos bélicos o donde se violen los derechos humanos. Sin embargo, es precisamente ahí donde la industria armamentista germana hace su agosto. La guerra es un gran negocio para los exportadores de armas.
Alemania legalmente le vende armas a México, sin embargo, hay una muy clara y expresa prohibición de que los rifles de asalto sean usados en Guerrero, Chiapas, Chihuahua y Jalisco.
Hay infinidad de fotos y videos que muestran los G36, precisamente, en las regiones donde están prohibidos.
El veto que rige en esas regiones es ilógico porque las mismas condiciones de violencia se dan en todo el país. Además, con la corrupción y la simbiosis existente entre el crimen organizado y los funcionarios públicos, las armas cambian de manos y de regiones con gran facilidad y rapidez.
Vemos cotidianamente en redes sociales y en las portadas de discos de narcocorridos que los delincuentes se fotografían con esas armas.
México compra a muchos países equipos bélicos que no solo están diseñados para uso militar, sino también para emplearse en contra de los ciudadanos, como puede ser para disolver manifestaciones.
Benditos sean los arrepentidos
En la fábrica Heckler & Koch todo funcionaba con normalidad hasta que uno de sus empleados tuvo una crisis de conciencia: ya no aguantó que las armas que él ayuda a construir cosecharan muerte y dolor.
Los rifles de asalto y las pistolas son vendidos sin ningún recato tanto a dictadores, como a guerrillas. Los G36 estuvieron tanto en manos de las tropas leales a Kadafi como en las de los rebeldes.
La gota que colmó el vaso para el ingeniero arrepentido fue México. Las armas alemanas están en manos de policías, ladrones, narcos, soldados, bandas criminales y verdaderos ejércitos al servicio del crimen organizado.
El empleado arrepentido vive en la clandestinidad y tiene contacto con la prensa sólo a través de su abogado.
Gracias por las gracias
La prensa alemana, en especial las cadenas de televisión, destaparon el escándalo de las armas de asalto en las provincias donde está prohibido su uso en México.
Inmediatamente Heckler & Koch declaró que no tenía conocimiento de la llegada de los G36 a las zonas vetadas.
El empleado arrepentido y otras personas hicieron llegar a la prensa y al experto en armas Jürgen Grässlin, fotos, videos y testimonios oculares del entrenamiento que los enviados de  Heckler & Koch le dieron a las “fuerzas del orden” de las zonas prohibidas.
A los policías, H&K les regaló lentes oscuros y gorras rojas con el emblema de la fábrica de armas más grande de Europa.
Por si fuera poco, también llegó a manos de la prensa un diploma emitido por el gobierno de Jalisco, de la Secretaría de Seguridad Pública, donde otorga un reconocimiento a Heckler & Koch por la demostración del fusil G36 en sus instalaciones. La constancia está firmada por Carolina Valdez Rizo, directora de la academia de policía.
En Jalisco, la capacitación fue el 24, 25 y 26 de diciembre de 2008. Ya desde 2006, Heckler & Koch le dio entrenamiento a la policía de Guerrero, en Chilpancingo, y parece que los capacitadores desconocían el veto para Guerrero.
Sin embargo, ese año, la fábrica recibió pedidos de de rifles y pistolas precisamente de Jalisco, Chiapas, Guerrero y Chihuahua.

Al tiempo que aumentaban los pedidos de armas, se quintuplicaron las denuncias de violaciones de los derechos humanos por parte del Ejército mexicano.
Los entrenamientos de H&K empezaron en el 2006 con el gobierno de Felipe Calderón. Al término de éste, ya había más de cien mil muertos por la violencia desatada en la fallida lucha contra las drogas que emprendió el entonces presidente.
El que no transa, no avanza
Jürgen Grässlin es un maestro de secundaria, pacifista, que en su defensa de los derechos humanos se convirtió en uno de los grandes expertos en armas.
Grässlin es la némesis de Heckler & Koch y en mayo de 2013 publicó El Libro Negro del Tráfico de Armas, en el que explicaba cómo Alemania se hace rico con la guerra.
Para la elaboración de este libro de 624 páginas, el Premio al Valor Civil estudió con lupa a las compañías armamentistas, sus productos, sus precios, sus clientes.
Grässlin cuenta con la simpatía de varias personas que de manera secreta le han hecho llegar documentos internos de las fábricas de armas, por lo que su texto está perfectamente documentado.
En la página 444 Grässlin narra que el general Aguilar (no da el nombre de pila), quien en 2002 era jefe de la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones en México durante el gobierno de Vicente Fox, pidió a Heckler & Koch 25 dólares de sobreprecio por cada G36 y 20 dólares por cada pistola que México les comprara, de lo contrario, le daría el contrato a otra compañía.
El sobreprecio no era problema porque a final de cuentas, el dinero saldría de los impuestos de los mexicanos, del erario público. Lo que sí exigió el general Aguilar es que el dinero se le pagara en efectivo a través de un mensajero.
Según los documentos del gobierno alemán se exportaron a México en 2005 18 rifles; en 2006 se autorizaron 2,025 armas largas. Para 2007, fueron 6,667 G36. En total en esos tres años el valor fue 7,783,352 euros. En aquellos años el tipo de cambio era más o menos de quince pesos por euro; así que hablamos de 109 millones de pesos.
En abril de 2010, Jürgen Grässlin emprendió un proceso legal en contra de Heckler & Koch. El juicio sigue su curso.

CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2014

CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2014

América

INFORMACIÓN A PRUEBA DE UNA VIOLENCIA MÚLTIPLE

Han pasado más de veinte años desde que América Latina y el Caribe dejaron de vivir –o casi– bajo el yugo de las dictaduras militares o bajo el fuego de las guerras civiles. Colombia es una excepción, el conflicto armado ha durado medio siglo. Cuba también se diferencia por su régimen, heredado de la guerra fría, que no tolera ningún contrapoder independiente, pero que a su vez ve la emergencia de una sociedad civil que lo obliga a replantear su “modelo”. Formalmente ha ganado un ambiente de paz y de instituciones democráticas. Formalmente, pues queda camino por recorrer para salvar la distancia que resta entre la garantía constitucional de las libertades públicas y un verdadero Estado de Derecho. Numerosos periodistas y defensores de los derechos humanos enfrentan todos los días una situación de violencia elevada y múltiple, generada por el crimen organizado, los paramilitares y, a veces, la represión del Estado.
Ejemplo de esta sangrienta confluencia, Honduras posee una tasa de homicidios similar a la de países en guerra: se registran en promedio al año 80 asesinatos por cada 100.000 habitantes (el país cuenta en total con sólo siete millones). En Honduras han sido asesinados treinta periodistas en una década; 27 de ellos perdieron la vida después del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, que derrocó al presidente electo, Manuel Zelaya. En nueve de estos casos se ha comprobado que el crimen estuvo relacionado con su actividad profesional. En este Estado fallido, la impunidad casi absoluta constituye la regla. Los atentados, las amenazas, las agresiones y hasta las “canonizaciones” de ciertos medios de comunicación, son obra tanto de las milicias privadas a sueldo de los terratenientes, del ejército y la policía (de estatus militar), como de los cárteles, muy presentes en la región.
Esto también sucede en América Central y en los Andes. En Perú y en Colombia la cobertura del narcotráfico, de la corrupción y de los conflictos territoriales o mineros incrementa en gran medida el riesgo de que los periodistas padezcan represalias. La esperanza –pequeña, pero real– de que pronto el gobierno de Bogotá y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) logren establecer un acuerdo de paz, no puede borrar la existencia del narco-paramilitarismo, también heredado de los años de guerra. ¿Cuántos periodistas –y junto con ellos sindicalistas, abogados y representantes de asociaciones– padecen la presión, a menudo fatal, de unidades paramilitares reconstituidas como los Urabeños o los Rastrojos?
En México estos predadores se llaman Zetas, aunque existen otras organizaciones criminales que actúan con la complicidad de las autoridades locales –y a veces federales– corruptas. El país arrastra un terrible balance: 88 periodistas asesinados y 18 desaparecidos entre 2000 y 2013; situación agravada por la llamada “ofensiva federal contra el narcotráfico”, emprendida bajo la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), que dejó como saldo más de 60 mil muertos.
Más al sur, en países como Brasil y Paraguay, el crimen organizado y su infiltración también obstaculizan la investigación y la información. En estos países, como sucede en los otros, la frágil condición de periodista se debe con frecuencia a su falta de estatus y a la poca solidaridad entre el gremio, pero también a la trágica sumisión de los medios de comunicación, sobre todo regionales, a los centros de poder. Verdadero esguince en el pluralismo y la independencia de la prensa, el “colonialismo” brasileño hace que el periodismo se convierta en instrumento de los barones locales, a la merced de los ajustes de cuentas políticos, en ocasiones mortales.
El periodista, junto con su medio de comunicación, también es un juguete político en los países que viven una fuerte polarización, en los que la oposición entre el sector privado y el público –o más bien el Estado– tiende al enfrentamiento. Venezuela lo ilustra de manera extrema. Los numerosos periodos electorales multiplicaron las ocasiones de invectivas y agresiones en el país. Este clima también se vive en Ecuador, Bolivia y, en menor medida, Argentina.

ESTADOS UNIDOS, BRASIL: LOS GIGANTES DEL NUEVO MUNDO NO PONEN EL EJEMPLO

Uno es una superpotencia; el otro, una potencia emergente. Uno encarnó durante mucho tiempo la democracia consolidada, donde las libertades públicas reinan. El otro, con el apoyo de una Constitución democrática adoptada solamente tres años después del final de su dictadura (1964-1985), creó durante la presidencia de Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) las condiciones de desarrollo de una sociedad civil poderosa. Ricos en sus diversidades, Estados Unidos y Brasil deberían poner en lo más alto la libertad de información, como norma jurídica y como valor. Por desgracia, la realidad está muy lejos de ser así.
En Estados Unidos, el 11 de septiembre de 2001 generó un profundo dilema entre: los imperativos de la seguridad nacional y los principios de la primera enmienda de la Constitución, que consagra el derecho de todo individuo a informar y a ser informado. La base constitucional de 1776 se estremeció con fuerza desde sus cimientos durante el doble mandato de George W. Bush, debido a las presiones, incluso el encarcelamiento, de ciertos periodistas que se negaban a revelar la identidad de sus fuentes o sus archivos a la justicia federal.
Desde que Barack Obama asumió sus funciones, la situación no ha mejorado sobre el fondo. ¿Ya no se persigue al periodista? Se caza a su fuente, usándolo a veces como ojeador. Al menos ocho personas han sido objeto de procesos legales con base en la ley de espionaje (Espionage Act) desde que Barack Obama llegó al poder; bajo el gobierno de Bush fueron tres. El año 2012 fue en parte el de Julian Assange, fundador de WikiLeaks. Con el año 2013 se recordará el nombre de Edward Snowden, informático subcontratado de la Agencia de Seguridad Nacional (National Security Agency, NSA), quien dio a conocer los programas de vigilancia masiva desarrollados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos. El “informante”, he allí el enemigo. De allí la pena de 35 años de prisión infligida al soldado Manning, acusado de ser el “topo” de WikiLeaks.
Una pena muy pequeña comparada con la que enfrenta el periodista independiente Barrett Brown, acusado de ser un hacker: 105 años de prisión. En un ambiente generalizado de rastreo de fuentes y de datos, el año 2013 quedará marcado por el escándalo de The Associated Press, provocado por la obtención, por parte del Departamento de Justicia, de los historiales de llamadas telefónicas de la agencia informativa.
En el norte, el periodismo de investigación vacila. En el sur, el periodismo diario aún es sinónimo de riesgos y peligros. Brasil, donde fueron asesinados cinco periodistas en el año 2013, se sitúa como el país más mortífero del continente para el gremio, un lugar que ocupaba hasta ahora un México mucho más sangriento.
Brasil le debe estas tragedias a su inseguridad, aún elevada. El crimen organizado se impone en algunas regiones, lo que vuelve peligroso abordar temas como la corrupción, la droga o el tráfico de materias primas. Las mafias vigilan. Las autoridades también; reprimiendo a veces con las armas, castigan muy duramente con procesos legales. Lúcio Flávio Pinto, periodista y bloguero que denunciaba el tráfico de maderas preciosas, enfrenta al menos 33 procesos judiciales. Paradoja de la revocación –en 2009– de la Ley de Prensa de 1967 heredada del régimen militar: las órdenes de censura a medios de comunicación y periodistas atiborran actualmente los tribunales, a petición de políticos que se sirven de una justicia complaciente.
Estos políticos son a menudo los llamados “coroneles”, gobernadores o parlamentarios dueños de su Estado, quienes localmente colonizan publicaciones y frecuencias audiovisuales. Mientras tanto, a escala nacional diez grandes grupos familiares se reparten el espacio de difusión. La “primavera brasileña”, duramente reprimida, también incluía la protesta contra un modelo mediático que se ha convertido en un obstáculo para el pluralismo. En perjuicio de numerosos medios de comunicación comunitarios y alternativos, el gigante tarda en reformarse en este sentido.

Brasil: una “primavera” emplomada

La fuerte represión policíaca que padeció Brasil en 2013 también afectó a los actores de la información. En el mes de junio estallaron importantes protestas por el anuncio de un aumento del precio del transporte público en São Paulo. La agitación se extendió por todo el país. La población tampoco aceptaba los gastos faraónicos hechos por el gobierno con miras a la Copa Mundial de Fútbol que se llevará a cabo en 2014 y los Juegos Olímpicos, que realizarán en 2016. Esta “primavera brasileña” también dio lugar a un fuerte cuestionamiento del modelo mediático dominante. Finalmente, puso de manifiesto las siniestras costumbres que conservan las policías militares de los Estados desde la época de la dictadura. Una centena de periodistas padeció la violencia durante las manifestaciones; más de dos tercios de estas agresiones se atribuyen a las fuerzas del orden.

LA REGULACIÓN DEL PAISAJE MEDIÁTICO, NUEVA BASTILLA DE LAS IZQUIERDAS DEL CONTINENTE
¿Las frecuencias audiovisuales se redistribuyen más fácilmente que las porciones de tierra? Sabemos cuánto la reforma agraria constituye, desde hace mucho, una marca de identidad para América Latina, que durante largo tiempo ha sido la campeona de las desigualdades sociales. Esta cuestión se encuentra presente de cierta forma en los retos actuales de los gobiernos progresistas del sur de la región: la democratización de las plataformas informativas y de difusión.
Al igual que el terreno cultivable, el campo mediático latinoamericano se distingue porque se concentra en pocas manos; los medios son escaparates de las oligarquías locales y nacionales. Este statu quo prevaleció gracias a mecanismos de radiodifusión consolidados bajo las dictaduras militares de los años 1960 y 1970, cuando los medios de comunicación constituían un coto privado bajo control. Por desgracia, el fin de la censura sistemática no acabó con la excesiva concentración de los medios, que aún obstaculiza un verdadero pluralismo. Brasil, Chile y Colombia ilustran esta situación. Más grave aún, las relaciones incestuosas entre los medios de comunicación dominantes y los centros de poder todavía dictan la agenda política en algunos países. Estos mismos medios de comunicación dominantes jugaron un rol clave en el golpe de Estado de Honduras, en 2009, y el golpe parlamentario de Paraguay, en 2012.
Por otra parte, el modelo mediático experimenta un profundo cuestionamiento, impulsado por los gobiernos progresistas que llegaron al poder con la ola electoral de los años 2000. Pero, ¿se trata de regular el espacio de difusión o a los medios de comunicación y sus actores? Las respuestas que pueden dar los países a esta pregunta contrastan mucho, en un ambiente de polarización.
Tanto en Argentina como en Uruguay se realiza una estricta reforma del marco audiovisual, a favor de legislaciones llamadas –por ambas partes del Río de la Plata– Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). La LSCA argentina, aprobada en 2009, fue pionera en su género porque reserva un tercio de las frecuencias audiovisuales a organismos sin fines de lucro. Esta disposición ofrece una verdadera oportunidad a medios de comunicación comunitarios, que abundan en el continente, pero que carecen de medios de transmisión e incluso son criminalizados. Debido a sus cláusulas que buscan evitar la concentración de medios y frecuencias en pocas manos, la LSCA lógicamente contraría los intereses del grupo Clarín, en conflicto abierto con la presidenta Cristina Kirchner desde 2008. Tras cuatro años de lucha judicial, el 29 de octubre de 2013 la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucionales los dos artículos por los cuales el grupo había interpuesto un recurso legal. Esto le impone ceder una parte de sus frecuencias audiovisuales y le impide que pueda ser a la vez, en la misma localidad, concesionario de un canal abierto y propietario de una empresa de producción y distribución televisual por cable.

Uruguay: un modelo de legislación

Votada en la Cámara de Diputados el 10 de diciembre de 2013, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) podría convertirse en una referencia en materia de regulación de los medios de comunicación. El país fue pionero en la región con una ley ad hoc de radios comunitarias, adoptada en 2007. La LSCA contempla redistribuir las frecuencias audiovisuales en tres partes iguales entre los diferentes medios de comunicación: privados, públicos y comunitarios. Asimismo, la LSCA ofrece una garantía importante al prohibir que se otorguen licencias de difusión de forma discrecional, según la línea editorial de las estaciones y los canales. El que exista poca polarización entre los medios de comunicación de este país –en comparación con sus vecinos– favorece a la nueva ley, al igual que el amplio debate que precedió su elaboración y que reunió a los diferentes actores de la sociedad civil.

Las disposiciones generales de la LSCA tuvieron una influencia directa en otras legislaciones de la región encaminadas a una distribución equitativa de las frecuencias audiovisuales entre los diferentes tipos de medios de comunicación (públicos, privados y comunitarios). La reforma de la Ley de Telecomunicaciones de Bolivia (2011) contempló este principio, al igual que la Ley Orgánica de Comunicación de Ecuador, adoptada el 14 de junio de 2013. Sin embargo, esta última sigue siendo criticada, pues establece que la información “de relevancia pública” de los medios de comunicación sea “verificada, contrastada, contextualizada y oportuna”.
Frente a los medios de comunicación privados –que con frecuencia son agresivos y desprestigian entre ellos mismos– el gobierno ecuatoriano cuenta ahora con el arma legal. También con un conjunto de medios de comunicación públicos o bajo su tutela (incautados), que ahora predominan entre las frecuencias nacionales. Finalmente puede valerse del gran maná que representa la publicidad oficial, indispensable para la supervivencia de numerosos medios de comunicación regionales. En Venezuela, la lógica de “guerra mediática” –que nació con el golpe de Estado de 2002– ha llevado al gobierno a buscar toda forma de regulación. El espacio audiovisual nacional está sometido casi por completo al Poder Ejecutivo y a sus cadenas (mensajes oficiales que se transmiten en cadena nacional y cuya difusión es obligatoria).


CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2014





América

INFORMACIÓN A PRUEBA DE UNA VIOLENCIA MÚLTIPLE
Han pasado más de veinte años desde que América Latina y el Caribe dejaron de vivir –o casi– bajo el yugo de las dictaduras militares o bajo el fuego de las guerras civiles. Colombia es una excepción, el conflicto armado ha durado medio siglo. Cuba también se diferencia por su régimen, heredado de la guerra fría, que no tolera ningún contrapoder independiente, pero que a su vez ve la emergencia de una sociedad civil que lo obliga a replantear su “modelo”. Formalmente ha ganado un ambiente de paz y de instituciones democráticas. Formalmente, pues queda camino por recorrer para salvar la distancia que resta entre la garantía constitucional de las libertades públicas y un verdadero Estado de Derecho. Numerosos periodistas y defensores de los derechos humanos enfrentan todos los días una situación de violencia elevada y múltiple, generada por el crimen organizado, los paramilitares y, a veces, la represión del Estado.
Ejemplo de esta sangrienta confluencia, Honduras posee una tasa de homicidios similar a la de países en guerra: se registran en promedio al año 80 asesinatos por cada 100.000 habitantes (el país cuenta en total con sólo siete millones). En Honduras han sido asesinados treinta periodistas en una década; 27 de ellos perdieron la vida después del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, que derrocó al presidente electo, Manuel Zelaya. En nueve de estos casos se ha comprobado que el crimen estuvo relacionado con su actividad profesional. En este Estado fallido, la impunidad casi absoluta constituye la regla. Los atentados, las amenazas, las agresiones y hasta las “canonizaciones” de ciertos medios de comunicación, son obra tanto de las milicias privadas a sueldo de los terratenientes, del ejército y la policía (de estatus militar), como de los cárteles, muy presentes en la región.
Esto también sucede en América Central y en los Andes. En Perú y en Colombia la cobertura del narcotráfico, de la corrupción y de los conflictos territoriales o mineros incrementa en gran medida el riesgo de que los periodistas padezcan represalias. La esperanza –pequeña, pero real– de que pronto el gobierno de Bogotá y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) logren establecer un acuerdo de paz, no puede borrar la existencia del narco-paramilitarismo, también heredado de los años de guerra. ¿Cuántos periodistas –y junto con ellos sindicalistas, abogados y representantes de asociaciones– padecen la presión, a menudo fatal, de unidades paramilitares reconstituidas como los Urabeños o los Rastrojos?
En México estos predadores se llaman Zetas, aunque existen otras organizaciones criminales que actúan con la complicidad de las autoridades locales –y a veces federales– corruptas. El país arrastra un terrible balance: 88 periodistas asesinados y 18 desaparecidos entre 2000 y 2013; situación agravada por la llamada “ofensiva federal contra el narcotráfico”, emprendida bajo la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), que dejó como saldo más de 60 mil muertos.
Más al sur, en países como Brasil y Paraguay, el crimen organizado y su infiltración también obstaculizan la investigación y la información. En estos países, como sucede en los otros, la frágil condición de periodista se debe con frecuencia a su falta de estatus y a la poca solidaridad entre el gremio, pero también a la trágica sumisión de los medios de comunicación, sobre todo regionales, a los centros de poder. Verdadero esguince en el pluralismo y la independencia de la prensa, el “colonialismo” brasileño hace que el periodismo se convierta en instrumento de los barones locales, a la merced de los ajustes de cuentas políticos, en ocasiones mortales.
El periodista, junto con su medio de comunicación, también es un juguete político en los países que viven una fuerte polarización, en los que la oposición entre el sector privado y el público –o más bien el Estado– tiende al enfrentamiento. Venezuela lo ilustra de manera extrema. Los numerosos periodos electorales multiplicaron las ocasiones de invectivas y agresiones en el país. Este clima también se vive en Ecuador, Bolivia y, en menor medida, Argentina.
ESTADOS UNIDOS, BRASIL: LOS GIGANTES DEL NUEVO MUNDO NO PONEN EL EJEMPLO
Uno es una superpotencia; el otro, una potencia emergente. Uno encarnó durante mucho tiempo la democracia consolidada, donde las libertades públicas reinan. El otro, con el apoyo de una Constitución democrática adoptada solamente tres años después del final de su dictadura (1964-1985), creó durante la presidencia de Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) las condiciones de desarrollo de una sociedad civil poderosa. Ricos en sus diversidades, Estados Unidos y Brasil deberían poner en lo más alto la libertad de información, como norma jurídica y como valor. Por desgracia, la realidad está muy lejos de ser así.
En Estados Unidos, el 11 de septiembre de 2001 generó un profundo dilema entre: los imperativos de la seguridad nacional y los principios de la primera enmienda de la Constitución, que consagra el derecho de todo individuo a informar y a ser informado. La base constitucional de 1776 se estremeció con fuerza desde sus cimientos durante el doble mandato de George W. Bush, debido a las presiones, incluso el encarcelamiento, de ciertos periodistas que se negaban a revelar la identidad de sus fuentes o sus archivos a la justicia federal.
Desde que Barack Obama asumió sus funciones, la situación no ha mejorado sobre el fondo. ¿Ya no se persigue al periodista? Se caza a su fuente, usándolo a veces como ojeador. Al menos ocho personas han sido objeto de procesos legales con base en la ley de espionaje (Espionage Act) desde que Barack Obama llegó al poder; bajo el gobierno de Bush fueron tres. El año 2012 fue en parte el de Julian Assange, fundador de WikiLeaks. Con el año 2013 se recordará el nombre de Edward Snowden, informático subcontratado de la Agencia de Seguridad Nacional (National Security Agency, NSA), quien dio a conocer los programas de vigilancia masiva desarrollados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos. El “informante”, he allí el enemigo. De allí la pena de 35 años de prisión infligida al soldado Manning, acusado de ser el “topo” de WikiLeaks.
Una pena muy pequeña comparada con la que enfrenta el periodista independiente Barrett Brown, acusado de ser un hacker: 105 años de prisión. En un ambiente generalizado de rastreo de fuentes y de datos, el año 2013 quedará marcado por el escándalo de The Associated Press, provocado por la obtención, por parte del Departamento de Justicia, de los historiales de llamadas telefónicas de la agencia informativa.
En el norte, el periodismo de investigación vacila. En el sur, el periodismo diario aún es sinónimo de riesgos y peligros. Brasil, donde fueron asesinados cinco periodistas en el año 2013, se sitúa como el país más mortífero del continente para el gremio, un lugar que ocupaba hasta ahora un México mucho más sangriento.
Brasil le debe estas tragedias a su inseguridad, aún elevada. El crimen organizado se impone en algunas regiones, lo que vuelve peligroso abordar temas como la corrupción, la droga o el tráfico de materias primas. Las mafias vigilan. Las autoridades también; reprimiendo a veces con las armas, castigan muy duramente con procesos legales. Lúcio Flávio Pinto, periodista y bloguero que denunciaba el tráfico de maderas preciosas, enfrenta al menos 33 procesos judiciales. Paradoja de la revocación –en 2009– de la Ley de Prensa de 1967 heredada del régimen militar: las órdenes de censura a medios de comunicación y periodistas atiborran actualmente los tribunales, a petición de políticos que se sirven de una justicia complaciente.
Estos políticos son a menudo los llamados “coroneles”, gobernadores o parlamentarios dueños de su Estado, quienes localmente colonizan publicaciones y frecuencias audiovisuales. Mientras tanto, a escala nacional diez grandes grupos familiares se reparten el espacio de difusión. La “primavera brasileña”, duramente reprimida, también incluía la protesta contra un modelo mediático que se ha convertido en un obstáculo para el pluralismo. En perjuicio de numerosos medios de comunicación comunitarios y alternativos, el gigante tarda en reformarse en este sentido.
Brasil: una “primavera” emplomada
La fuerte represión policíaca que padeció Brasil en 2013 también afectó a los actores de la información. En el mes de junio estallaron importantes protestas por el anuncio de un aumento del precio del transporte público en São Paulo. La agitación se extendió por todo el país. La población tampoco aceptaba los gastos faraónicos hechos por el gobierno con miras a la Copa Mundial de Fútbol que se llevará a cabo en 2014 y los Juegos Olímpicos, que realizarán en 2016. Esta “primavera brasileña” también dio lugar a un fuerte cuestionamiento del modelo mediático dominante. Finalmente, puso de manifiesto las siniestras costumbres que conservan las policías militares de los Estados desde la época de la dictadura. Una centena de periodistas padeció la violencia durante las manifestaciones; más de dos tercios de estas agresiones se atribuyen a las fuerzas del orden.
LA REGULACIÓN DEL PAISAJE MEDIÁTICO, NUEVA BASTILLA DE LAS IZQUIERDAS DEL CONTINENTE
¿Las frecuencias audiovisuales se redistribuyen más fácilmente que las porciones de tierra? Sabemos cuánto la reforma agraria constituye, desde hace mucho, una marca de identidad para América Latina, que durante largo tiempo ha sido la campeona de las desigualdades sociales. Esta cuestión se encuentra presente de cierta forma en los retos actuales de los gobiernos progresistas del sur de la región: la democratización de las plataformas informativas y de difusión.
Al igual que el terreno cultivable, el campo mediático latinoamericano se distingue porque se concentra en pocas manos; los medios son escaparates de las oligarquías locales y nacionales. Este statu quo prevaleció gracias a mecanismos de radiodifusión consolidados bajo las dictaduras militares de los años 1960 y 1970, cuando los medios de comunicación constituían un coto privado bajo control. Por desgracia, el fin de la censura sistemática no acabó con la excesiva concentración de los medios, que aún obstaculiza un verdadero pluralismo. Brasil, Chile y Colombia ilustran esta situación. Más grave aún, las relaciones incestuosas entre los medios de comunicación dominantes y los centros de poder todavía dictan la agenda política en algunos países. Estos mismos medios de comunicación dominantes jugaron un rol clave en el golpe de Estado de Honduras, en 2009, y el golpe parlamentario de Paraguay, en 2012.
Por otra parte, el modelo mediático experimenta un profundo cuestionamiento, impulsado por los gobiernos progresistas que llegaron al poder con la ola electoral de los años 2000. Pero, ¿se trata de regular el espacio de difusión o a los medios de comunicación y sus actores? Las respuestas que pueden dar los países a esta pregunta contrastan mucho, en un ambiente de polarización.
Tanto en Argentina como en Uruguay se realiza una estricta reforma del marco audiovisual, a favor de legislaciones llamadas –por ambas partes del Río de la Plata– Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). La LSCA argentina, aprobada en 2009, fue pionera en su género porque reserva un tercio de las frecuencias audiovisuales a organismos sin fines de lucro. Esta disposición ofrece una verdadera oportunidad a medios de comunicación comunitarios, que abundan en el continente, pero que carecen de medios de transmisión e incluso son criminalizados. Debido a sus cláusulas que buscan evitar la concentración de medios y frecuencias en pocas manos, la LSCA lógicamente contraría los intereses del grupo Clarín, en conflicto abierto con la presidenta Cristina Kirchner desde 2008. Tras cuatro años de lucha judicial, el 29 de octubre de 2013 la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucionales los dos artículos por los cuales el grupo había interpuesto un recurso legal. Esto le impone ceder una parte de sus frecuencias audiovisuales y le impide que pueda ser a la vez, en la misma localidad, concesionario de un canal abierto y propietario de una empresa de producción y distribución televisual por cable.
Uruguay: un modelo de legislación
Votada en la Cámara de Diputados el 10 de diciembre de 2013, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) podría convertirse en una referencia en materia de regulación de los medios de comunicación. El país fue pionero en la región con una ley ad hoc de radios comunitarias, adoptada en 2007. La LSCA contempla redistribuir las frecuencias audiovisuales en tres partes iguales entre los diferentes medios de comunicación: privados, públicos y comunitarios. Asimismo, la LSCA ofrece una garantía importante al prohibir que se otorguen licencias de difusión de forma discrecional, según la línea editorial de las estaciones y los canales. El que exista poca polarización entre los medios de comunicación de este país –en comparación con sus vecinos– favorece a la nueva ley, al igual que el amplio debate que precedió su elaboración y que reunió a los diferentes actores de la sociedad civil.
Las disposiciones generales de la LSCA tuvieron una influencia directa en otras legislaciones de la región encaminadas a una distribución equitativa de las frecuencias audiovisuales entre los diferentes tipos de medios de comunicación (públicos, privados y comunitarios). La reforma de la Ley de Telecomunicaciones de Bolivia (2011) contempló este principio, al igual que la Ley Orgánica de Comunicación de Ecuador, adoptada el 14 de junio de 2013. Sin embargo, esta última sigue siendo criticada, pues establece que la información “de relevancia pública” de los medios de comunicación sea “verificada, contrastada, contextualizada y oportuna”.
Frente a los medios de comunicación privados –que con frecuencia son agresivos y desprestigian entre ellos mismos– el gobierno ecuatoriano cuenta ahora con el arma legal. También con un conjunto de medios de comunicación públicos o bajo su tutela (incautados), que ahora predominan entre las frecuencias nacionales. Finalmente puede valerse del gran maná que representa la publicidad oficial, indispensable para la supervivencia de numerosos medios de comunicación regionales. En Venezuela, la lógica de “guerra mediática” –que nació con el golpe de Estado de 2002– ha llevado al gobierno a buscar toda forma de regulación. El espacio audiovisual nacional está sometido casi por completo al Poder Ejecutivo y a sus cadenas (mensajes oficiales que se transmiten en cadena nacional y cuya difusión es obligatoria).