Un Buda

Un mono veí­a con angustia como un pez nadaba en el agua del rí­o. El se habí­a caí­do una vez y casi se ahoga.

El mono decide salvar al pez, lo saca del agua y lo deja en la orilla. Lo invade una alegrí­a inmensa y sube a su árbol a regocijarse de su buena acción. El pez se retuerce en la orilla de dolor hasta morir.

Referencia: Un Buda de Refecas

Deja un comentario