Simojovel

28 jun 2015 7:13 AM.
Por: Redacción – xeu Noticias

Empresarios de Corea, China y Taiwán llegaron hace dos años a Simojovel, Chiapas, a comprar piezas de ámbar rojo y amarillo, considerado el de mayor calidad y belleza, agotando así de este material precioso a minas de 25 millones de años de antigüedad, denuncian habitantes de este municipio.

El periódico El Universal publica este domingo un reportaje que muestra la forma en que los asiáticos se han llevado el ámbar chiapaneco de localidades como La Pimienta, una comunidad tzotzil de Simojovel, donde sus habitantes, niños y adultos, trabajan de siete de la mañana a tres de la tarde para extraerlo de las minas por sueldos sumamente bajos.

La publicación detalla que el ámbar generó una nueva forma de hacer negocio, desde la renta de minas de aproximadamente seis mil pesos mensuales para exportarlo a China, Corea y Taiwán en donde es vendido en más de 600 pesos cada piedra, el equivalente al gramo de oro de 24 quilates, según declaraciones de artesanos chiapanecos.

Fuente: El Universal/

28 jun 2015 7:13 AM.
Por: Redacción – xeu Noticias

Empresarios de Corea, China y Taiwán llegaron hace dos años a Simojovel, Chiapas, a comprar piezas de ámbar rojo y amarillo, considerado el de mayor calidad y belleza, agotando así de este material precioso a minas de 25 millones de años de antigüedad, denuncian habitantes de este municipio.

El periódico El Universal publica este domingo un reportaje que muestra la forma en que los asiáticos se han llevado el ámbar chiapaneco de localidades como La Pimienta, una comunidad tzotzil de Simojovel, donde sus habitantes, niños y adultos, trabajan de siete de la mañana a tres de la tarde para extraerlo de las minas por sueldos sumamente bajos.

La publicación detalla que el ámbar generó una nueva forma de hacer negocio, desde la renta de minas de aproximadamente seis mil pesos mensuales para exportarlo a China, Corea y Taiwán en donde es vendido en más de 600 pesos cada piedra, el equivalente al gramo de oro de 24 quilates, según declaraciones de artesanos chiapanecos.

Fuente: El Universal/