Mosul en llamas

“Nuestros sufrimientos de hoy son el preludio de los que ustedes, europeos y cristianos occidentales, también sufrirán en el futuro próximo. Perdí mi diócesis. El lugar físico de mi apostolado fue ocupado por radicales islámicos que nos quieren convertidos o muertos. Entretanto, mi comunidad aún está viva.
Por favor, intenten comprendernos. Aquí, sus principios liberales y democráticos no valen nada. Ustedes deben considerar nuevamente nuestra realidad en el Oriente Medio, porque ustedes están acogiendo en sus países un número cada vez más grande de musulmanes. Ustedes también están en peligro.
Ustedes deben tomar decisiones fuertes y valientes, mismo al costo de contradecir sus principios. Ustedes piensan que todos los hombres son iguales, pero eso no es verdad: el Islán no dice que todos los hombres son iguales. Los valores de ustedes no son los valores de ellos. Si ustedes no comprendieren esa realidad suficientemente, ustedes se tornarán las víctimas del enemigo que acogen en sus casas”.
Arzobispo Católico Caldeo de Mosul, actualmente exilado en Erbil

La frustración del arzobispo es comprensible pero la intolerancia no se combate con intolerancia. el odio y la violencia no se combate con odio y violencia. Muy peligroso el mensaje del arzobispo. no que no sea un peligro la proliferación del extremismo islámico. Un tema complicado en cuanto a cual es la mejor solución, que sin duda no es el genocidio de los musulmanes que viven en occidente.

El Arzobispo se refiere al crecimiento del Islam en EE UU y la migración Islámica a Australia. El obispo habla claramente de hacer cosas contra los valores morales. No debemos andar acarreando cizaña en una situación tan delicada. El extremismo islámico es un problema para los musulmanes también y su origen viene de fuera del mundo musulmán. Es como aventar gasolina al fuego.



FRANCISCO CARRIÓNEspecial para EL MUNDO

El Cairo Actualizado: 24/07/2014 16:45 horas

El Estado Islámico ha ordenado que todas las niñas y mujeres entre 11 y 46 años de Mosul, la segunda ciudad de Irak, sean sometidas a la mutilación genital femenina, una práctica atroz poco común en el país árabe, ha denunciado este jueves la ONU.


“Nuestros sufrimientos de hoy son el preludio de los que ustedes, europeos y cristianos occidentales, también sufrirán en el futuro próximo. Perdí mi diócesis. El lugar físico de mi apostolado fue ocupado por radicales islámicos que nos quieren convertidos o muertos. Entretanto, mi comunidad aún está viva.
Por favor, intenten comprendernos. Aquí, sus principios liberales y democráticos no valen nada. Ustedes deben considerar nuevamente nuestra realidad en el Oriente Medio, porque ustedes están acogiendo en sus países un número cada vez más grande de musulmanes. Ustedes también están en peligro.
Ustedes deben tomar decisiones fuertes y valientes, mismo al costo de contradecir sus principios. Ustedes piensan que todos los hombres son iguales, pero eso no es verdad: el Islán no dice que todos los hombres son iguales. Los valores de ustedes no son los valores de ellos. Si ustedes no comprendieren esa realidad suficientemente, ustedes se tornarán las víctimas del enemigo que acogen en sus casas”.
Arzobispo Católico Caldeo de Mosul, actualmente exilado en Erbil

La frustración del arzobispo es comprensible pero la intolerancia no se combate con intolerancia. el odio y la violencia no se combate con odio y violencia. Muy peligroso el mensaje del arzobispo. no que no sea un peligro la proliferación del extremismo islámico. Un tema complicado en cuanto a cual es la mejor solución, que sin duda no es el genocidio de los musulmanes que viven en occidente.

El Arzobispo se refiere al crecimiento del Islam en EE UU y la migración Islámica a Australia. El obispo habla claramente de hacer cosas contra los valores morales. No debemos andar acarreando cizaña en una situación tan delicada. El extremismo islámico es un problema para los musulmanes también y su origen viene de fuera del mundo musulmán. Es como aventar gasolina al fuego.



FRANCISCO CARRIÓNEspecial para EL MUNDO

El Cairo Actualizado: 24/07/2014 16:45 horas

El Estado Islámico ha ordenado que todas las niñas y mujeres entre 11 y 46 años de Mosul, la segunda ciudad de Irak, sean sometidas a la mutilación genital femenina, una práctica atroz poco común en el país árabe, ha denunciado este jueves la ONU.